blog La macroeconomía al descubierto.
Analizando las contradicciones del mercado

Fraking, Mentiras y Cintas de Vídeo

En primer lugar, vamos a definir que es esto del fracking… Normalmente, cuando se perfora un pozo de petróleo, éste fluye hacia la superficie por la presión que lo empuja desde el subsuelo. Al principio el flujo es muy fuerte… pero luego, a medida que se vacía la cámara que lo contiene, la presión disminuye y aumentan los costes de producción. Finalmente, cuando la presión se desvanece, las compañías sólo tienen 2 opciones: abandonar el pozo o inyectarle agua para aflorar el hidrocarburo residual. 

 
La técnica de inyectar agua para alargar la vida de los yacimientos, se conoce desde hace décadas. Sin embargo, de unos años a esta parte, la están empleando para la extracción de shale gas; también conocido como gas pizarra, gas de esquisto, grisú… en definitiva, gas natural. Y en eso consiste precisamente el fracking o fractura hidráulica. Los ingenieros y geólogos identifican sobre el terreno las fracturas naturales por dónde sale el gas y, a continuación, le inyectan agua a presión para engrandecer la grieta y facilitar el escape de los hidrocarburos hacia la superficie, donde son recolectados. 
 
El país pionero en el uso de la fractura hidráulica es, sin duda, Estados Unidos. Tras la crisis de 2001, las autoridades norteamericanas fomentaron la exploración y producción del gas de esquisto, con el propósito de abaratar la factura energética que ahogaba el desarrollo económico del país. Los altos precios internacionales del petróleo y de sus derivados, sobre todo del gas natural, estimularon el interés de las compañías petroleras por el shale gas; porque podía extraerse a un coste competitivo y venderse a buen precio en el mercado nacional. El negocio parecía inmejorable… no sólo era viable económicamente, sino que contaba con la aprobación del gobierno. Ciertamente, conllevaba ciertos riesgos medioambientales… pero cuando se ponderaban los pros y los contras, sólo se consideraba una alternativa: perforar! De este modo, el country americano se llenó de decenas de miles de pozos en busca del nuevo maná. La producción aumentó con el paso de los años y los precios empezaron a descender. En realidad, cayeron tanto… que por primera vez el precio internacional del gas natural se desvinculó de la cotización del petróleo. 
 
Y desde entonces la prensa económica internacional, convencional e institucionalizada, nos ha estado dando la tabarra con las excelencias del gas de esquisto. Obviamente, ponen de ejemplo a Estados Unidos. Porque según nos informan, en sólo una década podría convertirse en un país netamente exportador de hidrocarburos. Lo cual seria una proeza extraordinaria. Daniel Lacalle lo tiene clarísimo: renunciar a esta fuente de energía barata, abundante y competitiva, es de estúpidos... Y carga contra España, la Unión Europea y el resto de sus enemigos habituales, por negarse a desarrollar un negocio en el que él está completamente invertido. 
 
Pero por algo será… puede que el shale gas sea barato y abundante, pero no es competitivo. No a los precios actuales. Y tampoco es medioambientalmente sostenible. 
 

Los costes medioambientales

Son muy numerosos. Los más denunciados por los ecologistas, se refieren a:
 
  •  La peligrosidad sísmica: La inyección de agua a presión en las fracturas -debido a la incompresibilidad de los líquidos-, las ensancha y rompe la cámara estanca dónde se refugia el gas y el petróleo de esquisto; produciéndose durante el proceso pequeños seísmos de hasta 3 grados en la escala Richter, que pueden ser percibidos por la población. En 2001, los habitantes de Blackpool (en Reino Unido), consiguieron detener las perforaciones porque temían por la integridad de sus viviendas. 
  • La contaminación de los acuíferos: Normalmente se perfora por debajo del nivel de los mismos, a más de 200 m. de profundidad. Sin embargo, si el acuífero está cerca de la zona de perforación, el desastre está asegurado… como ocurrió en Pavilion (Wyoming), en 2001. Por otro lado, entre el 15 y el 85% del agua inyectada retorna a la superficie a los pocos días de iniciarse la perforación. Ese fluido está muy contaminado. Y tiene que evitarse a toda costa la contaminación en superficie por culpa de los vertidos.
  • La contaminación por metano y radón: Al romper la cámara donde se aloja el gas, pueden producirse emisiones incontroladas de metano, que salen directamente a la atmósfera o se disuelven en el flujo de la inyección. El metano es un potente gas de efecto invernadero, cuya liberación pone en entredicho la supuesta sostenibilidad de este modelo de extracción. Por otro lado, el agua a menudo transporta partículas de radón; que es radiactivo y exige el procesamiento del flujo para evitar problemas de salud pública. 
 
