43

Todo empezó con la introducción del euro, en 1999. Una de las consecuencias de su creación, fue la caída generalizada de los tipos de interés en toda la Europa periférica.

De la noche a la mañana, países como España, Italia, Grecia o Portugal, pasaron a financiarse a un coste ligeramente superior del que pagaba la propia Alemania. Esta pequeña diferencia en la rentabilidad de ambas deudas, propició una monumental transferencia de capitales desde el N de Europa. Para los bancos era un negocio cojonudo; no sólo porque ganaban jugando con ese diferencial, sino porque contaban con la protección del Banco Central Europeo (que respaldaba por igual todas las deudas soberanas, en el supuesto de que las entidades financieras quisieran usarla como “colateral” para obtener liquidez en sus ventanillas).

Un poco antes, el gobierno del Partido Popular había aprobado la Ley del Suelo (1998). Para abaratarlo. Y cabría preguntarse si ya tenía una noción preconcebida de lo que iba a pasar... En cualquier caso, durante los primeros años de vida del euro, España se encontró con el viento a favor. Los grandes bancos europeos invirtieron 1 billón de euros en nuestra deuda; poniendo fin de un plumazo a las angustias presupuestarias del gobierno. Una combinación de varios factores, cómo: un Estado gastón, la liberalización del suelo y la llegada de dinero a raudales, provocó una enorme explosión del crédito bancario; que como todo el mundo sabe, se dirigió al mercado inmobiliario
 
Tal vez el gobierno de Aznar podría haber patrocinado otro tipo de industrias... Pero no lo hizo. Es más, le dió cuerda. Aplicó la receta del liberalismo clásico; bajando los impuestos para favorecer la actividad empresarial y la creación de empleo. El negocio de la construcción se consolidó y entró en una espiral ascendente que no parecía tener fin. La subida vertiginosa de los precios –patrocinados también, por el ahorro de los españoles-, mejoró la recaudación fiscal del país. El déficit del Estado y la tasa de desempleo empezaron a caer; sobre todo porque los que se endeudaban eran otros. Aunque eso daba igual. Eran días de vino y rosas y parecía que por fin habíamos encontrado la piedra filosofal del crecimiento económico; sin crisis de calado y con una esperanza ilimitada en el porvernir. 
 
El mejor representante de ese entusiasmo, era el presidente del gobierno. Aznar tenía grandes planes para España... Creía que se “había hecho mayor” y que por primera vez en 300 años, tenía suficiente peso internacional para independizarse de la política exterior francesa. Debo decir que en parte estoy de acuerdo con el presidente... porque si con ese billón de euros hubiéramos desarrollado una industria anticíclica, tal vez lo hubiéramos conseguido. Sin embargo, los populares lo apostaron todo a la construcción... Ni en el gobierno ni en la oposición, se dieron cuenta de que se estaba gestando una enorme burbuja inmobiliaria; cuyo estallido podía comprometer no sólo a las finanzas del Estado, sino a la soberanía del país en materia de política económica. Desgraciadamente, Aznar prefería el clima de las Azores y los puros que se fumaba ante el canciller alemán, Gerhard Schroeder, al que aleccionaba sobre cómo cuadrar las cuentas públicas.
 

Llega la crisis

Durante la última campaña electoral para la presidencia del gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba entonó el mea culpa ante Mariano Rajoy, porque el PSOE tardó mucho tiempo en pinchar la burbuja inmobiliaria. Cuando lo escuché me dió un ataque de risa... ya que el PSOE no pinchó nada. Lo hizo la caída de Lehman Brothers. En materia económica los socialistas siguieron el camino marcado por el gobierno anterior.
 
Es cierto que ZP promocionó las energías renovables, pero no hizo mucho más. Algunos valientes, como Juan Ignacio Crespo, pronosticaron la inminencia de la recesión. Crespo se alarmó por la volatilidad del VIX y dedujo que el sector de la vivienda estadounidense estaba en apuros. Luego, como en todas las grandes crisis inmobiliarias terminan palmando los bancos; en sus charlas, prevenía a los oyentes de la tormenta financiera que se avecinaba. Sin embargo, lo trataron de loco e iluminado. Era un aguafiestas. Y además se olvidaba de que gracias a la encomiable labor del Banco de España, teníamos la banca más saneada y provisionada del mundo; con un colchón más que suficiente para soportar cualquier turbulencia de los mercados.
 
Sobre lo que pasó a continuación, hay poco que decir. Todos lo sabemos ya. Los impagos hipotecarios en Estados Unidos, se amplificaron por el uso indebido de los derivados financieros (como los CDO, que están muy apalancados), creando una monumental crisis de liquidez que destrozó el balance de las entidades financieras. Como todo el mundo vendía para tapar los agujeros contables, el valor de los activos se desplomó. Como dijo Soros: “Todo lo que podía ir mal, fue peor”. Los bancos dejaron de prestar, hubo corralito bancario en algunos productos financieros, las empresas paralizaron sus inversiones y las bolsas se dieron un paseo por los infiernos. El dinero era el rey. De modo que el Tesoro, la FED y los congresistas tuvieron que poner manos a la obra para inundar el sistema de liquidez. Sobre todos ellos pendía la espada de Damokles de 1929, una experiencia que nadie quería repetir. 
 
