blog INVERSIÓN, ESPECULACIÓN... y cosas mías
Blog sobre bolsa, banca, preferentes, inversión, especulación y economía.

Participaciones preferentes explicadas desde cero

Primer contacto con las participaciones preferentes

Caso típico: Hola, en mi banco me han ofrecido unas participaciones preferentes que son un chollo, dan un 6% sin riesgo y aunque son participaciones preferentes perpetuas, ellos me buscan a otro que las compre cuando las quiera vender, pero yo no sé qué son las participaciones preferentes, ¿que me aconsejáis?

Y para este caso típico, aquí va mi respuesta. Como es un artículo largo, os pongo índice:

  1. ¿Qué son las participaciones preferentes perpetuas? Ir
  2. Entonces ¿las participaciones preferentes no interesan? Ir
  3. Rentabilidad de las participaciones preferentes - Intereses + plusvalías Ir
  4. ¿Dónde se compran las participaciones preferentes ? Ir
  5. ¿Y dónde encuentro esas participaciones preferentes con tanto descuento? Ir
  6. ¿En qué banco compro las participaciones preferentes ? ¿Las puedo comprar en mi banco o broker? Ir
  7. ¿Cómo doy la orden de comprar participaciones preferentes ? Ir
  8. Participaciones preferentes vs acciones Ir

¿Qué son las participaciones preferentes perpetuas?

Las participaciones preferentes perpetuas no son lo mismo que un depósito; aquí no hay cobertura del FGD, ni liquidez. Las participaciones preferentes perpetuas son híbridos entre acciones y renta fija, sus características son:

  • Las participaciones preferentes no están cubiertas por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), por lo que en caso de quiebra del banco (algo ya no tan improbable), perderíamos nuestra inversión.
  • Las participaciones preferentes pueden no pagar intereses (cupón) en un año, si ese año la empresa no ha tenido beneficios ni ha pagado dividendos.
  • Las participaciones preferentes se pueden vender, sí... pero al precio que diga su cotización.

Como podéis ver, lo del 6% sin riesgo es mentira. Y lo de que te buscan a otro que las compre... son medias verdades, que es la peor de las mentiras: si quieres vender las preferentes que el banco te ha colocado, el banco tratará de colocar tus participaciones preferentes a otro cliente al mismo precio, pero sin garantías. Si las preferentes van bien, probablemente no habrá problemas; pero si van mal, que es cuando querrás salirte (por ejemplo porque hayan pérdidas y hayan suspendido el pago del cupón), todos querrán salirse y nadie querrá comprarlas, y te comerás las preferentes con patatas.

Entonces ¿las participaciones preferentes no interesan?

Interesan, pero no por un 6%, y no a todos. Lo primero que hay que saber es que la rentabilidad real de las participaciones preferentes puede ser muy superior, dependiendo del nivel de riesgo asumido. Por citar algunos ejemplos, en mi blog se ha comentado una emisión de participaciones preferentes del Santander que daban un 9%-10%, siendo de lo más seguro (y menos rentable) en participaciones preferentes de bancos; para bancos medios, hemos hablado de participaciones preferentes de Sabadell, Banco Pastor y Banco Popular con rentabilidades alrededor del 25%, y si somos amigos de jugárnosla, sabiendo que el riesgo es bastante alto, también habían preferentes perpetuas de Bancaja que daban un 32%, y preferentes perpetuas de Royal Bank of Scotland que daban un 45%... ¡Ahí es nada!! ¡Y en la sucursal nos ofrecían sus participaciones preferentes al 6% como un chollo!!

Esto es una ESTAFA [1] que están cometiendo los bancos, que ya comenté hace mes y medio, y que también comentaron en El Confidencial... un mes después. Y ojo, yo también lo haría si fuera banco, en vista de que se consiente... o se consentía, porque la CNMV amenaza con tomar cartas en el asunto (veremos!!).

