blog La macroeconomía al descubierto.
Analizando las contradicciones del mercado

Una oportunidad histórica

Todos los modelos económicos con el tiempo se convierten en híbridos. EE.UU. hoy en día no representa el capitalismo puro. De hecho, en ninguna parte del mundo hay lugar para el capitalismo puro, no regulado.

Lloyd Blankfein, CEO de Goldman Sachs

Pues sí, es una verdadera lástima. Hoy en día ir de “liberal” por la vida es una cosa tan utópica como en su momento lo fue el comunismo o el anarquismo. Pero eso es lo que pasa cuando el Estado mete sus manazas en todo e intenta controlar cualquier esfera de la vida pública. Hubo una época dorada, no hace tanto, en el que las grandes corporaciones luchaban a cara de perro por su cuota de mercado. No es que los políticos de entonces fueran mejores o peores que los actuales, pero había cierto laissez faire en los asuntos de la economía. Y sobre todo, los banqueros centrales no iban de superestrellas ni sus acciones tenían la repercusión mediática de ahora.

La verdad es que los responsables de los grandes Bancos Centrales de entonces no tenían mucho que hacer. El sistema financiero se regía por los designios del Patrón-Oro y las tasas de interés se ajustaban libremente en función de los vaivenes macroeconómicos (es un tema que ya he tratado extensamente en mi blog). Por supuesto no era un modelo perfecto ni ideal. Pero como hoy, lo verdaderamente importante era la dirección que tomaban los flujos del capital internacional. Pongamos un ejemplo… Tenemos dos países: a) uno cuya economía va como un tiro y los negocios prosperan–el país X-; y b) otro cuyos políticos no saben como lidiar con una economía en recesión que genera graves tensiones sociales debido a las caídas salariales y al alza de las tasas de interés –el país Y-. Pues bien, por increíble que parezca… en el mundo civilizado sólo es cuestión de tiempo que el país “X” tome el sendero del país “Y” y viceversa. Y eso se lo debemos, precisamente, a la inversión de los flujos de capital. El capital siempre busca mejorar la rentabilidad de sus inversiones. Así que en un momento dado un país con bajos salarios, baja fiscalidad y unos tipos de interés “razonables” puede convertirse en el destino idóneo para los empresarios que desean reducir los costes laborales que encarecen la fabricación de sus manufacturas.

Siempre ha sido así. Lo fue durante el Mercantilismo (cuando el Imperio Español lidiaba con la potencias emergentes –entonces Holanda e Inglaterra-); en la época del Patrón-Oro (en el que el oro viajaba con los flujos de capital); y más recientemente, en el proceso globalizador que está convirtiendo a China en la única e indiscutible superpotencia mundial. Y por supuesto, sucederá lo mismo con todas las naciones del S de Europa cuando abandonen el euro e impaguen sus deudas… No importa lo que diga Frau Merkel. Para entonces seremos tan baratitos y con una macro tan “envidiable”, que el ciclo del crecimiento económico se reiniciará debido a la llegada del capital extranjero.

Eso es lo que dice la teoría.

Jugando a ser dioses

Uno de los grandes relatos de esta crisis interminable de la se hablará en los libros de Historia durante los próximos 100 años, se refiere a la increíble manipulación de las tasas de interés por parte de los Bancos Centrales. En un modelo de Capitalismo puro –parecido al que se aplicó en Estados Unidos tras el crash bursátil de 1929-, la quiebra de Lehman Brothers a finales de 2008 habría provocado un cataclismo económico muy parecido al que tuvimos durante la Gran Depresión de los años 30 del pasado siglo. Si la FED hubiera mirado para otro y dejado que el sistema se autorregulara por sí mismo, los tipos de interés del mercado abierto se habrían puesto por las nubes y, a continuación, la mayor parte de la banca y de las grandes corporaciones industriales habría tenido que cerrar las puertas del negocio.

No me interpretéis mal, no es que esté a favor de liquidarlo todo cuando las cosas van mal. Pero mi mayor temor es que la política que han seguido los Bancos Centrales durante estos años sólo nos permitirá nadar un poco más para luego morir en la orilla. O mejor dicho: para morir tierra adentro, ahogados por el próximo tsumani que nos arrastrará desde alta mar. Pues tengo la impresión de que la próxima crisis será infinitamente peor que la que empezó en 2008… Y sin embargo, entiendo que Bernanke intentara apaciguar las consecuencias de la crisis subprime con la puesta en marcha de la flexibilización cuantitativa. Echó mano del manual de los economistas neoclásicos y entendió que el Estado tenía que imprimir dinero para comprar todo el papel que salía a la venta en el mercado. Ya que ese era el mejor modo de evitar no sólo la subida de los tipos de interés, sino de una brutal recesión que habría acabado con la paz social del país y amenazado la supremacía estadounidense a escala planetaria.

Federal Reserve

Balance de la Reserva Federal (básicamente, bonos del Tesoro y “basura” inmobiliaria)

Todavía es pronto para juzgarlo…

Ahora bien, lo que ha hecho la Reserva Federal durante estos años no tiene precedentes y se me antoja un gigantesco ejercicio de improvisación. En cierto modo, los funcionarios de la FED están jugando a ser dioses y el tiempo dirá si sus figuras serán veneradas o vilipendiadas.

Tras la crisis de 1920-1921 el primer presidente de la Reserva Federal, Benjamin Strong, hizo algo revolucionario. Imprimió dinero para comprar los bonos del Tesoro que estaba en el balance de la banca comercial. Le inyectó liquidez y eso permitió reactivar el crédito que luego utilizó la clase media para poner en marcha todo tipo de negocios. Y por supuesto, para crear una gigantesca burbuja bursátil que ya sabemos como terminó. La verdad es que Strong fue uno de los primeros economistas neoclásicos –hoy conocidos como neoliberales-, que se atrevió a implementar medidas que antes sólo eran teorías o especulaciones. La nueva política instaurada por el Banco Central tuvo sus pros y sus contras. La crisis de los primeros años 20 quedó atrás, pero por otro lado la enorme impresión de dólares generó un increíble flujo de capital que se dirigió a las bolsas y a la renta fija de otros países cuyos intereses eran más altos que los estadounidenses. Me seguís… Os cuento todo esto porque lo que sucedió entonces tiene muchas similitudes con lo que pasa ahora (y grandes diferencias, también).

A finales de la década, el sistema dio síntomas de agotamiento. La economía doméstica era vulnerable a la subida de los tipos debido al apalancamiento de la deuda. Y luego estaba el problema de Francia… A la que dio por convertir en oro todos los dólares que acudían al país para beneficiarse de sus altas tasas de interés. O dicho de otro modo: Estados Unidos se estaba quedando sin oro para respaldar su base monetaria en un momento en que las bolsas ya estaban en máximos.

Así pues, los mandamases de la FED tuvieron que enfrentarse a una decisión del carajo. A saber: seguir imprimiendo dinero hasta provocar la quiebra del país y su salida del Patrón-Oro; o bien, apostar por la subida de tipos y cruzar los dedos.

Benjamin Strong no tuvo que tomar esa decisión porque falleció “inesperadamente” a los 55 años debido al empeoramiento de la tuberculosis que padecía. Tras lo cuál, los nuevos funcionarios de la Reserva optaron por la subida de las tasas para poner un poco de orden en el corral. Esta medida encareció el crédito en un momento en el que todo el mundo pedía dinero prestado a los bancos para invertir en bolsa o para forrarse con el progresivo encarecimiento de otros activos. Asimismo, se impuso cuantiosas multas a las entidades financieras que se saltaban a la torera la nueva normativa de controles de capital impuesta por el Banco Central. El cambio de ciclo en la renta variable estaba servido y los más listos –como el padre de JFK-, vendieron todo antes de que se produjera el famoso crash. Mientras el resto de la población seguía invirtiendo lo que tenían y lo que NO tenían como si aquella euforia fuera a durar para siempre.

Para entender lo que es el apalancamiento de la deuda, voy a poneros un ejemplo concreto que todo el mundo entenderá. En los años gozosos de nuestra burbuja inmobiliaria, mucha gente compraba una vivienda que luego alquilaba para comprarse después otro piso que, a su vez, utilizaba como activo para seguir pidiendo dinero prestado a las entidades financieras. Tenía un amigo que jugaba a ese juego. Y no os voy a contar como acabó… “Los pisos se pagan solos” –me decía. El alquiler del primer piso le pagaba la hipoteca del segundo y así sucesivamente. Porque incluso nuestros bancos se creían el mantra aquél de que “el precio de la vivienda siempre va para arriba”. Sin embargo cuando empezó la crisis y los bancos cortaron el crédito debido a la subida de los tipos de interés, mi amigo empezó a pasarlas canutas. Entonces es cuando suceden cosas “inesperadas” que no estaban en la ecuación. Los inquilinos vuelven a casa de sus padres porque no tienen trabajo, los precios de los alquileres caen, el coste de las hipotecas excede el precio real de la vivienda, etc. En fin, una pesadilla en toda regla.

Pues bien, cuando la FED subió los tipos en 1928 gran parte de la clase media estadounidense se encontró en una situación similar a la de mi amigo. Sólo que entonces, los banqueros centrales no salieron al rescate de nada ni de nadie. No hubo más flexibilización cuantitativa y dejaron que el sistema se autorregulara por sí mismo. Se trató de un política netamente liberal obligada por las restricciones del Patrón-Oro y basada en la certeza de que no tenían otra alternativa porque el dólar todavía no era la principal divisa de reserva mundial.

