Rankia Chile
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog La macroeconomía al descubierto.
Analizando las contradicciones del mercado

Sociedades Estacionarias

Hoy se trata del petróleo, ¿verdad? Dentro de 10 o 15 años será la comida, el plutonio, puede que incluso antes… ¿Qué cree usted que el país nos va a pedir que hagamos entonces? Pregúntele a la gente cuando empecemos a padecer escasez; cuando no haya calor en su hogar, cuando pasen frío, cuando la maquinaria de las fábricas se detenga, cuando los que jamás conocieron el hambre empiecen a padecerla…

                                                                                                                                        Diálogo final de la película Los tres días del Cóndor

 

No hace mucho, le escuchaba decir a Antonio Turiel –el autor del magnífico blog “The Oil Crash”- que si conseguimos crecer a un ritmo del 2’7% durante los próximos 300 años, la temperatura de la Tierra subirá otros 30ºC. Y que serán 100ºC, si ese crecimiento se prolonga otros 200 años más. O sea, que en 500 años el agua de los mares hervirá… Esto es así porque “el trabajo” que proporciona cualquier fuente de energía genera calor que luego se añade al medioambiente. Este pronóstico toma como referencia los estudios del astrofísico Tom Murphy; en cuyos cálculos ha introducido la media ponderada del crecimiento del PIB durante el Capitalismo para establecer los resultados. Huelga decir que los análisis de Murphy se basan en la ciencia. Seguro que los políticos llaman a sus huestes para desacreditarlo; pero francamente, les va a costar mucho poner en tela de juicio los principios de la Termodinámica. Así pues y si nada lo remedia, los seres humanos cambiaremos nuestra nacionalidad “terrícola” por la “venusina”.

En realidad, no hay que esperar 300 años para verle “las orejas al lobo”. Los científicos del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) –organismo dependiente de la ONU-, llevan tiempo advirtiéndonos de que nuestra civilización ni siquiera puede permitirse un aumento de 3ºC; que es lo que se espera para finales de este siglo. Pues se abriría la caja de los truenos… Los informes del IPCC son muy preocupantes. No sólo por su contenido, sino porque todo el mundo sabe que están a sueldo de los políticos y que se dejan muchas cosas en el tintero para “no alarmar”. Por ejemplo: soslayan las evidencias empíricas de los trabajos de campo de los científicos independientes que informan de un calentamiento de los mares muy superior al reconocido por las estadísticas oficiales. Lo cual evidencia una gran falta de rigor que ha sido denunciado por James Lovelock en todos sus libros. Quizá por eso los que se atreven a hablar, los que no temen por sus puestos de trabajo, pronostican mayores subidas de las temperaturas. No soy ningún experto en la materia, pero es posible que así sea… Al fin y al cabo, esta postura podría alinearse con los planteamientos de Murphy; ya que según sus cálculos, el tamaño del sistema energético creado por el hombre se multiplica por 10 cada siglo.

 

Las consecuencias del Calentamiento Global

Los últimos 10 años han sido los más calurosos de toda la serie histórica. La tendencia está ahí. El planeta se calienta y el clima se vuelve caótico. Todos hemos oído hablar de las consecuencias medioambientales que se van a agravar en los próximos años. Ahí están los informes de Greenpeace. Los glaciares se derriten, incluso los del Himalaya; el Ártico pierde casi todo su hielo durante el verano; las sequías se intensifican en el interior de los continentes; sube el nivel de los mares… La casuística es infinita. Vivimos en un ecosistema global en el que todo está interconectado. Aunque de todos los cambios propiciados por el clima, hay uno que me llama especialmente la atención –por motivos personales: mi hermano lleva 14 años vendiendo vino español en China…-; es el aumento de la graduación del vino. Ahora los viñedos reciben más insolación que hace unos años y, en consecuencia, sube la tasa de alcohol de los caldos. Es un problema que el sector no sabe cómo resolver. En cualquier caso, todos estos cambios medioambientales provocados por el calentamiento global de efecto invernadero, van a frenar el crecimiento económico.

La situación es bastante extraña. Asistimos a una pugna mortal entre dos fuerzas contrapuestas. Por un lado tenemos a nuestros políticos y gobernantes, empeñados en crecer a tasas del 3% para salvar al sistema financiero y evitar que la población los barra del poder. Y por el otro tenemos a la Madre Naturaleza, cuyo equilibrio ha sido violentado por la acción irrespetuosa del ser humano. ¿Quién ganará? Se admiten apuestas. Si seguimos esquilmando los recursos naturales y emitiendo calor a la atmósfera, nuestra civilización se autodestruirá. Pero si por algún azar del destino recibimos un palo muy gordo –tal vez en forma de un empeoramiento masivo del clima- y reaccionamos… Entonces puede que todavía tengamos tiempo para diseñar un modelo de sociedad estacionaria en la que el PIB y los tipos de interés tengan un valor residual. Lo cuál sin duda acabará con el Capitalismo tal como lo conocemos hoy en día.

Por lo que veo, casi nadie entiende estas cosas. Eso nos pasa porque somos monos que “no quieren ver, ni oír, ni escuchar”. No estamos tan lejos del chimpancé, después de todo. Sin embargo, algunos gorilas de Wall Street empiezan a preocuparse. Uno de ellos es el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que recientemente ha patrocinado un estudio para averiguar cuánto nos va a costar todo esto… En Risky Business: Risks of Climate Change to the United States (julio 2014) intentan poner números al desastre medioambiental que se cierne sobre la agricultura, el sector de la energía y las infraestructuras costeras. El marco temporal del informe abarca todo el s.XXI y da por hecho de que las cosas empeorarán exponencialmente si no hacemos nada para remediarlo. Las cifras son estremecedoras:

- Año 2050: 100.000 millones de dólares de propiedades inmobiliarias estadounidenses se ahogarán en el mar. Asimismo, el país sufrirá sequías extremas en el sudoeste, sureste y medio oeste. El calor reducirá en un 3% la productividad de los trabajadores al aire libre (en 1970 la caída de la productividad en plena crisis fue del 1’5%!). Se prevé un fuerte deterioro de la producción agrícola, con caídas de hasta el 50% en los cultivos de maíz, trigo y demás. Las subidas de precios serán inevitables, así como la emigración de esos cultivos hacia el norte.

