¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Finanzas Saludables

Tu ayuda financiera para cumplir tus obligaciones, ahorrar y prevenir el futuro

4 formas en que los millennials pueden empezar a ahorrar

Tengas la edad que tengas, el ahorro es fundamental en un presupuesto. Sin embargo, mantener el hábito no es tan fácil como parece, sobre todo en los primeros años de vida laboral, cuando todavía no se alcanza “el puesto soñado” y el salario parece no ser suficiente.

 

Esto es lo que le sucede a muchos millennials -quienes nacieron entre finales de los 80 y mediados de los noventa-, ya que una de las tendencias es la de vivir experiencias y no apegarse a las propiedades o cosas, lo que de alguna manera ha ocasionado que el ahorro también sea dejado de lado. Pero ya sea que busquen adquirir un auto nuevo o irse de viaje, ahorrar es fundamental para alcanzar esos objetivos.

Entonces, si eres un millennial y te preguntas cómo puedes empezar a guardar una parte de tu quincena cuando el dinero parece no alcanzar, toma en cuenta estos consejos:

1. Analiza tus hábitos y corrígelos
Para empezar es necesario tener un orden adecuado. ¿Sabes cuánto destinas a tus gastos mensualmente? Elaborar un presupuesto es básico para dar lugar al ahorro. La idea del presupuesto es también identificar a dónde se va nuestro dinero y qué podemos corregir.

2. No elimines, dosifica
La idea no es eliminar todos los gastos que no sean obligatorios, es decir, los gustitos y caprichos. Si cortas todo de una sola vez, será más difícil que el hábito del ahorro se mantenga por más tiempo, pues te sentirás privado. Lo ideal es optar por reducirlos. Por ejemplo, si compras un café todos los días, opta por hacerlo solo 3 veces a la semana; lo mismo sucede con los almuerzos fuera de la oficina, los taxis, etc.

3. Busca nuevas opciones
La información es clave para encontrar nuevas propuestas y ahorrar. No te aferres a una sola marca de ropa, a los mismos lugares para salir a comer, etc. Mientras más alternativas busques, podrás encontrar mejores precios.

4. Utiliza la tecnología
¿Sabías que comprar por internet es mucho más barato que comprar en tienda? De igual manera, existen muchas apps que otorgan descuentos a los usuarios o cupones en línea que te permiten ir a lugares con un bajo presupuesto, dejando más para el ahorro.

Por último, no dejes el dinero que ahorras en tu misma cuenta del banco, ya que sentirás la tentación de gastarlo. Compara las diferentes opciones y abre una cuenta en un banco que no te cobre mantenimiento y que además te pague intereses por el dinero depositado. Para encontrar la alternativa ideal, puedes utilizar comparadores web como el de Comparabiem.com.co.

www.comparabien.com

Autor del blog

  • Marcello Mundaca

    Economista especialista en Riesgos y Finanzas Personales, actualmente gerente de negocios de Comparabien.com. Columnista en diversos medios y líder de opinión sobre temas de finanzas personales.

Envía tu consulta