Y ahora volvamos a los tejemanejes del tío Ben. Como decía, tras el comienzo la Gran Recesión, Bernanke puso en marcha la flexibilización cuantitativa y llenó el planeta de dólares. Si pretendía con ello reactivar el crédito bancario como hizo Strong tras la crisis de 1920-1921, no lo consiguió. Aunque si logró la caída generalizada de todas las tasas de interés –transfiriendo con ello, el coste de la recesión de los deudores a los ahorradores-. La pregunta obvia que nos hacemos todos es: ¿por qué?. Porque si el crédito no llega a la calle… jamás tendremos una recuperación del consumo que tire de la economía…

Retail Trade

La caída de la velocidad del dinero de la M2 está estrechamente ligada a la caída de las ventas minoristas (dicha correlación continua en 2015)

Al comprar a través de los QE toda la basura invendible que estaba en poder de los bancos, esos activos se revalorizaron. Sin embargo, parece que esto no ha sido suficiente para que éstos se animen a prestar al común de los ciudadanos.

La respuesta a esta cuestión es de lo más compleja. Por la red hay miles de personas que plantean sus teorías e hipótesis. Todo el mundo hace sus cábalas. Y yo también, claro. En este blog he intentado hacerlo. Pero es muy difícil… En cualquier caso, lo que tenemos ahora es una situación macro que nos aboca a un mundo sin crecimiento económico real durante años o décadas. Por inferencias eso es lo que nos dice el estado actual de todas las tasas de interés cuyo nivel está en el 0% o en intereses reales negativos. Lo vemos en los intereses que ofrece la deuda pública de un montón de países –Suiza ya ofrece rentabilidad negativa en el bono a 10 años-, en los intereses negativos que ofrecen los depósitos bancarios de los Bancos Centrales, en el interés de los préstamos avalados por oro (el GOFO, que ya ha dejado de publicarse…), etc. Mientras tanto, la banca comercial cierra oficinas y ve amenazado su status por la emergencia del crowfunding y de las divisas virtuales como el Bitcoin. Es más, empiezan a surgir voces de que dentro de sólo 10 años la banca actual será un espejismo de lo que fue y que sucumbirá ante el empuje de las Nuevas Tecnologías de la información que ya han machacado a las discográficas, a las editoriales y a la prensa escrita.

Y ni así se animan a prestar…

No se que pensareis vosotros, pero para mi restringen el crédito porque ahora el juego está en las bolsas y en la deuda pública norteamericana. Eso lo que pasa cuando imprimes un montón de dinero para inyectar liquidez en el Sistema. Strong lo sabía y Bernanke, también.

A falta de mejores opciones para sacarle una rentabilidad digna a la cartera, ahora todo el mundo está completamente invertido en la renta variable. Las bajas tasas de interés han destrozado la viabilidad de los fondos monetarios. Asimismo, es realmente triste comprobar como los fondos de pensiones de un montón de países, tanto públicos como privados, han sido empujados por la política irresponsable de los Bancos Centrales para que compren cualquier empresa que se precie (aunque sea una mierda pinchada en un palo). Pero tienen que hacerlo. Debido a la configuración demográfica del Primer Mundo, cada año se añaden nuevas cohortes de viejeras que quieren cobrar su prestación de jubilación. Pensiones que exigen una rentabilidad que ahora sólo pueden ofrecer las bolsas. Otra prueba indirecta más, de que el supuesto crecimiento de la economía mundial es una bacalá… Y si con esto no tenéis suficiente, sólo hay que fijarse en la alocada política de recompra de acciones que todas las cotizadas norteamericanas y europeas llevan implementando desde años. Lo normal seria que invirtieran su dinero en expandir sus negocios para ganar cuota de mercado a la competencia ¿Acaso no es eso el capitalismo, Lloyd Blankfein? Pues se ve que NO. Les importa un carajo que la bolsa norteamericana esté en máximos de sobrecompra y de sobrevaloración, de PER, de tamaño en relación el PIB del país y de apalancamiento. Prefieren exprimir el salario de sus trabajadores para obtener un capital extra con el que recomprar sus propias acciones para que éstas aumenten de valor (lo cuál, a su vez, les sirve de garantía para pedir dinero prestado a las entidades financieras para reiniciar las recompras e hinchar todavía más la burbuja).

MSCI

La presente burbuja bursátil es deflacionaria

Luego, tampoco podeis perderos los actuales niveles de apalancamiento de los que invierten en bolsa (en 2015 parece que llegaremos a la cima de 2013):

S&P 500

 

Lo cuál nos lleva a una situación de lo más extravagante; pues cómo mi amigo que invertía en inmuebles, ahora hay mucha gente que cree sinceramente que las acciones subirán para siempre.

En fin, es un bonito cuento movido por la codicia de unos y la necesidad de otros que terminará mal, muy mal.

