¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

Schroders: Emergentes - Hoja de ruta para la recuperación

¿Es el momento de aumentar la exposición a los mercados emergentes? es una de las preguntas clave de los inversores en 2014. En el informe adjunto Keith Wade, economista jefe de Schroders, y Craig Botham, economista para los mercados emergentes de Schroders, analizan los indicadores clave que guiarán la asignación de activos hacia los emergentes y cuáles son las economías mejor situadas para realizar los ajustes necesarios hacia la recuperación. 
Schroders Mercados emergentes
 

Después de haber resistido el impacto inicial de la crisis financiera mundial, los mercados emergentes se han esforzado por mantener un crecimiento sólido y cuando se combina con las perspectivas de una política monetaria más estricta en los EE.UU., la región ha experimentado salidas de capital significativas desde 2012.

 
Después del comportamiento registrado por los mercados emergentes, los expertos de Schroders concluyen que las valoraciones y el sentimiento del mercado son importantes pero no son las mejores herramientas para identificar un punto de inflexión en el mercado
"buscamos un catalizador que revierta esta tendencia, identificamos tres factores macro: primero una recuperación en el crecimiento de los mercados emergentes, segundo alguna evidencia de que China completa con éxito el desapalancamiento de su sector financiero y, por último, que aquellos países con déficit por cuenta corriente realicen un ajuste con éxito y puedan volver al camino del crecimiento."
Sobre el crecimiento en los mercados emergentes destaca que "Aunque a largo plazo creemos que los mercados emergentes necesitan reorientar sus economías hacia la demanda interna, las exportaciones son, y seguirán, siendo una importante fuente de crecimiento. Las exportaciones de los mercados emergentes todavía tienen que mostrar señales de un repunte significativo."
 
Sobre el proceso de ajuste necesario en algunos países emergentes, los expertos de Schroders destacan que
"el ajuste más rápido en cuanto a la reducción de su déficit por cuenta corriente se producirá en las economías emergentes que: son más abiertas (el comercio es un gran porcentaje del PIB así que una recuperación de las exportaciones tiene un gran impacto), tienen un proceso de desapalancamiento ya en marcha, están ajustando sus costes laborales y mejorando su competitividad, exportan a países con rápido crecimiento y permiten un ajuste en su divisa".

 

La crisis financiera mundial alcanza a los mercados emergentes

Durante un tiempo parecía que los mercados emergentes podrían soportar la crisis financiera mundial. Después del shock inicial en 2008, cuando se derrumbó el comercio mundial, el crecimiento se recuperó en 2010 y 2011, y volvió cerca de los niveles previos a la crisis, un resultado más sólido al que presentaban las economías desarrolladas. 

Sin embargo, en 2012 el crecimiento de los mercados emergentes comenzó a desvanecerse y quedó claro que las economías emergentes no se habían desvinculado de Occidente. El fuerte rebote fue atribuido a las políticas de estímulo puestas en marcha por las autoridades emergentes. Por ejemplo, China implementó un impulso fiscal masivo sin precedentes, pero aun así su crecimiento se desaceleró. A su vez, la debilidad en China ejerció presión a la baja sobre los precios de las materias primas y afectó a otras economías emergentes, como Latinoamérica.

En consecuencia, los flujos de capital se hicieron más volátiles. El punto de inflexión se produjo el verano pasado cuando Ben Bernanke, el presidente de la Reserva Federal, señaló que el QE no iba a durar para siempre, provocando así un aumento de los rendimientos del Tesoro de EE.UU. y una búsqueda de rentabilidad en mercados de mayor riesgo, como la deuda de alto rendimiento y la deuda emergente. Los flujos de capital comenzaron a disminuir, las monedas cayeron bruscamente y empezó a parecerse de nuevo a la situación de 1997-1998.

Flujos de fondos netos de mercados emergentes

Schroders flujos de emergentes

Valoraciones y el sentimiento

En primer lugar, se ha observado una baja rentabilidad de los emergentes en comparación a los mercados desarrollados, que asciende casi al 30% desde octubre de 2010. Aunque ha habido otros períodos de bajas rentabilidades, este ha sido bastante importante. Las valoraciones de los emergentes se han vuelto más atractivas y tenemos indicios de que los flujos de capital pueden estar empezando a estabilizarse, a juzgar por los movimientos en las divisas. 

Los datos de valoración y de sentimiento son importantes pero no son una herramienta decisiva para la determinación de un punto de inflexión; los mercados pueden permanecer infravalorados o sobrevalorados durante un periodo considerable, tal y como dice el economista Keynes "los mercados pueden permanecer irracionales durante más tiempo de lo que pueden mantenerse solventes". En consecuencia, tendremos que analizar la situación macro para encontrar indicadores. 
 

Las divisas de los "Cinco Frágiles" comienzan a estabilizarse

Divisas emergentes. Schroders

Señales Macro

La primera señal macro sería una recuperación en el crecimiento de los emergentes. Entre los múltiples indicadores existentes nos fijamos en el índice manufacturero (PMI), que proporciona una buena base de comparación con los mercados desarrollados. 
 
Además nos gustaría centrarnos en el crecimiento de las exportaciones. Aunque en el largo plazo creemos que las economías emergentes necesitan fomentar la demanda doméstica, las exportaciones siguen siendo una fuente importante de crecimiento. 
 
Señales macro. PMI Schroders
 

Principales riesgos

Además de las preocupaciones sobre los indicadores a corto plazo, los inversores también se centran en los riesgos de posibles caídas. Una preocupación es China, donde el legado del programa de estímulo ha sido un aumento de los préstamos improductivos en el sistema. Como en Estados Unidos y Europa, partes de la economía China necesidad de reducir el nivel de endeudamiento. El problema es que las autoridades pierdan el control y se produzca una fuerte contracción del crédito y un aterrizaje forzoso.

La segunda situación que ha creado salidas de capitales ha sido el conflicto entre Rusia y Ucrania. En el momento en que se estaba escribiendo este artículo, las tensiones habían aumentado tras los comentarios de Putin.