Rankia Chile
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog La macroeconomía al descubierto.
Analizando las contradicciones del mercado

Cambios Siderales

 

Estos últimos días me ha dado por repasar las pullas literarias que se dedicaban Luis de Góngora y Francisco de Quevedo; que junto a Cervantes, tal vez sean las figuras más conocidas y emblemáticas del Siglo de Oro de las letras castellanas. Esos tipos se odiaban de verdad. Aprovechaban cualquier oportunidad para atacarse, ridiculizarse y desprestigiarse ante los demás. De todos es conocido que Quevedo definió a su contemporáneo como un hombre a una nariz pegado –para denunciar falsamente su condición de judío-; tras lo cuál Góngora lo llamó don Francisco de Quebebo. Supongo que entenderéis el por qué… Leyéndolos me moría de la risa. Durante años estuvieron machacándose para mayor gloria de la literatura española. Y es que en juego no sólo estaban su prestigio y su “honor”, sino jugosos contratos como secretarios de los Grandes de España que intentaban ganar cuotas de poder en la corte de los Austrias.

En cualquier caso, fueron escritores brillantes. Aunque si tuviera que elegir a uno de los dos, me quedaría con Quevedo. A pesar de que dijera aquello de que el catalán es la criatura más triste y miserable que Dios crió. Y otras lindezas parecidas. Eso le duele a mi corazoncito catalán… En fin, correré un tupido velo. Sobre todo porque entiendo los motivos del enfado de don Francisco. Pues Cataluña se negó a apoyar con hombres, armas y dinero, a la política imperial del Conde-duque de Olivares (es más, le hizo la guerra). Dicho esto, me interesa Quevedo porque durante su vida desfilaron tres reyes y fue un testigo de primera mano del zénit y  posterior decadencia del Imperio Español. Y claro, al repasar su obra me encontré con estos conocidos versos de uno de sus sonetos:

  • Nace en las Indias honrado,
  • Donde el mundo le acompaña;
  • Viene a morir en España,
  • Y es en Génova enterrado.
  • Y pues quien le trae al lado
  • Es hermoso, aunque sea fiero,
  • Poderoso caballero
  • Es don dinero.

Menudo genio! Tenía una mente excepcional. Ya que en esas líneas resume magistralmente la esencia de las políticas mercantilistas de entonces.

 

¿Qué fue el Mercantilismo?

Desde luego, no voy a definirlo. La mejor manera de entender esta ideología que más tarde dio origen al Capitalismo es profundizando en las políticas económicas que pusieron en marcha las monarquías de la Historia Moderna. En aquella época todo el mundo peleaba a muerte por la tenencia de los metales preciosos; ya que sin ellos los gobiernos no podían emitir moneda. Y sin moneda, el comercio flaqueaba por la falta de crédito. Por no hablar de las connotaciones fiscales de todo esto… Así que se trataba de un asunto muy serio. Debido a que España contaba con el suministro “inagotable” de la plata y el oro americanos –que consiguió a base de explotar, esclavizar y exterminar a casi toda la población indígena (la tasa de mortalidad entre los indios llegó al 90% durante la Colonia)-, la mayoría de los países europeos entendieron que sólo podrían conseguir una parte de ese botín mediante la implantación de políticas ultra proteccionistas que sólo podían beneficiar a sus respectivos mercados nacionales.

De este modo, las élites de Inglaterra, Francia y de las Provincias Unidas (Holanda), subieron los aranceles para fomentar al máximo las exportaciones y reducir al mínimo las importaciones. Eso por un lado. Por el otro patrocinaron la creación de monopolios comerciales privados y desactivaron el poder de los gremios para potenciar el desarrollo industrial por la vía de las rebajas salariales. Naturalmente, estas medidas crearon bastante mal rollo entre los países del norte de Europa; que es lo que suele pasar cuando se instaura un tipo de comercio negativo en el que sólo puede ganar una de las partes. Sin embargo esas tensiones salieron después… Sobre todo a partir del primer tercio del s. XVII, cuando el Imperio Español inició su larga travesía hacia el ocaso. Hasta entonces, al menos, enfocaron todas sus energías en interactuar con la monarquía de los Austrias. Fuera por las buenas o por las malas.

Interactuar por las buenas significaba que esas naciones colocaban sus productos en la Península Ibérica a cambio de “nuestros” metales preciosos, que emigraban hacia el N de Europa. A nuestros reyes eso les parecía bien porque no tenían ningún incentivo para desarrollar el mercado interno ni en atacar el poder de los gremios. Ni quisieron desmantelar los privilegios fiscales de los territorios que pertenecieron a la Corona de Aragón. Sólo tenían que sentarse a esperar el oro “honrado” que venía de las Américas para luego irse de compras por el extranjero. Y si por alguna razón no lo recibían a su debido tiempo; daba igual, los banqueros flamencos o genoveses les adelantaban el dinero a cambio de jugosísimos intereses. De ahí procede en buena parte la denuncia de Quevedo… Pero es fácil juzgar a posteriori. Y es que España tenía un grave problema con la subida de los precios provocados por el aumento de la circulación de la moneda. Encarecía los costes de las manufacturas patrias y generaba violentas burbujas que las élites manipulaban a su antojo, mediante el uso partidista del crédito, para esquilmar al común de los ciudadanos –por ejemplo en el boom que experimentó la agricultura hasta finales del s. XVI-.

Fuera como fuera, los franceses, los holandeses y los ingleses se comieron buena parte de nuestra inflación cuando decidieron vendernos sus productos. Lo cuál creó bastantes problemas en Francia (Jean Bodin se lamentaba por ello). En cambio, los holandeses y los ingleses se las ingeniaron para crear las primeras  sociedades por acciones –las Compañías de las Indias-, a las que se atribuye la consolidación del comercio de ultramar entre Asia y el Viejo Continente. Dicho comercio demostró ser extremadamente beneficioso. A cambio del oro y de la plata americanas, los hindúes les vendían sedas y especias cuyo precio se multiplicaba por varios enteros al llegar a Europa. Y sin con toda esa fortuna no tenían suficiente… entonces la oligarquía de esos países pasaba al Plan B; es decir, a enfrentarse con los Austrias por la vía militar al financiar la actividad de los corsarios. Esta actividad también era muy lucrativa, pero peligrosa, ya que la mayoría de los grandes piratas de los siglos XVI y XVII –empezando por Francis Drake- fueron ajusticiados por los españoles durante sus correrías por América.

De este periodo de la historia pueden sacarse varias y valiosas conclusiones. La afluencia de metales preciosos desde las colonias provocó en la península una especie de quantitative easing de la época que nuestros reyes no supieron o no quisieron atajar. Lo que inevitablemente creó burbujas en algunos activos. Aunque quizá lo más dramático fue el progresivo empobrecimiento del mercado laboral, que agonizaba entre el paro y la constante pérdida de capacidad adquisitiva, como consecuencia de una monumental deslocalización industrial desde el S hacia el N de Europa. La otrora pujante industria textil castellana –la niña de los ojos de los Reyes Católicos-, fue aniquilada por la competencia de los paños holandeses. Y así en tantas otras cosas. En cambio, para los países que pusieron en marcha esas políticas mercantilistas el camino fue muy distinto (no exento de grandes penalidades). Algunos perdieron la soberanía y luego volvieron a recuperarla. Sin embargo en un momento dado de su travesía por el desierto la tenencia de metales preciosos para confeccionar su moneda alcanzó la suficiente “masa crítica” para que éstos pudieran desarrollar su industria tanto dentro como fuera de sus fronteras. Creo que entender esto es un asunto de suma importancia. No sólo por las repercusiones que tuvo después respecto al nacimiento del Capitalismo, sino porque esas dinámicas siguen plenamente vigentes en el mundo actual.

De todos modos, cuando echo la vista atrás… No puedo reprimir cierta “melancolía” por los tiempos en que España fue una nación soberana e independiente.