Una oportunidad que no se podía desaprovechar

Si hay algo que me va quedando claro con el tiempo, es que el gran capital no podía dejar pasar esta oportunidad para esquilmar a la clase media y tomar posesión de sus activos. Que un banco reciba dinero del Banco Central al 0 o 1% y lo preste al 4% es un atraco a mano armada para las pequeñas o medianas empresas (pymes). Nuestro gobierno puede decir lo que quiera, pero España ha batido en 2014 el récord histórico de negocios que se han acogido al concurso de acreedores. Y los que no lo han hecho, sobreviven gracias a las reducciones salariales (o reparto del trabajo, como se quiera) que han aplicado a sus plantillas. Por eso os digo que el susodicho incremento de puestos de trabajo que Mariano Rajoy vocifera a los cuatro vientos para ser reelegido, no es más que otra milonga –lo que verdaderamente cuenta es el incremento del cómputo total de las horas laborales, que en España, en Estados Unidos y en todas partes se mantiene plano o decrece-.

Esta travesía por el desierto de casi toda la economía occidental les viene de perlas a los bancos para controlar un montón de activos que luego usan como “colateral” para pedir dinero gratis a la FED, el BCE, el Banco de Japón o quién sea. Con lo cuál tenemos que mientras por un lado la base de activos atesorados por las entidades financieras no para de aumentar; por el otro, la pobreza se extiende entre las clases medias cuya actividad antes tiraba de la economía real. Por eso creo que estamos inmersos en una dinámica perversa, deflacionaria en toda regla, que genera enormes crisis fiscales imposibles de resolver sin el socorro de los Bancos Centrales. Debido a esta situación, las promesas de los políticos se las lleva el viento… No tienen ninguna credibilidad. Ni la van a tener. Su financiación depende de un engranaje financiero sobre el que no tienen ningún control.

Hace unos días escuché a Unai Gaztelumendi en Radio Gramsci (le doy las gracias al rankiano “mancodelepanto” por mandarme el enlace), y parece que los dos hemos llegado a la misma conclusión; a saber, que este sistema de extracción de la riqueza de las clases medias es una de las mayores fuerzas deflacionarias que amenazan al crecimiento del PIB en todo el planeta. Por supuesto hay otras razones no menos importantes que explican ese decrecimiento de las que hablaré en el próximo post. Pero tampoco tengo ninguna duda de que las huestes de economistas neoliberales doctorados en la Universidad de Harvard han montado un tinglado que está intentando transformar el Capitalismo en una suerte de economía dirigida desde arriba, semi-planificada y anti-democrática, que a veces me recuerda lo peor del socialismo soviético. A fin de cuentas, que diferencia hay entre ambos sistemas… Antes los comunistas les robaban a los empresarios y ahora los neoliberales han puesto a la clase media en la diana.

La siguiente imagen nos muestra la magnitud del saqueo:

Incremento deuda EEUU

El incremento de la deuda en EE.UU. no incrementa el crecimiento del PIB

Y es que la estrategia de saquear la riqueza del prójimo a través de la deuda es tan vieja como el hombre mismo. Por ejemplo, en la Antigua Roma. Los romanos que no podían pagar sus deudas no sólo perdían todas sus propiedades, sino que eran reducidos a la esclavitud (sólo podían recuperar la ciudadanía si saldaban sus cuentas con el Estado). Eso explica en buena medida porque hoy tenemos una crisis democrática de mil pares de cojones. Pues aunque no lo parezca, las cosas no han cambiado tanto… Tenemos a una élite que toma las decisiones por nosotros –decisiones que no nos convienen en absoluto-.

Cuando todo esto reviente, más pronto que tarde, todo ese dinero creado de la nada en forma de deuda se convertirá en lo que realmente es: NADA. Habrá una lucha entre las élites para sacarse los muertos y defaults de encima. Pero para entonces ya se habrá ejecutado en su totalidad el trasvase de riqueza de las clases medias a las élites que se mantengan en pie.

Es una oportunidad histórica que no podían desaprovechar.

Por una vez, estoy de acuerdo con las FEMEN:

 

En el próximo post hablaré del “peak everything”, de los BRICS (sobre todo del BAII) y de la desdolarización del Sistema.

Cuando pueda, claro…

Un fuerte abrazo a todos/as

Comentarios
54
Página
3 / 3
  1. #41

    Gaspar

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    jeje creo que me explique mal. No conozco a Harvey en persona (ojalá). Lo que he aprendido de él es por sus libros que me gustan mucho, tal vez porque no me lo dejaban leer de mas adolescente jeje. El último (Seventeen Contradictions) creo que es una repetición de los dos anteriores (Enigma of Capital y The Limits to Capital), por eso lo he dejado y no lo he terminado.

    Otro que me gusta es David Graeber aunque sólo he leído un libro de él.

    Saludos y un abrazo!!!

  2. #42

    crates

    Hola Claudio.
    Me alegra mucho ver que vuelves a la arena para regocijo del populacho, unos levantarán el pulgar y otros lo bajarán, en fin, así es la intensa vida del gladiador jeje.
    Cada vez tengo más claro que la visión de un ecólogo, al estilo de Know, es la más certera y menos subjetiva de todas las posibles perspectivas que podamos tener para comprender la realidad de lo que está sucediendo. En esencia es la siguiente: estamos actuando como cualquier especie animal que vela por sus intereses, y que con condiciones favorables tiende a expandirse y para poder lograr eso debe de dominar todos los medios posibles. Ese es el motivo de nuestro éxito pero también será el de nuestro fracaso si no somos capaces de verlo a tiempo, cosa ésta harto improbable en mi opinión. Pero sin embargo esa visión total que se logra del hecho de estar situado en la montaña más alta, es más propia de un dios (o la de un extraterrestre que nos observa con neutralidad desde su nave espacial) no la de un ser humano mortal, y es necesario descender a cotas más bajas para intentar comprender todo el proceso con todos sus detalles, con la esperanza de poder hacer algo que evite lo peor. Para eso hay que bajar a los miradores políticos, económicos, sociales, filosóficos etc como tú haces.

    Como creo que sabrás, soy un trabajador manual de la construcción de la vieja escuela (no de la del tunning jeje), y claro, eso ha condicionado mi modo de ver las cosas como no podía ser de otra forma. En ese aspecto me siento un poco un bicho raro en los blogs de Rankia. Vengo de lecturas y luchas pasadas que pretendían otorgar dignidad a las clases trabajadoras y populares. Estas por desgracia para mí, centraron en exceso sus objetivos en cuestiones salariales, olvidando por completo las de índole digamos, más espiritual y liberadoras. Pasamos de creer que éramos orgullosos trabajadores que luchan por su libertad, a meros consumidores sin ningún ideal que no fuera ganar y comprar. Entonces claro, fracasamos aunque pudiésemos irnos de vacaciones al Caribe, y la culpa fue nuestra, y a estas alturas de mi vida, lo llevo con tranquilidad y sosegada resignación.
    Desde mi humilde punto de vista, creo que muchos liberales, en cualquiera de las escuelas en la que se inscriban, pecan de cierta ingenuidad, como lo hizo el proletariado en su día, al no terminar de ver que el auténtico motor de la historia y los que toman las más importantes decisiones, es la razón de Estado (y no exclusivamente por razones económicas). Esto es largo de explicar en una sección de comentarios. En última instancia, el Estado (o conjunto de Estados que se asocian) vela ante todo por sus intereses: esto es, la permanencia en el poder y la supremacía sobre otros estados con el que siempre están en pugna, y para eso debe de controlar la economía, monopolizar el uso de la violencia y controlar las mentes de la población. En su día tocaba fagocitar los ideales del trabajador, y para eso usó los propios del empresariado, y ahora toca fagocitar a estos y para eso utilizan la herramienta financiera. En fin, aquí también cabe preguntarse si esto acaso no podía haber sido ser de otra forma. No lo sé... pudo por ejemplo la revolución de octubre convertir al pueblo ruso en una asociación libre de trabajadores que toman ellos mismos las decisiones y sin dirigentes (comunismo) en un contexto donde Occidente era una auténtica amenaza? Y viceversa?. Utopías y más utopías y al final lo que nos queda siempre es la realidad.
    En fin, digo esto por poner un contrapunto aquí.

    Entonces, desde ese punto de vista (y no el de una oportunidad que no podían desaprovechar como defiendes en tu artículo), hay una cuestión que no termino de comprender Claudio, y es el por qué de la decisión del bloque occidental de dar el visto bueno y facilitar la globalización, cuando obviamente era un proceso que inevitablemente le iba a debilitar a la larga? Acaso fue una mala decisión de esto que digo de la razón de Estado? O fue un proceso inevitable dado la necesidad que tiene la economía de crecer indefinidamente, y en ese periodo se hacía necesario para que ésta no se quedase estancada? Cómo es posible que el sistema ahora quiera eliminar a la clase media, cuando ésta es una de las grandes creaciones y el sustento de éste? Es acaso por exigencias de la nueva situación global, es decir, la competencia con la mano de obra más barata y naciones sin sociedad del bienestar, y en la que permanece acechante y presionando el peak everything? Entonces, por qué se hizo una economía global?... o es que al final el motivo por el cual se expolia a la clase media va a ser por lo que tú dices. La verdad es que no entiendo nada Claudio jaja!

    Bueno no quiero monopolizar más tu estupendo blog y su sección de comentarios, pero es que tratas de cosas que daría para charlar horas y horas.
    Muy interesante el rifirafe que has tenido con Gfierro.
    Cuídate y no fuerces la máquina. Conozco bastante bien tu dolencia pues un amigo mio la padece, y en más de una ocasión he tenido que estar cuidándolo hasta que ha llegado asistencia.
    Y muchas gracias por tu esfuerzo, con el que muchos aprendemos de estas cuestiones tan importantes, como es la macroeconomía (en mi opinión, otro error histórico de las clases populares, no entenderla en absoluto despreciándola por completo).
    Un abrazo.

  3. #43

    Claudio Vargas

    en respuesta a crates
    Ver mensaje de crates

    Muy buenas amigo!!