Y después de la de cal, la de arena: lo segundo que hay que saber es que las participaciones preferentes tienen muy poca liquidez, por lo que sólo se debe entrar con un dinero del que vayamos a prescindir durante varios años. Las horquillas (diferencia entre el precio de compra y el de venta) son muy grandes ahora mismo, y probablemente siga así durante bastante tiempo, hasta que el mercado de participaciones preferentes se normalice, y vender participaciones preferentes con prisas puede suponer perder bastante dinero (de hecho, los que compramos participaciones preferentes tratamos de aprovecharnos de esto, comprando muy barato a los que venden con prisas).

Rentabilidad de las participaciones preferentes - Intereses + plusvalías

Como ya hemos comentado anteriormente, la cotización de las participaciones preferentes puede subir... o bajar. Y mucho. Esto nos lleva a que, además de la rentabilidad por los intereses (el cupón) que obtengamos, hay que pensar también en unas expectativas de plusvalías o en una previsión de minusvalías. Para explicarlo, vamos a plantear un ejemplo ficticio, y veremos cómo evolucionan de forma combinada el precio y la rentabilidad por cupón...

Supongamos de partida una emisión de participaciones preferentes perpetuas, que sale a 1000 euros, con una rentabilidad por cupón del 5% anual (paga cada año 50 euros de intereses).

Si esas mismas participaciones preferentes las podemos comprar hoy por 250 euros (y podemos, en muchos casos), los 50 euros que pagan al año nos suponen una rentabilidad de (50/250)*100=20% anual. Pero ojo, el que compró a 1000 sigue cobrando 50 (un 5%), y tiene ahora unas minusvalías latentes del 75%... como vemos, las participaciones preferentes sí tienen riesgo!!

Y para dentro de unos años, podemos pensar en dos escenarios posibles: Uno, el emisor ha quebrado y hemos perdido todo; o dos, si el emisor no ha quebrado y el mercado de las participaciones preferentes se ha normalizado... En un mercado normalizado, podemos suponer que los tipos que se pagan no serán los mismos que antes (el 5%), pero sí cabe esperar unos tipos bastante más bajos que el 20% al que entramos... digamos un 8%, lo que significaría que para un cupón de 50 euros, el precio de compra de las participaciones preferentes tendría que ser (50/8)*100=625 euros. Si nosotros compramos a 250, seguimos recibiendo nuestro 20% de intereses, pero además ahora estamos sentados sobre unas plusvalías latentes de un (625-250)*100/250=150%. O dicho de otro modo: por cada 1000 euros que metimos, hemos estado cobrando 200 euros anuales de intereses, y ahora tenemos 2500 de capital... hemos dado un pelotazo!! Eso sí, es posible que algún año no hayamos cobrado los 200 euros de intereses porque no hubieran beneficios ese año... pero ¿y que?? Todo lo que no sea quiebra, sigue siendo un pelotazo, con esas plusvalías!!

¿Y el que compró sus participaciones preferentes "sin riesgo" en la sucursal? Pues si todo ha ido bien, habrá sacado un 6% al año (una miseria, en comparación, teniendo en cuenta que el riesgo es el mismo). Si ha ido regular, puede que algún año no haya cobrado su 6% porque no hubieran plusvalías, con lo que la rentabilidad media le baja bastante; y es probable que ahora le ofrezcan comprárselas pero por un precio algo más bajo, con lo que entre las minusvalías y los intereses perdidos, está cinco años después al 0% de rentabilidad. Y si ha ido mal, ha quebrado la entidad y ha perdido todo, exactamente como nosotros!!
 

¿Dónde se compran las participaciones preferentes ?

Para comprar participaciones preferentes hay tres vías:

  • Una, el propio banco que coloca sus participaciones preferentes, que a estas alturas ya ha quedado claro que no interesa.
  • Dos, el AIAF, que tampoco interesa; AIAF es un mercado originariamente para mayoristas, en donde no se necesita transparencia porque se supone que si Santander va a hacer un trato con Popular, ambos son más o menos iguales y pueden ponerse de acuerdo en términos justos sin necesidad de nada más. Pero aprovechando el "agujero negro" para mayoristas, se están sacando casi todas las emisiones para particulares a través del AIAF, y así hacen con ellas lo que les da la gana... basta con ver como mientras Llinares tenía puesta una venta a 95 en mercados electrónicos, a otros les hacían pagar más de 100 en el AIAF.
  • Así que la única vía razonable que queda para comprar participaciones preferentes son los mercados electrónicos, normalmente en la bolsa de Frankfurt o de Luxemburgo, donde se compran como si fueran acciones normales...

¿Y dónde encuentro esas participaciones preferentes con tanto descuento?

Pues aparte de la investigación que cada uno pueda hacer por su cuenta, en la sección de renta fija de mi blog y en la del blog de Llinares comentamos de vez en cuando algunas emisiones que nos pueden parecer interesantes. Es cuestión de estar al tanto e ir sacando ideas...


¿En qué banco compro las participaciones preferentes ? ¿Las puedo comprar en mi banco o broker?

En principio, cualquier banco o broker que trabaje con bolsas extranjeras debería poder comprar estas participaciones preferentes; pero yo no tengo una lista donde mirar si tal o cual entidad ofrece las participaciones preferentes que comentamos, así que no me lo preguntéis. Llinares llegó a un acuerdo con Banco de Valencia para que sacaran una cuenta para operar en renta fija, que es la que yo os recomiendo, porque así nos agrupan las órdenes y es más fácil encontrar contrapartida. La comisión suele ser 30 euros + 0,20%, así que para una compra de 5.000 euros la comisión nos cuesta 40 euros; para más detalles, no me preguntéis a mí... os he puesto el enlace para que vayáis allí a informaros!!

¿Y si no os pilla cerca un Banco de Valencia? Bueno, pues entonces no lo sé. Yo abro habitualmente cuentas en ING, Openbank, etc por vía telemática, enviando los documentos firmados, así que supongo que también se podrá en Banco de Valencia... pero no he probado, ni sé nada al respecto. Podéis probar vosotros, o podéis trabajar con otra entidad; en los comentarios sugieren Inversis, pero si alguien sabe más alternativas buenas, que lo ponga en los comentarios, y actualizaré el post.

Edito: Actualmente estoy operando con Renta 4, que junto con Gaesco y Norbolsa son los únicos que sé que están ofreciendo operar en el SEND (el mercado electrónico en el que ahora están cotizando las preferentes españolas que antes movían en el AIAF). Los tres son buenas opciones, mejores que Banco de Valencia.

¿Cómo doy la orden de comprar participaciones preferentes ?

Para dar las órdenes, hay que saber tres cosillas básicas:

  • La cotización de las participaciones preferentes se expresa como porcentaje del nominal, y no en euros. Unas participaciones preferentes de 1000 euros de nominal (caso frecuente) cuyo precio de mercado sea de 250 euros, diremos que cotizan al 25%.
  • Al comprar participaciones preferentes, hay que pagarle al vendedor su parte de intereses acumulados, lo que en participaciones preferentes se conoce como cupon corrido. Así, si compro unas preferentes con un cupón del 5% anual y doy la orden de comprar al 25%, pagaré ese 25% y un poquitín más si acaba de pagar cupón, pero pagaré casi un 30% (aunque la orden era al 25%) si está a punto de pagar cupón (Como dijo Conthe, "No se paga lo mismo por una oveja preñada que por una oveja parida"), y pagaré un 27,5% si las preferentes pagaron cupón hace medio año.
  • Dado que el mismo emisor puede sacar varias emisiones, hay que dar el ISIN de la emisión, que es un identificador único y evita meteduras de pata. Tanto en las recomendaciones de Llinares como en las de mi blog salen siempre los ISIN de todas las participaciones preferentes que recomendamos.

Sabiendo esto, uno decide: voy a comprar 5.000 euros de unas participaciones preferentes con nominal 1.000 euros al 38%. Eso es comprar a 380 euros, así que son 5000/380=13,16... pero entre la comisión y el cupón corrido, quizá si compro 13 participaciones preferentes me pase de los 5.000 euros, así que si tengo 5.000 justos voy con 12, y si no hay problema aunque me pase un poquito pues voy con 13. Y llamo a mi broker (con Banco de Valencia es por teléfono, no se puede hacer online; con otros, no lo sé): Quiero comprar 12 participaciones preferentes del Banco XXXXXX, con ISIN XXXXXXXX, al 38%. Y ya está!! Bueno, ya está... en espera, ahora puede pasar tranquilamente más de un mes hasta que entre la orden.

Por cierto, a la hora de fijar el precio, cada uno puede ponerlo donde quiera (es su dinero), pero los que estén en Banco de Valencia, si esperáis a que Llinares o yo saquemos una propuesta, y ponéis la compra de participaciones preferentes al precio de la propuesta, nos agruparán las órdenes y será más probable que nos entre.

Participaciones preferentes vs acciones

En las participaciones preferentes de los bancos el descalabro ha sido bestial; se da la paradoja de que ha habido casos de que las participaciones preferentes han caído más que las acciones. Y esto es absurdo, porque en escenarios negativos las preferentes siempre son mejores:

  • En caso de quiebra, las participaciones preferentes están primero a la hora del reparto de despojos.
  • En caso de pérdidas y suspensión del dividendo de las acciones, las participaciones preferentes puede que tampoco cobren... o puede que sí.
  • En caso de pérdidas pero sin suspensión del dividendo de las acciones, probablemente el dividendo de las acciones sea menor... pero las participaciones preferentes cobrarán su cupón igual, no menor.
  • Si no hay pérdidas, pero van mal, puede que el dividendo se reduzca o se suspenda, pero el cupón de las participaciones preferentes se pagará completo, no menor.

Sólo en escenarios positivos, que no es el caso, son mejores las acciones, puesto que el dividendo se incrementará y el cupón de las participaciones preferentes, no. Por eso, lo normal es que en las caídas las acciones caigan más... pero no es lo que está ocurriendo, en muchos casos. Fijaos por ejemplo en la cotización de las participaciones preferentes de Bancaja

participaciones preferentes bancaja

Y las participaciones preferentes de Santander

participaciones preferentes santander

Que la cotización de las acciones caiga mucho sí puede tener sentido; los PERs calculados hoy pueden no servir para el año que viene, si al año que viene hay pérdidas y no beneficios. Y pueden haber diluciones de capital muy importantes para salvar la entidad. Pero por el contrario, las preferentes no tiene sentido que caigan tanto, salvo que estuvieran en situación de quiebra inminente. Las participaciones preferentes no sufren dilución en una ampliación de capital, ni sufren pérdida de beneficios por más emisiones de preferentes; sólo se deberían ver ligeramente afectadas por años en pérdidas, y gravemente afectadas por un riesgo de quiebra. Pero las participaciones preferentes tienen unos derechos económicos prefijados, y en el momento en que el banco levante cabeza, tú tienes exactamente los mismos derechos económicos que antes. Lógicamente, se pueden perder los cobros de algunos años, y hasta es posible que no levanten cabeza nunca... pero si se recupera, en el momento en que empiece a ganar dinero, tiene que pagar los cupones de las participaciones preferentes. Y en ese momento, la cotización de dichas preferentes lo normal es que se recupere, y se pueda vender ganando bastante.

Conclusión: la caída relativa de las participaciones preferentes es exagerada, debido a la poca liquidez del mercado de las preferentes, y es una ineficiencia del mercado que se puede explotar; bien vendiendo en corto acciones y comprando participaciones preferentes, o simplemente comprando participaciones preferentes y sentándose a esperar que no quiebren...

s2  



[1] ESTAFA: Código Penal, Artículo 248. 1. Cometen estafa los que, con ánimo de lucro, utilizaren engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.
 
