¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Fondos de inversión
Los mejores fondos de inversión

Punto de vista económico y estrategia: ¿Otro año de "Sell in May"?

Schroders

Keith Wade, economista jefe de Schroders analiza este mes si , como en años anteriores, va a volver a repetirse el patrón de un comienzo de año con subidas en los mercados que se desvanece en primavera haciendo bueno el dicho "Sell in May and go away". 

Existen pruebas de una desaceleración del crecimiento global, repitiéndose el patrón que hemos visto los últimos años en el que un sólido comienzo de año se desvanece en primavera.

Las bolsas mundiales han reaccionado de manera negativa a la desaceleración en años anteriores. Podrían hacer lo mismo este año, sin embargo, gran parte del rally ha estado encabezado por valores defensivos más que acciones cíclicas sensibles al crecimiento.

Las bolsas mundiales podrían seguir beneficiándose. Si nos fijamos en los sectores que han estado tras este rally de los mercados, queda claro que la búsqueda de rentabilidad ha sido el principal catalizador, no las expectativas de un mayor crecimiento mundial. Según el Wall Street Journal, a la subida del 9% registrada por el S&P500 este año han contribuido varios sectores. El sector salud ha subido un 19%, consumo básico un 17% y utilities (suministros públicos) un 16%. Estos sectores defensivos son comprados por sus dividendos sostenibles y su relativa independencia del ciclo económico. Por el contrario, los que peor comportamiento han registrado son los sectores cíclicos: tecnología, energía y materiales.

Con esto en mente, las medidas de relajación cuantitativa anunciadas en Japón, junto con las de EE.UU., están impulsando el rally del mercado a medida que los inversores buscan acciones que se parezcan a los bonos. Una ralentización en el crecimiento puede llevar a otro "Sell in May", pero si conduce a unas expectativas de mayores medidas de relajación  o a otra actuación por parte de los bancos centrales, 2013 podría suponer un cambio de la tendencia y el rally podría continuar.

Mercado de renta variable y renta fija global

Hay una sensación de déjà vu que pesa sobre los inversores en la actualidad. Durante los últimos tres años, los mercados de renta variable han comenzado el año con fuerza debido al optimismo sobre la economía mundial, sólo para perder la fe en la primavera y caer de nuevo. La estrategia  "Sell in May and go away" ha funcionado bien.

Las cifras más recientes indican que 2013 está siguiendo un patrón similar. Los últimos índices han dado un mensaje pesimista que indica una pérdida de impulso de la producción en abril. Cayó el PMI producción en los EE.UU., China y la Zona del euro, con este último situado debajo de 50, lo que indica una contracción de la actividad.

Estas cifras sugieren una desaceleración de la producción industrial mundial a un ritmo del 1% al 4% a principios de año. Los nuevos ratios de pedidos / inventario también se debilitaron, una señal de que los índices del producción puede que se reduzcan más durante el próximo mes.  

Índice de producción EE.UU., China y Zona Euro

En EE.UU. el informe Empleo ha sido decepcionante, con un aumento de sólo 88.000 empleos en marzo, alrededor de la mitad de los esperados. EE.UU. también sufrió las caídas en las ventas minoristas y en los pedidos de bienes duraderos de marzo. El índice sorpresa que muestra la diferencia entre las expectativas y los resultados macroeconómicos de EE.UU. se ha vuelto negativo (tabla 2). La economía de EE.UU. está perdiendo claramente potencia a medida que termina el trimestre.

Índice sorpresa

Por otra parte, China presentó un crecimiento del PIB más débil que el esperado para el primer trimestre: 7,7% en comparación con unas expectativas del 8%. Los pedidos de exportación de Taiwán, a menudo visto como indicadores adelantados de la región, también cayeron en marzo, otra señal de que la producción presenta una tendencia descendente. El precio del cobre, que suele utilizarse como barómetro del crecimiento mundial, ha sido débil y acaban de alcanzar un mínimo de 18 meses.

Desaceleración o anomalía estadística

Desde la quiebra de Lehman Brothers y el colapso subsiguiente en el mundo economía en el primer trimestre de 2008, se ha producido la sospecha de que las estadísticas realizan un exceso de compensación en sus ajustes estacionales durante los tres primeros meses del año. Sin embargo, un trimestre muy malo puede distorsionar los intentos posteriores de ajuste. Por lo tanto tenemos una falsa impresión de que el primer trimestre comienza con fuerza y luego se desinfla bruscamente cuando comienza la temporada de ajustes en el segundo trimestre.