Mientras tanto, en España las cosas transitaban a su ritmo. Los problemas de los bancos anglosajones, como Northerrn Rock (hipotecario) o Bear Sterns (de inversión), se veían desde la distancia... En boca de Pedro Solbes, entonces ministro de economía, aquello podía producir “una leve desaceleración económica” y “un pequeño ajuste en el sector inmobiliario”. Poco más. Sin embargo cuando el Banco de Inglaterra bajó los tipos de interés hasta el 0’25%, su mínimo histórico en sus más de 300 años de exitencia, el ministro se alarmó. La corrida bancaria iba en serio... El segundo mandato de José Luis Rodríguez Zapatero empezaba con mal pie. Los socialistas abandonaron su postura naive ante la crisis y se prepararon para la lucha. 
 

Lucha sin cuartel en la Unión Europea

España entró en la crisis por la puerta grande. La huida del capital extranjero, nos dejó con lo puesto y con deudas. Los bancos cortaron el grifo del crédito, las pymes se quedaron sin financiación y la burbuja inmobiliaria reventó en mil pedazos. La economía entró en recesión; cayó la recaudación fiscal y el paro se desbocó. Para frenar el deterioro de la situación, mientras se negociaba en Bruselas y se meditaba como reestructurar el sector bancario, el gobierno puso en marcha el Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo o Plan E; un conjunto de medidas para fomentar el crecimiento a costa del erario público. “Gasta en los malos tiempos y ahorra en los buenos” decía Keynes. Y eso es exactamente lo que hicimos: gastar. Sobre todo en el sector de la construcción.
 
Algunos economistas de renombre, como José Carlos Díez, dieron la bienvenida al Plan E. Pero en los mercados financieros, la prima de riesgo ya llevaba unos meses repuntando (pasando de 28’4 puntos en marzo de 2008 a 125’4 en enero de 2009, momento en que se concretó el plan). La subida de la prima suponía un gran inconveniente; no sólo porque encarecía la financiación del Estado, sino porque empeoraba la financiación de nuestros bancos en el exterior. Lo que en la práctica suponía menos préstamos y más paro. La economía entró en una espiral descendente de la que era muy difícil salir. 
 
La escalada de la prima de riesgo, las provisiones para cubrir los créditos fallidos, los nuevos requerimientos de capital básico impuestos por el BCE... todas estas circunstancias, alejaron a los bancos de la economía real. Al fin y al cabo, por qué no aprovechar el aumento de la rentabilidad de la deuda para ganar dinero?
desempleo españa
Se podrá acusar al gobierno socialista de muchas cosas... Pero sabían a lo que se enfrentaban (sólo hay que fijarse en el gráfico de arriba). A las entidades financieras se las puede ayudar de muchas formas. Aunque la mejor de todas es volver al crecimiento económico; porque entonces el precio de los activos que tienen en sus balances se restaura con mayor celeridad.
 
Llegados a este punto, en el gobierno se plantearon 3 posibilidades. En la primera se consideraron las consecuencias de la salida de España del euro. En la memoria de todos estaba la experiencia argentina de 2001; en la que el país austral incumplió el pago de la deuda externa e interna, provocando una severa devaluación del peso, que se “comieron” todos los ciudadanos. Sea por la razón que sea, esta opción se descartó. Las otras dos tenían el mismo objetivo: obligar a los alemanes a consumir más. O dicho de otro modo: querían convertir a los alemanes, austríacos, holandeses y finlandeses al “keynesianismo”. En el PSOE lo tenían clarísimo:
Porque si ellos gastan... podremos contener la caída de la producción industrial, así como el declive del crédito... el paro tocará fondo y prácticamente no tendremos que recortar en nada
Así que Zapatero se fue a Alemania a contarle su plan a Angela Merkel. Dicen que la canciller gana mucho en las distancias cortas... tiene un trato afable y un agudo sentido del humor. Pero a diferencia de Schroeder, dejó a un lado los “consejos aznarianos” sobre cómo tenía que manejar sus cuentas públicas... Si España quería que los germanos consumieran más, tendría que someterse a un proceso de devaluación interna. 
 
Aquello fue un palo muy grande. A partir de entonces la U.E. se partió en dos. Los países acreedores se encomendaron a la escuela austríaca, mientras los deudores apelaban al espíritu de John M. Keynes. Los primeros creían que las deudas se pagaban conteniendo el déficit público; recortando en las partidas inútiles y bajando los salarios para ganar en competititivad comercial. En cambio los segundos querían que el Estado se endeudara para reanimar la economía, con mediadas e inversiones que aseguraran el crecimiento a largo plazo. Es el eterno dilema de esta crisis. Las dos partes creían estar en posesión de la verdad. Y se enzarzaron en una durísima disputa que aún continua, aunque con menor intensidad.
 
Lo que vino a continuación fue una escalada de las primas de riesgo de todos los países periféricos, cuyos gobiernos gastaban para mantener el crecimiento económico y evitar mayores recortes. Para los mercados financieros era fácil identificar la parte débil del sistema... Los monstruos bancarios creados en Estados Unidos a partir de las fusiones de 2008, ahora reconvertidos en megahedge funds, comenzaron a especular con la posibilidad de quiebras soberanas mediante el uso de derivados financieros como los credit default swaps (CDS, seguros contra impago); que aunque no suben la prima “per se”, si pueden marcar tendencia... Para colmo de males, las reticencias del BCE para actuar como prestamista de última instancia, disuadía a los inversores y empeoraba la financiación del club de los keynesianos.
 