 
Si te ha gustado el artículo, puedes compartirlo y recomendarlo en las redes sociales, usando los botoncitos de ahí abajo...

¿Te ha gustado mi post?

Si quieres recibir un aviso cada vez que publique un post nuevo suscríbete a mi blog haciendo click en el siguiente botón:

Comentarios
167
Página
9 / 9
  1. Arturo Kortazar

    Sobre las participaciones preferentes de las Cajas de Ahorros...

    Las participaciones preferentes de las cajas de ahorro quebradas, han funcionanado desde el principio como un sistema piramidal público, pues para eso se crearon, porque no existía una actividad productiva o rentable con una inversión real que las sustentase para pagar los cupones a los ahorradores, que nunca fueron inversores, sino que estos intereses se pagaron durante un tiempo con la aportación de nuevos ahorradores cuando se acabaron las suscripciones, captados entre los clientes de las propias cajas.
    No fue un dinero que se buscó fuera en otros bancos de la competencia, arrebatando clientes y dando mejores condiciones, lo único que se hizo fue pasar miles de millones de euros en los balances de los dépositos, que son parte del pasivo, a otra cuenta en forma de capital camuflado. Porque las preferentes son capital social, que de una entidad que está quebrada, como cuando las emitieron las preferentes, su valor es cero patetero euros. Mintieron en los balances, porque no afloraron miles de millones de pérdidas con créditos de alto riesgo que concedieron sin garantía de cobro alguno, que sabían fallidos.
    Lo que se hizo con las preferentes, por las presiones políticas del gobierno de turno, y por la situación desesperada de los directivos de las entidades, y en especial por la decisión de los técnicos del Banco de España y la comisión Nacional del Mercado de valores, fue dar solvencia a las entidades, y cumplir con ello los ratios de liquidez que les pedían en Europa, y para salir del paso en los test de resistencia bancaria, en vez de haber sido intervenidas y nacionalizadas con dinero público hace 4 años al ser entidades públicas, y así poder pagar con ese dinero durante esos años los sueldos de las decenas de miles de empleados de las entidades financieras hasta que en su totalidad se acabara, e ir dando parte de lo recaudado para los intereses de los cupones, hasta que dejaron de hacerlo por una decisión política.
    La realidad es que nunca hubo la intención de devolver el capital inicial puesto por los pequeños ahorradores, porque sabían que era imposible, sólo se pretendía ganar tiempo, y con ello tapar las malas gestiones y los despilfarros hechos en las cajas por los directivos y políticos, a costa de las personas que durante toda su vida estuvieron juntando en sus cartillas de ahorro lo poco que les quedaba después de vivir de sus sueldos y pensiones para tener una mínima garantía económica para cuando llegasen a la vejez, o para ayudar a sus hijos y nietos en estado de desempleo sin ingresar nada.
    La responsabilidad absoluta es del Estado español, porque fallaron todos los mecanismos de control, y es el que debe indemnizar a los ahorradores con la totalidad del dinero aportado, porque permitió comercializar un producto de altísimo riesgo, que no era el más indicado para los pequeños ahorradores, por la alta posibilidad que tenía de pérdidas y la gran morosidad existente en las cajas en el momento de su comercialización, y utilizando como gancho el dar dos o tres puntos de interes por encima de la media que daba el mercado en ese momento, por entonces conseguías un déposito sin riesgo alguno del 5% en cualquier banco teléfonico con total disponibilidad de un día para otro, y así picaron un millón de personas en todo el país que querían sacar un poco más de sus ahorros, porque confiaban en que las cajas eran públicas y tenían la garantía del Estado, y que jamás las dejarían quebrar,como luego pasó.
    Además vendían como productos seguros a las preferentes, porque existía el compromiso personal por los directores de las agencias de la devolución de su totalidad, a un medio plazo de cinco años lo sumo, cuando sabían a ciencia cierta que no era cierto, por la delicada situación económica por la que pasaban de captar recursos, por lo que hubo un abuso de confianza y de mala fe, para estafar a los que jamás invirtieron sus ahorros en bolsa, ni en las acciones, ni en los derivados, ni en los bonos basura, ni en los Warrant's... de gran riesgo para perderlo.
    Las participaciones preferentes son productos trampa, porque son productos complejos de tipo perpetuo, es decir sin una fecha de vencimiento limitado, y con una liquidez reducida o nula. Además el capital no esta garantizado como aseguraban los empleados cuando las vendieron, sino que está sometido la riesgo de la cotización en el mercado secundario, que igual las quieres vender y no encuentras un comprador o si te las compran alguien, de dan cuatro perras, y debes asumir grandes pérdidas. Y con más razón porque la entidad bancaria se reserva cuando le place a suspender el pago sin consultárselo al cliente, si comprueba que el mercado no es favorable y no le interesa seguir pagando esos intereses pactados, en el caso de que tenga beneficios.
    Las preferentes no tienen lo bueno que poseen las acciones, que pueden subir ilimitadamente y ganar mucho dinero en poco tiempo, por lo fijo de su rentabilidad pactada del seis o el siete por ciento, pero tienen los inconvenientes que no tienen los dépositos bancarios, que están garantizados en su totalidad hasta 100.000 euros en caso de quiebra.
    En definitiva, es un producto financiero muy malo para vender a los depositantes de toda la vida, y es especial a los ancianos, discapacitados, enfermos físicos y mentales, y a los pequeños pensionistas en general.

