¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Finanzas Personales e Inversión

Aprende a invertir y gestionar tu capital de forma eficiente

Las monedas fallidas de los Estados Unidos

En la corta historia de los Estados Unidos de América han existido tres monedas fallidas: el dólar continental, el dólar confederado y el dólar de Bretton Woods. Veamos brevemente en qué contexto surgieron estas monedas fallidas y por qué fallaron.

El dólar continental

En mayo de 1775, el Congreso Continental se encontraba realizando preparaciones para la inminente guerra que se avecinaba con Gran Bretaña. Y necesitaban dinero urgentemente.

Existían dos opciones para ello: o bien establecer nuevos impuestos destinados a sufragar la guerra o bien crear dinero nuevo. La mentalidad de los colonos, totalmente opuestos a los impuestos, hizo que el Congreso Continental optase por la emisión de dólares continentales. La idea era que con estos dólares se pagarían los gastos de guerra y, posteriormente, podrían ser utilizados por los colonos para pagar los impuestos.

No obstante, estos nuevos dólares perdieron rápidamente su valor ya que el Congreso Continental y las colonias no se coordinaron de tal modo que las colonias, no solamente no aceptaban el pago de impuestos con los continentales, sino que incluso emitieron su propio dinero. Además, los británicos, en su intento de derrotar a los rebeldes americanos, comenzaron a falsificar moneda desde 1776, inundando todavía más el mercado de dinero.

 

dolar continental

 

Así, en tan sólo 5 años el Congreso emitió unos 241 millones de dólares continentales y las colonias emitieron unos 209 millones de dólares adicionales. A eso hay que sumar las falsificaciones británicas y de particulares.

El resultado fue que, a pesar de los controles de precios que se impusieron, el dólar continental llego a valer una centésima parte de su valor nominal. Y de ahí surgió una expresión utilizada por los norteamericanos para decir que algo no tiene valor: ¨not worth a continental¨.

 

El dólar confederado

Cuando en 1860 Abraham Lincoln ganó las elecciones presidenciales incluyendo la prohibición de la esclavitud como parte de su programa, siete estados sureños (Carolina del Sur, Mississipi, Florida, Alabama, Georgia, Louisiana y Texas) se separaron, formando los Estados Confederados de América. Posteriormente, otros cuatro estados más (Virgina, Arkansas, Tenessee y Carolina del Norte) se unieron a la Confederación.

Una vez que las hostilidades comenzaron con el bombardeo al Fuerte Sumter el 12 de abril de 1861, la Confederación se vio en la necesidad de obtener dinero para el esfuerzo bélico. A pesar de que la opción de imponer nuevos impuestos no contaba con apoyo político o popular se introdujeron nuevos impuestos que sólo conseguirían financiar el 8-11% del esfuerzo bélico.

Hubo que recurrir por tanto a la emisión de deuda (incluyendo un préstamo de 15 millones de dólares concedido por Erlanger & Co., bonos respaldados por algodón emitidos en Londres y bonos basura emitidos en Amsterdam) y, fundamentalmente, la creación de dinero.

Esta creación de dinero se instrumentó mediante la emisión de Treasury Notes que comenzó en mayo de 1861 con la emisión de 20 millones de dólares y que tenían la peculiaridad de ser convertibles en oro durante los dos años posteriores al final de la guerra.

Para finales de la guerra, el gobierno Confederado había emitido Treasury Notes por unos mil quinientos millones de dólares. A eso hubo que sumarle las emisiones de otros estados, condados, ciudades e incluso empresas privadas y, también, las falsificaciones realizadas por la Unión y por particulares.

 

robertson imagen

Foto: Jim Surkamp en Foter.com

 

Como resultado de ello, y a pesar de los esfuerzos del gobierno de la Confederación para contener la inflación mediante una reforma monetaria en 1864, se estima que la inflación entre enero de 1861 y abril de 1865 fue de un 9.000 por ciento   y gran parte de la población se vio obligada a recurrir al trueque y el mercado negro.

El fin de la guerra dio la puntilla definitiva al dólar confederado que, no obstante, se encontraba ya a punto de colapsar.

 

El dólar de Bretton Woods

En julio de 1944, vislumbrándose ya el final de la Segunda Guerra Mundial, delegados de 44 países se reunieron en Bretton Woods para establecer el nuevo sistema monetario internacional.

