Han pasado más de 18 meses desde que la pandemia ingresó a nuestra vida y este verano el camino, aún largo, nos ha dado algunas señales económicas.

 

¿Qué señales ha dejado el verano?

 

La vacunación en los países desarrollados ha permitido una normalización de las actividades lo que ha dado como resultado un aumento en el consumo, aunque la aparición de la variante Delta en algunos países podría provocar que el crecimiento del tercer trimestre de este año y probablemente del cuarto trimestre sean menores a lo que se anticipaba.

 

Los dos países que están arrastrando la economía del mundo son Estados Unidos y China en esta época de recuperación, aunque se percibe una desaceleración. En la unión americana la aprobación del Plan de Infraestructura sienta las bases para un crecimiento sostenido en el largo plazo, mientras que en el lado del viejo continente la recuperación del turismo en algunos países como España, Italia o Francia será el impulso de su economía local y la variante Delta es poco probable que afecte en exceso la economía.

 

Los reflectores se han enfocado en los responsables de los bancos centrales donde la política monetaria y fiscal está ingresando en un punto de coyuntura donde el debate es cuándo se retirarán los estímulos y por cuánto se retirarán, aunque casi todos coinciden en que será de forma muy paulatina. Así pues, el tapering es el tema "estrella" con el que el verano está concluyendo.

 

La recuperación está en marcha, las señales son positivas. La economía ha aprendido a convivir con el Covid-19.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!