blog Ecos solares. Apuntes de energía y economía.

Por economía y por instinto humano: Tenemos que ir a Marte (II)

Hay que ir a Marte. Y a la luna. Y planear el asalto de alguna luna joviana. No hacen falta muchas más razones. La especie humana lleva el impulso primitivo de la exploración en lo más profundo de su código genético.

Por economía y por instinto humano: Tenemos que ir a Marte (I)

 

En mi anterior defensa de un viaje a Marte en pos del progreso humano sostuve que la eterna cuestión del coste de las misiones espaciales marcianas se pagaría, con creces, con lo producido por la innovación, la investigación y el desarrollo tecnológico que generará el propio programa espacial.

Resulta difícil de entender para quien no tiene más ambiciones que tomarse una cerveza mientras tontea con el último juego de ordenador en su flamante portátil nuevo, especialmente diseñado para acelerar las funciones de video y de conexión en tiempo real con otros jugadores al otro lado del Océano.

 

¿Para qué ir a Marte, o de nuevo a la Luna? ¿Para qué gastar dinero en aventuras espaciales que aparentemente no conducen a ningún beneficio para la humanidad?

 

Y es aún más duro de explicar para los que nos emocionamos con cada cielo estrellado donde podemos divisar nuestros próximos objetivos errando por el Sistema Solar: Ares (Marte) y quien sabe si más adelante algún satélite de Jovis (Júpiter). Después de todo, somos pocos los que disfrutamos de este tipo de visiones.

Wanderers - a short film by Erik Wernquist from Erik Wernquist on Vimeo.

 

No me digas que no empatizas igual cuando ves a la colonizadora en esa última escena de Wanderers sonreír ante la visión de los anillos de Saturno desde su dirigible flotando en la atmósfera.

 

¿No? Pues para ti va este post, el último argumento que necesitas para apoyar la aventura marciana: El viaje a Marte no es sino una inversión para tu ocio.

 

Resulta que se ha descubierto recientemente que el primer ordenador que se envió al espacio sigue vivito y coleando... tras haber pasado un periplo en toda regla. Después de haber estado unos días cumpliendo su misión en el espacio se hundió junto con el Apollo 3 en las profundidades del Océano Pacífico junto con el módulo lunar. De allí fue rescatado por un portaaviones de la armada de los Estados Unidos y acabó finalmente vendido como chatarra.

Sí, chatarra. Aquí puedes leer la historia completa en español.

El programa Apollo fue una verdadera odisea. Exigió que los mejores científicos e ingenieros de Estados Unidos dieran lo máximo de sí mismos durante los años sesenta, y todo ello con un presupuesto más bien discreto para los estándares actuales. Estamos hablando de ir a la Luna, amigo, y desde entonces no hemos vuelto. Hace ya más de 40 años del último viaje. En 2009 la NASA celebró un simposio en  el cual se estimó que el costo total del programa Apollo del año 2005 fue de unos 170.000 millones de dólares. Comparando esta cifra con el presupuesto federal que en 2005 fue de 2,4 billones (europeos) de dólares, el programa Apollo equivaldría al 7% de ese presupuesto. Como el programa duró aproximadamente 15 años, desde mediados de 1960 hasta 1975, se puede decir que el programa Apollo consumió el 0,47% del PIB anual del país durante su existencia, aunque es un ratio que sobreestima los costes pues durante el año con más consumo de capital, 1966, apenas se llegó al 0,5% del PIB. Un consumo que en realidad es inversión pura en I+D+i, pues como resultado no sólo se obtuvo el hito de poner por primera vez a la especie humana fuera de casa, sino que además se obtuvieron hitos notables como el cohete más poderoso que jamás hubiera existido, el Saturn V, entre otros muchos adelantos.

Cabe recordar que en la actualidad la inversión en I+D+i de Estados Unidos es de en torno a un 2,8%, por debajo del 4,2% de Israel y Corea del Sur o del 3,5% de países nórdicos como Dinamarca o Suecia. Gran parte de esta I+D+i se destina a actualizaciones de iphones, desarrollo de aplicaciones móviles para pedir comida a domicilio y juegos de ordenador donde un superhombre carga con siete armas, por mencionar sólo uno de los muchos destinos "menos nobles" que tiene actualmente la inversión en i+d de un país en concreto.

