Escasez de chips y chips falsificados en China

Parece estar habiendo una escasez de chips y chips falsificados.  ¿Qué pasará cuando el problema llegue a tus manos?

Debido al bloqueo tecnológico de EEUU y la pandemia, la escasez de chips se intensifica en China. Esto afecta la manufactura de coches, ordenadores, móviles y otros artículos electrónicos, afectando al 85% del mercado de electrónicos. Un sitio web de negocios en China nos cuenta que ya ni siquiera pagando extra consigues chips.  La especulación es rampante. Comparado con el final de 2020 los precios de algunos artículos se han incrementado 5 veces.



Liu Minghua, gerente general de una poderosa firma china, asegura que en 2020 la escasez de chips era relativamente pequeña y no esperaba quedarse sin existencias hoy.  Algunos de sus amigos con 20 años en el negocio dicen nunca haber visto una situación como esta.

Según un sitio web en China, Huawei podría querer vender su división de servidores X86 por la escasez de chips.  Y aparentemente habrían identificado a un comprador: La comisión de administración y supervisión de activos estatales de Suzhou.


Hasta 2019 Huawei usaba chips X-86 de Intel.  Pero luego de las sanciones de mayo de 2019 en virtud del uso militar de los chips, la provisión de chips ha sido restringida, afectando los negocios de Huawei.  En agosto las prohibiciones contra Huawei escalaron de modo que TSMC y SMIC ya no podían dar chips a Huawei. Otros fabricantes también debían obtener una licencia de EEUU.

China es el más grande importador de chips y los chips son el más grande commodity de China.   Entre 2018 y 2019 China importó más de $300 mil millones en chips, dos tercios de la producción global.  Esto es igual al total de importaciones de acero petróleo y granos de China. Más de $158 mil millones se usaron en China y $160 mil millones se usó para productos de exportación. En 2018 sólo $37 mil millones constituían la producción nacional de chips.Y las importaciones subieron en 2020.



EEUU exporta el 52% de los chips del mundo.  La mayoría de los chips importados por China vienen de los EEUU.

La firma china Wise Road Capitalofreció comprar la compañía de semiconductores Magnachip por $1400 millones.  Los reguladores miraron con desconfianza este trato en EEUU y Corea del Sur.



El Departamento del tesoro anunció en agost 27 que la adquisición constituía una amenaza para la seguridad nacional y se puso pausa a la adquisición en EEUU.  Este fue el último incidente de este tipo en ese sector.

La escasez de chips ha forzado a a reducción de la producción de coches. Y la escasez de chips se ha deteriorado en 2021.Los precios de chips para coches ha aumentado de 10 a 20 veces. En Malasia debido a la pandemia muchas plantas detuvieron la producción, agravando el problema. Entre las empresas afectadas están Volskwagen, Honda y Nissan, fabricantes chinos de coches y algunos joint ventures.  Algunos han tenido que detener la producción por hasta 3 meses consecutivos.

El 4 de setiembre, Guo Yongfeng, gerente de FAW-Volskwagen dijo a un medio financiero"no voy a mentirles.  Hemos reducido la producción por casi 4 meses consecutivos"



Las ventas de coches han ido en declive por 4 meses consecutivos. Algunos modelos de Mercedes Benz y BMW simplemente no están disponibles.

Los medios chinos también han denunciado que a partir de dicha escasez, muchos chips viejos han sido "reciclados" a partir de basura electrónica y otros han sido "reparados" (chips defectuosos de las líneas de producción) para inundar los mercados de chips.



Los chips falsificados no son algo nuevo en China. Hay mercados de basura electrónica donde la gente compra, desmantela y repara electrónicos y luego los vende al mercado de electrónicos. Lo que antes era una operación a escondidas y artesanal, ahora se ha vuelto atrevida y salta a la luz pública.  Los "chips de segunda" solían ser la mitad del precio de los chips legítimos. Pero hoy los precios se acercan al precio de mercado de un chip nuevo.