    ARTURO KORTAZAR AZPILIKUETA MARTIKORENA

  2. Fernan2

    en respuesta a Arturo Kortazar
    Ver mensaje de Arturo Kortazar

    Eso que dices son en realidad medias verdades... hay emisiones que sí, y otras que no. No puedes poner en el mismo saco las emisiones de La Caixa que las de Bancaja o Caja Madrid, ni puedes poner en el mismo saco las que se sacaron en 2003 (en condiciones más o menos "de mercado" de entonces, y respaldadas por negocios lucrativos) que las de 2009 (a precios de robo y respaldadas por entidades que en muchos casos eran más sacos de mierda que negocios).

    Y en cuanto a que "Las preferentes no tienen lo bueno que poseen las acciones, que pueden subir ilimitadamente y ganar mucho dinero en poco tiempo"... te diré, las preferentes que cotizan en el SEND, de agosto hasta ahora, han subido un 30%-50% de media, con varios casos que han subido un 100% y más en ese periodo; por ejemplo, las preferentes de La Caixa serie A se han vendido hoy a 49.59, cuando yo las compré a 27 hace menos de un año (y el mínimo lo hicieron en 22.50); las Caixa ES0114970009, hoy a 69-73, las compré yo a 36.25 en Agosto, etc.

    En lo que sí que tienes toda la razón es en que es un producto financiero muy malo para vender a los depositantes de toda la vida, y es especial a los ancianos, discapacitados, enfermos físicos y mentales, y a los pequeños pensionistas en general... se trata de un producto para inversores, y venderlo "como un depósito" a ahorradores y no a inversores es una estafa. Lo que deberíais hacer los afectados es dejaros de tonterías, y en vez de ir a arbitrajes, poned denuncias por lo penal contra el director de sucursal que os estafó, que no hay derecho a que le hayan jodido la vida a tanta gente y se vayan de rositas...

    s2

  3. vinagre

    en respuesta a Fernan2
    Ver mensaje de Fernan2

    Hombre, malo para vender puede ser un depósito también si nos ponemos a enfocarlos desde el cliente.
    Cuando un enfermo mental o anciano quiera recurrir a su dinero y le digan que tiene una penalización en el interés que lleva acumulado, puede montar en cólera igualmente y denunciar a la entida por este abuso.

