Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Cuando analice un gráfico para ver la evolución de una empresa que cotiza en bolsa, en lo único que tiene que fijarse es en la tendencia del precio de las acciones, sin detenerse a pensar en los motivos que la han generado.


Las acciones de una empresa pueden cotizar más alto o más bajo por múltiples razones: cambios en la directiva, posibles fusiones, nuevas políticas de responsabilidad social o medioambiental, la publicación de sus resultados anuales, un rumor, etc. Pero de nada le servirá tener en cuenta todos estos factores a la hora de hacer un análisis técnico. Ni siquiera importa si la empresa fabrica automóviles, desarrolla aplicaciones móviles o distribuye productos ecológicos.
Su valoración ha de depender únicamente de la curva que dibuje la evolución del precio. Un movimiento alcista, muy probablemente, se mantendrá en esa tendencia y producirá una revalorización de la acción.

 

 

Los grandes operadores saben que siempre que empiezan a fijarse en el valor monetario de la operación, en vez de en la estructura del movimiento del precio, están distorsionando la acción del mercado. 

John Hayden

 

¿Qué es un STOP DE COMPRA? 

Es una orden de compra que se ejecutará si el precio de la acción iguala o rebasa el límite fijado por el inversor.

 

¿Sabías que...más de 300 empresas minoristas americanas han suspendido pagos?

El sector convencional en Estados Unidos, formado por comercios y negocios especializados (ropa, zapatos, etc) está entrando en una etapa de declive acelerado, al sufrir no sólo la enorme competencia que representan gigantes del comercio electrónico como Amazon, sino también el cambio de tendencia en los hábitos del consumidor y el alto coste de sus operaciones y posiciones financieras.


En lo que va de año, 300 empesas minoristas se han visto obligadas a amparse al capítulo 11 de la Ley de Quiebras del país, que permite la suspensión de pagos para reestructurar los activos y deuda de la compañía en cuestión bajo la supervisión de un tribunal especializado en estos asuntos.


La última minorista en adoptar esta medida ha sido Gymboree, una tienda de ropa infantil que ha tenido que cerrar hasta 450 de sus 1.282 establecimientos, en un intento por reducir su deuda de 1.400 millones dólares.


Otras firmas conocidas que se han visto obligadas a tomar medidas drásticas para afrontar su deuda son Gander Mountain, RadioShack, Wet Seal,The Limited y Sears.


Según la consultora financiera Credir Suisse, en los próximos cinco años, entre el 20% y el 25% de los centros comerciales de Estados Unidos podrían acabar cerrando.