Ante el acoso de la prima de riesgo, Zapatero respondió con una batería de medidas financiadas con más deuda. Parece una majadería, pero si te pones en la piel del acreedor... la situación puede ser bastante angustiante. La aplicación del Plan E, el cheque bebé, el descuento de los 400€ en las nóminas y demás, todo iba en esa dirección. Aunque hizo mucho más: ordenó invertir el 90% del Fondo de las Pensiones en deuda del Tesoro Español; obligó a los bancos a comprar nuestros bonos soberanos; buscó apoyos en Latinoamérica, etc. Para mí ZP siempre será un gran misterio... ya que al analizar todo lo que hizo; no sé si estaba loco, era un duro negociador o un “tigre que huele la sangre” como lo pintaban los papeles del Departamento de Estado de Estados Unidos en poder de Wikileaks. En cualquier caso, el club de los acreedores se valió del BCE para someter a los insurrectos. Bastaba con que éste limitara las compras de sus bonos soberanos, para inducir la subida de la prima y pasar la patata caliente a los políticos de Madrid.
 
De todos modos la lucha fue fenomenal. Las espadas se mantuvieron en alto hasta la gran crisis del euro, sucedida en mayo de 2010. Los especuladores del mercado de futuros de Chicago, aprovecharon la solicitud del primer rescate griego, para lanzar su apuestas contra la moneda única. De golpe y porrazo nadie quería euros, ni los chinos, lo cuál provocó su desplome hasta los 1’19 dólares. Para los países de la periferia europea, la virulencia del ataque se tradujo en una escalada intolerable de la prima de riesgo. Lo cuál obligó a la intervención del BCE, que se puso a comprar bonos soberanos al estilo del FED. Todas estas circunstancias obligaron a un entendimiento entre todos los países de la eurozona; que se concretó un poco más tarde con la creación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF, en inglés). A partir de entonces las cosas mejoraron y el euro se fortaleció; para consternación de muchos especuladores de Chicago, que pasaron de vendedores a compradores para no quedarse pillados. 
 
Finalmente, España hizo las paces con sus socios del norte en septiembre de 2011, cuando el PSOE y el PP votaron la reforma constitucional que limitaba por ley el gasto público a partir de 2015. Dos meses más tarde, el BCE introdujo los LTRO; para inyectar liquidez en los bancos y favorecer la caída de la prima (pues ellos cogen ese dinero para comprar deuda soberana). Y hace un año, Mario Dragui pronunció las palabras mágicas que avalan todas las emisiones de los tesoros comunitarios :
Believe me it will be enough
 

The pain in Spain

Tras aceptar los recortes, España optó por el camino del dolor. Y deflactó. Básicamente, nos hemos abaratado para que los alemanes puedan comprarnos. Todo tiene un justiprecio en la vida... aunque hoy lo determina el comprador, no el vendedor. La reforma laboral es un buen ejemplo de ello. El gobierno socialista dió los primeros pasos, pero no fueron suficientes –el Fondo Monetario Internancional se encargó de recordárnoslo-. Así que Rajoy tuvo que acabar la faena e implementó otra reforma laboral que, como era de esperar, está tumbando a los salarios. Si seguimos la lógica de la ley de la oferta y la demanda, cuando la oferta sobrepasa a la demanda, los precios caen... Sin embargo, en España la superabundancia de parados no se traducía en la “esperada” caída salarial. Por eso el FMI nos recordaba cada dos por tres, que el mercado laboral era demasiado “rígido”. Había que acabar con las rigideces de los convenios colectivos, abaratar el despido, fomentar el trabajo a media jornada, etc. Y eso es lo que ha hecho el PP. 
 
Otra forma de bajar los salarios, es recortando en Sanidad y Educación. De este modo, el Estado termina pasándole a los ciudadanos una parte de la factura. La salud es lo primero, no? Por eso la gente termina operándose en las mutuas para evitarse las listas de espera, acata la implantación del euro por receta o acepta consumir medicamentos genéricos, entre otras medidas. Luego, si a todo esto le añadimos las recientes subidas de impuestos que nos encarecen la luz, la gasolina y demás, el panorama es bastante desolador. Ganamos menos y nuestras necesidades básicas cuestan más. Por eso no es de extrañar que las ventas minoristas en este país, lleven más de 37 meses en caída libre. Porque aquí no consume ni el tato. Lo cuál nos lleva a una situación extremadamente deflacionaria.
 
