¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Mejores créditos, becas y préstamos

Los mejores créditos, becas y préstamos de consumo, estudios...

Descubre los pasos para contratar un crédito hipotecario.

¿Puedo posponer el pago de mi crédito hipotecario?

De Acuerdo con cifras de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), Chile presenta un volumen de créditos hipotecarios para compra de vivienda equivalente al 25% del PIB, cifra tres veces mayor al promedio latinoamericano (8%). Prueba de que cada día son más los usuarios que acceden a este tipo de financiamiento y que deben considerar dentro de su presupuesto mensual el pago del crédito hipotecario. Pero...¿se puede posponer el pago del crédito?

 

¿Puedo posponer el pago de mi crédito hipotecario?

 

En este contexto, es importante exponer las diferentes reglas de juego de este servicio, con el fin de que los inversionistas tengan los elementos necesarios para administrarlo correctamente. Por eso, en esta ocasión conoceremos qué implica la posibilidad de posponer el pago del crédito hipotecario.

 

 

 

Opciones para aplazar el pago crédito hipotecario 

Las entidades financieras ofrecen dos opciones para diferir el pago de los dividendos, que incluso pueden coexistir en un mismo financiamiento si las partes lo acuerdan a la hora de firmar el contrato. 

Esta modalidad nos permite pagar el primer dividendo en una fecha posterior al primer vencimiento. Por lo general, el periodo de gracia oscila entre una y seis cuotas- aunque existen entidades- como el Banco de Chile, que alargan este plazo hasta un año.

Esta posibilidad tiene un costo para los clientes, porque durante los meses de gracia se suman al capital los intereses de ese periodo y de la prima de seguros. Por lo tanto, la deuda inicial se incrementa y el valor del dividendo a pagar es mucho más alto. 

  • Meses de no pago

Esta opción para posponer el pago del crédito hipotecario nos da la posibilidad de no pagar uno o más dividendos no consecutivos del crédito, siempre y cuando dicha condición haya quedado estipulada en la escritura contractual.

Tal y como sucede en los periodos de gracia, esta opción supone un aumento al valor del crédito. Como contrapartida al beneficio, se acumulan los intereses del dividendo no cancelado y se suman al saldo insoluto de la deuda. 

Las condiciones y características específicas de cada solución pueden variar en razón a múltiples variables, como las políticas internas del banco, el perfil de cliente, el monto del crédito, entre otras variables. Sin embargo, siempre suponen un incremento en el valor real del crédito. Además, también se aumenta el plazo para cancelar el crédito. Por lo tanto, es recomendable usarlas solo si la relación costo beneficio juega a favor del cliente. 

 

El refinanciamiento, una opción adicional

Esta no es una solución que nos permita posponer el pago del crédito hipotecario. Se trata de una jugada financiera que consiste en pedir un nuevo préstamo de compra de vivienda para saldar el que se encuentra en marcha. El objetivo es modificar las condiciones de financiamiento por unas más favorables, reduciendo el monto de la cuota mensual o del tiempo que nos resta para saldar la deuda. 

Una buena opción para darle un alivio a nuestras finanzas. 

Por lo demás, cabe señalar que entre nuestros derechos como clientes de préstamos para compra de vivienda podemos pedirle al banco que nos entregue una liquidación del crédito y el costo de su terminación anticipada. Esto con el fin de saldar la deuda antes de lo previsto, en caso de que tengamos una ganancia ocasional y consideremos prudente liberarnos de obligaciones. 

 

¿Buscas un crédito hipotecario?

Toda la información que debes de conocer antes de contratar un crédito hipotecario, descarga este manual con el que podrás ver todo lo relacionado con los créditos hipotecarios y cómo cancelar el crédito si no puedes pagar las cuotas.

Descargar manual 

 

Autor del blog

Envía tu consulta