    En efecto, Gfierro es la monda. Es una gran tipo y, aunque a veces no lo parezca, hay muy buen rollo entre nosotros. Si supieras la edad que tiene alucinarías... Y es francamente difícil encontrar a alguien tan preparado siendo tan joven. Te juro que a veces me descoloca. Yo a su edad sólo pensaba en "culos y tetas"... A pesar de que iba a la universidad; pero claro, resulta que la universidad es un sitio cojonudo para ligar y, al final, mi atención se perdía en otra parte. Pero también es muy generoso. Mucha gente no tiene ni idea de la suerte que tiene Rankia de que esté por estos lares.

    Respecto al Capitalismo, mi humilde opinión es que funciona como una especie de organismo vivo que se adapta a su entorno para evolucionar y sobrevivir. No hay ningún plan pre establecido. Los flujos de capital, sean especulativos o basados en la economía real, se mueven en función de la rentabilidad del dinero. Y si encuentran un nicho atractivo... pues allí se van! Los Estados, por supuesto, pueden ponerle trabas a la dirección de esos flujos. Pero resulta que eso puede ser peligroso y contraproducente y abrir esa "puerta" puede llevarnos a sitios dónde no querríamos estar. Tras la caída de la URSS entraron en el mercado centenares de millones de nuevos trabajadores cuyos salarios eran irresistibles para el gran capital que quería reducir los costes laborales. Es simple ley de la oferta y la demanda. Y si lo piensas bien, puede que una de las motivaciones de la U.E. por meterse en Ucrania -lo cuál es muy peligroso porque puede cabrear al oso ruso-, sea la de aprovecharse de un mercado laboral importante que, sin duda, reducirá todavía más los salarios en Europa.

    Por eso digo que el Capitalismo es una especie de organismo vivo. Me sigues? Y ahora estamos metidos en la época de las bajas tasas de interés y en pleno saqueo de la clase media por lo mismo. Pues los que tienen la "pasta" intentan no sólo sobrevivir, sino ganar dinero con ello. Sin embargo es muy difícil ir de "profeta" en cualquier momento histórico para saber lo que va a pasar. Algo que Gfierro a menudo me critica y con razón... Je je. Sin duda es mucho más práctico que yo. Pero yo soy de otra manera y no puedo evitar contemplar la situación que nos rodea para intentar atisbar que mundo tenemos y hacia donde nos dirigimos (entre otras cosas, porque así también se gana dinero... Sea porque las predicciones son acertadas o, simplemente, por "casualidad"). Todo el mundo juega a ese juego. Por ejemplo los que se pasan todo el día vociferando que China está en una burbuja y que, cuando estalle, medio mundo se irá a la mierda con él. Pues bien, esos agoreros también deben ser los que han invertido en la bolsa china para aprovecharse de su subida -de un 100% en un sólo año-.

    Pero no nos vayamos por los cerros de Úbeda... Aunque el comunismo fracasó, dejó algunas lecciones importantes. Y es que si en este mundo quieres sobrevivir, cualquier país necesita un cuerpo administrativo a prueba de bombas, para que éste puede enfrentarse a los retos geopolítico-financieros que otros les plantearán para robarles la riqueza. Siempre ha sido así, pero en un momento en que los recursos naturales a escala mundial empiezan a escasear; es esencial que las naciones que quieran sobrevivir se doten de cuadros administrativos bien formados, disciplinados y bien dirigidos, que no se vendan a los "cantos de sirena" de otros países. Los chinos, los iraníes y los rusos lo saben a la perfección. Hablaré de todas estas cosas en el próximo post... Y sin embargo, tal vez una de las cosas más decepcionantes de este periodo histórico sea la aniquilación de la faceta combativa de la clase obrera. No soy marxista. Pero tampoco me chupo el dedo!! El proletariado marxista acabó integrado en la clase media y "olvidó" su pasado reivindicativo porque mejoró su calidad de vida. Eso es bueno... Pero también tiene un lado malo, por supuesto. Y es que ahora tenemos a millones de trabajadores sólo en España, que no saben lo que tienen que hacer ni adónde dirigirse para evitar que el Estado los machaque con recortes y bajadas salariales que esquilman sus ingresos.

    Y en esas estamos, amigo crates. Así pues, auguro que a todos los españolitos de a pie les van a dar "por el culo" hasta que ya no puedan aguantar más... Como en Grecia o en Ucrania. Sólo entonces, quizá, las cosas puedan empezar a cambiar otra vez. Quién sabe. Viendo las cosas de esta perspectiva, me acuerdo de las palabras del padre Vicent cuando en los años 20 del pasado siglo iba a las barriadas industriales para encontrarse con los obreros. Les decía: "El pobre puede sufrir mientras cree en Cristo..." Menudo hijo de la gran puta, no? Quizá por eso, de leer esas cosas, tengo una vena anarquista y anticlerical que no me saco de encima. Pero el consejo del padre Vicent contiene una realidad testada infinidad de veces a lo largo de la historia; a saber, que cuando la población reaccione de "verdad", ya llevará varias décadas comiendo mierda.