Desde un punto de vista macroeconómico, la botella puede verse media llena o medio vacía. Para los keynesianos es un desastre total... En cambio, para los partidarios de los recortes no vamos tan mal; ya que si ingresamos más de lo que gastamos, al final, saldremos adelante. Ojalá las cosas fueran tan sencillas... El problema de España, es que no es ni “chicha ni limoná”. Ni hemos hecho recortes salvajes como hicieron los letones, ni políticas keynesianas a la americana. El sector privado ya ingresa más de lo que gasta. Prueba de ello, es que estamos muy cerca de tener superávit por cuenta corriente (sobre todo gracias al turismo). En cambio, la administración estatal sigue viviendo por encima de sus posibilidades; pues gasta mucho más de lo que ahorra el sector privado.
 
deficit publico en Europa
Y ahora hablemos del dolor... Kenneth Rogoff y Carmen Reinhart nos recuerdan en su libro “Esta vez es diferente”, que para que un país pueda crecer económicamente, su deuda no puede superar el 90% del PIB. Se considera que a partir de ese umbral, los intereses de la deuda ahogan el crecimiento y el Estado puede incurrir en la bancarrota. Pues bien, en el caso de España lo superamos holgadamente; ya que si incluimos la cuantía del rescate bancario y las deudas de todas las administraciones, sobrepasamos con creces el 100% del PIB. Y cómo lo sabemos... el gobierno del PP se endeuda todavía más!
 
Y que dicen los alemanes de todo esto? De momento, están contentos porque España ha prometido equilibrar sus cuentas a partir del 2015. También nos invitan a no bajar la guardia y a recortar todavía más. Sin embargo en la trastienda, la música es completamente diferente. No son estúpidos... pues tenemos a todos los bancos alemanes, franceses, holandeses e ingleses –el último en largarse ha sido Barclays-, así como a varios hedge funds, vendiendo “La Marca España” y sacando el dinero del país.
capital extranjero
La línea negra muestra la huida del capital extranjero de España
(hoy sólo equivale al 5’54% de los depósitos bancarios).
 
Y lo mismo para Italia:
capital extranjero italia
Es evidente que no confían en nosotros. No es para menos, porque al paso que vamos no saldremos de la recesión ni en 20 años. Y francamente, ni el país ni la población puede permitirse este baño de lágrimas por mucho tiempo más... Los griegos van por delante en la crisis y ya sabemos lo que nos espera. Y nuestros políticos, también. Por primera vez en 130 años, España tendrá que reestructurar su deuda; condición indispensable para tener una “segunda oportunidad”. Así de gorda la hemos liado...! Parte de su deuda será refinanciada a un vencimiento más largo. Y el resto sufrirá quitas. La experiencia chipriota y la salida del dinero inteligente que muestran los gráficos de arriba, sugiere que los bancos serán diezmados en los depósitos con cuantías superiores a los 100.000€. Parte de ese dinero se utilizará en su recapitalización para minorizar la pérdida del valor de los bonos españoles que mantendrán en sus balances. Para el resto, el BCE proveerá... Respecto a las pensiones, si tenemos en cuenta lo que ha pasado en Detroit, lo más probable es que los pensionistas sufran otra quita. Como nuestro modelo capitalista no es tan salvaje como el norteamericano, las pensiones sufrirán menos. En caso contrario, el dolor vendrá por otro lado. 
 
A partir de entonces, España y el resto de periféricos (menos Irlanda, probablemente) empezarán de nuevo. Recemos para que las cosas se hagan bien y no tengamos que pasar por lo mismo dos o tres veces, como los griegos. Cuando termine el proceso, empezará una nueva era para España.
 
 
Un abrazo a todos los rankianos/as!
  1. en respuesta a arckan69
    -
    #40
    13/09/13 04:19

    Gracias a vosotros por tan amables comentarios. En cuanto a los ETF y el Comex yo tambien creo que ha de quebrar, y si bien seria logico suponer que ello habria de llevar la cotizacion del oro a largo plazo hacia arriba, sospecho que el hecho de que la negociacion de oro fisico y el oro papel se efectuen en un mismo mercado sin disociacion a pesar de ser dos productos totalmente diferentes, ha viciado durante años el mercado, y ha abierto un un gran margen de manipulacion para los bullion banks. Quien puede asegurar que el oro fisico a dia de hoy tiene el precio que le corresponde? que porcentaje de su cotizacion es debido a la euforia compradora de oro papel de la ultima decada? Consideremos tambien que a medida que se aproximen mas los vencimientos de los contratos de futuros en oro sera mas y mas evidente el default, y ello tirara el precio por los suelos justo antes de la quiebra del Comex.
    Quien compro oro en los 80´s tuvo que esperar 20 años para recuperar su inversion, y luego nos tiramos una decada con subidas espectaculares que atrajeron a cuanto aprendiz de especulador habia en el planeta. No creo que nadie pueda saber si el oro estaba infravalorado en 1990 o sobrevalorado ahora, pues su caracteristica principal como reserva de valor se vicio en el mismo momento en que empezo a ser utilizado como un commodity mas, y paso a estar sujeto a especulacion como el trigo o el zumo de naranja.
    Lo unico seguro en mi opinion es que tras la quiebra del Comex, y una vez que la tormenta se calme y el mercado vuelva a poner a todos en su sitio, el que tenga oro fisico en la mano tendra algo, mucho o poco ya se vera, pero sera algo con lo que podra comerciar, mientras que el que tenga promesas escritas en papel o en electrones ciberespaciales no tendra absolutamente nada.

  2. en respuesta a Exiliado
    -
    #39
    12/09/13 14:34

    Bravo, como dice Buffet, no hay que confundir valor y precio. Genial explicación.
    Estoy de acuerdo en todo, salvo en lo de hacerte rico, quizás olvides en tu explicación el tema del oro papel, se dicen muchas cosas, dudo que mucha gente lo sepa, pero si es cierto que hay unas 50 veces más de papel ETF en oro de las que el comex atesora, y se produce la quiebra del comex, sí, tu onza de oro valdrá más de lo que lo hace hoy en día. Simplemente eso. Dejo un link que habla de esto...

    http://kingworldnews.com/kingworldnews/KWN_DailyWeb/Entries/2013/9/11_Amazing_-_GLD_ETF_Tells_Customers_You_Cant_Have_The_Gold.html

  3. en respuesta a Exiliado
    -
    #38
    12/09/13 11:18

    Muchas gracias, Exiliado. Yo no lo hubiera argumentado mejor! Uranio, toma nota. Son sabios consejos.

    Un abrazo!

  4. en respuesta a Exiliado
    -
    #37
    12/09/13 10:24

    muchas gracias.

  5. en respuesta a Uranio
    -
    #36
    12/09/13 09:30

    Voy a intentar contestarte yo para descargar un poco de trabajo a Claudio y confiando en que no me taches de entrometido. A priori tu razonamiento podria parecer una habil inversion si bien yo detecto dos errores fundamentales:
    Primero, como norma general uno no debe invertir nunca un dinero que no se pueda permitir perder, pues los mercados son asi de caprichosos y si bien hay gente que se hace millonaria especulando, son muchos mas los que se arruinan en el intento. Empezar una inversion con dinero prestado implica que no te puedes permitir que el oro baje, pues has de pagar los intereses que genera ese credito, y la volatilidad es intrinseca al mercado del oro, con lo que el riesgo que corres es muy elevado. Aqui casi todos creemos que a largo plazo el oro ha de subir, pero saberlo a ciencia cierta no lo sabemos ninguno.
    Segundo, me parece que estas asumiendo que si el oro sube de precio tu ganas algo. La realidad es que el oro es una reserva fisica de valor, debido a que no se consume apenas en procesos industriales y es quimicamente inerte. Si tu compras oro a 100 y mañana cuesta 200 esto no significa que tu te hayas enriquecido en absoluto, pues el oro que posees comprara mas o menos el mismo numero de barras de pan o de cervezas hoy que mañana; lo que ha pasado es que el dinero que usas para comprarlo o venderlo se ha devaluado a la mitad.
    Los 7 gramos de oro que un Aureo romano del siglo primero contenian te habrian facilitado entonces una tunica medianeja y unas alpargatas de cuero, y hoy te comprarian una camisa, unos vaqueros y unas zapatillas, asi que como inversion no da para mucho aunque uno sea inmortal. Sin embargo, si lo que estamos intentando es defendernos de la inflacion, o de los posibles estallidos de las multiples burbujas que nos rodean, entonces se debe considerar el oro muy en serio.
    Dicho en otras palabras, el precio del oro varia muchisimo, su valor no.

  6. #35
    12/09/13 08:37

    una consulta claudio:
    si se aproxima una hiperinflacion seria interesante pedir prestamos para acometer alguna inversion en oro,esperando que el dinero prestado se devalua rapidamente con la inflacion?
    gracias y un saludo.

  7. en respuesta a Claudio Vargas
    -
    #34
    10/09/13 22:52

    Por fin algo interesante! Hace algún tiempo que no veo hilos de interés en el foro de bolsa y este análisis que has hecho y sobretodo los comentarios posteriores me han encantado. Será cuestión de pasarse a los blogs...

    Personalmente estoy alucinando con todas las manifestaciones de políticos nacionales e internacionales sobre como ya hemos dejado atrás la crisis. El otro día me descojoné con las declaraciones de Montoro que recogía el País. Tremendas. De una guasa superlativa y a la vez de lo más triste...

    Saludos Claudio y gracias por el artículo y posteriores comentarios.

  8. en respuesta a Corvinus
    -
    #33
    07/09/13 12:05

    Muchas gracias Corvinus! Tus comentarios me dan fuerza para seguir mejorando y hacerlo mejor. En verdad que son muy inspiradores. No escribo para que me adulen; pero aunque la gente no lo crea, en cada artículo invierto mucho tiempo (cada uno es un pequeño trabajo de investigación). Así que el reconocimiento a mi esfuerzo es más que bienvenido. Soy consciente de que otros blogueros con todo el material que vierto en un sólo artículo, harian 3. Pero se perdería el hilo y eso no estaría bien... Así se lo dije a Enrique Valls, de Rankia, y estuvo de acuerdo conmigo.
    En el próximo artículo seguiremos hablando de España. Y en el siguiente cambiaré de tema 180 grados; para relajarse un poco, después de todo, y hablar de temas más "novelescos".

    Un abrazo amigo!

  9. en respuesta a Claudio Vargas
    -
    #32
    07/09/13 10:19

    Para mi leer el blog de Claudio es un 'must'. He tardado unos dias, pero como siempre me ha encantado.

    Y ademas debo decir que me gusta como se ha mojado en el ultimo parrafo, describiendo los pasos que se seguiran duante el gran tortazo que vendra de aqui a poquito tiempo.
    Coincido hasta en las comas.

    Mas tarde, cuando tenga otro rato me leere los comentarios del resto de lectores de este blog. Ahora solo quiero agradecer y felicitar al autor.