- Año 2100: Ya podéis imaginaros cómo estarán las cosas… Los pececillos nadarán entre 500.000 millones de dólares de propiedades inmobiliarias sumergidas bajo el mar (más otros 700.000 millones de propiedades vulnerables a las mareas altas). Y de los huracanes, mejor no hablamos… pues podrían provocar daños valorados en hasta 100.000 millones de dólares anuales. Por otro lado, la actividad física al aire libre será insoportable. Será como ir a la guerra, ya que las lipotimias serán el pan nuestro de cada día. Asimismo, se espera un escenario catastrófico para la agricultura. El norte del país verá la aparición de cultivos tropicales.

Me dejo muchas cosas en el tintero porque el estudio es largo. Aunque hay otro dato de interés; en los próximos 25 años tendrán que construirse 200 centrales energéticas de gas natural o de carbón para generar los 95 gigavatios que la población demandará para enfriar sus hogares y lugares de trabajo.

La verdad es que en general las situación es muy difícil. Cuando la analizo desde un punto de vista holístico me dan ganas de reír. O de llorar. La economía global se encoge debido al calentamiento global y porque los recursos naturales empiezan a escasear. Y mientras tanto, todos los países compiten entre sí para ver quién acumula más deuda. Imprimimos dinero porque es lo único que se nos ocurre para mantenernos en pie. Desde 1990 y sólo en Estados Unidos, las deudas totales han escalado hasta el 328% del PIB... Cuando éste sólo ha crecido un escaso 75%. Es una tendencia que se aprecia en todo el mundo. Aunque Occidente se lleva la palma porque, además, tiene que acarrear con los costes del envejecimiento de la población. En definitiva… Me parece un chiste de mal gusto que la deuda a largo plazo de Estados Unidos, Japón, Reino Unido y demás países de la Unión Europea rinda intereses tan bajos. Los bonos, los planes de pensiones y el dividendo de las acciones de un montón de compañías no son más que un pagaré; una promesa de pago que no refleja la prima de riesgo real en que se halla y hallará la economía. Aunque tampoco hay que preocuparse demasiado… Ya sabéis: Keep calm, we’ll print more!. Si no detienen la flexibilización cuantitativa, terminaremos limpiándonos el culo con billetes de 500€.

Los problemas medioambientales son muy graves. Los mares se acidifican, las ciudades y ríos de Asia se ahogan por la contaminación (el cáncer será pronto la primera causa de mortalidad en la sociedad china), los huracanes se desplazan hacia el norte, etc. Sin embargo me gustaría detenerme un momento para hablar de las tremendas sequías que afectan al interior de casi todos los continentes. Esas zonas presentan los menores niveles de pluviometría en 50 o 60 años. Lo que provoca el avance del desierto y complica sobremanera las tareas agrícolas y ganaderas. Podemos constatarlo en Australia, en China, en el Sahel, en las estepas rusas, en el medio oeste americano e incluso en España, en la zona del Levante. En general, los territorios que tienen disponibilidad de agua dulce por la presencia de acuíferos y lagos cercanos aguantan. De momento… Pero el resto será arrasado por el calor y la aridez extrema.

Las consecuencias medioambientales, sociales y económicas de estas mega-sequías son incalculables e innumerables. Aquí van algunas de ellas: incrementan los costes de la producción agrícola (suben los precios alimenticios); fortalecen los flujos migratorios (las poblaciones de los países del Sahel emigran al Magreb y a Europa. O se convierten al yihadismo de Al Qaeda); y provocan frecuentes tormentas de arena que complica la vida en las ciudades (sea en Phoenix o en Pekín). Y también aumentan el consumo de energía en algunos países. Por ejemplo: en Arabia Saudita. La verdad es que el caso saudí es digno de estudio… Hace tiempo que agotaron las reservas de agua de los acuíferos que se encuentran bajo el desierto. Así que para financiar el impresionante desarrollo urbanístico de la península han construido docenas de desaladoras por todo el litoral para que suministren agua potable a sus 30 millones de habitantes. Pueden costearse esas centrales porque el país tiene excedentes de petróleo –las desaladoras consumen el 20% de la energía nacional-. Aunque a largo plazo las perspectivas son muy sombrías. El año que viene el reino alcanzará el peak oil y, a partir de entonces, los jeques tendrán que lidiar con los problemas derivados de una economía sobredimensionada cuyos costes irán en aumento. Luego, como el país tiene muchas reservas monetarias y activos en el extranjero, seria de esperar que en los años venideros empiecen a repatriar los capitales invertidos para financiar las necesidades de la nación. Eso es lo que haría cualquier país “normal”. Pero los jeques a veces te sorprenden y no me extrañaría nada que estén financiando a grupos como el ISIS en Irak para hacerse con el control de los campos petrolíferos de la zona y poder seguir viviendo del cuento hasta que se pare “la música”.