Pues bien, antes del programa Apollo los ordenadores tenían más o menos este aspecto:

ENIAC, la considerada primera computadora como tal. Descubierta para el público en 1946, tenía 17.468 tubos de vacío, 7.200 diodos de cristal, 1.500 relés, 70.000 resistencias, 10.000 condensadores y cinco millones de soldaduras. Pesaba 27 Toneladas, medía 2,4 m x 0,9 m x 30 m; utilizaba 1.500 conmutadores electromagnéticos y relés; requería la operación manual de unos 6.000 interruptores, y su programa o software, cuando requería modificaciones, demoraba semanas de instalación manual. 

 

El TX-0 (“Transistor eXperimental - 0”) fue el primer ordenador de tareas generales programable que contaba con transistores electrónicos en lugar de tubos de vacío.

Más hitos informáticos históricos en Timeline of Computer History

 

Por mucha potencia que tuviera el Saturn V, la NASA era consciente de que no podía llevarse un ordenador tan voluminoso y pesado a la Luna. Requería de una potencia bastante superior, un tamaño y un peso muy inferior a lo que se daba en la época y un diseño capaz de afrontar que el ordenador tuviera incluso que llegar a hacerse cargo del control de la nave en ausencia de órdenes por parte de Houston. El reto era colosal para los ingenieros del MIT... pero lo lograron. En 1963 la nave Apollo 3 contaba con el primer ordenador con circuitos integrados de la historia.

 

El microchip debe su existencia al programa Apollo.

 

Se suele decir que la década de los setenta fue prodigiosa en lo que al desarrollo de la electrónica y la computación se refiere. ¿Entendéis ahora por qué? Se ha llegado a adelantar tanto en este campo que muchos perciben la época actual, en comparación, como una era de estancamiento secular. No es de extrañar, por tanto, que quien entiende que los saltos de gigante de la tecnología humana han provenido directamente de los esfuerzos por conquistar el espacio, reclamen con gran insistencia el viaje a Marte... desde hace tiempo.

No somos capaces ni de llegar a imaginar que beneficios y de qué clase traerá para el progreso humano un periplo marciano. Algunos apuntan que serán la medicina y la biotecnología las grandes beneficiadas por la necesidad de proteger a los astronautas de la radiación cósmica y sus consecuencias, como el cáncer.

¿Saldrá una vacuna para el cáncer tras haber visitado dos veces el Monte Olimpo?

Otros sitúan el foco de la innovación futura, de nuevo, en la computación y la electrónica. Tal y como pasó en los años 40 gracias a Turing, ya están sentadas las bases teóricas de la computación cuántica, quizás sea el momento de pasar a presionar con un buen chute de presupuesto a los institutos tecnológicos para obtener el primer ordenador cuántico de la historia, que además será el primero ordenador marciano.

Quien sabe lo que vendrá. Pero podemos estar seguros gracias al precedente del humilde ordenador con microchips del programa Apollo que las consecuencias serán gigantescas para la Tierra y sus habitantes, los cuales hoy día se niegan mayoritariamente a contribuir a financiar una carrera espacial. Una carrera espacial que es la que le ha hecho posible contar con un portátil con circuitos integrados con excelentes condiciones de conectividad y formidable potencia de cálculo para jugar cómodamente online destrozando virtualmente a oponentes del otro lado del mundo con siete armas distintas.

 

Maybe it's a little early. Maybe the time is not quite yet. But those are the worlds, promising untold opportunities, beckon silently. They orbit the sun, waiting.

The pale blue dot, Carl Sagan.

Disclaimer

Este post, como todos los que aparecen en el blog Ecos Solares cuando se analizan oportunidades de inversión y/o especulación, es una reflexión que comparto libremente en Rankia por motivos puramente educativos, de incremento desmesurado del ya de por sí desmesurado y soberbio ego personal y de fortalecimiento de amistad y relaciones personales con otros inversores particulares de la Comunidad de Rankia, y nunca se podrá considerar como una recomendación de inversión. El usuario que está detrás del nick "Solrac" no está habilitado para crear recomendaciones de mercado, gestionar carteras ajenas y ni lo hace ni pretende hacerlo al margen de la Ley. Este usuario, en todo caso, sólo ejerce actividades de inversión acogidas en el artículo 62.3 de la Ley 24/1988, de 28 de julio, del Mercado de Valores como excepciones a la aplicación de dicha Ley. La decisión de invertir es personalísima y autónoma y debe realizarse en un marco responsable por adultos formados.

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

  1. #1

    Borgeby

    El hombre acabará yendo a Marte, de eso no hay duda. Lo que me pregunto es qué le hará dar el salto definitivo, y deseo que por primera vez en la historia, sea por el mero hecho y afán de ampliar las fronteras del conocimiento humano.

    Si miramos atrás, todos los grandes hitos y descubrimientos de la historia fueron en gran parte provocados por un ambiente pre/post bélico de altísima competencia entre países (ej. la carrera espacial USA/URSS de los años 60 y 70 en plena guerra fría) o simplemente, la necesidad económica de buscar nuevas alternativas a las realidades existentes (como ej. España que descubrió América de casualidad al querer llegar a la India a través de una ruta alternativa que evitase el paso por la ruta de las Especias, controlada por los árabes).

    ¿Dónde hay que apuntarse para ir a Marte? :-)

  2. #2

    skolly

    Me encantan estos posts... espero que Marte signifique una transición energética definitiva.

  3. #3

    Balta16

    Todavía me sorprende que llegáramos a la Luna cuando se llegó. Pinta que se mandaron la película del siglo. De otro modo,... ¿Cómo es que nos quedamos atascados ahí?

    No sé,... algo no cuadra. Huele a Hollywood :-P

  4. #4

    katchaturian

    Totalmente de acuerdo. Pero hay más. Convendría echar un vistazo a un libro escrito por un tal Adrian Berry escrito a comienzos de la década de los 70. Su título "Los Próximos Diez Mil Años". Obviamente que muchos de los pronósticos que ahí se enuncian no se han cumplido. Pero soy de los convencidos de que más tarde o más temprano se alcanzarán. Colonizaremos el Sistema Solar y probablemente otros mundos de la Galaxia. Controlaremos la energía de las estrellas y tal vez de los agujeros negros. Es muy ilustrativo observar una de esas curvas que muestran los avances del ser humano a lo largo de su historia y la tremenda aceleración en progresión geométrica que ha tenido lugar desde el comienzo de la Revolución Industrial que, recordémoslo, se inició a mediados del s. XVIII, un ratito en términos históricos y apenas un parpadeo pensando en un escenario cósmico. Si logramos no destruirnos estúpidamente, ¿qué podríamos esperar dentro de varios milenios?

    También os recomendaría otro libro, éste mucho más reciente y escrito por James Gardner: "El Universo Inteligente". Su contenido está perfectamente resumido en el título. Sin rastro de pretensiones teológicas, el autor cree que en la materia del Cosmos evoluciona constantemente la inteligencia -de la cual somos un pequeño eslabón- y la cual terminará por abarcar todo el Universo. El libro seguramente no reúne suficiente cantidad ni calidad de pruebas científicas para demostrar su teoría, pero contiene elementos que a buen seguro nos harán pensar.

    Como siempre sucede en la historia de las ciencias, cada nuevo avance desvela muchas más nuevas preguntas que respuestas.

    No suelo participar en vuestros debates. Soy demasiado lego en economía, pero es siempre un placer leeros y aprender de vosotros.