  10. en respuesta a Larry hega
    -
    #31
    06/09/13 06:52

    Sí, es muy posible. Las grandes bolsas ya no suben. Están en lateral desde hace meses... Y prosiguen las ventas en la RF; sobre todo en los bonos USA, alemanes y demás. Por otro lado, en el G-20 todos reconocen que la recuperación es muy débil o inexistente y que algo habrá que hacer, aparte de bombardear Siria... No sé Larry, el escenario está ni que "pintado" para una buena corrección bursátil; por la subida de los tipos, por una economía global que empeora a marchas forzadas, por la caída de la velocidad del dinero, por el miedo a que el tío Ben reduzca sus compras, por Siria... Me extrañaría mucho si ésta no se produce este otoño (porque motivos para caer hay muchísimos). Creo que hay mucha gente con la escopeta cargada por si se produce esa caída. Pero otros están desapalancandóse, sin duda. Ambas actitudes son deflacionarias y eso explicaría, en buena medida, la caída de la velocidad del dinero en Occidente.

    Siria y la FED marcarán el ritmo de los acontecimientos, a principios de otoño. A ver que decisiones se toman.

    Un abrazo!

  11. en respuesta a Claudio Vargas
    -
    #30
    06/09/13 04:48

    Pueden estar vendiendo fuera después de actuar la deuda como activo refugio, pero en España que es de lo que trata el artículo que has puesto NO:

    La cartera de deuda española de los inversores extranjeros marca récord en 18 meses y supera los 250.000 millones
    Por qué España tiene la deuda bajo control y los problemas empiezan para Alemania

    Las grandes gestoras internacionales vuelven a apostar por la deuda española y demuestran su confianza en los indicios que revelan una leve recuperación de la economía. La cartera de deuda estatal controlada por inversores no residentes se situó en julio en 250.162 millones de euros, 58.326 más que a cierre de agosto del año pasado.
    El panorama está despejado, al menos, hasta final de año. Quedan nueve subastas de deuda a medio y largo plazo programadas hasta el 16 de enero de 2014 cuando el Tesoro tiene ya 96.790 millones de los 121.300 previstos para todo el ejercicio. Con poco más de 2.700 millones de euros por subasta tendría más que suficiente para cumplir objetivos.
    Íñigo Fernández de Mesa, secretario del Tesoro, explicó que el importe de las colocaciones se reduciría un 30% a partir de septiembre, hasta el entorno de los 3.000 millones, como publicó Cinco Días el pasado 13 de agosto. En la celebrada ayer, sin embargo, no fue así. El organismo de financiación del Estado sacó partido de la potente demanda de casi 9.000 millones para vender 4.008 a tipos de interés del 4,503% a 10 años, el más bajo desde la colocación privada que llevó a cabo el pasado mayo.
    España está adelantado el trabajo de cara al próximo ejercicio, cuando tendrá que afrontar vencimientos por más de 120.000 millones de euros entre letras y deuda a medio y largo plazo, según el perfil de amortizaciones que maneja el Tesoro. El próximo ejercicio será en todo caso más relajado que el presente, en el que el importe total de vencimientos sumará más de 168.000 millones.

    Los bancos españoles, entre tanto, redujeron en julio su cartera de deuda nacional en 10.818 millones de euros, hasta los 213.560 . Las aseguradoras compraron 703 millones (hasta un total de 42.747 millones); los fondos de pensiones, 457 (hasta 17.613); las gestoras de fondos españolas adquirieron 2.020 millones (33.639 millones en total) y las empresas no financieras se hicieron con 1.022 millones (18.661 millones). Por su parte, las administraciones pública vendieron 1.897 millones de euros, hasta quedarse con 79.251 millones de euros;_otras instituciones financieras –brókeres, esencialmente– hicieron caja con 1.445 millones de euros en deuda, hasta situarse en 3.256.

    http://cincodias.com/cincodias/2013/09/05/mercados/1378403927_972364.html
    ------------------------------
    Yo pienso que la liquidez por sí sola, no vale para nada.

    Un saludo

  12. en respuesta a Claudio Vargas
    -
    #29
    05/09/13 23:34

    Hola estimado Claudio;

    Aquí dices: "Así que eso sólo puede indicar una cosa: se están pagando deudas!! Lo cuál seria consecuente con la caída de la velocidad del dinero que observamos en Europa y en Estados Unidos."

    ¿ No te parece que, además de estar pagando deudas, en lo que coincido contigo, también muchos están sentados en efectivo, aunque peligrosamente-claro está- porque ven venir un cagadero?...

    Saludos amigo.

  13. en respuesta a Claudio Vargas
    -
    #28
    05/09/13 08:08

    Me pilla la quedada un poco lejos.

    Tengo una relación mayor en los votos que he dado con los recibidos, que tú.

    Si hablas de quitas subyacentes como reducción del Estado de Bienestar y no estrictamente sobre la deuda pública, entonces si te doy el voto, aunque a los mercados me parece que les da igual la cantidad de ancianos que no tiene para vivir, salvo que consumen un poco menos.