    Un abrazo amigo!!

  4. #44

    crates

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    "Pero el consejo del padre Vicent contiene una realidad testada infinidad de veces a lo largo de la historia; a saber, que cuando la población reaccione de "verdad", ya llevará varias décadas comiendo mierda."

    Qué razón tienes Claudio jeje!, pero en mi opinión, y teniendo en cuenta los tiempos que están por venir yo añadiría, "...pero posiblemente ya será tarde". Tengo claro que la población nacida en el presente siglo, tienen por delante unos retos sociales, políticos y reivindicativos difíciles de imaginar ahora. Ojalá que sepan organizarse y sean combativos, y que demuestren imaginación para desdeñar las caducas premisas obreristas del XIX, y sepan crear una nueva acorde a la situación en el mundo del siglo XXI que les va a tocar vivir.

    No sé si leíste este artículo, y la credibilidad que le podemos otorgar. En cualquier caso es interesante y complementa tu artículo, y también lo que te decía acerca de las decisiones que toman los estados.

    http://blogs.elconfidencial.com/economia/desde-londres/2010-06-01/el-hombre-mas-listo-del-mundo_596774/

    Un saludo.

  5. #45

    bane1

    Primera vez que leo uno de tus artículos.

    Brutal.

    La verdad es que sin haber hecho un análisis tan profundo como el tuyo, ya venía pensando de manera similar desde hace tiempo. Es una evidencia que el actual entorno económico perjudica a los ahorradores y empobrece lenta y progresivamente a la clase media.

    Yo no creo que sea casualidad, es simplemente una manera de reajustar el sistema. Ahora mismo somos demasiados habitantes en el planeta. Al ritmo que vamos, consumiremos todos sus recursos en unos pocos años, entonces ¿Cuál es la solución? Reducir la población.

    Esto es lo que están haciendo las élites al reducir intencionadamente la clase media. Ellos se hacen más ricos, aseguran su continuidad y descendencia en este planeta, y esquilman a los pobre infelices que viven bajo sus reglas.

    Los juegos del hambre, a eso nos dirigimos en unos 50 años... puede parecer un razonamiento "conspiranoico", pero de verdad, yo lo veo tan claro como sumar 2 + 2.

  6. #46

    Claudio Vargas

    en respuesta a crates
    Ver mensaje de crates

    Je je crates! Buen artículo, sí. Pero hay mucho más de lo que parece. Lo contaré en el próximo post...

    Un abrazo amigo!

  7. #47

    Claudio Vargas

    en respuesta a bane1
    Ver mensaje de bane1

    Muchas gracias bane1!

    Y tengo más artículos si quieres. En general, lo más recomendados -aunque no siempre-, son de los que más orgulloso me siento.

    Tienes razón en un montón de cosas y, en otras, tengo mis dudas. Pero sí, coincido bastante contigo. Lo peor de esto es que cuando la población empiece a reducirse de aquí a unas décadas, la mayoría ya viviremos en la miseria. Luego, respecto a las élites... Creo que Marx tenía razón. Ese cuerpo no es homogéneo y van a fagocitarse entre sí. Habrá otros "Lehman" que se irán al garete. Y en ese sentido, lo que hoy está pasando en Ucrania bien podría ser la pauta; dónde unos oligarcas devoran a otros.

    Pero lo más importante es que nos demos cuenta que el Sistema se reajusta a sí mismo. Ahora bien, sobre cómo se realizará ese desempeño ya es otro cantar. Es casi un ejercicio de ciencia ficción.

    Un abrazo!

  8. #48

    Publicis

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    Claudio, respecto al tema de las élites no homogéneas que comentas... ¿crees que "organizaciones" del tipo CFR, Comisión Trilateral, Comité de los 300... etc tienen tanto poder como para "imponer" determinadas políticas a Estados "supuestamente soberanos"?

    Mi impresión es que estamos en manos de ellos.

    ¿Puede haber algo de esto?

    Saludos, crack!

  9. #49

    Claudio Vargas

    en respuesta a Publicis
    Ver mensaje de Publicis

    Yo creo que son lobbys Publicis. O mejor dicho, son lobbys occidentales. Ya que en Asia, la acción de las élites discurre por otro lado. ¿Que si estamos en manos de ellos? Puede, no lo sé. Pero como todo en la vida, es temporal. El viejo emperador romano Vespasiano tenía a un consejero que lo acompañaba a todas partes sólo para recordarle que su grandeza era "efímera". También lo es para ellos. Luego, los tremendos cambios que están sucediendo el mundo también les afectará... No creo que les guste mucho el auge de China y de los emergentes. Para mi, sólo son otras piezas del tablero de ajedrez de la política, geopolítica y economía mundiales. Eso sí, con gran influencia en sus países. Como en España, vamos.

    Un abrazo!

  10. #50

    Publicis

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    Gracias, Claudio.

    Un abrazo.

  11. #51

    Comstar

    Complemento lo que dices con esto (no tengo ganas de transcribirlo, así que lo enlazo)

    Evolución del capitalismo desde 1945
    https://www.rankia.com/blog/comstar/1936400-evolucion-capitalismo-1945

    Miro el aumento de treasuries, que no es otra cosa que el subproducto del shadow banking.

    El imperio español vio el dinero llegar a las calles y hubo inflacion. EUA pensó que si entierras el dinero en el cofre de tesoro de pirata Morgan de los entes financieros, entonces evitas la inflación. El problema es que para mantener el dinero enterrado, el cofre debe ser más rentable que la economía real, lo que imposibilita la capitalización de la economía real (nadie presta), y el aumento de rentabilidad de economía real en una recuperación hace que haya riesgo de que el dinero se salga del cofre, a menos claro que haya una intervención estatal que impida a los financieros sacar su dinero del cofre, un corralito. Y ese es el gran dilema que en frenta EUA y Europa para poder recuperarse.

    Por supuesto, esa gran rentabilidad está reservada para unos pocos participantes potentados y privilegiados capaces de manipular precios de mercados financieros con una sola transacción, y los pequeños siguen teniendo cofres de tesoro muy riesgosos, lo cual a mi manera de ver es dumping financiero, asimetría competitiva.

    Aunque se diga que se desregula el mercado financiero, en realidad lo que se hace es convertir a los entes financieros en repúblicas independientes, y cuando esas repúblicas se ven amenazadas, entonces hay intervención estatal para preservarlas. Y por supuesto esas repúblicas tienen prioridad sobre el ciudadano.

    La geopolítica actual juega en contra de este esquema. Si el dinero es poder, el imperio español fue muy poderoso, y su deuda que es dinero, fue más poderosa aún. El dilema más grande es cómo mantener el poder mundial, sin recuperar la economía. Es decir, ser rico a punta de prestarse a sí mismo (deuda al estilo español), pero sin gastar en la calle, y no a partir de producir riqueza.

    Es entendible la oposición de EUA hacia Argentina, porque se mira una orientación a economía real igual que Rusia, lo que geopolíticamente es difícil, porque es aliarse Argentina a Rusia atado al dólar de EUA. Pero ya Argentina parece querer desdolarizarse.

  12. #52

    Comstar

    No se cuan fiable es esta noticia, pero suena interesante.
    Parece que ya ven venir la caida.
    ----------------------------------------------------------------------
    Bancos centrales planean drásticas restricciones al uso del dinero en efectivo
    http://www.elblogsalmon.com/mercados-financieros/bancos-centrales-planean-drasticas-restricciones-al-uso-del-dinero-en-efectivo
    Los bancos centrales están planeando restricciones drásticas del dinero en efectivo para evitar las corridas bancarias y la intensificación de la guerra de divisas. Las ideas de Kenneth Rogoff y Willem Buiter, presentadas en este post, están cobrando fuerza y a fines de este mes se realizará una importante reunión en Londres con representantes de los principales bancos centrales del mundo para trazar el camino hacia el fin del dinero en efectivo. Terminar con las transacciones de dinero en efectivo es una de las acciones más enérgicas contra el lavado de dinero y la evasión fiscal. Pero esta guerra contra el efectivo puede acrecentar aún más la dictadura financiera.
    ----------------------------------------------------------------------
    Eso significa que si al banco se le antoja, no vas a poder ni comprar ni vender.

    Apocalipsis 13: 17
    Y nadie podrá ni comprar ni vender, si no tenía la marca o el nombre del monstruo, el número de su nombre.

    La verdad es que la noticia suena literalmente apocalíptica, jeje.

  13. #53

    Comstar

    He escrito un post en mi blog, acerca de si los bancos se preparan para el gran crash.

  14. #54

    Txuska

    Un fuerte abrazo Claudio

    http://inbestia.com/analisis/el-efecto-ricardo-y-la-teoria-austriaca-del-ciclo-economico

    .el crecimiento más que proporcional en el precio de los bienes de consumo respecto al aumento de las rentas de los factores de producción hace que, en términos reales, éstas, y en concreto los salarios, disminuyan, con lo que los empresarios tienen un potente incentivo económico para sustituir, de acuerdo con el «Efecto Ricardo», maquinaria y equipo capital por trabajadores. Se produce así una disminución en términos relativos de la demanda de bienes de capital y de productos intermedios de las etapas más alejadas del consumo, lo cual viene a agravar aún más el problema latente de disminución de los beneficios contables (e incluso de pérdidas) que ya empezó a sentirse en las etapas más alejadas del consumo y que mencionamos anteriormente.

    súmale el coctel demográfico , esto se parece cada vez mas al panorama descrito en http://www.elviejotopo.com/web/libros_detalle.php?idLibro=54..un libro profetico ya que es del siglo pasado

    Cuidate Claudio