    Los enfoques en los que una de las partes son unos absolutos dejados e irresponsables para poder culpabilizar a la otra parte son excesivos.

    No cuento nada que no sepas ya.

    s2 cordial

  4. Fernan2

    en respuesta a vinagre
    Ver mensaje de vinagre

    No creo que mucha gente monte en cólera por perder los intereses sacando el dinero antes del plazo... los que se cabrean, y con razón, son los que nunca quisieron coger riesgos y ahora se encuentran con unas pérdidas superiores en muchos casos al 50% del capital (no de los intereses). En el caso de las preferentes, no en todos los casos pero sí en muchos, ha sido bastante frecuente el que el banco tomara la iniciativa de ofrecer este producto a clientes que ni habían pedido nada ni tenían el perfil inversor apropiado (lo cual ya es una falta grave), y además ofrecérselo mintiendo sobre la liquidez y seguridad del producto (lo cual ya entra de lleno en la definición de estafa del código penal), con lo que culpabilizar a la otra parte está plenamente justificado. Obviamente hay muchas excepciones y casos que no son así, pero este patrón se ha dado con bastante frecuencia, y además en todas las entidades.

    s2

  5. vinagre

    en respuesta a Fernan2
    Ver mensaje de Fernan2

    Lo que quiero decir es que no siempre el cliente tiene razón y es víctima y tampoco el Banco siempre abusa. La psicologia en pensar que uno ha sido estafado y es víctima también es somática.
    saludos

  6. Fernan2

    en respuesta a vinagre
    Ver mensaje de vinagre

    Claro, las generalizaciones siempre hay que matizarlas mucho... las preferentes las han comprado niños, ciegos y octogenarios, pero también listillos y especuladores; pero las malas prácticas han sido tan generalizadas que me parece un abuso que uno a uno tengan que poner un pleito e ir a demostrar que a ellos los estafaron... en este caso, sería más justo en mi opinión invertir la carga de prueba: dar por supuesta la estafa y obligar a la amortización salvo que el banco demuestre uno a uno que la contratación fue correcta.

    s2

  7. champion

    muy bueno

  8. Juanjoel

    Hola Fernan,

    Enhorabuena por el artículo. Si esta muy bien explicado. Una duda, todavia.

    Yo hé leido en blogs y páginas con información sobre inversión, y hay un en particular que yo sigó que diseña un plano para retirarse antes de los 50 años.

    A mi me gustaria saber se hay mucha diferencia entre invertir en forex brokers regulados como eToro, que opera con los CFD y igualmente con acciónes, o en bancos como Santander para una 401K como llaman.

    Saludos,
    Juan

  9. Fernan2

    en respuesta a Juanjoel
    Ver mensaje de Juanjoel

    Lo de "invertir en forex brokers" es un error de planteamiento; los forex brokers son para especular, no para invertir. Y francamente, no te aconsejo especular, porque la especulación es un juego de suma cero donde lo que ganan unos lo pierden otros, y vas a competir contra superprofesionales...

    Respecto a lo de retirarse antes de los 50 años, no me encaja, la verdad; o supones unos ingresos muuuy altos y un gasto muuuy bajo, o supones una rentabilidad sobre el capital muy alta; si no, los números no salen. Y por los enlaces que me pasas de forex, bitcoin y demás morralla, diría que te están "vendiendo" una rentabilidad sobre el capital muy alta, con la idea de desplumarte.

  10. Fernan2

    en respuesta a Juanjoel
    Ver mensaje de Juanjoel

    De hecho, hace poco di en Rankia un webinar sobre las rentabilidades que razonablemente se pueden obtener... creo que te vendría de lujo verlo, y si quieres luego comentamos: https://www.rankia.com/cursos/2071-que-deberias-saber-antes-invertir

Autor del blog
  • Fernan2

    Fernando Calatayud; bloguero aficionado a la bolsa e inversiones varias; director técnico de Rankia

Envía tu consulta