blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

Identificar a los ganadores a largo plazo en un mundo globalizado

A la vista del entorno de volatilidad en los mercados, es más importante que nunca que los inversores se fijen en el largo plazo. Creemos que enfocar el análisis con una perspectiva fundamental y ascendente nos da ventaja a la hora de identificar a los ganadores a largo plazo. A la vista de las adversas condiciones económicas, creemos que las apuestas defensivas con cuentas lo suficientemente saneadas pueden ofrecer protección, pero también que los inversores pueden beneficiarse de una serie de tendencias de inversión a largo plazo
 

Identificar el cambio estructural 

A la vista de las dificultades económicas, los ganadores serán empresas que puedan repercutir las alzas de los costes de producción gracias a la fuerza de sus marcas y su poder de fijación de precios, las que tienen un balance lo suficientemente saneado para capear condiciones adversas (y para tener acceso a financiación barata) y las que pueden innovar y crear nuevos productos y servicios de la mano de unos equipos directivos sobresalientes. 
 
Basta con echar un vistazo a empresas como Apple (que tiene más reservas de tesorería que el PIB de algunos países) para ver las ventajas de tener un balance saneado en condiciones adversas, además de tener una reputación de innovación. A escala geográfica, la innovación es una de las formas que tienen los mercados desarrollados para contrarrestar el mayor crecimiento del producto interior bruto (PIB) de los mercados emergentes; en este sentido, muchos de los avances tecnológicos clave que hemos visto en las redes sociales, los diseños de teléfonos inteligentes y el tratamiento de grandes conjuntos de datos (big data) se han originado en los mercados desarrollados, especialmente en EE.UU.
 
A la hora de seleccionar valores, nuestros analistas piensan más en las oportunidades estructurales a largo plazo que en los patrones bursátiles a corto plazo, que están influenciados por acontecimientos como las elecciones y la meteorología. Esta respuesta fue una constante entre nuestros analistas en las diferentes regiones. Por ejemplo, creemos que se ha producido un cambio radical en el marco reglamentario de las aerolíneas en China (empresas como China Southern) desde 2008 y que el entorno competitivo de esta industria es ahora mismo uno de los mejores del mundo, lo que allana el camino a sorpresas positivas en las rentabilidades. Otro ejemplo es el transporte marítimo de Asia, donde miramos más allá de la incertidumbre macroeconómica actual y los pobres fundamentales. Si bien la mala evolución actual del sector se debe fundamentalmente a una desaceleración cíclica y no es estructural en su naturaleza, debemos estar preparados para aguantar el negativo flujo de noticias actuales y esperar a que se produzca una eventual mejoría, siempre que la desaceleración sea limitada y el perfil riesgo recompensa sea favorable. 
 
 
Muchos de nuestros analistas consideran que el entorno actual ofrece momentos oportunos para invertir si se es optimista sobre las tendencias a largo plazo, a la vista de las valoraciones relativamente bajas desde un punto de vista histórico. En general, creemos que el entorno macroeconómico ha dejado a muchas empresas de calidad cotizando considerablemente por debajo de su valor razonable. Si la Bolsa no corrige estas discrepancias, otros proveedores de capitales lo harán. Así, probablemente veamos a muchas empresas, en especial valores medianos y pequeños, que son adquiridas por otras con caja abundante, como sociedades de capital riesgo o competidores más grandes.
 
El entorno competitivo de esta industria es ahora mismo uno de los mejores del mundo, lo que allana el camino a sorpresas positivas en las rentabilidades
A largo plazo, creemos que las economías menos endeudadas (en general, mercados emergentes) registrarán mayores tasas de crecimiento que las economías endeudadas de la OCDE a lo largo del tiempo, aunque indudablemente habrá ciclos dentro de esta tendencia a medio plazo.
 

La dinámica del mundo a dos velocidades 

En Europa, probablemente veamos un periodo prolongado de bajo crecimiento con tipos de interés relativamente bajos. Muchos países desarrollados se enfrentan a un proceso de desendeudamiento a largo plazo que es improbable que se revierta en un futuro cercano. Esto no sólo forma parte del ciclo económico, es un cambio estructural y duradero. Así, somos más pesimistas que el consenso sobre las empresas de infraestructuras y materiales de construcción, ya que los ciclos de construcción son muy largos y están vinculados a las tendencias crediticias y demográficas a largo plazo. Desde un punto de vista global, hacemos más hincapié en empresas que puedan incrementar sus volúmenes de negocio, repercutir las presiones inflacionistas y minimizar los riesgos para su balance. Esto explica, por ejemplo, por qué nos gustan determinados valores de consumo y del sector servicios y por qué estamos sobreponderados en empresas sólidas que pagan dividendos elevados. 
 
A largo plazo, creemos que las economías menos endeudadas (en general, mercados emergentes) registrarán mayores tasas de crecimiento que las economías endeudadas de la OCDE a lo largo del tiempo, aunque indudablemente habrá ciclos dentro de esta tendencia a medio plazo. En clave de selección de valores, esto significa: evitar empresas muy endeudadas (o, al menos, a aquellas que  están incrementando el endeudamiento), tener mayor exposición a las empresas que venden a economías menos endeudadas (en general, mercados emergentes) e intentar encontrar empresas que sean capaces de crecer o al menos no decrecer en un entorno en el que el crecimiento de la OCDE será bajo durante muchos años. Otra forma de apostar por el crecimiento de los mercados emergentes es identificar empresas multinacionales con buen gobierno corporativo y sede en mercados avanzados que tengan marcas muy desarrolladas y planes estratégicos para expandir su negocio en estos mercados. 
 