 

Juegos de palabras

De verdad que los seres a menudo nos “perdemos” con las palabras, los conceptos y las definiciones que nos inventamos para conocer la realidad. Aunque suene un poco filosófico. Muchas veces esa confusión es inducida por los políticos y sus media afines; pero en otras, simplemente, nos hacemos la picha un lío.

Tras la caída del muro de Berlín y la desintegración del bloque soviético en 1989-1990, todo el mundo empezó a hablar de la “globalización”. Un vocablo que sigue de moda 25 años después que se ha convertido en una especie de cajón de sastre para explicar los cambios geopolíticos, económicos y sociales que se han desparramado por el planeta desde entonces. Y claro, tras la globalización pronto apareció su antítesis: la antiglobalización. Otro marasmo conceptual que nadie sabe a ciencia cierta de que va ni cuáles son sus implicaciones reales. Por poner un ejemplo… Desde que los capitales extranjeros empezaron a fluir hacia China tras la matanza de Tian’anmen, los grupos antiglobalización –a menudo relacionados con la extrema izquierda anticapitalista-, denunciaron las deplorables condiciones de vida de la clase obrera asiática que se veía obligada a trabajar por cuatro chavos para que nosotros, los occidentales, pudiéramos seguir viviendo como reyes. Un discurso que todavía tiene mucha aceptación social y que a mi siempre me ha parecido muy simplista y maniqueo. Sobre todo si atendemos en lo que se está convirtiendo la China actual. Por motivos familiares conozco la realidad de ese país desde hace un montón de años y sé que, en líneas generales, los cambios socioeconómicos que está experimentando son para bien. Digan lo que digan los agoreros. Por eso creo que los que la liaron parda en Seattle durante la cumbre la OMC a finales de 1999 deberían reflexionar un poco; pues no todo es “blanco” o “negro”, ni el libre comercio ha sido tan malo para los países muertos de hambre que recibieron ese flujo de inversiones.

Es más, si yo fuera uno de ellos me preocuparía por la increíble fuga de puestos de trabajo de Occidente a Oriente. La falta de comprensión de la realidad macroeconómica tiene a toda la izquierda mundial sumida en el caos. Y si por alguna razón alguno de sus dirigentes o intelectuales la entiende… cierra la boca porque sus propuestas para solucionar esa emigración del empleo parecerían reaccionarias a sus compañeros de partido.

Respecto a las élites económicas que defendieron el término de la “globalización” también hay grandes contradicciones. Pero hablaré de ellas más adelante.

 

Bienvenidos al neomercantilismo

Tampoco voy a definir el neomercantilismo como doctrina económica. Se lo voy a dejar a los economistas… Lo que sí voy a hacer es contaros desde mi humilde punto de vista lo que observo a mi alrededor.

Antes os decía que tras el colapso de la URSS los capitales occidentales comenzaron a invertir en masa en la economía china. Probablemente nunca sabremos si los acontecimientos de Tian’anmen fueron una “revolución de colores” patrocinada por Estados Unidos o un movimiento original que surgió en China. Lo que sí sabemos es que tras la represión de los estudiantes que murieron en esa plaza, el dinero empezó a llegar; tal vez, sólo tal vez, porque las autoridades de Pekín demostraron ser gente de fiar –parafraseando a George Bush hijo-.

El acuerdo entre China y Occidente era inevitable porque ambas partes lo deseaban. El gigante asiático ofrecía mano de obra barata, seguridad en las inversiones y reciprocidad –porque desde el principio, no nos engañemos, se sabía que compraría deuda pública norteamericana y europea-. En cambio, para los inversores el trato era muy beneficioso porque les ayudaba a reducir los costes salariales en sus países de origen y porque se abría ante ellos el acceso a nuevos mercados que antes tenían vedados.

En cierto modo, entiendo las quejas de algunos grupos antiglobalización –sin duda los más avispados-; ya que, básicamente, lo que se les prometía es que los sueldos de la clase media jamás volverían a ser los mismos pero que se verían compensados por la deflación importada desde Asia. Vamos, una mentira en toda regla. Pues esta dinámica sólo podía reforzar la deslocalización industrial del oeste hacia el este e incrementar el desempleo del Primer Mundo.

El PIB industrial de Estados Unidos lleva décadas cayendo a plomo –lo cuál ha sido “compensado” por las burbujas promovidas desde el sector Financiero-

Es un asunto interesante, ¿no? Cuesta entender las motivaciones de los gobernantes de entonces. Es posible que algunos creyeran que  la pérdida de la capacidad adquisitiva no sería tan pronunciada debido al envejecimiento de la población y a la reducción de la población activa (aunque eso nos llevara en el futuro a una gran crisis fiscal y a un crecimiento insoportable de la deuda por el sobrecoste de las pensiones). Y también podría ser que la mayoría conociera de antemano la insostenibilidad del Sistema y le importara un carajo. Sabe Dios…

En cualquier caso, para nuestra oligarquía la globalización parecía una apuesta ganadora. Sin embargo “olvidaron” un par de cosillas que me gustaría comentar. En primer lugar, pasaron por alto que la mayoría de los países asiáticos son unos proteccionistas de toma y lomo que imponen elevados aranceles para proteger a sus industrias nacionales (si en China son altos, en la India son directamente escandalosos –será por la rueca que llevan en la bandera-). Y en segundo lugar porque no calcularon las consecuencias que a largo plazo tendría para Occidente que los países re-emergentes acumularan en el balance de sus Bancos Centrales tantas reservas en dólares, euros o yenes.

Por eso os digo que a nadie a ciencia cierta sabía de lo que hablaba cuando se refería a la “globalización” o “antiglobalización”. Creo que Obama y otros líderes tendrían que jugar al “ouija” para entrar en contacto con el espíritu de Quevedo para que éste pudiera iluminarles con su pluma… Pues veo muchas similitudes entre lo que sucede actualmente y lo que pasó en el s. XVII. Estamos inmersos en una crisis de final de superciclo –de esas que se dan cada 400 o 500 años- y casi nadie parece darse cuenta de ello (los del LEAP2020 sí lo ven, pero estoy tan alejado de su “diagnóstico” que ni siquiera voy a comentarlo). Quevedo podría explicarle a don Mariano Rajoy que la situación no es nueva. Que Estados Unidos y la U.E. se enfrentan a una situación muy parecida a la que se vivió durante la España de los Austrias. Y es que debido a la deslocalización industrial y a nuestra pérdida de competitividad, se ha producido una brutal acumulación de capital en los países re-emergentes que está desplazando el centro geográfico de la economía mundial como no se ha había visto en… 1000 años!!

El poder económico regresa rápidamente donde estaba hace 1000 años. En Asia. Es así porque el crecimiento del PIB de cualquier país está íntimamente relacionado con su proceso de urbanización (pues es en las ciudades donde se realiza la mayor especialización del trabajo y dónde el dinero obtiene mejor rentabilidad). Y en este proceso, China es el campeón indiscutible.

Fuente: McKinsey Global Institute

Asimismo, este cambio en los flujos de capital tiene implicaciones impactantes. Pues ha llegado el momento en que China y los BRICS han llegado a la mayoría de edad para emanciparse de la tutela del sistema financiero occidental. Del mismo modo en que, en su día, Holanda e Inglaterra alcanzaron la suya cuando acumularon suficientes metales preciosos para independizarse de España. La Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), el Banco de los BRICS o el Banco Asiático en Inversiones e Infraestructuras (BAII) son una muestra de esta nueva realidad que, en muy poco tiempo, dejará al Banco Mundial o al FMI en un segundo plano. O dicho de otro modo: toda la estructura montada en Bretton Woods en 1944, así como los excelentes razonamientos que Robert Triffin planteó en su famoso dilema, se tambalean. Quizá por eso, no hace tanto, el ex presidente de China Hu Jintao declaró aquello de: el dólar es cosa del pasado.

Por otro lado, los BRICS hacen lo que tienen que hacer. Desarrollan sus mercados internos –en China el peso del PIB del sector servicios ya supera al de las manufacturas-, mientras se preparan para conquistar los mercados de medio mundo. Con o sin el BAII, los planes en inversión en infraestructuras del gigante asiático tanto en Latinoamérica como en Asia, quitan el hipo. Y francamente, no creo que se haya visto nada igual desde la época de los faraones… Sólo hay que fijarse en la magnitud de esos proyectos para entenderlo. Ahora bien, para conseguirlo necesitarán energía barata y algo de financiación extra a pesar de sus cuantiosas reservas en divisas. Respecto al tema de la energía, las autoridades de Pekín están construyendo una vastísima red de oleoductos por toda Asia y Oceanía que asegurará sus necesidades energéticas durante las próximas décadas –así como la de sus países asociados-. En este sentido, es divertido observar como los rusos, los indios y los paquis han enterrado rápidamente las viejas rencillas históricas con China en aras del bien común.

Oleoductos en construcción y que se construirán con la financiación del BAII –básicamente, de GNL-

Es más, si a los oleoductos le añadimos la nueva red de carreteras, líneas de ferrocarril, los puertos y aeropuertos y demás, cualquiera diría que estamos en el s. XXI. Y es que no sé por qué me estoy acordando de la increíble infraestructura de calzadas romanas que durante la época del emperador Adriano, traían hacia Roma productos desde 3 continentes diferentes. Que sé yo, puede que esté desvariando… O quizá estén desvariando los de Bloomberg; que tras anticipar el estallido de las mil burbujas de China incansablemente una y otra vez, ahora contemplan como la bolsa de Shanghái ha duplicado su valor en tan sólo 1 año. ¿Qué saben los inversores que no sepan los de Bloomberg? Nada, me temo. Todos invierten por la puerta de atrás en los mercados asiáticos para beneficiarse de las jugosas perspectivas a medio y largo plazo. También en Rusia.

No olvidemos que el dinero es infiel.

Sin embargo a nivel geopolítico, la música es distinta (algún día tendría que hacer un artículo sólo para explicar la relación existente entre los mercados energéticos y los diferentes conflictos bélicos que observamos en Asia y en Oriente Medio). El principal problema, en mi modesta opinión, es que Estados Unidos y la U.E. pueden quedarse al margen de la iniciativa promovida por los BRICS. No sólo perderán esos mercados, sino que podrían tener que conformarse con el acceso de fuentes de energía caras que lastrarán su crecimiento económico –incluso Arabia Saudí tendrá que darle “unas vueltas” al tema de sus exportaciones de petróleo, habida cuenta de que China ya es su principal cliente-. Por eso entiendo el cabreo de Larry Summers con la administración de Barack Obama por negarse a financiar el BAII. Sobre todo, porque la dinámica desatada en Asia podría ayudar a la FED a controlar la gigantesca oferta monetaria que han creado en los últimos años a través de los QE. Hay que entender que lo que proponen los chinos a través del BAII es un gigantesco plan de desarrollo keynesiano basado en la economía REAL; que multiplicará con el tiempo el valor de las inversiones y que necesitará mucho dinero para llevarse a cabo. Se trata de un tipo de comercio en el que 1+1 son 3; y no 0, como pasó en la era del mercantilismo clásico.

En cambio los ingleses lo han entendido. Y no sólo eso, sino que el gobierno de Cameron amenaza con abandonar la Unión Europea si, finalmente, queda en el bando de los perdedores. Je je… Lo siento pero no puedo reprimir la risa. Pues siguen siendo los mismos piratas que eran durante los siglos XVI y XVII; siempre dispuestos a abandonar el barco cuando huelen el peligro –no me extraña que Nixon y Kissinger los odiaran por su falta de “lealtad”-. Y otro tanto podría decirse de los suizos que en aquella época estaban al servicio de España como mercenarios de los tercios y que ahora sólo responden a sus intereses particulares… Todos ellos se han apuntado al BAII. Y es que fuera de él sólo quedan los estadounidenses, los canadienses, los mexicanos, los australianos y los japoneses que imploran a Putin la extensión de los oleoductos rusos hasta su territorio.

En fin. Ya que los yanquis nunca agradecieron la ayuda militar que les proporcionamos en su lucha por la independencia contra los ingleses; al menos, podrían estudiar nuestra historia para saber lo que “les espera”. Y si no quieren… Pues que lean a Quevedo!

 

Un abrazo amigos/as!!

  1. #1

    Beamspot

    Excelente, como siempre.

    Me permito el peligro de añadir un pequeño y muy malintencionado comentario.

    En China, al igual que en Rusia, hay un elemento que nunca se comenta y que, sin embargo, es de vital trascendencia e importancia.

    Y tu lo sabes, lo conoces, lo hablas, aunque aquí no lo mencionas. Estoy convencido que con muchísima razón, por eso.

    Me refiero a que lo que ha convertido a China en la fábrica del mundo, y la misma base que está dando a Rusia su vidilla en estos momentos, es la matriz energética.

    China consume sobre todo carbón. Rusia, gas. Sobre todo el primero, ha ido bajando de precio desde hace algún tiempo, lo cual, y teniendo en cuenta que la indústria tiene un elevado consumo energético (destrozando tanto la 'intensidad energética' como la emisión de tóxicos - no sólo CO2 - asociada), junto a mano de obra barata, materias primas abundantes y baratas (al no tener regulación medioambiental, léase los valles del cáncer o de la muerte, la contaminación de los acuíferos, Bayun Obo, etc), el resultado es que el resto del mundo no puede competir.

    Bien dices que vamos a volver al carbón, junto al gas.

    Yo más bien digo que los que ya están en el carbón y el gas son los que van a quedar, mientras el resto quebramos y nos vamos al garete.

    Por cierto, y dado que la cabra tira p'al monte. En China las motos eléctricas han experimentado un auténtico boom.

    Lógico, para quien iba en bicicleta, ahora con una amotillo a pilas 'ha progresado', mientras que los adinerados, lucen gastos de importación (Königseggs a gasolina, por poner un ejemplo). Los de los vehículos eléctricos, por su asociación con las amotillos de los proletariados, no 'molan' (léase fiasco de Tesla en China).

    Claro que dichas motos contaminan más, puesto que la emisión de CO2 es elevadísima por ser las eléctricas (con las que hacen, además, las fotovoltaicas que luego se instalan en la parte del mundo donde menos CO2 se emita) a base de carbón. Muchos días apenas se ve el sol en según que mega-ciudades (y algunas fábricas, como FoxConn, con 60000 empleados, lo son).

    O sea, que además de hacer menos deporte (ya no usan bici), contaminar más, vivir mejor (con mejores sueldos y comida), electrificarse, resulta que tienen gravísimos problemas de polución y, asociados, de salud. Más de la mitad de la población con riesgo de diabetes.

    Si atenemos además que la 'calidad' del carbón (se ha pasado de la antracita al lignito y carbón vegetal) ha ido cayendo con los años, y que con ella sube no sólo la emisión de CO2, si no, sobre todo, la de otros contaminantes, me temo que la situación no va por buen camino, nisiquiera para China, aunque ellos lo tienen mucho mejor que nosotros (al menos, su economía, como bien dices, es REAL).

    Cambiando de tercio, otra explicacion sobre el dilema de Triffin y sus consecuencias: http://armstrongeconomics.com/archives/31006

    Un abrazo, maestro. Siempre es un gran placer leerte.

  2. #2

    Claudio Vargas

    en respuesta a Beamspot
    Ver mensaje de Beamspot

    Estoy de acuerdo Beamspot en todo lo que comentas. Y gracias, también, por complementar el artículo con tus análisis.

    En efecto, en una época como esta, los cambios son multifacéticos y es imposibles recogerlos en un sólo artículo o en varios. Ni siquiera trabajando varios blogueros al unísono sobre los mismos temas.

    Yo creo que China reducirá el consumo de carbón y petróleo cuando el gas de todos esos oleoductos lleguen a sus territorios. No soy un experto en el tema. Pero es de sentido común... Les ayudará a combatir la contaminación de sus megalópolis -lo cual reducirá los costes sanitarios a largo plazo-; y, a buen seguro, ya deben estar modificando las estructuras productivas de sus fábricas para utilizar el gas como combustible primario. Soy de la opinión de que, cuando esa política se complete, todo Occidente tendrá que enfrentarse a una nueva oleada deflacionaria exportada desde Asia. El problema es que, nos guste o no, tanto Estados Unidos como la Unión Europea corren el riesgo de quedarse con las fuentes energéticas más caras (con el frácking, el petróleo de Canadá y demás). Asimismo, no soy muy optimista con las renovables a tenor de su insignificante presencia en el suministro mundial de energía -que no de electricidad-.

    Imagínate lo que para Occidente podría suponer que los indios tuvieran acceso al GNL de los oleoductos que está construyendo China, en combinación con sus salarios de miseria. Y es que nos guste o no, comparativamente con muchos países de Asia, aquí todavía vivimos de "puta madre". O dicho de otra forma: todavía podemos transferir mucha más riqueza hacia Oriente. Algo que ya sucedió en el s. XVII cuando España estaba sumida en la estanflación... En aquél entonces, Holanda inundó el mercado del S de Europa con sus paños de bajo coste -la industria de las "new drapperies"-. Y eso a pesar de que la economía interna del Imperio ya estaba hecha unos zorros. En fin, da que pensar... Y mucho!

    Mientras tanto, Occidente está tratando de competir con la robotización, internet y demás. Si ese proceso de adaptación que nace de las entrañas del Capitalismo es caro o no, el tiempo lo dirá. Aunque me temo que no podrá competir con los costes de los ciudadanos hindúes, paquis o chinos, que viven en el entorno rural donde poco a poco, van llegando las fábricas.

    Luego otro tema interesante, Beamspot, es que NO hay energía para todos. Los recursos del planeta son finitos -ahora más que nunca- y la apuesta china por el GNL o el carbón no es replicable en otros lares. Recuerdo no hace mucho un artículo de Gail Tverberg que decía que si Estados Unidos se hunde en la próxima Gran Recesión, el precio de la energía se hundirá porque el mercado perderá la demanda de este país. Creo que es un asunto de capital importancia. Si eso sucede, el mayor beneficiario serán los países integrados por los BRICS porque absorberán gran parte de esa demanda a un precio muy interesante; al menos, hasta que los pozos empiecen a cerrar en masa por los costes productivos.

    Y es que para entonces, la Gran Depresión será global.

    Respecto al Dilema de Triffin... Uff! Martin Armstrong tiene razón. Tiene razón a corto plazo. Hinchará todavía más las burbujas. El quid de la cuestión es saber si Yellen tiene "huevos" para subir los tipos (yo creo que no). Además, aunque suban los tipos, eso no te garantiza que los "tipos" del sector privado se mantengan estables cuando las quiebras empiecen a proliferar por doquier. Francamente, yo no sabría que hacer... Por eso entiendo a Larry Summers; ya que la propuesta de China es un órdago para que el mundo civilizado camine de la mano. Las inversiones de los BRICS prometen crecimiento con qué pagar las deudas y deshinchar la burbuja.

    El único problema, sin embargo, es que Estados Unidos no quiere perder su "excepcionalidad" y que, como tú y yo sabemos, el planeta no puede sostener por mucho tiempo una devastación de sus recursos naturales al 3% cada año.

    Un abrazo amigo!

  3. #3

    Smacks

    Gracias Claudio,

    para mi China está en el momento entre oruga y mariposa, o está entrando en el, se van a tener que enfrentar a desequilibrios muy importantes (transitorios), pero están haciendo las cosas realmente bien, la gente no se puede imaginar lo que pueden representar algunas ciudades chinas dentro de 10-15 años, a nivel de calidad de vida, científico, cultural, económico...

    La cosas van a cambiar mucho, simplemente creo que China va a merecer mucho la pena, para entonces empezará a existir (Sino antes) la idolatría a un pais que "hace las cosas como Dios Manda" igual que durante los 80 y 90 (Incluso hoy pero ya menos) ir a estudiar a EEUU o trabajar allí era prestigio bendito.

    Te felicito por tu artículo, gracias!!.

    Saludos

  4. #4

    Claudio Vargas

    en respuesta a Smacks
    Ver mensaje de Smacks

    Je je, es verdad. China podría acabar relevando a Estados Unidos como máquina mediática mundial. Hoy parece imposible, pero quién sabe...

    Si, también creo que China está en ese momento... De crisálida. Creo que su peso económico y financiero ya tiene la suficiente "masa crítica" para echar a volar; como una gran nación plenamente soberana e independiente. Sólo que esa nación tiene 1300 millones de habitantes, con 13 megalópolis de 50 o 60 millones de habitantes y lo que "te cantaré morena". Desde luego, tienen sus burbujas. Pero cuando un país planea una emigración de 17 millones de personas del campo a la ciudad cada año... Bueno, no creo que su burbuja inmobiliaria dure mucho. En cualquier caso sus problemas, son los problemas de Occidente; ya que la caída de la actividad industrial de China está muy relacionada con el desplome de nuestra demanda. Pero no será para siempre. El crecimiento de su clase media sólo acaba de empezar...

    Gracias Smacks por los comentarios!

  5. #5

    Gaspar

    Pero a ver, son 400 años o 500 años porque ahí hay 100 años de rango que al menos yo puedo aprovechar jeje (es puro cachondeo)

    La explicación que haces es muy buena y coincido en ella. Creo que ha sido de los post que mas me ha gustado. Lo único que aun no veo es cómo USA o Europa se parecen a la España Imperial cuando España en esa época no producía nada de valor agregado (o casi nada); no tenía patentes en tecnología, no tenía hubs tecnológicos ni financieros ni de investigación ni de educación; no tenía industrias líderes y sin rivales como USA o Europa tienen hoy; no tenía universidades a las que el resto del mundo quieren y sueñan con ingresar como Harvard, Oxford, LSE, Heidelberg, hombre la misma Complutense y la Universidad de Barcelona. La Espala Imperial sólo saqueaba el oro de otro continente y se lo gastaba en lujos y guerras. Era como un hijo mimado que se gastaba la herencia de papi sin jamás preguntarse qué iba a pasar cuando se cerrara el grifo porque no sabía trabajar ni crear nada.

    No dudo que los países "desarrollados" tengan un problema con la deuda y con todas las distorsiones que se están creando en ella ya sea por los bancos centrales o por la demanda ingenua de los que persiguen rentas o por las otras 400 o 500 (jeje) variables que puedan estar influenciando esto. De hecho creo que el problema de las distorsiones es mas preocupante que el monto absoluto de la deuda per se.

    Tampoco dudo que el crecimiento en mayor o menor medida sea con base en trucos (como buybacks, carry trade, SIVs etc) en lugar de únicamente crecimiento orgánico (aunque hay algunas excepciones). Pero con todo y estos dos grandes PEROS, no veo como USA y Europa pueden parecerse a la España imperial improductiva, holganza, saqueadora, peleonera, derrochadora, y cualquiera que sea el antónimo para inventivo, creador y emprendedor. Los occidentales podemos ser una panda de desgraciados en muchas cosas y sin duda hay holgazanes, peleoneros y saqueadores, pero de algo que hoy no podemos tachar a los países occidentales es de que no sean creadores, emprendedores, productores de muchos bienes de valor agregado intangibles y de muchos tangibles que a través de los intangibles son manufacturados en tangibles en los emergentes. Vaya trabalenguas.

    No dudo que China y Asia en general vayan a tener una posición mas conspicua y dominante en el futuro (y que bueno que mejor que un mundo mas multipolar), pero de eso a que USA y Europa sean como la España Imperial, como el niño mimado gastando la herencia a diestra y siniestra, pues la verdad hay mucha brecha jeje y hasta con rima.

    Por último, no crea que sea por el bien común, sino mas bien por los intereses en común. Yo aplaudo el BAII y creo que todos los que se quedaron fuera están cometiendo un error, un error muy básico de probabilidades, y es que nunca es bueno tener todos los huevos en la misma canasta y nunca es bueno apostar todo al negro en la ruleta.