Otro país que me gustaría analizar es Estados Unidos. En el siguiente mapa podéis ver dónde está impactando la sequía extrema –en rojo-:

Los estados más afectados son California, Nevada y Texas. Entre los granjeros californianos cunde el desánimo porque no saben cómo van regar sus campos ahora que el precio del agua se ha multiplicado por 10. El negocio es una ruina y si no consiguen vender sus productos a buen precio, terminarán abandonado las explotaciones. Por otro lado, en el estado de Nevada, la ciudad de Las Vegas padecerá próximamente una gran crisis hídrica que muchos están comparando con el impacto que el huracán Katrina o la tormenta Sandy tuvieron en la economía del país. Las lluvias de los últimos 14 años han sido muy escasas. Las reservas del Lago Mead están en mínimos históricos y, mientras tanto, siguen construyendo como si no pasara nada. En fin: ¿qué puede esperarse de una ciudad adicta al juego? Respecto a Texas, la situación es un poco diferente. A diferencia de California o Nevada, los tejanos tienen a su disposición los recursos hídricos del acuífero de Ogallala; una inmensa columna de agua que se extiende hacia el norte hasta Dakota del Sur. Es tan grande que necesita 1000 años para llenarse y desde hace seis décadas riega todos los campos del medio oeste americano. Hoy en día está al 70% de su capacidad, pero los geólogos creen que para el año 2060 el nivel de las capas freáticas descenderá hasta el 30%. Siempre y cuando se mantenga el ritmo actual de consumo… Los ganaderos y agricultores tejanos están en pie de guerra contra las petroleras que extraen el gas de esquisto. No quieren que les arrebaten el agua, ni que contaminen sus campos con productos químicos nocivos para la salud.

En cualquier caso, el problema de las sequías y la falta de disponibilidad de agua se extiende por todo el globo. Para China y la India, las perspectivas son mucho más pesimistas que para Estados Unidos. El deshielo del Himalaya afectará al caudal de los ríos asiáticos que riegan los campos que alimentan a miles de millones de personas. Quizá por eso los chinos se están dando mucha prisa en construir un río artificial que transportará hacia el norte el agua que abunda en la zona tropical del país. Semejantes infraestructuras cuestan dinero y energía. Los países que puedan permitírselas ganarán tiempo para adaptarse al cambio climático. En cambio, para países como la India, Pakistán, Bangladesh y otros, el futuro pinta negro de cojones... Pero al menos, los que puedan, podrán ahogar sus penas con vinos de 20º.

 

Los Recursos Naturales se agotan

Bueno, aquí toca hablar otra vez del tema del petróleo. Aunque no me entretendré demasiado. Según el World Energy Investment Outlook de la Agencia Internacional de la Energía, en los próximos 21 años tendrán que invertirse 46 billones de dólares para evitar el desplome de la producción. O dicho de otro modo: el mundo tendrá que invertir el 3% del PIB anual para evitar el colapso del sistema. ¿Puede conseguirse ese dinero? Por supuesto que sí. Los Bancos Centrales le darán al enter e imprimirán dinero hasta que nos salga por las orejas. Otra cosa es que eso funcione… Las caídas salariales que se observan en todo el mundo deprimen la capacidad de consumo de los ciudadanos. Por esta razón, la lógica del mercado sugiere que la producción de crudo tendría que caer por la menor demanda. Pero esto no es del todo cierto. Aunque muchas multinacionales están cerrando los pozos más caros porque ya no son rentables; también observamos que muchas de ellas siguen invirtiendo en explotaciones ruinosas que amenazan con llevarlas a la quiebra –porque gastan más de lo que ingresan-. Aunque todos los países esconden “muertos en el armario”, el de Brasil es un caso paradigmático. La segunda petrolera del país perteneciente al magnate Eike Batista quebró hace un año por este motivo; y Petrobras, la compañía de titularidad estatal, pone dinero a cuenta de la contabilidad nacional para evitar el cierre de los yacimientos que tiene en alta mar. Este ansia por perder dinero sólo tiene una explicación: necesitamos el oro negro para que la máquina del Capitalismo siga funcionando. En caso contrario, las consecuencias serían mucho peores. La sociedad actual se acerca presta y veloz a una TRE inferior a 10; momento en el que entraremos en una severa depresión. En realidad, “el enemigo está a las puertas”. El petróleo de esquisto tiene una TRE de 10 y las arenas bituminosas de Canadá sólo de 5. Y para mi esto es otro indicativo de que hemos llegado al final de la partida.

Uno de los sectores que más va sufrir la escasez de crudo es la minería. No sólo por la escasez; pues esto significa que tendrá que competir con otros actores económicos para garantizarse el suministro –sea la agricultura, la industria química, el transporte o los ejércitos-, sino porque cada vez necesita más y más combustible para extraer el escaso metal que queda bajo tierra. Y es que también hemos alcanzado el peak de la minería. Para que os hagáis una idea: en apenas un año, la industria minera extrae tanto oro y plata… ¡como los españoles extrajeron de América durante toda la Colonia! La energía necesaria para mantener este ritmo es desorbitante. Luego, como la explotación de las vetas de mayor calidad ya es cosa del pasado, ahora hay que ir a por “la morralla”; lo cuál obliga a procesar más y más tierra para obtener la misma cantidad de metal. Y eso claro, incrementa el consumo de diésel de la industria y dispara los costes:

Menos metal y más procesado de tierra (media de las 5 mayores mineras de oro)

Es un mal que aqueja a todo el sector. La minería de cobre, del Dr. Cobre como lo llaman los analistas de materias primas, también está fatal. Es cierto que las mejoras introducidas en la productividad han paliado en parte la escasez de físico, pero los costes energéticos crecen a un ritmo exponencial a medida que se agotan los metales concentrados en las fisuras geológicas. Cuando los filones no den para más, habrá que excavar en el interior de la corteza terrestre, dónde la concentración metálica cae en picado. No faltan tantos años para ese “Viaje al centro de la Tierra” que fascinaría a Julio Verne… El problema es que cuando eso suceda, el coste energético de extraer el metal podría llegar a los 30 o 40 TW. En palabras de Antonio Turiel, esto significaría dedicar a la minería el doble de la energía que se produce actualmente en el planeta. Vamos, un imposible. El viaje de Verne tendrá que esperar… Mejor así, porque si consiguiéramos esa hazaña nos convertiríamos en ciudadanos de Venus de pleno derecho.

