Rankia Chile
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores créditos, becas y préstamos
Los mejores créditos, becas y préstamos de consumo, estudios...
Descubre los pasos para contratar un crédito hipotecario.

¿Puedo pedir un crédito para pagar otros?

¿Es prudente pedir un crédito para pagar otros? Al solicitar un crédito bancario o de cualquier otra naturaleza, estamos asumiendo una responsabilidad de pago que es importante cumplir con puntualidad para garantizar nuestra buena reputación e historial crediticio. Sin embargo, en ocasiones los gastos hacen que las deudas se salgan de control y se hace difícil pagarlas. Por eso muchos se preguntan, ¿puedo pedir un crédito para pagar otros?

 

¿Puedo pedir un crédito para pagar otros?

 

 

¿Puedo pedir un crédito para pagar otros?

Técnicamente, la respuesta es sí, pero depende de algunos factores, como por ejemplo que no estés en Dicom, o que tu deuda actual no sobrepase el porcentaje de endeudamiento en base a tus ingresos netos mensuales que permite la Ley. Pero lo que realmente te debes preguntar es, ¿es prudente pedir un crédito para pagar otros?

Para responder esta pregunta es importante referirse al sobreendeudamiento, que es el estado en el que una persona debe más de lo que puede pagar. Cuando esto ocurre muchas personas se siente tentadas a pedir un crédito para pagar otros pensando que así saldrán más rápido de compromisos viejos y sólo rotarán la fecha para quedar con uno más vigente.

Pero esto es una ilusión y es el inicio de una gran catástrofe financiera. Esto se debe a que si ya estás en un estado de sobreendeudamiento es muy poco probable, para no decir imposible, que pedir un nuevo crédito para pagar otros compromisos ya que tu comportamiento financiero demuestra que no has sido capaz de cumplir con tus otras obligaciones de pago. Es por esto que tomar esta decisión no es la más acertada, en especial cuando no sabemos cómo lidiar con las deudas existentes.

Es cierto que existen muchos préstamos rápidos en internet a los que puedes acceder aún si estás en Dicom, pero esto es una carga más ya que, al igual que un crédito bancario, este pequeño préstamo se añade a tu lista en el historial de crédito y puedes terminar quedando peor que al principio.

Por otra parte, pedir un préstamo para pagar otros no solo se limita a los préstamos bancarios o por internet, también hay quienes recurren a pedir prestado a familiares o amigos. Esto puede ser contraproducente porque el exceso de confianza puede hacerte ver ese compromiso como algo menos importante y quedar con muy mala fama con tus parientes o amistades, incluso llegar al punto de discusiones o alejamiento.

En otras palabras, pagar unas deudas adquiriendo otras es como cavar un hoyo para tapar otro, nunca terminará con esa tarea si no tienes mejores ideas. Cuando adquieres más deudas sólo haces más precaria tu situación financiera porque comienzas pensando que destinarás todo el préstamo a pagar las demás deudas y terminas gastando gran parte del dinero n otras cosas. Al final adquiriste una nueva deuda y no saliste de las anteriores. Esto genera una propensión constante a endeudarte, tanto que termina convirtiéndose en parte de tus hábitos y de tu vida al punto que no lo puedes desarraigar. Es por esto que lo más prudente es evitar el exceso de deudas y ser más prácticos y ahorrativos.

 

En resumen, pedir un crédito para pagar otros puede resultar técnicamente fácil ya que si no puedes obtenerlo en el banco es probable que en internet consigas páginas de empresas que facilitan préstamos rápidos. Pero esta no es la solución, aunque así lo parezca. Para empezar, detecta tu situación financiera antes de que caiga en un abismo sin salida; si ya ves que te estás endeudando mucho, evita usar las tarjetas de crédito, no compres cosas superfluas y comienza a ahorrar. De esta manera evitarás estar ahogado en deudas y darte cuenta cuando ya sea demasiado tarde.

 

Simulador de tarjetas

Vamos a hacerle algunas preguntas para poder ayudarle a tomar la mejor decisión al elegir una tarjeta. Comparamos entre más de 30 tarjetas de 20 bancos diferentes. Es una simulación gratuita y sin compromiso. Cuando esté listo ¡empezamos!

Empezar simulación