Por todas estas razones y algunas más, el Estado de Nueva York ha declarado una moratoria sobre el fracking. 
 

Los costes de producción: las cuentas no salen

Son muy elevados. Los más importantes se refieren al coste del transporte y almacenado del gas. Las compañías necesitan construir gaseoductos, licuar el gas y almacenarlo en grandes cisternas, a la espera de su consumo final. Todo esto requiere una gran inversión inicial, que se recupera con creces durante la vida útil de los pozos, que es de unos 40 años. Según la Joint Association Surrey on Drillingcosts, el coste medio de un pozo profundo completamente explotado en Canadá y EE.UU., oscila entre los 6 y los 9$/MBtu (por 25€/MBtu de España). Es un precio realmente competitivo… Sin embargo, los precios del gas natural oscilan actualmente entre los 2 y los 4$/MBtu; es decir, que el coste de producción está muy por encima del precio de venta. Así que Lacalle, no nos vengas con milongas… el gas de esquisto no es la panacea, ni puede ser la solución de todos nuestros males económicos. 
 
Pero ¿Cómo es posible? Pues porque en Estados Unidos, actualmente, tienen un problema de sobreproducción. Han producido muchísimo más de lo que la población, agobiada por la crisis, es capaz de consumir. Ni siquiera tirando los precios… Lo cuál es otro indicador más de que el consumo, como fuerza motriz de la economía norteamericana, ni está ni se le espera. Como bien apunta Gail Tverberg, las personas que creen que el gas natural resolverá los problemas energéticos del mundo, están contando pollos antes de que salgan del cascarón.
 
Producción del Gas Natural
La producción de gas natural en EE.UU. se ha estancado desde noviembre de 2011, según la EIA
 
Luego, en algunas zonas el shale gas tiene que competir con otras fuentes de energía incluso más baratas. Sobre todo con el carbón, cuyo coste de transporte es supercompetitivo. Tanto el gas natural como el carbón ocupan el mismo nicho de mercado, basado en la generación de electricidad para los hogares y la industria.
 
Energía Suministrada
Aumento de la energía mundial suministrada en 2011, respecto al año 2006, para diversos combustibles, según el Statical Review of World Energy basado en datos de BP (2012)
 
Así pues, el fracking se enfrenta a dos obstáculos fenomenales: al bajo consumo energético del país y, también, a la extraordinaria competencia del carbón. La imposibilidad de alcanzar un precio que garantice su competitividad en torno a los 7$/MBtu, está haciendo caer la producción. Desde finales de 2012, los equipos de perforación se están reduciendo a la mitad en el conjunto del sector… y muchas compañías se están asomando ya al precipicio de la quiebra. Para colmo de males, se está constatando que muchos yacimientos cuyos pozos tenían que durar hasta 40 años, han agotado sus recursos a los 6. Con lo cual, el plan de inversiones se resiente y la producción decae.
 
Procucción del petróleo
Declive del megayacimiento de Bakken, cuya extensión comprende varios Estados del medio oeste norteamericano
 
Debido a estos contratiempos, desde Washington están promocionando un gran tratado bilateral de libre comercio entre EE.UU. y la Unión Europea, que permita salvar a gran parte de su industria “frackeada”. En Europa los precios del gas se pagan a 9 o 10$/MBtu (y en Japón a 14), que serían más que suficientes para mantener la rentabilidad del sector. Por eso Obama recientemente visitó Berlín y se declaró “berlinés”; como hiciera J.F.Kennedy 50 años atrás… Y lo que haga falta! Y llamó a superar los escollos formidables que hay entre ambos bloques, para llegar a un acuerdo… en clara referencia a los rusos. 
 
Sin embargo, no hay mucho de que hablar… La U.E. no arriesgará su relación bilateral con Moscú, por la intromisión norteamericana. Los rusos nos seguirán vendiendo el gas y, a cambio, permitirán la expansión económica y comercial de ésta en Europa oriental (como se ha visto en los últimos 20 años). Desde luego, las relaciones ruso-estadounidenses no pueden estar peor… y a nadie debería extrañar, que retengan a Snowden en el aeropuerto, para sacar ventaja en la reeditada guerra fría que mantienen ambos países.
 
Y mientras tanto, la prensa económica institucionalizada, nos sigue bombardeando con la memez de que Estados Unidos será una potencia exportadora de shale gas en 2022. Se les olvida que en China, Rusia e incluso en la Unión Europea, hay tanto o más gas de esquisto que en Estados Unidos… recursos que, junto al carbón, pueden ser reclamados en cualquier momento para abaratar los costes de la electricidad.
 