 

Sociedades Estacionarias

Yo creo que lo veré… ¡O Así lo espero! Lo que sí sé es que cuando las generaciones venideras echen la vista atrás, se darán cuenta de que el desarrollo del Capitalismo sólo fue posible a costa de saquear el medioambiente. La plusvalía de la que hablaba Marx –los beneficios empresariales-, no sólo se extrae del trabajo de los trabajadores, sino de  nuestro entorno. La Naturaleza paga. Todo el sistema financiero-económico está diseñado para depredar los recursos naturales. Nunca le hemos dado importancia a estas cosas porque desde que empezó la Revolución Industrial en Inglaterra a mediados del s. XVIII, parecía que los recursos del planeta eran infinitos. Sólo ahora empezamos a percibir el peligro… Pero somos tan estúpidos que la mayoría de gobiernos e instituciones internacionales siguen funcionando en modo automático creyendo que tenemos todo el tiempo del mundo para revertir la situación.

Desgraciadamente, lo que no tenemos es tiempo. La organización internacional Global Footprint Network (GFN) acaba de publicar su informe anual en el que declara: “la economía global ha consumido a mediados de agosto los recursos naturales que el planeta renueva cada año”. Esto es así porque el ecosistema de la Tierra tiene cierta capacidad de regeneración. La madre Naturaleza hace lo que puede… Pero nosotros la devoramos sin contemplaciones. El 86% de la población vive en países que consumen más recursos naturales de los que el ecosistema puede restituir; es decir, éstos países acumulan “deuda ecológica” que tendremos que pagar entre todos. Aunque quizá lo peor de todo sea la tendencia. Cada año se anticipa más y más el momento en que el sistema gasta más de lo que ingresa. Puede que el año que viene alcancemos ese punto de inflexión a finales de julio. Quién sabe…

Esto no puede continuar así. Necesitamos otro modelo de sociedad y otro modelo de producción respetuoso con nuestro entorno que pueda gestionar la oleada de escasez que se nos viene encima como un tsunami. La actitud de los políticos es lo de menos; pues la realidad manda y tendremos que adaptarnos a ella nos guste o no. En ese nuevo modelo de sociedad espero un control férreo de la natalidad y una gestión de los recursos que priorice su sostenibilidad; tanto para nosotros como para el medioambiente. Asimismo, le auguro días de gloria a toda la industria dedicada al reciclaje (da igual de qué). Aunque soy incapaz de vislumbrar cómo será esa sociedad. Podría ser aburridamente igualitaria. Tal vez como la que Aldous Huxley refleja en su libro Un Mundo Feliz; en el que se inspira la película de Gattaca.

O a lo mejor se basa en tipo de sociedad desigual y altamente jerarquizada como la que aparece en los Juegos del Hambre:

Pero os digo una cosa… Si en ese mundo hay tías tan buenas como Kelly McGillis en Único Testigo.

Entonces yo me hago de los amish… Lo que haga falta para salir adelante.

 

Un abrazo amigos/as!

  1. #1

    Ismael Vargas

    Muy interesante. Espero que de la misma manera que hemos desarrollado tecnología para gastar menos materia prima optimizando los procesos, seamos capaces de vencer las adversidades del futuro. Siempre tenemos retos a los que enfrentarnos, aunque logicamente el cambio climático y la desorbitada destrucción del medio ambiente va a ser difícilmente recuperable, espero que no imposible.
    Saludos y gracias.

  2. #2

    sacrafame

    Yo apostaría por este tipo de sociedad: "sociedad desigual y altamente jerarquizada como la que aparece en los Juegos del Hambre."

    No por nada en especial, sino porque con excepción de los últimos 60 años y en menos de 30 países, el resto del tiempo, incluidos países comunistas, donde la casta dominante son los que están en el partido, ese ha sido el modelo de sociedad predominante y continúa siéndolo en la actualidad en los 170 países restantes.

    De todas formas lo del fin del mundo tipo colapso de la civilización es muy viejo. Yo recuerdo lo de la guerra fría y las bombas atómicas, también lo del efecto 2000 que lo iba a fundir todo, también lo de los mayas, que eran muy listos para predecir la desaparición de la humanidad, pero no lo suficiente para predecir su propia catástrofe.

    Pero históricamente hay cientos de ejemplos, desde los mismos Mayas (catástrofe ecológica), hasta los romanos(sistema económicamente insostenible), los de la isla de Pascua (catástrofe ecológica), etc....

    Todo tiene un coste y nada sale gratis eso es así, el crecimiento económico está correlacionado al 99% con el mayor consumo de energía.

    En la naturaleza lo normal son los auges y las caídas, no hay ninguna especie que crezca de manera indefinida, tarde o temprano tocan un máximo imposible de superar.

    Mira Japón, el país del mundo más envejecido, todo está robotizado, tienen menos extranjeros que España en 1990 y eso que su población es casi tres veces superior.
    Las pensiones han ido reduciendo su poder adquisitivo con el paso del tiempo, como es normal y desde hace ya años han hecho nuevas leyes que permiten trabajar a media jornada a los jubilados japoneses que lo deseen.
    Y ahí están, posando sonrientes a su 80,85 o 92 años en fábricas altamente robotizadas.