    Una cosa mas sobre el BAII. Cuando venden algo como la panacea o el nuevo milagro, las probabilidades de que no lo sea aumentan casi directamente proporcional al marketing que hacen. Y en el caso de que llegase a haber resultados positivos (que en este caso sí lo creo), éstos serán un proceso de varios años reconocible en retrospectiva y no un evento como las olimpiadas con ganadores de medallas bien identificados con varios eventos al día dentro de una fecha definida.

    Saludos y un abrazo!!!

  6. #6

    Publicis

    Gracias, Claudio.

    Excelente artículo, as usual.

    China ya ha despertado y necesita de ingentes recursos naturales para alimentar su imparable crecimiento.

    No es casual el viaje del Primer ministro chino a varios países latinoamericanos, hace tan sólo unos días, firmando numerosos acuerdos de cooperación e inversión con países como Brasil, Argentina, Chile, Colombia y Perú.

    Por no hablar del macro-proyecto de un nuevo canal de navegación en centroamérica que va a dejar enano al mismísimo Canal de Panamá.

    Y todo esto USA lo contempla con MUCHÍSIMO recelo. No quiere que China gane influencia en su "patio trasero".

    Claudio, quería preguntarte por Venezuela, a este respecto.

    Es mi imaginación o USA quiere, cuanto antes, quitar de enmedio a Maduro y poner un nuevo gobierno "títere" para hacerse con el control de las mayores reservas de crudo del mundo, situadas en Venezuela...

    Buena parte de lo que está pasando allí, me huele a desestabilización "de colores" al estilo USA...

    Un abrazo muy grande y mil gracias por todo!

  7. #7

    Claudio Vargas

    en respuesta a Publicis
    Ver mensaje de Publicis

    Gracias Publicis,

    Entiendo tus recelos respecto a la política exterior de Estados Unidos. Van por ahí creando revoluciones y conflictos armados como hizo España en el s. XVII. Pero no todo es "blanco" o "negro", porque ni los rusos o los chinos se están quedando con los brazos cruzados. Por eso creo que no exageran demasiado los que ven en todo esto una reedición de la Guerra Fría 2.0 (aunque todavía no hayamos llegado a esos límites de tensión).

    Lo que nadie cuenta, lo que nadie dice, es lo que están haciendo los chinos y los rusos respecto a la política exterior. Y este es un asunto "extrañísimo", habida cuenta de que los grandes media que dominan el periodismo en Europa, son de por sí bastante rusófobos. En realidad, la política exterior de Putin es bastante agresiva -aunque a mi me encante este hombre-. Rusia está haciendo grandes esfuerzos para que Europa no pueda encontrar suministros alternativos al gas ruso. El apoyo ruso-iraní al gobierno de Al-Asad en Siria bloquea la construcción de los oleoductos que los países de la Península Arábiga quieren construir hasta Europa (algo que le interesa mucha a Qatar, Kuwait y a Arabia Saudí). Mientras tanto, Estados Unidos y la Unión Europea han bloqueado el proyecto del South Stream para no darle más poder al Kremlin; y en el caso de Estados Unidos, han enredado la madeja de una forma muy peligrosa en Ucrania.

    Personalmente creo que la Unión es una lacaya de Washington, pero eso no quita que como cualquier cliente quiera obtener otros proveedores para diversificar sus fuentes energéticas y, si se puede, conseguir mejores precios. El otro proyecto que quiere poner en marcha Estados Unidos es hacer llegar el gas de Azerbaijan a través de Turquía hasta Europa; pero no creo que los rusos lo vayan a permitir... En cualquier momento se "reactivará" la guerra armenio-azerí de los años 90 y "adiós a ese proyecto". Y si no, tiempo al tiempo. Del mismo modo, mientras los países sunníes del Golfo Pérsico apoyan al Estado Islámico (Daesh) para derrocar el gobierno sirio, estoy seguro que los iraníes hacen lo mismo con la insurrección chií de Yemen. Je je... Los saudíes podrán estar muy bien armados, pero son el ejército de Pancho Villa. Sin disciplina, ni un ápice de los cojones que tienen los yemmeníes -que llevan décadas peleándose entre ellos-.

    En fin, se trata de una situación muy compleja. Que se complica todavía más por la lucha de los recursos del Ártico y por el interés de China por construir la Nueva Ruta de la Seda; un proyecto impresionante que bypasseará la política talasocrática de Estados Unidos. Casi nada.

    Respecto a Venezuela... Es un caso perdido. Son unos corruptos de toma y lomo. No importa si gobierna la derecha o la izquierda. Aunque al menos Hugo Chávez sí hizo algo por mejorar la condición de vida de los más desfavorecidos. De eso no hay ninguna duda. Pero la corrupción y la caída del precio del petróleo -así como la aplicación de ciertas medidas comunistas sobre la fijación de los precios de la cesta de la compra-, no están ayudando nada a Maduro. Es imposible saber lo que pasará allí. En cambio a otros gobiernos bolivarianos les va bastante bien; como a Bolivia y a Ecuador.

    El problema de las "revoluciones de colores" es que también te las pueden hacer a ti...

    Un abrazo amigo!!

  8. #8

    Claudio Vargas

    en respuesta a Gaspar
    Ver mensaje de Gaspar

    Je je... Bueno, lo dejamos en 400 años.

    Creo que las grandes naciones o bloques que controlan el cotarro de la política y la economía de este mundo, deberían tender puentes para encontrar nuevas formas de comercio que sumen y no resten. Para mi eso es la "multipolaridad". Siempre habrá algo que tú necesites y al otro le sobre y viceversa. Hay que impulsar ese tipo de acuerdos y rediseñar instituciones como la ONU o el G-20 para encontrar un marco beneficioso para todas las partes. Sé que es un planteamiento un poco "hippy". Pero mejor hacer el amor que la guerra, je je.

    No te creas, la España de mediados del s. XVI tenía una economía bastante potente. El problema es que cuando empezó a explotar el oro de las Américas, nuestros reyes se dedicaron a vivir la "buena vida", como dices. Durante el reinado de Carlos I teníamos una industria textil más que aceptable y, probablemente, la industria militar más potente de Europa. Y como siempre... je je, una muy buena industria de la construcción. Sólo hay que darse una vuelta por la España profunda para darse cuenta de la cantidad inmensa de Iglesias de este periodo que contruimos en "pueblos de mala muerte", perdidos en la nada castellana (claro que entonces, el 80% de nuestra población vivía en Castilla -casi al revés que ahora, donde todo el mundo se agolpa en las ciudades y pueblos de la costa-).

    Sin embargo, como te decía, los Austrias no supieron o no quisieron modernizar la estructura económica del país con el paso del tiempo. Siempre he creído que negar el comercio con América a los antiguos territorios de la Corona de Aragón fue un craso error; ya que los valencianos y los catalanes comerciantes eran y son comerciantes natos que hubieran ayudado a la Corona a enfocar las cosas de otro modo. Pero no fue así...

    Al menos en este artículo, cuando lo terminé, me quedé satisfecho. No sucede muy a menudo.

    Un abrazo amigo!!

  9. #9

    crates

    Esplendido. Con tus textos aprendemos un montón además de pasar un buen rato con la lectura, porque es que son divertidos la verdad.

    Europa (UPE, o sea, unión pija europea) va hacia la irrelevancia total en el contexto internacional o a algo peor, que es lo yo creo.
    Pero tú me dirás que es lo que podemos hacer! Sin recursos propios, con una deuda creciente, sin capacidad para crear empleo de verdad, con sueldos decrecientes pero a su vez demasiado elevados, con unos gastos sociales e institucionales astronómicos, población envejecida... está claro que esta guerra la estamos perdiendo. De aquí a poco no vamos a ser ni siquiera un mercado interesante. Hay que ver como pueden cambiar las cosas en nada de tiempo. Hace unos pocos años nos creíamos la champion de la economía, de los derechos humanos, de la zona de referencia internacional y no sé que más chorradas, y ahora vamos a toda máquina directos a convertirnos en una mierda pinchada en un palo como tú sueles decir jaja...
    Quizá esto que digo pueda parecer exagerado a día de hoy, pero ya veremos que pasa cuando venga la siguiente crisis de petróleo como la de 2008, y explote alguna burbujita por ahí.
    Nos queda el dudoso consuelo de que en cien años todos calvos, cuando se acabe lo que se daba.

