Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Muchos de nosotros leímos la genial novela de Charles Dickens: Grandes esperanzas, otros tantos vimos la película que fue protagonizada por Gwyneth Paltrow y Ethan Hawke. La esperanza literalmente muere al último y esto aplica para la economía del mundo, sobre todo en esta trama que más bien parece de película de terror.

 

¿La economía tiene grandes esperanzas?

 

Las esperanzas puestas sobre un estímulo fiscal con unos turbios antecedentes preelectorales en los Estados Unidos se están desvaneciendo como el amor entre los protagonistas de la cinta, que por cierto, fue dirigía por nuestro compatriota Alfonso Cuarón. Podría haber algo para las aerolíneas, (Desde el inicio de la pandemia, Trump afirmó que las más grandes y emblemáticas aerolíneas de EEUU no debían tener preocupaciones), pero no parece que el paquete sea lo que se espera y ya no hay mucho tiempo disponible.

 

En toda esta lucha shakesperiana los que se llevan el golpe más fuerte son los ciudadanos, muchos de ellos, que no viajan en avión de forma regular y además, muchos de ellos, en situación de desempleo. En cuanto al daño económico este será más profundo si las personas que tienen ingresos mantienen sus ahorros como si fuera una póliza de desempleo y nos gastan.

 

El mercado laboral en los EEUU podría tener un cambio. Las empresas que tienen cierto futuro alentador están haciendo lo posible por volver a la normalidad lo más rápido que sea posible, pero las empresas que ya venían con problemas están al límite del precipicio (y en el olvido). Esto podría crear una situación de empleo con una profundidad más estructural y eso podría traer malas noticias en el futuro cercano y en el largo plazo.

¡Sé el primero en comentar!