    Japón toco lo que parece su máximo de todos los tiempos en 1989 tanto en bolsa como en el precio de los terrenos y las propiedades, y lo que parece su máximo de población de todos los tiempos en 2010, desde entonces es el país del mundo en el que más rápidamente se está reduciendo la población, tras Rusia, que lo hace por los graves problemas sanitarios y de violencia.

    A los japoneses no parece preocuparles y están con sus rebotes y demás dentro de una economía en decrecimiento, lo cual al menos de momento no es tan malo como pueda parecer.
    Antes de esto Japón tenía unos niveles de violencia muy bajos, pero con el envejecimiento de la población esos niveles de violencia han caído todavía más.
    En ese sentido es uno de los mejores países del mundo, el problema en ese país viene por otros lados, terremotos crónicos, tsunamis y desde que pasó lo que pasó, incremento de cánceres debido a la radiación nuclear liberada.

  3. #3

    Conanbab

    Somos depredadores de la naturaleza casi antinatura al estar arriba en la escala evolutiva.Los animales no tienen conciencia propia ni el mundo vegetal,menos aún el mineral,sólo existen en-si.El hombre aparte de existir o ser ontologicamente,es un para-si,de hay nace la crisis,la prosperidad,el devenir, la libertad como rasgo antropológico fuerte.
    Como Stella dice, la enfermera pragmática en la ventana indiscreta:La inteligencia es lo peor que le ha sucedido al hombre.
    Bueno esto es desde la óptica existencialista- nihilista que aunque cruda y fría no tiene porque ser la verdad,cada uno a su gusto.
    Bye.

  4. #4

    Tywin Lannister

    Gran post, Claudio, me dejo para más adelante, una respuesta más elaborada...

    ¿Por qué no incluyes como uno de los grandes males del cambio climatico, el oscurecimiento global?

    Para mí, es un efecto, terrible y que no tengo muy seguro, como lo resolveremos...

    ¿Qué te parece las acciones de Gazprom?

    Tienen una de las energías más neceserias en el presente y en el futuro y en abundancia, encima cotiza con gran descuento...

    Si no lo has visto, te recomiendo la serie UTOPÍA, habla algo sobre este tema, y las decisiones que podríamos tomar para solucionarlo...

    Un s2 compy

    PD ¿que empresas de reciclaje te gustan? yo estuve siguiendo Veolia...

  5. #5

    Publicis

    en respuesta a Tywin Lannister
    Ver mensaje de Tywin Lannister

    Claudio, ¿qué opinas sobre quienes piensan que el principal problema de la Humanidad en este momento, es la SOBREPOBLACIÓN y que las "CRISIS" que hemos visto (y las que vendrán) son un intento de EMPOBRECER/REDUCIR la población mundial a medio plazo?

    Gran post, amigo!

    Saludos!

  6. #6

    Claudio Vargas

    en respuesta a Tywin Lannister
    Ver mensaje de Tywin Lannister

    Muy buenas Tywin! Desde luego, hay que comprar Gazprom con los ojos cerrados. En serio. Siempre y cuando vayas a largo plazo. Ucrania acabará partida en dos y parece que no hay nada ni nadie que pueda remediarlo (a no ser que a los europeos nos dé por matarnos los unos contra los otros cómo durante la II Guerra Mundial. Cosa harto improbable). Después de eso, Gazprom subirá a los cielos porque su límite es el mundo. Tras los oleoductos que los rusos construyen en China, vendrán los indios, los paquis e incluso Japón arde en deseos de recibir el gas ruso (¡no me extraña!). Respecto a las empresas que reciclan, te voy a ser honesto: todavía no he explorado ese sector. En cualquier caso a priori me interesan las cotizadas que reciclen metales para invertir a largo plazo. Se aceptan sugerencias!
    El oscurecimiento global se debe a la contaminación humana. Los gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono generan una película en el aire que impide que una parte de los rayos del Sol lleguen a la superficie. Es decir, el oscurecimiento global enfría. Lo que pasa es que estamos metidos en una depresión económica del carajo y ahora esa película se está desvaneciendo. Las partículas caen a tierra, o a los mares, y ahora nos llega toda la potencia del sol. Lo cuál agrava las sequías, sin duda.

    Me apunto lo de la serie de "Utopia". Ya me pica la curiosidad!!

    Un abrazo amigo!

  7. #7

    Claudio Vargas

    en respuesta a Publicis
    Ver mensaje de Publicis

    Muy buenas Publicis. Bienvenido al blog! Lo que yo espero es una reducción importante de la población mundial en las décadas venideras. Como siempre, la población sigue creciendo durante un tiempo más allá de los recursos disponibles hasta que el colapso es inevitable. En realidad, el crecimiento de la población mundial ya se está ralentizando. Se ralentiza, se estanca y luego cae. Nos faltan los recursos de dos Tierras y media para evitar ese escenario. Y eso no va a suceder! El chalado de Lyndon Larouche dice que el ajuste se realizará tras una guerra termonuclear... Uff! Espero que no. Aunque la carrera armamentística de China, Rusia y Estados Unidos no augura nada bueno. Confío en la Humanidad y espero que no seamos tan estúpidos. En cualquier caso, estamos en los albores de esa reducción de la población. Sólo hay que fijarse como decae la población de ciertos países. Por ejemplo: Ucrania (la población decae desde hace 15 o 20 años). Y parece que todo Oriente Medio está tomando ese camino. Es lo que tiene la guerra... Y luego está el cambio climático, que aportará su granito de arena.

    En efecto, tenemos superpoblación. Pero antes de que decaiga, nos espera el empobrecimiento global. Cosa que ya estamos viendo.

    Un abrazo!

  8. #9

    Claudio Vargas

    en respuesta a 1755
    Ver mensaje de 1755

    Je je. A quién le importan los ciclos astronómicos de cientos de miles de años cuando la emergencia ya está aquí y la Humanidad entera no está acostumbrada al calorcito que viene. Los ciclos solares van por un lado; y la depredación de los recursos naturales por otro. Y esa depredación genera calor. Asimismo, la evidencia empírica va en contra de los que piensan que viene una nueva glaciación. Si claro, puede que en los próximos 100.000 nos muramos de frío. Pero eso no es lo que va a pasar en el s.XXI.

    Un abrazo amigo! Sin acritud, eh?

  9. #10

    1755

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    El asunto que se comenta no es para dentro de 100.000 M de años, sino para dentro de pocos años. Si se materializa como predicen está claro que impactará, pues se dará la mano del fenómeno del "Oscurecimiento Global" y sus efectos se realimentarán mutuamente provocando una severa crisis mundial.

    http://www.cambio-climatico.com/la-teoria-del-enfriamiento-global-por-la-hibernacion-solar

    Salud.

  10. #11

    snivelak

    Bueno primeramente he de decir que es muy largo como para leerlo todo, lo he visto por encima, aunque se nota que está currado.
    Sinceramente lo que pase a final de siglo me preocupa bastante poco porque ya estaré criando malvas. Probablemente no haga falta esperar al cambio climático para que llegue la hambruna, por lo menos a España, que ya tenemos al Frente Popular ahí a las puertas.
    En cuanto a tu afirmación de "La economía global se encoge debido al calentamiento global y porque los recursos naturales empiezan a escasear", me parece una soberana chorrada. La economía se encoge y los países están muriendo aplastados por una bola de deuda infinita e impagable porque todo se hace en China. Si miras tu armario, el 95% de la ropa por no decir más está fabricada en China, o como mucho Pakistán, Vietnam etc. Los productos de electrónica que antes venían de Japón o Alemania, el 100% vienen ahora de países donde a cambio de un plato de arroz diario y unos latigazos trabajan 16 horas diarias, 6,5 días por semana y así un largo etc., solo tienes que mirar la etiqueta de cualquier cosa al azar que tengas por casa. Así no hay economía que prospere, ni con cambio climático, ni sin él, ni con escasez de recursos, ni aunque el coltán creciera en los árboles, porque ni ellos comen con esos salarios de miseria, casi esclavitud ni nosotros tampoco porque está medio país en paro porque aquí ya no se fabrica casi nada. Y luego ya si, lo que tu digas de cambios climáticos, escaseces y lo que quieras, pero lo fundamental es que antes se fabricaba todo en Europa, EEUU y Japón y ahora no se fabrica casi nada.

  11. #12

    Elvis0

    Hola Claudio,
    Discrepo en que el cambio climático lo genere la actividad humana. Creo que en general los humanos somos bastante prepotentes como especie y de alguna forma creemos que podemos influir en el clima, cuando el kid de la cuestión está en el Sol (al que por cierto, apenas podemos mirar directamente).

    Si miramos la atmosfera terrestre:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Atm%C3%B3sfera_terrestre
    Solo un 0.04% de ella es CO2. ¿De verdad este 0.04% nos va a causar tantos problemas?

    Saludos.

  12. #13

    Claudio Vargas

    en respuesta a snivelak
    Ver mensaje de snivelak

    Hay otra manera de decir las cosas aparte de que digo "soberanas chorradas". Así es muy difícil dialogar con nadie... Pero mira, por no haberte leído todo el artículo porque "es muy largo" entraré al contenido de lo que comentas. Lo que comentas es que Asia nos exporta deflación y que esto machaca a nuestra industria. Y estoy de acuerdo... Pero si el gran capital español o de dónde sea decide emigrar a los BRICS, luego no puede echársele la culpa a los de Podemos -hay una gran contradicción en tu planteamiento-. La economía global se encoge en todo el mundo, también en Asia. Ni siquiera sus salarios de miseria -que en China ya no son tan de miseria...-, puede evitar la recesión que se globaliza. Yo creo que las causas están claras e intento mostrarlas en mi blog. Y cómo dices, la deuda es una de ellas.

    Un saludo!

  13. #14

    Claudio Vargas

    en respuesta a Elvis0
    Ver mensaje de Elvis0

    Sabes Elivis0, es imposible saber de todo. Ni lo pretendo. Pero cómo decía Groucho Marx: "Sólo necesito saber el teléfono de la gente que sabe". No sé si me entiendes. Sé que mucha gente niega el cambio climático. Pero esto es porque vivimos en una burbuja. Los esquimales lo saben muy bien, los granjeros que viven en el interior de los continentes, también; y así sucesivamente. Y luego están los científicos, por supuesto. La inmensa mayoría apoya las tesis del calentamiento global. Es curioso cómo mucha gente convierte este tema en un asunto de fe: como pueden ser "los ovnis", la creencia en "Dios" o en el poder sobrenatural del Club Bildeberg.
    Somos 7000 millones de personas: ¿cuánta gente crees que puede soportar el planeta? Yo creo que está al límite de su capacidad para alimentarnos. Recuerda cómo les fue a los habitantes de la isla de Pascua...
    Completamente de acuerdo en que los seres humanos somos unos prepotentes como especie. Somos como las termitas, lo devoramos todo y no dejamos nada para los demás. Casi todos los grandes depredadores están en peligro de extinción porque devoramos sus hábitats con la agricultura, la ganadería y la expansión de las ciudades. El último en desaparecer parece ser el delfín del río amarillo... Estas cosas me entristecen mucho y me provocan mucha rabia. Pagaremos muy cara nuestra arrogancia.

    Un abrazo!!