    Ojeando por ahí encontré esto...
    http://www.espanol.rfi.fr/asia-pacifico/20150402-el-baii-triunfo-indiscutido-de-china-ante-estados-unidos
    ... del que destaco este párrafo que viene a corroborar lo que decías acerca de los piratas ingleses:

    "La adhesión de Gran Bretaña al BAII, anunciada el 12 de marzo, fue vista por Washington como una traición, aunque para Londres los intereses en juego son más importantes que la alianza estratégica con su principal aliado (que continuará). Martin Wolf, analista estelar del tabloide Británico Financial Times, escribió hace unos días “Sí, sería deseable que los países con intereses y valores similares, tales como Gran Bretaña y EEUU, pudieran hacer declaraciones y actuar al unísono…Pero el mundo ha cambiado. Se necesitan nuevas instituciones. El mundo debe ajustarse al crecimiento de nuevas potencias. No se detendrá simplemente porque EEUU ya no puede participar ». Tan claro como el agua."

    Y éste:

    "Los principales países de la eurozona decidieron seguir los pasos de Londres. Alemania, Francia, Italia, Holanda y España también demandaron su adhesión. Rusia, Turquia, Georgia, Egipto, India, Brasil, Tailandia o Singapur hacen parte de la larga lista. Pero lo más interesante se produjo pocos días antes del fin de marzo, la fecha límite para solicitar ingresar como socio fundador. Corea del Sur y Australia llamaron a su vez a la puerta, en tanto que Israel y Taiwan presentaron su candidatura a última hora. Pero lo peor para Washington podría aun estar por venir. « Japón podría unirse al BAII en un par de meses », declaró el embajador de ese país en Pekín, Masato Kitera, al Financial Times."

    Desconozco en que habrá terminado la cosa, y también cual sería nuestro papel si nos adherimos al BAII.
    A ver si al menos se acuerdan un poco más de Africa aunque sea por interés claro, pero me temo que en el caso de que eso se diese, ese camino tendría muy corto recorrido.

    Totalmente de acuerdo con eso que afirmas de que la izquierda está muy perdidita.
    Decías:
    "Y si por alguna razón alguno de sus dirigentes o intelectuales la entiende… cierra la boca porque sus propuestas para solucionar esa emigración del empleo parecerían reaccionarias a sus compañeros de partido."

    Podrías concretar eso... jeje.

    Respecto a lo que comentabas a Smackcs acerca del previsible cambio mediático (y cultural por lo tanto) yo no sé que será peor, si las insufribles series de zombis o el Jacki Chang ese.
    Y ya que reivindicabas a autores de la talla de Quevedo y Góngora, aprovecho para hacer lo mismo con una obra un poco olvidada en la actualidad de la cultura occidental: el Lazarillo de Tormes. A mi me parece esplendido ese librito, y si lo leísteis cuando el cole os recomiendo que lo hagáis de nuevo porque los buenos libros cambian y mejoran según vas acumulando edad. El capitulo del escudero no tienen desperdicio y es de una belleza que asombra. Se ha criticado mucho desde una perspectiva erasmista el excesivo sentido práctico y amoralidad del personaje de Lázaro, pero qué podía hacer el pobre?.

    Por cierto, a ver si alguien me puede ayudar con esto: cómo carajo se hace para poder recomendar un artículo?. Es algo que vengo intentando hacer desde que merodeo por los blogs de Rankia, y no doy con ello.
    Definitivamente esto no es lo mío.

    Un saludo Claudio!

  10. #10

    crates

    en respuesta a Publicis
    Ver mensaje de Publicis

    Publicis, no te creas eso de las reservas petroleras de Venezuela. Si me permites la expresión, el petróleo que les va quedando a Venezuela es un cagarro. Muy malo para refinar, caro, no apto para todos los usos del convencional. Tienen que importar petroleo dulce para mezclar con el suyo. Así que ya ves, no es oro todo lo que reluce.
    Además Venezuela pasó su pico de producción. Está por ver si es reversible, pero yo creo que no.
    Como dice Claudio, es un país sin remedio, extremadamente corrupto, aunque también estoy con él en que Chavez a pesar de todo, algo hizo por los más desfavorecidos.

    Un saludo.

  11. #11

    Smacks

    en respuesta a Gaspar
    Ver mensaje de Gaspar

    Hola Gfierro,

    "La explicación que haces es muy buena y coincido en ella. Creo que ha sido de los post que mas me ha gustado. Lo único que aun no veo es cómo USA o Europa se parecen a la España Imperial cuando España en esa época no producía nada de valor agregado (o casi nada); no tenía patentes en tecnología, no tenía hubs tecnológicos ni financieros ni de investigación ni de educación; no tenía industrias líderes y sin rivales como USA o Europa tienen hoy; no tenía universidades a las que el resto del mundo quieren y sueñan con ingresar como Harvard, Oxford, LSE, Heidelberg, hombre la misma Complutense y la Universidad de Barcelona. La Espala Imperial sólo saqueaba el oro de otro continente y se lo gastaba en lujos y guerras. Era como un hijo mimado que se gastaba la herencia de papi sin jamás preguntarse qué iba a pasar cuando se cerrara el grifo porque no sabía trabajar ni crear nada.

    Creo que te equivocas, la ingeniería naval española (Y en aquella época dominar el océano y tener una flota puedes decir tecnológica para aquellos tiempos era como hoy puede ser Faceboock, Google, Twitter, Apple, Microsoft, ahí estaba gran parte del cotarro) era la primera del mundo, si la guerra era un tema importante la industria armamentística lo sigue siendo hoy, España también fue muy potente, las universidades tenían su prestigio, como no ya apuntábamos maneras (al menos eramos mucho mas auténticos por aquel entonces) en la arquitectura y construccion, (algunas ciudades, creo que Manila fue una de ellas, fue modelo para otras)

    No se, me acabo de dar cuenta que Claudio te ha contestado casi lo mismo....

    Saludos

  12. #12

    crates

    en respuesta a Publicis
    Ver mensaje de Publicis

    Ops... perdón Publicis, acabo de reparar en un error que tuve en mi comentario. El petróleo que importa Venezuela es ligero no dulce (esto último tiene que ver con el porcentaje de azufre que contiene).

  13. #13

    Gaspar

    en respuesta a Smacks
    Ver mensaje de Smacks

    Sí, al inicio fue así, de lo contrario no hubiesen podido convertirse en Imperio, aunque la suerte de haber financiado a Colón jugó un papel mas importante. El problema es que se quedaron dormidos en sus laureles y en la complacencia ya que tenían cantidades ingentes de oro y plata con mínimo esfuerzo. Les duró muy poco relativamente esa superioridad naval y tan es así que Inglaterra y Holanda los reemplazaron en fuerza naval y comercial y financiera rápidamente.

    Tanto oro proveniente de América los convirtió en niños mimados y comenzaron a vivir mas de la fama y se olvidaron de seguir ampliando su Moat por decirlo de una forma. En lugar de usar el oro y plata de América para ampliar su ventaja competitiva y hacerla duradera, se lo gastaron en empresas poco productivas en el mejor de los casos y desastrosos en el peor.

    Aun así, no veo como la España Imperial se parece a USA o Europa de Hoy. Hay una diferencia abismal.

    Creo que su posición de Imperio fue mas a un golpe de suerte que por una proceso y políticas buenas. Por eso les duró poco relativamente el gusto y por eso no supieron administrar las riquezas inteligentemente. Sea como sea, a Inglaterra y a Holanda les ha durado mas el gusto y eso que territorialmente son mas pequeños.

