¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Inversión paso a paso

Aprende sobre mercados financieros y las inversiones

RENTA VARIABLE (VII): Invertir en Dividendos

Ya he comentado que son los administradores de la sociedad (consejo de administración), quien convocan la Junta General de Accionistas, lo habitual es realizarlo con el ejercicio contable cerrado, para presentar las cuentas a su aprobación y proponer a los socios una distribución de los resultados obtenidos.

Partimos de la base de la obtención de beneficios. También comentamos, que estos beneficios pueden distribuirse en tres bloques principales: Pago de impuestos, Reservas y distribución de dividendos. Esta distribución de beneficios, se reflejará en la Memoria de la presentación de cuentas.

Una vez minorado de los beneficios el importe de los impuestos, la propuesta puede presentar una distribución o reparto que vaya dirigida íntegramente a aumento de los fondos propios de la empresa, es decir, a Reservas. O íntegramente a remunerar a los socios a través de los dividendos. Las empresas deben buscar el equilibrio entre ambas decisiones, pues la no remuneración al accionista, llevando todos los beneficios a reservas, podría generar decepción en el inversor, y por otra parte, repartir el total del beneficio entre los accionistas, podría generar problemas de descapitalización ante futuras pérdidas y barreras (imposibilidad o mayor coste de financiación), ante posibilidades de crecimiento e inversión en activos por parte de la empresa.

Recuerdo que el pago de dividendos es un derecho de los accionistas, pero no una obligación de las empresas.

De igual forma, las reservas pueden ser de carácter obligatorio o voluntario. La reserva legal u obligatoria, regulada por ley (Ley de Sociedades Anónimas), exige dotar una reserva indisponible, exclusivamente destinada a sanear resultados negativos, cuyo importe será el 10% de los beneficios hasta alcanzar un mínimo del 20% de su capital social. Existen otras reservas voluntarias y estatutarias, las estatutarias vienen a tener carácter de obligatorias (si se reflejaron en los estatutos)  y las voluntarias se dotarían una vez cubiertas las reservas legales y estatutarias.

Por lo tanto, las Reservas son una forma de autofinanciación para nuevas inversiones, a bajo coste, así como garantía para cubrir posibles riesgos futuros. Es decir, son un incremento del capital inicial de constitución de la empresa, formando parte de los fondos propios.

Si la empresa mantiene una buena situación patrimonial y ha cubierto e incrementado sus reservas incluso las voluntarias, lo lógico es retribuir a los accionistas mediante el dividendo. De esta forma rentabilizan la inversión de capital realizada. Si bien, existen algunas limitaciones en la distribución de los dividendos, como pueden ser:

  • El valor del patrimonio neto, cuando se efectúe el reparto, no debe ser inferior al capital social.
  • Si la empresa mantiene gastos de establecimiento, fondo de comercio o gastos de I+D, sin amortizar y sin estar cubiertos por las reservas.
  • Mantener dotada la Reserva Legal.

DIVIDENDOS.

Las sociedades tienen muchas formas de retribuir a los accionistas y socios de la empresa. Es cierto que la mas habitual y generalizada, es el reparto de los beneficios mediante la distribución de los dividendos ordinarios, pero tiene otras formas.

Entre las principales, podemos destacar, cada una con su casuística e incidencia fiscal:

