¿Qué piensa PIMCO?: Situación de los mercados y posicionamiento en las carteras

¿Qué piensa PIMCO?: Situación de los mercados y posicionamiento en las carteras

Hemos leido varias entrevistas con los responsables de  PImco :Deducimos que su vision de mercado es la sigueinte.

¿Qué está pasando en el mercado?

En los últimos meses, las preocupaciones sobre los planes de la Fed de comenzar a reducir gradualmente sus estímulos monetarios desencadenaron una ola de ventas, que golpearon con especial virulencia a los mercados emergentes.
 
Una confluencia de factores explica por qué los mercados emergentes reaccionaron de forma más acusada que otras clases de activos. Más allá de aspectos idiosincráticos, que agudizaron la vulnerabilidad de los shocks externos de países como Brasil y Sudáfrica, la clase de activos de los ME venía registrando desde 2010 unas entradas de flujos récord procedentes de inversores extranjeros, lo que había reducido los rendimientos nominales locales hasta mínimos históricos. Las percepciones de que la Fed pretendía ir desmontando su experimento monetario provocaron salidas de flujos nunca antes vistas, que se vieron amplificadas en los ME por la restricción de la liquidez.
 
Las ventas masivas también generaron expectativas de subidas de tipos significativos, lo que convirtió a los tipos actuales en particularmente atractivos. La compra de un bono del Tesoro brasileño a 10 años el 30 de agosto de 2013, con un rendimiento del 12,06% en moneda local, habría brindado un diferencial de rendimiento de 928 puntos básicos (pb) respecto al 2,78% de un bono del Tesoro estadounidense a 10 años, en el supuesto que ambos se mantuvieran hasta el vencimiento. Ante el previsto encarecimiento de las valoraciones, muchos inversores se preguntan si este es el momento de aprovechar los puntos de entrada y realizar asignaciones estratégicas a ME.
 

¿Se ve valor en los ME? 

El motivo de que compren renta fija es capturar "yields". Si las subidas de los tipos de interés actualmente descontadas en la mayoría de las curvas de tipos locales de los ME no llegasen a materializarse completamente, los inversores en renta fija que decidan asegurarse "yields" ahora se beneficiarían probablemente del carry y de la posible revalorización del capital en caso de una contracción de los tipos.
 
En los Mercados Emergentes, si bien algunos países con balances más débiles podrían intervenir puntualmente para defender sus monedas y controlar la inflación, la mayoría de los países deberían ser capaces de mantener sus tipos de interés oficiales sin cambios, e incluso plantearse una relajación de su política monetaria para estimular el crecimiento.
 
Estas perspectivas favorables para la inversión en los Mercados Emergentes podrían verse frustradas en caso de darse alguno de los siguientes tres escenarios.
  1. Estimaciones de crecimiento demasiado pesimistas y el crecimiento superase expectativas, los tipos mundiales podrían continuar subiendo.
  2. Los países de los Mercados Emergentes sean incapaces de afrontar este entorno de bajo crecimiento relajando su política monetaria sin que peligre por ello su estabilidad económica.
A corto plazo, no cabe duda de que el incremento de la volatilidad seguirá siendo un considerable reto para los inversores, en concreto en el área de las divisas de los Mercados Emergentes. En un horizonte temporal más largo, las consideraciones relativas a los fundamentales deberían imponerse. La resistencia de los Mercados emergentes ha aumentado notablemente durante los últimos años gracias a unos balances más saneados, unos menores niveles de endeudamiento y una mayor flexibilidad para sostener sus economías.
 
En un entorno que exige más prudencia que nunca y en el que la capacidad de diferenciación es clave, los inversores deberán elegir selectivamente entre las oportunidades y buscar una compensación adecuada por los mayores niveles de volatilidad y menor liquidez de mercado.
 

¿Cuáles han sido los cambios en las carteras de Pimco?

En estos primeros compases de septiembre, el entorno sigue caracterizándose por la aversión al riesgo. Siguen favoreciendo la duración estadounidense en vista de las diversas fuentes de incertidumbre, que incluyen un previsible repliegue de los estímulos de la Fed, los temores sobre el presupuesto estadounidense, la mayor probabilidad de un tercer rescate a Grecia y la escalada de las tensiones geopolíticas, en especial en Siria.
 
Por el lado de los activos de riesgo, mantienen una postura positiva sobre determinados segmentos como los bonos de titulación hipotecaria (MBS) no emitidos por agencias, dado que este sector proporciona exposición a la recuperación de la vivienda, así como protección estructural frente a un debilitamiento de la economía. En el universo de los ME, siguen favoreciendo los tipos locales brasileños y mexicanos. Gracias a un marco creíble de políticas, estos países, que ofrecen rendimientos reales positivos, se encuentran en disposición de resistir mejor los shocks económicos.
¡Sé el primero en comentar!