    Un saludo

  14. en respuesta a Javilu1976
    -
    #27
    05/09/13 07:07

    Muy buenas, Javilu! Eso es lo que parece, en efecto. Yo estoy bastante sorprendido con lo que está pasando. Ahora todo el mundo está vendiendo... por eso suben los tipos de interés soberanos en casi todos los países; en los emergentes por supuesto, porque el dinero se va, pero también a un ritmo muy preocupante en Estados Unidos, en Alemania y también, aunque últimamente algo menos, en Japón. Lo maravilloso de todo esto es que no se está produciendo la archi cacareada rotación de activos de la RF a la RV; y sabes por qué? Porque las bolsas están sobrecompradas y porque la recuperación es muy débil, "modesta" según los eufemismos que usa la FED. Y que pasa con ese dinero, dónde se invierte? Tampoco parece que se vayan a los fondos monetarios... Una parte parece estar posicionándose en el mercado del petróleo y en las recientes subidas del oro y la plata. Aunque eso sólo es una pequeña parte del pastel. Así que eso sólo puede indicar una cosa: se están pagando deudas!! Lo cuál seria consecuente con la caída de la velocidad del dinero que observamos en Europa y en Estados Unidos.
    Todo esto de momento, pero como los Bancos Centrales sigan con sus QE... al final el mundo entero hiperinflacionará. Los últimos los koreanos; que están considerando darle a la maquinita de hacer dinero para plantarle cara a Japón.

    Un saludo!

  15. en respuesta a Madoz
    -
    #26
    05/09/13 06:53

    Muy buenas Madoz! No sabía que me leías... Un placer, hombre. Respecto a lo de los pronósticos, porque no hacerlos? Si son la sal de la vida. A mi me gusta dar mi punto de vista mi opinión, sino parecería que estoy dando el boletín oficial del Estado... Desde luego, no pretendo guirme por el punto de vista del naturalismo científico. Eso te lo aseguro.
    Y si, soy historiador de formación. Y por eso quizá, me doy cuenta de que España está sumida en una de sus "habituales" megacrisis de los últimos 200 años. Cada 60 o 70 años las tenemos. Las tuvimos con la crisis napoleónica, las tuvimos en la I República-Restauración Borbónica, en la II República-Guerra Civil y, por supuesto, la tenemos ahora. Ya toca! Y si fuera monárquico... estaría muy preocupado por el devenir de la Monarquía en este país.
    Por otro lado, creer que sólo Grecia reestructurará su deuda en la peor crisis económica internacional en 80 años, es difícil de creer. Ya sé que a los anglosajones les gusta darle caña a España -tampoco creo que a ellos les vaya tan bien como quieren hacernos creer, la U.E. les causa bastante pupa...-, pero la situación de España es un baño de lágrimas; tanto desde el punto de vista micro como macro. La prima de riesgo española sólo la compran nuestros bancos -como el 70% y algunos zumbaos japoneses-. Ha bajado porque el BCE nos ha ayudado con las LTRO y la promesa de activar la OMT. Y últimamente, porque la prima de riesgo alemana está subiendo (desde mayo serán como 50 puntos básicos). Nuestros bancos siguen muy tocados. Lo están porque son los que menos prestan de Europa... por algo será. Los bancos griegos prestán más que los nuestros. Y es que al inmobiliario todavía le quedan 2 horas de digestión. Estoy seguro de que veremos más movimientos corporativos y más ayudas por parte del Estado.
    Mientras tanto. Y YA LO DIJE EN ESTE ARTÍCULO... van a por las pensiones. De momento, ya no van a actualizarlas con la inflación a partir del año que viene. Y eso, estimado Madoz, son quitas subyacentes. Y puede que la cosa vaya a peor...

    Por lo demás, encantado de postear contigo. Sé que eres duro dándole al botón "me gusta". Espero que conseguirlo tarde o temprano. Nos vemos en la quedada de Rankia?

    Un abrazo!

  16. #25
    05/09/13 06:21

    Quizás ahora USA tiene un problema muy gordo que intentan esconder con la guerra y ese dinero que sale de allí se viene para Europa al igual que el oro se va para China e India. Si ese gráfico de abajo es cierto tiene miga el asunto. Claudio dice que no es bueno con el timing (yo tengo la sensación de que las cosas se aceleran) y es que es muy difícil serlo pero the pain no es solo para los PIGS.

    http://www.zerohedge.com/sites/default/files/images/user5/imageroot/2013/08/TIC%20June.jpg
    http://www.zerohedge.com/news/2013-08-15/ticsaster-foreigners-sell-more-us-securities-after-lehman-bankruptcy

  17. #24
    05/09/13 04:37

    Se nota que eres buen historiador porque el resumen del pasado es impecable de rigor y te iba a dar un voto, pero lo que no puede un buen historiador es intentar proyectar bien el futuro o pronosticar lo que vendrá, porque no sirve el pasado, ni la experiencia de otros países.

    En Rankia y otros foros antes, he vivido las supuestas teorías macroeconómicas de numerosos países que se iban al abismo.

    Se dió inicialmente con USA con el tema de la deuda y eso parece ya se ha olvidado.
    Fiscal Cliff, techo de deuda, tapering y seguiremos

    Japón con la deuda y la deflación y ahora crece.

    Las salidas y la ruptura de la zona euro se auguró, aunque es verdad que siguen problemas latentes, no se confirman.

    Hasta el fin de los únicos que quedaban, a los que se les llama emergentes por algo lógico.