    Saludos

    EDITO: Me falto mencionar que yo creo que el Imperio Español comenzó su decadencia después de la derrota de armada de 1588. Por eso es que pienso lo que he escrito, porque según mi diagnóstico amateur de la historia, ese fue el punto cuando su Moat comenzó a erosionarse y sólo se mantuvo como Imperio gracias a los recursos de la Nueva España y no porque el Imperio fuese un gran administrador y capital allocator ni porque fuesen muy productivos. Claro, al ser un diagnóstico amateur seguramente puedo estar errado.

  14. #14

    Claudio Vargas

    en respuesta a crates
    Ver mensaje de crates

    Muchas gracias crates!

    "El Lazarillo de Tormes" es una obra brutal. No me extraña que fuera anónima, pues reparte leña a diestro y siniestro... Y coincide, si no recuerdo mal, con la primera crisis e impago de España del s. XVI. Así que se trata de una obra muy crítica elaborada en tiempos de crisis y que, sin duda, refleja la crítica, la ironía y la mordacidad del pueblo español. Por eso creo que es de obligada lectura -no hemos cambiado tanto con el paso de los siglos-.

    Yo creo que estamos en un momento de transición de un modelo a otro. El Capitalismo mutará desde ya hacia "algo" que todavía no sabemos a ciencia cierta lo que será. En un escenario del "peak everything" como éste, es muy difícil saber en que quedará la cosa... Pero hay dos fuerzas contrapuestas: por un lado la busca incansable de rentabilidad en las inversiones que permitan sostener el Sistema; y, por el otro, la imposibilidad de obtener esa rentabilidad debido al aumento de la deuda global, el encarecimiento de la energía y el envejecimiento de la población. La solución a esta confrontación nos abocará a un mundo deflacionario o a un mundo estanflacionario y, quizá, hiperinflacionario. Ya veremos que tendencia sale ganando... Todavía no está claro. Y en función de como vayan las cosas tendremos un modelo político u otro (también por definir). Puede que vayamos a una sociedad tipo "los Juegos del Hambre" o a otra basada en el retorno a los principios del socialismo libertarios. Quién sabe... Se admiten apuestas!

    La propuesta de China con el BAII es mas Capitalismo. De eso no tengo ninguna duda. Ya que lo que se pretende es un mega estímulo keynesiano para saldar las deudas a base de explotar los escasos recursos naturales que nos quedan. O dicho de otro modo: la rentabilidad de las inversiones procederá de lo que le podamos sacar a la Naturaleza. Si sale bien, el colapso podría retrasarse algunos años. Y si no, pues nos iremos al garete muy pronto. Cualquier tonto se da cuenta de que la situación actual de las finanzas mundiales es insostenible. Las señales están por todas partes para quién quiera verlas. Iba a hablar de todo esto en este poste; pero iba a quedar tan largo que, al final, me reprimí porque no quería enrollarme demasiado. Otra vez será. Entre las señales de que no hay crecimiento tenemos algunas que para mi son irrefutables. Por ejemplo: tipos de interés 0 o negativos, lo cuál indica que no hay perspectivas de crecimiento. Asimismo, lo de los intereses negativos tiene mucha miga porque hay un montón de gente que invierte en bonos cuya rentabilidad supone pérdida de dinero para inversor: ¿que significa eso? Bueno, en primer lugar significa que hay demasiado dinero circulando por el Sistema y que éste está perdiendo valor (que valor tiene el dinero cuando los fondos de pensiones están dispuestos a tirarlo por el retrete?); y en segundo lugar porque nadie sabe dónde tiene que invertir para, al menos, mantener su capacidad adquisitiva -los gastos predominan claramente sobre el ahorro-.

    No importa lo que digan las estadísticas... Están todas manipuladas. Puedes coger la que quieras, desmenuzarla y llevarte un buen "sofocón" cuando entiendes de que, en realidad, NO hay recuperación económica ni a medio o largo plazo. Y que don Mariano diga lo que quiera.

    Lo de "Podemos" está muy bien. Pero con la lucha contra la corrupción, la evasión fiscal y el dispendio en gasto público, no será suficiente. Ayudará, pero no será suficiente. ¿Que podemos hacer? Pues muy poco. Desde luego, tenemos que ayudar al turismo a tope bajando los impuestos a los negocios de ese sector; ya que España se verá beneficiada durante muchos años, por los problemas que sacuden a los países del N de África (ellos nos han transferido millones de turistas a nuestras costas). Seguramente también habrá que cerrar o destruir un montón de infraestructuras públicas cuyo mantenimiento excede, con mucho, su simple mantenimiento. Sean líneas de AVE, aeropuertos sin pasajeros y demás. Se trata de medidas impopulares que no todo el mundo entenderá, sí, pero más impopular es el hambre y la miseria. Aunque se pueden hacer muchísimas más cosas... ¿Que sentido tiene dar el "concierto" a escuelas cuyos padres pagan 500 o 600€ cada mes por hijo matriculado en las mismas? Es una aberración. También rebajaría la cuantía de las pensiones más caras del sistema; transferiría a la seguridad privada gran parte de las funciones que hoy están en manos de las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado en algunos ámbitos; acabaría con las misiones del Ejército en el exterior, etc. Y sobre todo, renegociaría el pago de nuestra deuda pública; a ser posible, dejándola a "perpetuidad" con bonos a 50 años.

    Y así con tantas otras cosas. No creo que los de "Podemos", ni nadie, se atrevan con todo esto. Otra salida es salir del euro, impagar la deuda al pasarla a la peseta y aguantar la de Dios durante un año o año y medio y sentarse a esperar la recuperación. Eso es lo que YO haría, pero... Hacen falta muchos cojones para tomar ese camino y no veo a ningún político con los huevos suficientes.

    Un abrazo amigo!!

  15. #15

    Claudio Vargas

    en respuesta a Gaspar
    Ver mensaje de Gaspar

    Hombre Gfierro, tanto como un golpe de suerte...

    Creo que el desarrollo del Imperio Español no está suficientemente bien estudiado. Estoy de acuerdo en líneas generales en todo lo que comentas. Pero cuesta entender que un imperio semejante, al menos en el ámbito territorial, se mantuviera "inalterado" hasta la conquista de España por parte de Napoleón. Y no sólo eso, sino que mantuvo buena parte de su influencia en el Mediterráneo Occidental (por ejemplo, en el S de Italia). Es uno de los grandes "misterios" de la Historia.

    Creo que no se ha estudiado bien el impacto en América de la gigantesca emigración de los peninsulares hacia esos lares, ni la eficiente lucha contra la corrupción de los funcionarios imperiales en América -corrupción había, por supuesto, pero las penas si "te pillaban" eran tan duras que hoy sonrojarían a nuestros políticos-. Así como el papel que para bien la Iglesia Católica tuvo en todo esto (no siempre hay que enfocarse en los demonios de la Inquisición y demás). Y por supuesto, suele obviarse el poderío militar y naval de España hasta la época napoleónica.

    En cualquier caso, tenemos a una España muy fuerte en el s. XVI que, poco a poco, fue desvaneciéndose con el paso de las décadas y de los siglos. Coincido contigo en que la decadencia empezó a finales del reinado de Felipe II. Fue un rey nefasto. Quizá con Juan de Austria nos hubiera ido mucho mejor -pero murió demasiado joven-.

    Pero claro que hay correspondencia con la política exterior de Estados Unidos; pues como les pasó a los españoles, se aferran a sus posesiones de ultramar como lo hicieron los Austrias ante la emergencia de otras potencias. La geopolítica no ha cambiado tanto desde entonces. Desde la época de los neandertales, luchamos a cara de perro por la posesión de los mejores recursos que nos ofrece el medio circundante.

    Un abrazo!!

  16. #16

    Gaspar

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    jeje lo de "suerte" lo escribí para darte caña jeje. Sé que no fue pura suerte, pero sin duda alguna la suerte jugó un papel muy importante porque realmente fue suerte que a Colón lo financiaran porque varios ya lo habían rechazado. También fue suerte que encontrara un Continente (que de nuevo no tenía nada porque llevaba ahí millones de años) porque eso no era lo que buscaban.