  • Dividendo en efectivo con cargo a resultados del ejercicio.
  • Dividendo en efectivo con cargo a reservas de libre disposición
  • Dividendo elección (Scrip Dividend-Dividendo en acciones) con suscripción de acciones
  • Dividendo elección (Scrip Dividend) con venta de derechos en el mercado.
  • Dividendo elección (Scrip Dividend) con venta de derechos a la empresa.
  • Dividendo en efectivo con cargo a resultados con opción de reinversión en acciones procedentes de la autocartera o adquiridas en el mercado.
  • Dividendo en efectivo con cargo a resultados con opción de reinversión acciones nuevas.
  • Reducción de capital mediante reducción de nominal con devolución de aportaciones.
  • Reducción de capital mediante amortización de acciones de la autocartera.
  • Reparto de reservas de libre disposición mediante la entrega de acciones de otras empresas cotizadas o no cotizadas.
  • Devolver la prima de emisión mediante entrega de acciones de otras empresas cotizadas o no cotizadas.
  • Devolver la prima de emisión mediante pago en efectivo.
  • Devolver reservas de libre disposición mediante entrega de acciones de la autocartera.
  • Devolver la prima de emisión mediante entrega de acciones procedentes de la autocartera.
  • Ampliar capital mediante la emisión de acciones liberadas con cargo tanto a reservas como a prima de emisión.
  • Ampliar capital mediante la emisión de acciones parcialmente liberadas con cargo tanto a reservas como a prima de emisión.
  • Entrega de la prima de asistencia a Junta General.
  • Dividendo a elegir, en efectivo o en acciones de otra sociedad, con cargo a resultados del ejercicio.
  • Retribución a elegir, en efectivo con cargo a reservas voluntarias o en acciones propias con cargo a reservas por prima de emisión.

El dividendo, por tanto, es la parte de los beneficios de la empresa que se reparte entre sus accionistas.

Por lo general, las sociedades en España, suelen pagar dividendos semestralmente (también existen con otra periodicidad), un primer pago al comienzo del año natural denominado Dividendo a cuenta, que suele ser una especie de anticipo del dividendo final, y otro a mitad de año, el Dividendo complementario, si bien, algunas sociedades, realizan entregas extraordinarias por situaciones excepcionales a lo largo del año, son los denominados Dividendos extraordinarios.

La incidencia que pueden tener los dividendos en el rendimiento final de una inversión, es, a menudo, muy importante. Y la Bolsa española se caracteriza por disponer de un amplio conjunto de empresas cotizadas con altas tasa de rentabilidad por dividendo.

Las cotizadas repartieron entre los accionistas, 28.225 millones de euros en dividendos, devolución de aportaciones por primas de emisión y reducciones de nominal, La rentabilidad por dividendo de la Bolsa española es uno de los primeros entre los mercados bursátiles con un 4,1% según datos del MSCI Blue Book.

Invertir en dividendos.

Investigaciones recientes señalan que las carteras con empresas que ofrecen alta rentabilidad por dividendo se comportan mejor en el mercado que las que no. Los precios evolucionan más favorablemente y el riesgo es menor. La Bolsa española se caracteriza por disponer de un gran número de empresas cotizadas con una rentabilidad por dividendo elevada y muy atractiva en términos de inversión comparada, tal como parecen señalar los datos presentados en el trabajo. (Servicio de Estudios BME).

Existen algunas fechas importantes que recordar, para todo accionista, con respecto al cobro de los dividendos:

  • Fecha de anuncio o declaración del dividendo

Fecha en la que los administradores anuncian la cuantía del dividendo, aprobada en la Junta General de Accionistas.

  • Fecha de registro

Fecha en la que se determina los accionistas o titulares que cobrarán el dividendo.

  • Fecha ex-dividendo

Esta fecha evita posibles problemas con la propiedad de las acciones a la hora de cobrar un dividendo, por lo que la fecha de registro tiene una especie de límite (normalmente dos o tres días), en los que el titular o accionista, debe figurar como el propietario de las acciones.

  • Fecha de pago

Es el día de cobro del dividendo por parte de los accionistas.

Sabemos, que técnicamente, el día siguiente de la fecha de registro, la acción descuenta de su precio, el importe de ese dividendo, es decir, la cotización de la acción ese día comenzará con el precio de cierre del día anterior, menos el importe del dividendo, es la denominada cotización ex-dividendo y aunque el mercado corrija ese importe y vuelva a subir, si hemos cobrado en efectivo ese dividendo, a nosotros se nos practica la retención fiscal sobre ese importe (actualmente el 19%). Si por otra parte, cobramos el dividendo mediante scrip dividend, es decir, mediante acciones, que pueden ser nuevas, eso implica, que el valor de la empresa se reparte entre mas acciones, por lo que el nuevo beneficio generado en años futuros, se repartirá entre más, y por tanto, si se mantiene el beneficio, el ratio por acción (término que explicaremos), es menor, o sea, tenemos mas acciones pero con un beneficio menor por acción, o podrían ser acciones de autocartera, lo cual, sería mucho mas beneficioso para el accionista.