    Con los pronósticos no se puede ser tan temerario porque ningún pais es igual al otro y las comparaciones siempre son odiosas y "el que mucho abarca poco aprieta" con las generalizaciones que gustan tanto y porque alguien tiene que hacer de "abogado del diablo" y más hablando de nuestra querida nación tan atacada por el mundo anglosajón con esas diatribas, porque nada es lo que parece en las teorías y en su aplicación práctica y el sector público en España no es ninguna rémora, esto no es europeo, sino un tópico más anglosajón en el que ya ni ellos creen, pero ese catastrofismo es imprescindible para "seguir la senda marcada" desde hace más de 5 años con tiempos diferentes a la FED.

    Vende el máximo previsto en deuda a 5 y 10 años
    El Tesoro coloca 4.000 millones con ligeros descensos en el tipo de interés

    http://cincodias.com/cincodias/2013/09/05/mercados/1378361413_132974.html

    Un saludo

  18. en respuesta a Claudio Vargas
    -
    #23
    04/09/13 06:46

    No, si los que he conocido me han caído bien. Efectivamente, a todos nos unen lazos familiares y/o sentimentales y/o históricos a los que de ninguna forma renuncio ni repudio...y en ningún caso se me ocurriría calificar ni descalificar a un grupo de personas tan numeroso, heterogéneo y, en todo caso, merecedor del mismo respeto que cualquier otro...pero es que no se trata de eso.

    Se trata de que, efectivamente, si te mantienes el suficiente tiempo haciendo tonterías nada te salva. Cuanto más grande, rico y poderoso más tiempo necesitas haciendo tonterías o que sean más grandes.

    Pero, si perseveras, lo logras. Mira el caso de Italia ininterrumpidamente desde los 80 y el "ongoing case" de Francia desde...¿los 70? ¿O el "ongoing case" de EEUU desde Nixon y Carter con ciertas mejorías durante Reagan y Clinton? ¿Qué decir de los últimos 10-15 años españoles? ¿O de los últimos 20-25 catalanes?

    Claro, el tamaño, riqueza y poder de Argentina es tan inferior al de los casos citados, lleva tanto tiempo perseverando, insiste en las tonterías con un rigor y profundidad tal...que la historia se les repite cada poco tiempo.

    Da igual que tengan "golpes de suerte", como la soja. Da igual que el nivel cultural de su gente sea el que es. Da igual que hagas reset...si se persevera se consigue una y otra vez

  19. en respuesta a Sauron
    -
    #22
    04/09/13 06:19

    Dicen que De la Rúa iba daba saltos de alegría por los pasillos de la Casa Rosada cuando Argentina, finalmente, incumplió el pago de sus obligaciones en 2001. Nada más y nada menos, que 90.000 millones de dólares. La actitud del máximo mandatario, que parece ser cierta... es bochornosa total. Estoy de acuerdo con Comstar en que lo mejor es no endeudarse. Así te evitas timar a los acreedores internacionales, a los acreedores internos (los propios argentinos), al común de los ciudadanos y a los pensionistas. Porque hay que ver lo de los pensionistas en Argentina... son los grandes olvidados del Estado. Pero lo que no puedes hacer de ninguna de las maneras, es cargarte de deudas hasta las cejas, impagarlas y luego alegrarte por el sufrimiento que eso va a crear.
    Ahora mismo tengo el libro de Rogoff en la mano... Argentina ha impagado la deuda externa en repetidas ocasiones: en 1827, 1890, 1951, 1956, 1982, 1989 y 2001; y la interna en 1890, 1982, 1989-1990 y desde 2002 a 2005; y por hiperinflacionar a los ciudadanos en 1989 (con la inflación a 3000). No sé, Sauron. Los argentinos me caen muy bien. Tengo varios amigos argentinos... pero sus políticos...! Desde luego, si alguna empresa española invierte en la Argentina ya sabe a lo que se expone.

    Un saludo!

  20. en respuesta a Claudio Vargas
    -
    #21
    04/09/13 05:09

    Francamente, es un tema que me toca las narices porque parece que defiendo a Repsol, que tengo claro que nos "roba" en España. Pero es que lo de YPF ha sido un palmario, estrafalario e indiscutible ROBO.

    Argentina lleva unos lustros haciendo tonterías (o mejor dicho, sus dirigentes llevan unos lustros haciendo lo que hacen) y se siguen llevando a su gente por delante.

    Que la acción de los políticos tenga una fuerte influencia sobre la gente es una regla para muchos países pero es que la acción de los políticos en Argentina tiene una "puntuación" particularmente alta: corralitos, corralones, expresidentes "sorprendentemente" mega-multimillonarios, cepos cambiarios, limitaciones a la importación de libros, a la exportación de carne, a la exportación de soja, criminalización literal de quien duda del "dato oficial", presión gubernamental sobre anunciantes de medios opositores, etc, etc.

    Eso sí, la culpa de los problemas es siempre del "enemigo exterior": FMI, Repsol, CEPAL, yanquis...vamos, lo habitual en organizaciones que giran en torno a un liderazgo fuerte, indiscutible y "por la gracia de Dios".

    Llevan lustros (o décadas) que hacen que Berlusconi parezca un monaguillo con aspiraciones a angelito