Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Una posible salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, aparte de un conflicto y repercusiones sociales y políticas, la economía Británica tendrá un fuerte impacto y limitándome solo hablar de su moneda de curso legal, la Libra Esterlina (GBP).

Theresa May primera ministra del Reino Unido, no ha podido concretar una salida condicionada de Gran Bretaña, por lo que pone en evidencia que una de las economías más fuerte a nivel mundial está en una balanza que se tambalea por una salida con solidez o un descalabro.

El 26 de junio del 2016 cuando los británicos los llamaron a las urnas para votar a favor de la permanencia de Reino Unido a la UE o salir de este, los resultados favorecieron a una población joven siendo un numero mayor de votos a favor de su salida y el cual se denomino como el BREXIT.

Tras los resultados de la votación:

  • Votos a favor del Brexit: 17.410.742 (51,9%)
  • Votos a favor de permanecer: 16.577.342 (48,1%)
  • Total de votos: 33.577.342
  • Participación: 72%

La Libra esterlina para la tarde de ese día ya había perdido más del 20% de su valor tomando como referencia el dólar americano (GBP/USD), para lo cual la recuperación de esta pérdida le ha costado casi 2 años, sin embargo, si Theresa M. no llega a un buen acuerdo de salida, la Libra puede presentar no una caída como la votación del 2016, pero si puede caer a mitad del porcentaje.

 

Esto debido a que la GBP es una de las divisas incorporadas al DEG (derechos especiales de Giro)

El DEG es un activo de reserva internacional creado en 1969 por el FMI para complementar las reservas oficiales de los países miembros. En marzo de 2016 se habían creado y asignado a los países miembros DEG 204.100 millones (equivalentes a unos USD 285.000 millones). El DEG se puede intercambiar por monedas de libre uso. Al 1 de octubre de 2016, el valor del DEG se base en una cesta de cinco monedas principales: el dólar de EE.UU., el euro, el renminbi chino (RMB), el yen japonés y la libra esterlina.

Lo anterior indica que los inversionistas están atentos a las condiciones de salida y de colocar ordenes pendiente de venta para esta divisa ante una salida estrepitosa y que no solo se devaluara la libra, sino repercutirá en los bonos gubernamentales, sus acciones, índice bursátil e instituciones financieras y además tendrá participación en un impacto a nivel mundial por ser una economía de gran escala.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar