Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

 

Durante la noche europea, la libra esterlina ha tocado mínimos de 7 meses frente al dólar y el EURGBP está de nuevo tratando de romper los 0,87, después de los rumores de que S&P está preparando bajar el rating de la deuda soberana de Reino Unido. Aunque los rumores parece que sean infundados, ha habido muy poco interés por ayudar a la libra a recuperar antes de las actas de la política monetaria del Banco de Inglaterra.
 
La libra esterlina continúa siendo una de las divisas más débiles por la preocupación de una triple recesión así como la posibilidad de que el gobierno británico no consiga alcanzar sus objetivos de déficit. Además, el miembro del Banco de Inglaterra, Weale, mencionó que había que realizar nuevos estímulos monetarios para debilitar aún más la libra. Mientras tanto, hay incertidumbre sobre el impacto del 
actual gobernador del Banco de Canadá, Carney, sobre el Banco de Inglaterra cuando acceda al puesto de gobernador.
 
Las actas de la política monetaria podrían ayudar a una nueva venta en la libra esterlina, y en particular frente al euro, si emiten un mensaje “dovish” (“blando” en sentido de política monetaria). En la última reunión de febrero, el Banco de Inglaterra mantuvo los tipos de interés en el 0,5% y el programa de compra de activos en los 375 mil millones de libras. Sorprendentemente, el banco central publicó una declaración de que los miembros están listos para proveer un nuevo paquete de estímulo si la economía lo necesita.
 
El siguiente dato macro relevante serán las actas de la política monetaria de los Estados Unidos, donde habrá que centrarse en si los miembros han discutido en frenar el ritmo de compra de activos del tercer programa de compra de activos o más conocido como QE3. En este caso, podría frenar en seco los mercados de renta variable americano y fortalecer con fuerza al dólar, y en particular, frente al euro.
 
En cuanto al resto de datos a tener en cuenta, habrá que fijarse en el IPC de Alemania, en la confianza del consumidor de la eurozona y en el Reino Unido en los datos de empleo. En los Estados Unidos se publicará el número de permisos de construcción, el número de nuevas viviendas comenzadas a construir y el índice de precios de producción.
¡Sé el primero en comentar!
Comentar