  14. #15

    snivelak

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    Perdona, no pretendía ofenderte. Ya me lo he leído entero, es que ayer no eran horas ya. Simplemente es que la frase "La economía global se encoge debido al calentamiento global y porque los recursos naturales empiezan a escasear" me chirrió. Yo no veo de momento un problema de escasez: se producen millones de iphone y las tiendas de ropa y de todo lo demás están llenas. Yo lo que veo es que no hay dinero para comprar todo lo que se produce, porque los de aqui nos hemos quedado sin trabajo y los que lo fabrican trabajan prácticamente como esclavos, por lo que no se lo pueden permitir.
    Hemos sustituido una economía en la que con esfuerzo comprábamos una TV fabricada en Alemania o Japón, que tenía que durar años -y duraba porque era de calidad-, por una economía donde todo es más barato y de usar y tirar. Y quien dice una TV dice un pantalón, la gente cambia de móvil cada 6 meses, la ropa es muy barata pero la lavas un par de veces y está para tirar etc. etc. Al principio estaba muy bien, porque todo bajaba de precio y podíamos comprar más y más cosas, en ese afán que tiene el ser humano por acumular, pero ha llegado el momento en que por barato que sea muchos ya no pueden comprar nada porque su puesto lo está ocupando un chino o vietnamita. A todo esto para sostener el "Estado de bienestar" (en el caso de España el "Bienestar del Estado", o sea de los políticos) los gobiernos se han ido endeudando más y más y los Estados están que no pueden con la risa.
    Yo por mi parte procuro reciclar todo lo que puedo y aprovechar al máximo los aparatos tecnológicos, que son de lo que más contamina. No tengo coche ni lo necesito (vivo en una capital mediana) y procuro consumir con cierto juicio, y no por falta de dinero, sino porque no siento la necesidad. Pero veo a mi alrededor como la gente coge el coche para ir a la manzana de al lado (literalmente), cambia el teléfono cada poco... todo el mundo quiere viajar por todo el mundo ahora que el avión es tan barato, lo cual contamina una barbaridad, pero nadie quiere privarse de nada. En fin que veo muy mal futuro al tema, con unos gobernantes que están a otras cosas y cuya única estrategia ante un problema tan complejo es imprimir más papelitos y endeudarse más y más y unos ciudadanos ignorantes y/o despreocupados.
    Yo lo que creo que sucederá a medio plazo es una bancarrota absoluta de todos los países occidentales, aplastados por una deuda impagable, que sumirá al mundo entero en una depresión que ni 20 veces la de los años 30, millones morirán de hambre y penurias y el medio ambiente pues seguirá hecho unos zorros pero bajará un poco la presión que le hacemos soportar. Las sociedades se parecerán a las de los Juegos del Hambre o 1984, con unos pocos privilegiados y una gran masa de desarrapados, prácticamente sin términos medios y de ahí emergerá China como potencia dominante del cotarro mundial, desplazando a EEUU, como antes EEUU lo hizo con UK y antes UK con España. Ojalá ese medio plazo que digo sean 60 años y yo ya esté finiquitado para entonces, pero sinceramente no creo que el tema pueda aguantar tanto tiempo tal y como está.

    Un saludo,

  15. #16

    Exiliado

    Gracias por el post Claudio. Como siempre deacuerdo en muchas copas y discrepando en alguna; me sumo a la opinion de Elvis, y sin negar el cambio climatico que claramente existe, creo que es un fenomeno natural ciclico y que la influencia humana es por el momento minima.

    Cuando Erik el rojo llego a Groenlandia (Groenland,Greenland, la tierra verde),con sus vikingos la llamo asi por sus verdes praderas al estilo de la Irlanda actual, y vivieron de criar vacas y cerdos durante un par de siglos hasta que el progresivo enfriamiento les obligo a sustituirlas por cabras y ovejas, y a comer mas pescado; tres siglos mas tarde lo que comian eran focas y acabaron volviendose a escandinavia porque aquello ya no era vida. Es un caso historico que prueba los dramaticos efectos del cambio climatico en las poblaciones humanas, pero a su vez descarga a esas mismas poblaciones (somos tan egocentricos como raza) del origen de dicho cambio.

    Igualmente el efecto del tan cacareado dioxido de carbono que va a calentar el mundo si no lo dejamos de producir me parece infundado; desde el principio de la revolucion industrial el porcentaje atmosferico de CO2 a pasado de un nimio 0,3% a un monstruoso 0,4%... espera, no puede ser... a ver si lo he escrito bien... anda leches si es correcto, asombrense señores, que resulta que nos clavan 30 mortadelos extra en la ITV para medirnos que no nos pasemos de producir el gasecito de marras en el coche, y resulta que generaciones humanas en bloque en el periodo mas exponencialmente expansivo de abuso energetico, solo hemos conseguido subirlo un 0,1%.
    Casi os estoy oyendo carcajearos de mi ante esta ignorante afirmacion,"jajajaja, claro Exiliado, hombre no seas tan bruto; el problema es que al ser un gas invernadero, un pequeño incremento llevara a un aumento considerable de las temperatura en la Tierra". Pues tal vez tengais razon, pero al afirmar eso estais prediciendo el futuro, con sus evidentes riesgos de error, mientras que yo no hago mas que basarme en el pasado, que es algo mucho mas cientifico, cuando afirmo que en el periodo cambrico la concentracion de CO2 era del 7% (17.5 veces la actual) y a pesar de ello el clima fue gelido durante millones de años.