 
Un saludo a todos/as
 
Comentarios
27
Página
2 / 2
  1. #21

    carlos2011

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    Claro por eso las hipotecas cuanto menos tiempo mejor.Al banco le interesa que estés 40 años para sacarte todo lo posible.

  2. #22

    Uranio

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas

    para aclararme ,a ver si es correcto.
    la subida de tipos(yield) perjudica al oro pq los inversores huiran hacia otro tipo de activos en vez del oro? y pq significaria inflacion?aunque estemos mas bien en deflacion?
    gracias y un saludo.

  3. #23

    Claudio Vargas

    en respuesta a Uranio
    Ver mensaje de Uranio

    El tema del oro es complicao, Uranio. Teóricamente la subida de los tipos de interés le perjudica, porque muchos inversores pueden tener la tentación de invertir sus ahorros en productos de renta fija (porque la subida del yield termina traslándose al sector privado). Si los bancos, por ejemplo, te ofrecen un depósito a plazo fijo que renta el 5% anual; a lo mejor, ya no te interesa tanto invertir en oro... porque el oro, como inversión, es totalmente improductivo. Esto es especialmente relevante cuando la economía amenaza deflación, que es justamente lo que estamos viendo ahora. Pero tiene que ser una deflación a la japonesa, suavecita, porque si ésta empeora -como pasó en los años 30-, el oro vuelve a revalorizarse porque actúa como valor refugio... Por eso digo que el tema es complicao.
    El oro se comporta muy bien cuando hay mucho dinero en circulación, cambiando de mano, porque normalmente eso conlleva inflaciones altas. Y también se comporta bien cuando la deflación es salvaje, porque esa situación macroeconómica suele conllevar quitas y quiebras soberanas; con lo cual, se activa su cualidad de activo refugio (lo vimos recientemente, en la crisis chipriota, cuando el oro se revalorizó).
    Pero la situación actual es la peor. Los tipos suben y todo parece estar "bajo control". Aunque por supuesto, no lo está...

    Espero haberte aclarado algunas dudas,
    Un saludo!

  4. #24

    Claudio Vargas

    en respuesta a carlos2011
    Ver mensaje de carlos2011

    Por supuesto, no lo dudes ni un momento! La hipoteca, no deja de ser una versión moderna, de la servidumbre medieval; de cuando los campesinos pagaban sus impuestos al sr. feudal de turno, normalmente en especie, a cambio de que éste les cediera las tierras de por vida (la enfiteusis). Sólo que ahora, la transacción es un poco más "taimada". Aunque no tanto... porque en España, los hipotecados que pierden su vivienda siguen pagando por sus deudas aunque estén en la puta calle. Lo cual es una vergüenza; dónde están los principios libertarios garantizados por nuestra Constitución? Los norteamericanos en este tema, desde luego, nos llevan muchísima ventaja.
    Saludos!

  5. #25

    Txuska

    Sobra la Hidrosismicidad , el articulo peca de optimista , puede ser mas serio

    http://antonioaretxabala.blogspot.com.es/2013/04/la-sismicidad-alrededor-de-pamplona-en.html

    En sólo mes y medio se han registrado cerca de 250 temblores de tierra en el entorno de la Comarca de Pamplona. El más fuerte, de 4.1 grados en la escala Richter,

    son por las minas de poitasas pero el sistema es parecido .

    Luego también lo apunta el articulo .

    Para hablar de hidrosismicidad , , no hay que irse a USA , LORCA lo
    conocemos todos 5.1 varios muertos y una gran destrucción .

    Un abrazo

    PD felicidades por el Blog

    1 recomendaciones
  6. #26

    mancodelepanto

    en respuesta a Claudio Vargas
    Ver mensaje de Claudio Vargas
    1 recomendaciones
  7. #27

    Claudio Vargas

    en respuesta a mancodelepanto
    Ver mensaje de mancodelepanto

    Irak con 60 pozos produce la misma cantidad de petróleo que Estados Unidos con 10.000! Si esto no es un esquema Ponzi dónde los únicos que ganan son los bancos -por su papel de intermediadores-, entonces que baje Dios y lo vea... Lo extraordinario del fracking, además, es que permite presentar a la opinión pública un crecimiento del PIB estadounidense "falso" que está apoyado en la deuda y que no aporta nada. Por otro lado, la susodicha independencia energética del país es una quimera... Ni siquiera explotando 10.000 pozos lo son. Y como ves, la producción de los pozos decae muy rápido. Es otra burbuja haciendo cola para estallar. Y allí tienen un montón. Tarde o temprano la economía global implosionará por el peso de las deudas. Es inevitable. Habrá que estar preparados cuando llegue ese momento.

    Un abrazo amigo!