En virtud de los acuerdos alcanzados, el dólar norteamericano sería la única moneda respaldada por el oro, a un tipo de cambio de 35 dólares por onza, mientras que los demás países debían fijar el precio de sus divisas por referencia al dólar y mantener unos tipos de cambio que no oscilasen más allá de unos determinados márgenes. No obstante, estos acuerdos no entraron plenamente en vigor hasta 1958 con la eliminación de los controles de cambio.

El sistema se mantuvo relativamente estable durante la década de los 60, en la que factores tan distintos como: (i) el objetivo de pleno empleo establecido por Kennedy en 1963, que hacía que políticamente fuese muy complicado para la Reserva Federal subir los tipos de interés, (ii) la reforma fiscal de 1964,    (iii) la carrera espacial, (iv) la guerra de Vietnam o (v) los programas sociales de Lyndon Johnson, incentivaron el gasto deficitario (aumentando la cantidad de dólares en circulación).

Al mismo tiempo, las economías europeas y japonesa se recuperaban y aumentaban sus exportaciones (reduciendo la proporción relativa de la economía de Estados Unidos sobre el total mundial y, por tanto, la demanda de dólares), de tal forma que llegó a haber más dólares en manos extranjeras que reservas de oro para respaldar dichos dólares.

Se establecieron distintos mecanismos para intentar solventar la situación (tales como swaps de divisa) pero el sistema dejó de ser sostenible en 1971, cuando Reino Unido y Francia comenzaron a solicitar a Estados Unidos la conversión en oro de sus reservas en dólares. La respuesta de Nixon, fue cancelar ¨temporalmente¨ la convertibilidad del dólar en oro. Y desde entonces sigue cancelada.

 

imagen dólar

Foto: foter.com

 

Conclusión: Monedas fallidas

En los 250 años de historia de los Estados Unidos, han existido tres monedas fallidas en situaciones que tenían al menos dos circunstancias en común: (i) el aumento de la base monetaria (ya sea mediante la emisión de moneda o balanza de pagos deficitarias) y (ii) la existencia de una serie de circunstancias que han impedido controlar el aumento de dicha base monetaria (como una guerra o una determinada opinión política).

Espero que os haya gustado este post. Si es así, por favor, no dudéis en hacer comentarios y compartir en las redes sociales. Si queréis saber más sobre mí, podéis encontrar otros post en mi blog.

¨El dinero de papel ha tenido en vuestro Estado el efecto que siempre tendrá: arruinar el comercio, oprimir a los honestos y abrir la puerta a todo tipo de fraudes e injusticias¨. George Washington

 

 

https://mrfinanzaspersonales.com
  1. #1

    dilbert

    Muy interesante artículo. Sería bueno complementarlo con otro que hablase de las 'monedas exitosas', si es que lo fueron. He leído que Benjamin Franklin dijo "En las colonias emitimos nuestro propio dinero, 'billetes coloniales'. Lo emitimos en justa proporción a la demanda comercial e industrial... Creando nuestro propio dinero controlamos el poder adquisitivo y no debemos pagar interés a nadie".

    Y por otro lado, durante la guerra civil además de los Tresury Notes del gobierno confederado, el del norte emitió Greenbacks que fueron un éxito. ¿Es cierto?

  2. #2

    Comstar

    en respuesta a dilbert
    Ver mensaje de dilbert

    Y yo que pensaba crear una moneda que se llamara Comstarcoin, jajaja.

  3. #3

    Mrfinanzaspersonales

    en respuesta a dilbert
    Ver mensaje de dilbert

    Muchas gracias dilbert. Me alegro de que te haya gustado el artículo.

    Con respecto a las ¨monedas exitosas¨ en Estados Unidos, habría que definir en qué consiste ese ¨éxito¨. En mi opinión, si lo definimos como monedas que no pierdan su poder adquisitivo, todas las monedas fiat tienden a fallar. Sí que puedo decirte que una de las primeras monedas que se utilizaba en las colonias americanas, antes de la independencia, fue el Real de a 8 español, que era conocido como el Spanish Thaler y del que parece que derivó la expresión Dollar. Hay un post al respecto en mi blog, por si te interesa: https://mrfinanzaspersonales.com/el-real-de-a-8/

    En cuanto a la moneda del gobierno de la Unión, la inflación fue sólo de alrededor al 100%, ya que se financió la guerra fundamentalmente a través de impuestos y de deuda. Te dejo aquí un enlace a un artículo publicado en la página web de la Reserva Federal de Richmond que lo explica en detalle (a partir de la página 3): https://www.richmondfed.org/~/media/richmondfedorg/publications/research/region_focus/2005/fall/pdf/economic_history.pdf