  5. #5

    wikthor

    Sin ningún género de duda colonizaremos nuevos planetas, coincido en que somos exploradores por naturaleza (y supervivientes belicosos tb).
    Ahora mismo a mi opinión hay dos saltos a la altura del descubrimiento del fuego en la Humanidad. El ordenador cuántico y la fusión nuclear.
    A día de hoy, con electricidad ilimitada e ídem capacidad de cálculo avanzaríamos siglos en décadas (recordar teorías de que el avance humano empezó siendo aritmético, hoy en día es exponencial).
    Y en ambas cosas están invirtiendo K's€/hora.
    Llegará, cuando menos lo esperemos.

  6. #7

    katchaturian

    en respuesta a wikthor
    Ver mensaje de wikthor

    Somos exploradores, sin duda. Pero belicosos... quizá no tanto como creemos. Si el éxito de una especie se mide en la cantidad de supervivientes... Pues imaginad si lo somos. Si entre nosotros hubiera más halcones que palomas, probablemente ya no existiríamos. Somos también, y quizá mas, cooperativos. Y si no somos conscientes de ello tal vez se deba a lo que ya adivinó el cantautor Facundo Cabral (para mí un verdadero gurú):

    "Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas. El bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso. Una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que destruya hay millones de caricias que alimentan a la vida".

  7. #8

    Cambioyev

    Llegaremos a Marte y seguiremos explorando el Sistema Solar. En este océano espacial nos falta mucho por descubrir.

    Ahora tenemos grandes dificultades en movernos por las grandes distancias espaciales, como si fuéramos primitivos habitantes de una isla que, con una pequeña balsa, un trapo y un palo, intentaran llegar hasta otras islas lejanas.

    La clave será cómo llegar más lejos en menos tiempo.

    Descubriremos nuevas métodos de propulsión y más aspectos del tejido que forma la estructura del espacio, lo que quizás nos permita saltar o aprovechar corrientes que aún no podemos detectar.

    Y entonces las sorpresas se irán sucediendo.

    Mientras tanto, y a nivel práctico, creo que será una buena oportunidad para invertir en todo lo relacionado con la exploración (explotación?) espacial.

  8. #9

    katchaturian

    en respuesta a Cambioyev
    Ver mensaje de Cambioyev

    Cierto. La minería espacial traerá grandes progresos. Hay planes para explotar los materiales que componen los asteroides. Pero incluso se habla ya, si como bien decís la disponibilidad de energía crece tan exponencialmente como hasta ahora, de llevar a cabo la terraformación de Marte -llevando hasta la atmósfera marciana y dejándolos caer- icebergs gigantes propulsados por cohetes o velas solares que seguramente abundan en los anillos de Saturno. Posteriormente también la terraformación de Venus sembrando en su atmósfera millones de algas azul-verdosas micróscopicas, que al realizar su función clorofílica absorban el CO2 que causa el efecto invernadero y produzcan oxígeno, logrando así que se abran grandes claros en la nubosidad que envuelve el planeta y permitiendo de ese modo que el abrasador calor venusiano escape al espacio.

    Y mucho más adelante, si algún día podemos disponer de un super láser de millones de Kw de potencia, quizá podríamos acelerar el proceso que convierte a una estrella en supernova, haciéndola estallar y aprovechando la enorme cantidad de materiales residuales para construir en torno al Sol una Esfera de Dyson que absorba TODA la energía emitida por nuestra estrella.

    Una extrapolación no demasiado optimista permite suponer que en el transcurso de unos pocos miles de años más (unido todo lo dicho a la disponibilidad que habéis citado de sistemas de viaje más rápidos) tal vez la Humanidad podría colonizar toda la Galaxia en un lapso (en términos astronómicos) relativamente reducido.

    Más allá... me temo que ni la imaginación más desbordada podría suponer dónde estaría y en qué se habría convertido la raza humana. Quizá suene ridículo en el presente, pero es muy posible que los avances reales sobrepasen cualquier extrapolación que llevemos a cabo, por fantástica que hoy parezca...

Autor del blog
  • Solrac

    Apuntes de energía y economía con el afán de ayudar a democratizar el mundo de la energía. Especulación con derivados del VIX, opciones. Transición energética en marcha... @Solrac_Solar

Envía tu consulta

https://img1.etsystatic.com/024/1/5430244/il_570xN.494352383_escl.jpg