    Si a esto le sumamos el hecho de que practicamente toda vida vegetal obtiene sus optimos resultados de crecimiento y reproduccion con concentraciones de dioxido de carbono entre el 1% y el 1,2% ("no jodas Exiliado, no me digas que el CO2 es abono, fertilizante y comida para plantas..."), deberiamos plantearnos tal vez la necesidad de revisar algunos postulados pseudo-cientifico-ecologistas. Vamos que como os explicara cualquier honesto cultivador de marihuana, no hay nada como ponerle un generador de CO2 de esos que se venden en E-bay al lado a la porrera para que crezca sana, alegre y lustrosa. Osea, que cuanto mas dioxido produzcamos, mas van a crecer las plantas, y mas captaran y fijaran los arboles, y si dejamos de producirlo, pues mas lento creceran mis pinos, probando de nuevo que en eso de reciclar y organizar ciclos nadie major que mama naturaleza.

    Tal como yo lo veo el riesgo de autodestruccion del ser humano viene de que algun chalado con boton nuclear se levante algun dia con el pie cambiado. Que contaminamos mucho? sin duda, que crecemos sin control hasta agotar los recursos? absolutamente cierto,... pero esos excesos se autorregulan con unas cuantas guerras, hambrunas y periodos de escasez, que nos ponen de vuelta en nuestro sitio hasta que como la marabunta volvamos a salir de nuestro agujero a ver que podemos rapiñar esta vez.

  16. #17

    Claudio Vargas

    en respuesta a Exiliado
    Ver mensaje de Exiliado

    Como verás Exiliado, el artículo toco muchos palos. Es razonable que en algunos postulados estéis de acuerdo y en otros no. Sabía que iba a generar polémica. Lo de la concentración del CO2 en la atmósfera es sólo una dato más. Si es significativo o no, no lo sé. Pero es la concentración más alta de los últimos 400.000 años (según las marcas que se encuentran en el hielo de la Antártida). Quizá es más preocupante los pedos que se tiran todas las vacas del mundo, que ya son muchas; pues emiten metano y el metano tiene un efecto invernadero 20 veces superior al dióxido de carbono. Eso es lo que piensa Lovelock al menos.
    El buen tiempo en la Alta Edad Media está bien documentado. Es como dices. Luego vino la Mini Glaciación que se prolongó desde el año 1400 hasta el año 1800. Y a partir de 1850 la temperatura global ha subido 1'5ºC. ¿Es una casualidad? Yo no lo creo. La Naturaleza tiene sus ciclos, pero el ser humano está forzando la máquina. Por otro lado, los árboles absorben el dióxido de carbono. Pero viendo como desforestamos el planeta... Creo que vamos mal. Aunque los árboles sólo son una parte de la ecuación; ya que los que absorben el CO2 de verdad son los mares y los océanos. Como muchos de esos gases se precipitan en el mar, resulta que el agua se está acidificando, lo cuál mata los corales y esquilma la pesca. Todos los corales del mundo están en retroceso por esta razón.
    En fin, la casuística es infinita y dudo mucho que no tengamos responsabilidad al respecto.
    De acuerdo en que los recursos escasean para poder alimentar, vestir y calentar a 7.000 millones de personas. Desgraciadamente, soplan tiempos de guerra. Tengo la sensación de que el mundo se ha embarcado en la máquina del tiempo para volver al siglo XVII. Nos autorregularemos por las bravas, me temo.

    Un abrazo amigo!

  17. #18

    Elvis0

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    Gracias por tu respuesta Claudio.
    No niego el cambio climatico sino que este cambio lo produzcamos nosotros emitiendo CO2.

    El consenso científico realmente no es una prueba de nada, y más hoy en dia que puedes pagar a alguien para que diga lo que quieras (hubo una época en que el "consenso científico" era que el no tabaco era perjudicial para la salud o que la Tierra era plana).

    Entiendo que siempre que se mezclan ciencia y política/economia la ciencia se ve corrompida.

    Sobre el resto, completamente de acuerdo.
    Saludos.

  18. #19

    Claudio Vargas

    en respuesta a snivelak
    Ver mensaje de snivelak

    Vale snivelak, no pasa nada. Estoy de acuerdo en todo lo que comentas. Tengo que dedicarle un artículo o dos a todo esto. Lo que pasa es que hay tanto de que hablar en macro que al final toda esa información se queda en la cola, esperando.
    Lo que estamos viviendo es una crisis del modelo productivo. Una crisis que tiene una naturaleza doble: hay crisis en la demanda (estamos saturados de productos que no pueden venderse. Por eso el crecimiento en Occidente le debe mucho a la acumulación de inventarios) y una crisis en la oferta. La crisis en la oferta se debe, por supuesto, al declive de las energías fósiles. Como todo esto tiene muy difícil resolución, nos endeudamos todo lo que podemos para mantenernos a flote. El endeudamiento viene por parte de los Estados; pues cae la recaudación fiscal y hay que hacer lo que se pueda para mantener su estructura. En cambio, el sector privado está rebajando los salarios. El gasto del Estado y la caída de los salarios nos lleva de cabeza a la estanflación. No importa que Europa esté al borde de la deflación; lo que importa de verdad es la caída de la capacidad adquisitiva de los ciudadanos. Es un asunto muy grave... Creo que hablaré de esto en el próximo artículo, ya veremos.

    Tendremos que acostumbrarnos a vivir con menos. Lo queramos o no.

    Un abrazo!

  19. #20

    Elvis0

    en respuesta a Exiliado
    Ver mensaje de Exiliado

    Hola Exiliado,
    No lo has escrito bien, creo que te has dejado un 0, es un monstruoso 0.04% segun la wikipedia, de hecho se mide en partes por millón porque es más cómodo :).
    Añadir que para el clima, la cantidad de agua en la atmosfera (entre un 1-4% en superfície según el link) afecta también un montón, de aquí la amplitud termica entre el dia y la noche del desierto. Se podria considerar el agua un "gas efecto invernadero".
    Saludos