Las empresas no tienen mecanismos para probar el desempeño de los chips de proveedores en sus plantas, por lo que son susceptibles de recibir chips falsos de bajo desempeño que van a terminar en tus manos.  Una vez que el chip falso es comprado, es difícil rastrear culpables. Las víctimas en China rara vez demandan, debido a obstáculos legales. Probar los chips requiere profesionales muy caros y las empresas falsificadoras de chips a menudo no son organizaciones formales. Y también están quienes mezclan chips legítimos y falsificados, debido a falta de inventarios o para reducir costes de producción. El riesgo final es para los consumidores.  China produce el 80% de los productos falsificados. No se sabe cuantos de estos productos falsificados se exportan a otros países.

No sólo hay escasez de chips en China. Encima hay fracasos de emprendimientos grandes.


La empresa de semiconductores Dehuai el 7 de agosto de 2021 lanzó todos sus activos, excluyendo chips terminados, para subasta, por un precio de 1666 millones de yuanes ($260 millones).



Esta empresa inició operaciones en enero 2016 con un capital de $930 millones. Planeaban llegar a tener una inversión total de $6900 millones.  Aspiraban ser el nuevo Samsung. En mayo 2019 los rumores decían que la empresa le debía dinero a los proveedores y deudas con el estado chino, hasta el punto de insolvencia. Y la empresa ya no tenía para pagar salarios. 

Y no es un caso único. Entre los colosales emprendimientos fallidos están:
  • GlobalFoundries
  • Wuhan Hongxin Semiconductor
  • Quanxin Intergrated Circuit Manufacturing 
  • Dehuai semiconductors
  • AMS
  • Tacoma semiconductor technology
  • Sanxi Kuntong semiconductor technology

Es que el gobierno chino ofreció mucho dinero para ver el florecimiento de las empresas de microchips.  La inversión total planeada era de $56.500 millones .  Y por supuesto, no cualquiera podía aspirar a ese dinero, sino que debías estar en el club político, lo cual no garantiza que los emprendedores sean competentes, pero si garantiza inmunidad política en caso de anomalías o quiebra o corrupción.  Es un modelo de negocios que no tenía su éxito garantizado.  Falta de experiencia, y falta de habilidades administrativas y gerenciales, ya podrían ser un gran problema por sí mismo.

El 9 de julio de 2021 Tsinghua Unigroup anunció que iba a entrar en proceso judicial de bancarrota por no poder pagar a sus acreedores de bonos. 

Con la restricción a Huawei y ZTE, China ha buscado maneras de proveer chips a la economía. 50 mil compañías se registraron en el sector de semiconductores hasta octubre 2020. Muchas de esas empresas no tienen conexión o experiencia con el sector de semiconductores.  Había empresas de cemento, alimentos, bienes raices, pesqueras, vendedores de repuestos de coches.  ¿Qué podría salir mal?  El panorama de recibir dinero estatal y reducción de impuestos motivó a estas empresas.  El gobierno chino ya sabe de este problema.

El gobierno chino siempre creyó que un sistema de planificación centralizada permitiría proyectos de gran escala. Pero parece haber dificultades en el camino por la falta de crecimiento orgánico del emprendimiento.  La manufactura de chips es muy compleja, y no se arreegla lanzando dinero al que quiera fabricar.

Los medios estatales dieron a conocer que aunque hay escasez de chips, el gran problema es que hay distribuidores acaparando y especulando con los chips.


Este artículo lanzó las acciones a la baja el 9 de agosto de 2021. 

Y si recuerdas bien, yo había indicado que escucharías malas noticias sobre China, y también dije que nada ha cambiado, que los riesgos siguen siendo los mismos. Es que si revisas las fechas de todo lo que he dicho, los eventos no son de ayer, ni de hace un mes, sino que llevan años en el horno.  Es decir, no estoy diciendo nada nuevo que no pudiera decirse hace meses.

Si no es noticia nueva, sino noticia de ayer, ¿para qué escribir?  Pues para que estés alerta al comprar productos electrónicos hechos en China y sepas a qué atenerte.  Es que en adelante el riesgo irá al alza.  El gobierno chino tiene una tarea por delante, pero mientras no se resuelva, es algo de lo que deberás estar consciente para que no afecte tu operación.

El futuro de los chips en China es incierto. Y el de los aparatos electrónicos que compres, también. Y si vas a invertir y la inversión depende en gran medida de electrónicos y chips, también deberías estar alerta y tener planes de contingencia ante el fallo de equipos.




Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!