No hay consenso sobre esto y también se puede apuntar a otros factores que distorsionan la imagen. Por ejemplo, en 2011 el Terremoto y tsunami en Japón interrumpieron el crecimiento global, debido a que las cadenas de suministro se rompieron en el segundo trimestre. Antes de esto, los picos de precios del petróleo y las materias primas también han desempeñado un papel importante, al igual que la crisis del euro.

Este año, el clima ha sido más "normal", los precios de las materias primas se han comportado mejor y la crisis del euro no ha entrado en erupción de nuevo (a pesar de un rescate fallido en Chipre y de la incertidumbre causada por las elecciones en Italia). En su lugar, hemos visto una corriente de desaceleración como consecuencia del ciclo de inventarios y de la política fiscal más restrictiva en los EE.UU., contra un telón de fondo en curso de la austeridad fiscal y el desapalancamiento bancario en Europa.

EE.UU. evitó el precipicio fiscal, pero no el ajuste fiscal

En el ámbito fiscal de EE.UU., aunque lo peor no se realizó, los impuestos siguieron subieron alrededor de un 1% del PIB, sobre todo en los asalariados. La reacción inicial sugiere que el gasto había resistido el impacto del consumo durante el primer trimestre. Sin embargo, esto sólo se logró a través de una fuerte caída en la tasa de ahorro de los hogares y las señales son que los consumidores están llevando el gasto a un nivel compatible con la renta disponible (tablas 3 y 4 en la página siguiente).

Así que una combinación de un cambio en el ciclo de inventarios y el efecto retardado de las políticas fiscales en EE.UU. va a enfriar la actividad global en el trimestre actual. En términos del PIB pronosticamos que se ha reducido el crecimiento a la mitad o menos de 1,6% después de 2,5% en el primer trimestre.

 

¿Terminará el rally de los mercados de renta variable en un crecimiento más lento?

A pesar de los crecientes signos de actividad más lenta, los mercados de renta variable y los activos de riesgo en general siguen su rally. Es posible que las señales de desaceleración todavía tengan que filtrarse a través de los inversores y que se produzca una corrección significativa más adelante. Alternativamente, los inversores pueden simplemente observar la debilidad actual y considerar que los EE.UU. están en camino de tener la recuperación, debido a los considerables progresos realizados en el desapalancamiento y la restauración de la salud del sistema bancario. 

 

El crecimiento puede dirigirse hacia el 3% ya que todavía se observa el alcance de la mejora de los componentes cíclicos de la actividad, tales como la vivienda y los automóviles, que siguen siendo bajos para los estándares históricos. La noticia de que la emisión de valores de préstamos para automóviles de alto riesgo está en auge (el 60% en el primer trimestre de acuerdo con el Financial Times) apoya este pronóstico.

La economía mundial a tres velocidades

Se necesitan más estímulos, ya que hay pocos indicios de que la relajación de las condiciones financieras desde el verano pasado se haya trasladado a una actividad y crecimiento más fuerte de los préstamos. En los mercados emergentes, el crecimiento sigue siendo bueno, pero se ha producido un repunte de las presiones inflacionarias y los responsables políticos siguen aplicando políticas monetarias restrictivas.

El mundo de tres velocidades se ha convertido en una característica de la economía mundial con los países emergentes, mundo que todavía goza de mayor crecimiento, mientras que la recuperación de los EE.UU. y Europa se estanca.

Este patrón de comportamiento de los mercados sugiere que la liquidez está impulsando los activos de riesgo, obligando a que baje el rendimiento de los bonos y fomentando que los inversores se desplacen a lo largo de la curva de riesgo en busca de rentabilidad.ç

"Bond-like" stocks líderes en el rally

Mientras tanto, los mercados mundiales de renta variable pueden seguir beneficiándose. Mirando la descomposición del rally, está claro que la búsqueda de rendimiento está impulsando los mercados, no por las expectativas más fuertes de crecimiento global. De acuerdo con el Wall Street Journal, se ha producido un aumento del 9% en el índice S&P 500 este año, la salud en un 19%, los bienes de consumo básico un 17% y los servicios públicos un 16%. Por el contrario los de bajo rendimiento son los sectores cíclicos: Informática, energía y materiales.

Desde esta perspectiva, la flexibilización cuantitativa (QE) en Japón, junto a EE.UU., trata de conducir el rally ya que los inversores buscan acciones que se asemejen a los bonos. El crecimiento más lento podría llevar a otro "sell in May", pero si da lugar a expectativas de más flexibilización cuantitativa u otra acción del banco central, 2013 podría romper la tendencia reciente y el rally continuará.

 

Keith Wade, Chief Economist and Strategist

Azad Zangana, European Economist

James BilsonEconomist