    No sé que hubiese sido de España y de América si se hubiesen tardado otros 10 o 20 años en encontrar América o si en lugar de los Españoles con un genovés al frente hubieran sido los holandeses o los ingleses quienes hubiesen tratado a los indígenas como trataron a los negros. Ese pequeño gran paso de suerte fue clave en su despegue. Y haciendo uso de Minsky podríamos decir que las semillas del desastre fueron plantadas precisamente durante ese despegue. No trato de menospreciar a la suerte porque de hecho es necesaria en cualquier ámbito de la vida, sólo trato de decir que es mejor tenerla a no tenerla.

    Sí creo que USA sea un Imperio en decadencia, pero al igual que el imperio Español duró unos añitos mas después de 1588, también creo que USA lo puede hacer. Si esta es la similitud a la que te refieres pues va entonces sí, pero sigue habiendo diferencias abismales. España no tenía presencia dominante en todos los océanos, algo que la Navy americana sí tiene y para que alguien la reemplace pasarán décadas porque eso es lo que se tardan los astilleros en construir una flota similar. Cuidado, no es que esté a favor de esta situación, sólo estoy describiendo las cosas como son.

    Otra diferencia abismal es que los intereses que España debía de sus prestamos y los mismos prestamos estaban denominados en oro, una divisa de la cual ella no tenía el control absoluto. En cambio USA tienen sus intereses y su deuda denominada en una divisa de la cual ellos tienen el 100% del control, independientemente de lo que hagan o dejen de hacer o si es correcto o no, ellos tienen el control. De esto depende mucho el manejo y margen de maniobra de la deuda, de si uno tiene o no tiene el control sobre la divisa en la cual ha sido emitida.

    La correspondencia de la política exterior casi siempre es similar entre Imperios porque sus objetivos son similares, pero lo que importa IMHO son los pequeños detalles porque esos son los que hacen la diferencia y en esos pequeños detalles El Imperio Español y la Europa de hoy y USA son muy diferentes. Inglaterra también se aferró a sus posesiones de ultramar todavía en pleno siglo pasado y mira que el fin de su imperio fue mas un golpe en su orgullo.

    Además no creo que todas las caídas de los imperios tengan que ser catastróficas. La caída del Imperio Ingles no lo fue. Lo que pasa es que mientras uno va decayendo ya hay otro listo para tomar su lugar y por lo tanto la transición para el ciudadano de a pie es casi imperceptible, salvo por algunos posibles conflictos bélicos y una que otra recesión jeje. Claro, tampoco hay que descartar una guerra porque parecería que eso traemos en los genes y las conflictos entre imperios sólo exacerban nuestro lado mas animal.

    Saludos, un abrazo y buen finde!!!

  17. #17

    Investing_saints

    El trato fue brutal a los indígenas (como era la costumbre, pensar que podía ser de otra manera es ser poco consciente de la realidad), pero decir que el imperio los exterminó como si se tratara de algo hecho a propósito me parece que no se ajusta a la realidad. Las enfermedades traídas de Europa mataron entre el 70 y 95% de la población. Y suerte tuvieron de que fueran los españoles...

    Aquí se recogen varias fuentes y estudios sobre el descenso demográfico en América:

    http://es.m.wikipedia.org/wiki/Cat%C3%A1strofe_demogr%C3%A1fica_en_Am%C3%A9rica_tras_la_llegada_de_los_europeos

  18. #18

    Claudio Vargas

    en respuesta a Investing_saints
    Ver mensaje de Investing_saints

    Y así es Investing,

    El impacto de la viruela, sobre todo en Nueva España (Mexico), fue devastador. Y estoy de acuerdo respecto a los porcentajes que señalas. Sin embargo, hay mucha más tela que cortar... Los españoles se aprovecharon de la ingenuidad de los indígenas para masacrarlos. Por ejemplo, cuando los indios entraban en contacto con otras comunidades indígenas era habitual que intercambiaran regalos entre ellos como acto de buena voluntad para generar confianza en los intercambios posteriores. Se trataba de una tradición prehispánica que los conquistadores aprovecharon para exterminarlos; ya que a cambio de su oro, es daban telas impregnadas con el virus de la viruela para que se murieran como pulgas. O dicho de otro modo: les daban esos "regalos" y sentaban a esperar hasta que podían saquearlos a su antojo. Y que decir de los indios de las islas del Caribe... ¡No ha quedado ni uno! Los españoles se "entusiasmaron con las perlas" y les obligaban a bucear en su busca una y otra vez, hasta que a esos pobres diablos les estallaban los pulmones y se morían sin remedio. O del servicio de la "mita" en los Andes; una institución prehispánica que nuestros antepasados "modificaron" para obligar a trabajar a los indios en las minas, para extraer la plata que el Imperio necesitaba para financiarse. Es fácil imaginar que aquellos trabajos forzados, propios de la esclavitud, se llevaron por delante a buena parte de la población masculina en edad de trabajar (la mayoría de esos infelices moría a causa de neumonías contraídas cuando sus cuerpos sudorosos se exponían al aire frío andino a 2000 metros de altitud).

    Por no hablar de cómo los españoles sofocaban las rebeliones indígenas en Sudamérica.

    Así que sí, el impacto de la viruela o del sarampión fue tremendo. Pero los hidalgo de Castilla no querían trabajar y les importó un pimiento la condición deplorable de aquellos pueblos porque sólo querían enriquecerse y darse al deporte de la "chingada" con las indígenas (pues la emigración femenina castellana hacia América siempre estuvo muy regulada).

    No hay que poner paños calientes a todo esto.

    Un abrazo!!

  19. #19

    Antoniu

    en respuesta a Beamspot
    Ver mensaje de Beamspot

    Interesante comentario. Como bien cita Claudio en su artículo el término "globalización" vino para quedarse y acomodarse a todos los niveles. Así pues, la contaminación China no solo afecta a nivel global al subir la emisiones medias sino que afecta ya directamente los niveles de contaminación de la costa oeste de USA.
    http://www.plataformaarquitectura.cl/cl/759647/impresionante-video-de-la-nasa-muestra-como-viaja-la-contaminacion-en-la-tierra

    Un placer leeros.

  20. #20

    crates

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    Hola Claudio.
    Mira a ver si tienes un rato y puedes desarrollar un poco más esto que me decías acerca del BAII:

    "Ya que lo que se pretende es un mega estímulo keynesiano para saldar las deudas a base de explotar los escasos recursos naturales que nos quedan. O dicho de otro modo: la rentabilidad de las inversiones procederá de lo que le podamos sacar a la Naturaleza. Si sale bien, el colapso podría retrasarse algunos años. Y si no, pues nos iremos al garete muy pronto."

    No termino de entenderlo del todo, me confunde lo de "saldar las deudas" y lo de "si sale bien".

    Respecto a lo que propones de salir del euro e impagar la deuda... uff, la verdad es que da mucho miedo esa alternativa. Yo no tendría el valor de tomar esa decisión si tuviera el poder de hacerlo, desde luego. Nos colocaría en territorio totalmente desconocido y las consecuencias podrían ser catastróficas si no sale bien. España no es Islandia en todos los aspectos. Personalmente pienso que a estas alturas es mejor ser conservador y muy prudente, y sobre todo dejar de cagarla ya, y empezar a dar pasos muy medidos y calculados que nos permita estar en la mejor situación posible para cuando llegue la siguiente crisis económica, que promete dejar en un juego de niños la de 2008.
    Estoy de acuerdo con las medidas que mencionabas (esa de la policía privada chirría un poco a mi corazoncito libertario jeje) pero desde luego haría falta mucho más. Algo así como informar mejor a la población de la situación real para poder ampliar los recortes a todos los niveles sin oposición siempre en términos de justicia y equidad, y "emponderarnos" como sociedad civil capaz de aunar esfuerzos ante la adversidad.
    Más adelante y según las circunstancias nos obliguen ya veríamos que camino cogemos. Y todo esto habría que hacerlo sin fomentar la desconfianza económica. Aunque me temo que esto es mucho pedir en un país como el nuestro.

    Un abrazo querido amigo.