Por tanto, invertir en acciones, exclusivamente por la rentabilidad en dividendo, no puede ser una buena idea, pues cualquier operación, con estructura de corto o medio plazo, podría convertirse en una operación, no esperada, a largo plazo.

Tener en cartera empresas que paguen dividendos regularmente, siempre es interesante y la inversión debe realizarse como una estrategia a medio-largo plazo, pues esa rentabilidad, debe mejorar el rendimiento final de la cartera y ayudará a compensar las bajadas de precio en la cotización y observando o analizando los fundamentales de la empresa.

En los siguientes post, iremos conociendo los datos económicos de las empresas y  nos ayudará realizar análisis fundamental, o al menos, conocer los datos e informes que publican, para que podamos invertir con algo mas de seguridad, conocer su mercado actual y futuro, su historial de pagos de dividendos y ratios como el PER (Price to earnings precio-beneficio), la rentabilidad por dividendo (Dividend yield), el Payout o la parte de beneficio que se distribuye entre los accionistas, …..

No debemos olvidar, por otra parte, que lo importante es diversificar, buscando empresas de sectores estables y con ingresos recurrentes, con un buen crecimiento orgánico. Aunque nadie está libre de los famosos “cisnes negros”.

Si nos fijamos en el Ibex-35, observamos que en los últimos 10 años, han sido los subsectores de bienes de consumo y servicios de consumo, no solo los más rentables por dividendo, sino que su rendimiento total está por encima del resto, lo que nos puede dar una idea para formar una cartera a largo plazo (siempre con excepciones).

Si observamos el conjunto de mercados europeos, teniendo en cuenta tanto el dividendo, como las posibilidades de crecimiento de los sectores a los que pertenecen, observamos que los sectores, mayoritariamente, mejor valorados son los servicios públicos, las telecomunicaciones y la salud.

En el próximo post, veremos una pequeña introducción a los datos contables de las empresas, para llegar a poder realizar simples análisis fundamentales que nos ayuden a tomar la decisión de la inversión en acciones y poder formar una cartera de valores estable y rentable.

Un saludo de @inversenjuego

«No hay viento favorable para el barco que no sabe adónde va». https://inversionenjuego.wordpress.com/
  1. #1

    Garretcoopr

    La Ley de Sociedades de Capital establece que una sociedad se encuentra en causa de disolución cuando ésta “acarea pérdidas que dejen reducido su patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad de su capital social”. Para evitar esta situación, la empresa debe aumentar su capital o reducirlo en la medida suficiente, siempre que no sea procedente solicitar la declaración de concurso.

  2. #2

    Inversionenjuego

    en respuesta a Garretcoopr
    Ver mensaje de Garretcoopr

    Totalmente de acuerdo Garretcoopr, por ese motivo se especifica en el post, la buena situación patrimonial, y partimos de una base que es:
    a) Obtener Beneficios
    b) Se indican las limitaciones, entre la que se encuentra que su Patrimonio Neto no sea inferior a su Capital Social.
    Por lo que, tanto la Suspensión de Pagos como la Quiebra, no tienen cabida en la distribución de beneficios.
    Un saludo.

Autor del blog

  • Inversionenjuego

    Empleado de Entidad Financiera, inversor y trader autodidacta.

Envía tu consulta

FRASES: “Cada día me miro en el espejo y me pregunto: Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?. Si la respuesta es no durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo” (Steve Jobs) "El mejor líder es aquel cuya existencia no nota la gente. El siguiente mejor es al que la gente respeta y alaba. El siguiente es el que la gente teme; y el último es al que odia. Cuando el trabajo del mejor líder está acabado, la gente dice: Lo hicimos nosotros mismos." (Lao-Tzu)