Dentro de los mercados de mayor crecimiento como China, uno de los elementos diferenciadores clave será identificar a las empresas que puedan repercutir los aumentos de costes. Por ejemplo, las empresas de materias primas se han enfrentado a mayores presiones sobre los márgenes por el descenso de los precios y el aumento de los costes. Esto significa que se tendrá que mejorar la productividad en China en aquellos sectores en los que el coste de la mano de obra se ha incrementado considerablemente, especialmente a la vista de la oferta de mano de obra potencialmente más barata de países como Vietnam, Filipinas, la India e Indonesia. 
 
Como hemos indicado, una forma de progreso para las empresas de países desarrollados es la innovación, área en la que existen muchas microtendencias y temas. Uno de ellos es la distribución europea, por ejemplo, donde prevemos que las compras de alimentación se realicen totalmente por Internet dentro de 20 años, lo que significa que habrá grandes tiendas en línea y pequeñas tiendas en las ciudades. Los hipermercados quedarán esencialmente obsoletos. Otro ejemplo es el sector bancario europeo.
 
Creemos que la gravedad del ciclo económico actual ensombrece el hecho de que existen algunos negocios bancarios de calidad en Europa (como Barclays en el Reino Unido o Sberbank en Rusia). El mercado no está diferenciando entre los retos estructurales y cíclicos. Existen campeones nacionales” en banca minorista que han expandido su negocio subyacente a lo largo de la crisis y cuentan con grandes cuotas de mercado en segmentos rentables. Las provisiones por préstamos incobrables en niveles cíclicamente elevados y los tipos de interés en niveles cíclicamente bajos han desembocado en la baja rentabilidad empresarial que se observa en la actualidad. En este sentido, el mercado podría haber subestimado la rentabilidad potencial “normalizada” de muchos bancos al poner demasiado énfasis en la rentabilidad a corto plazo. 
Ahora que la gente vive más y tiene jubilaciones más largas, creemos que las estrategias de inversión centradas en la preservación del capital y la generación de rentas tendrán un lugar preponderante
 
Demografía y envejecimiento de las poblaciones
Por último, la demografía es posiblemente uno de los factores con mayor trascendencia a largo plazo. Amplias capas de la población de los países occidentales, conocidas como la generación del baby boom, pronto se jubilarán. Ahora que la gente vive más y tiene jubilaciones más largas, creemos que las estrategias de inversión centradas en la preservación del capital y la generación de rentas tendrán un lugar preponderante. Lo anterior también tiene numerosas implicaciones desde el punto de vista de la selección de valores. 
 
 
Tal vez la implicación más obvia del crecimiento de la población mundial es que eleva la demanda de recursos finitos, algunos de ellos vitales como los alimentos, el agua y la energía. Estos recursos ya han registrado fuertes incrementos en los precios durante los últimos años debido a que las economías emergentes se han desarrollado y han comenzado a consumir una parte mayor de los recursos del mundo. La población mundial no solo está creciendo: su composición también está cambiando de formas muy importantes. En los mercados emergentes hemos asistido a un aumento de la riqueza y la urbanización durante la pasada década y este crecimiento de las clases medias ha sido uno de los impulsores del consumo como tendencia de inversión. Los hábitos de consumo de las personas también han cambiado y el desarrollo y la sofisticación de las tecnologías de Internet son sólo uno de los muchos ejemplos. Esto ha provocado la aparición de mercados totalmente nuevos. Por último, a medida que mejora la atención sanitaria y las personas viven más años y de forma más activa, la longevidad ha aumentado, lo que significa más demanda de atención médica privada y servicios relacionados con la planificación de la jubilación en todo el mundo. 
 
Por ejemplo, el envejecimiento poblacional conlleva más demanda de lentes correctivas para la visión, lo que crea un entorno favorable para empresas como Essilor, una compañía líder en productos oftalmológicos. Del mismo modo, la creciente incidencia de la diabetes en todo el mundo a medida que las personas van adoptando estilos de vida más sedentarios (y últimamente en las economías emergentes, conforme la población va adoptando dietas más ricas en proteínas, lácteos y azúcar) ha creado un floreciente mercado para empresas como Novo Nordisk, el líder mundial en insulina inyectable. 
 
China y la India tienen las mayores tasas de diabéticos del mundo, con 92 millones y 63 millones de casos en 2012, respectivamente. Identificar estas tendencias a largo plazo basándose en el análisis fundamental ascendente es el ingrediente esencial para encontrar a los ganadores a largo plazo.

 

El próximo lunes 6 de Mayo a las 18:00 horas en la Bolsa de Valencia se realizará la conferencia "Gestión activa en un mundo de tipos de interés bajos" con Antonio Salido, Director de Marketing y Comunicación de Fidelity para España y Portugal; y moderada por Enrique Roca. ¡No te pierdas esta oportunidad! Apúntate gratis a la ponencia del próximo 6 de Mayo de Fidelity, las plazas son limitadas.

 

Quiero asistir

 
 
 
Traspase sus Fondos con nosotros y pague menos.

Solicite una comparación de sus Fondos en cartera sin ningún compromiso.
Le enviaremos un email y podrá comprobar el ahorro en los costes totales de sus Fondos.

  • Ahorro de más de un 30% de media
  • Solo clases limpias
  • Con cuenta remunerada al 0,30% TAE