¿Y si automatizamos a los CEOs?

1
Este contenido tiene alrededor de 5 años

Hoy he querido venir con una idea loca para inversores.  He analizado un poco y siento que automatizar a los CEOs tiene sus ventajas, y de alguna manera no lo veo tan imposible.

En la actualidad

Metes tu dinero en una empresa automotriz, y de pronto la empresa empieza a gastar el dinero de los dividendos en multas por falsificar cifras de emisiones. O metes tu dinero en una empresa en que el CEO empieza a contratar amigos, a tener citas románticas con una empleada, o contrata confección de camisetas de su empresa familiar para el equipo de futbol de la empresa a precios que parecen como si las camisetas vinieran de Marte.  Le pagas con opciones y empieza a jugar juegos que van contra tus intereses.  O juega juegos de "creatividad financiera" que no es otra cosa que sumar retórica a un monto, para crear dinero falso.  El CEO te dice que el proyecto avanza, y al final no avanzó nada y el dinero se fue en comisiones a sus amigos.  Trata de reducir costes a expensas de la calidad, y a como los clientes ya no desean las porquerías que surgen de la gestión, te dice que "el mercado ha perdido interés en el producto".

Y cuando va a recortar personal, recorta muchos empleados baratos, en lugar de altas jefaturas caras.  La idea de automatizar al CEO y su séquito es ahorrarse esas jefaturas caras.  En mi post Sistemas de compensación: ¿Lealtad a la empresa o lealtad al dinero? ya cubría yo ese tema.  El CEO es gasto administrativo, gasto indirecto, puro overhead, al igual que otros administrativos. Y miramos que la IV revolución industrial está automatizando ese overhead.  ¿Podremos automatizar al CEO?

Hay algunos CEOs que si ven lo que otros no ven y hacen lo que otros no hacen, y tienen un gran dinamismo en empresas pequeñas.  

Pero en empresas grandes, la realidad es que entre el CEO y la realidad hay gran distancia.  La información fluye a través de una escala jerárquica y la información debe ir predigerida, resumida, y estructurada en forma de gráficas o de "planes de negocios", en lugar de tomar información no estructurada y estructurarla.  Hablar con el CEO se vuelve tan inaccesible como hablar con un emperador.  Aunque al ver a Marco Polo presumo que era más fácil hablar con emperadores de la antigüedad.

Entonces, si ya convertimos los datos que le llegan al CEO en un panel de control, podemos pensar que se puede hacer lo que la primera cápsula espacial americana hizo, poner a un chimpancé al mando del panel de control de la cápsula Gemini.

En la actualidad, un humano administrativo se puede automatizar.  Lo que antes decía el administrativo de que "es muy complicado" en realidad no era tal.  Lo interesante es que los jefes en muchas empresas no monitorean.  En un proyecto haces el trabajo, y encima tienes que reportar lo que hiciste y anotar por qué es un logro.  ¿Acaso no se dieron cuenta de que ya se echó a andar?  El jefe solo ve los reportes predigeridos.  Entonces mientras más predigerida y estructurada llega la información a los CEOs, más automatizable resulta el CEO.

¿Será "muy complicado"?

Hace unas pocas décadas se creía que el trabajo de una secretaria no se podría automatizar, que es muy complicado.  Pero ya no es así.  Estamos cerca de automatizar abogados, médicos, administrativos, choferes.  Se entendió que una secretaria, igual que el internet, lo que hace es recibir pedidos, y al entender la estructura de los pedidos, se puede automatizar.  Los CEOs en realidad también tienen pedidos, acciones a realizar en lo legal, financiero, operativo, etc.  Pero algunos son tan quisquillosos, que si un empleado de niveles inferiores sugiere una idea, se arma la tormenta en la organización.  Esto hace que el conocimiento de la realidad que tienen los empleados rasos no llegue hasta los estratos administrativos.

Hemos visto mitología de "hombre visionario", que es algo así como poesía gerencial de la antigua Grecia, y en la realidad encuentras todas las situaciones descabelladas que viste al inicio de este post.  Muchos CEOs se molestan si un subalterno les llama cuando están de vacaciones, pero el subalterno a veces tiene que levantarse a las 2 AM para atender un asunto urgente.  Y muchos asuntos urgentes de los subalternos son el resultado del desorden de sus jefes.  Eliminando y automatizando a los jefes, nos acabamos eso.

La mitología gerencial agranda la gestión pequeña con un halo de misticismo.  Pero yo no veo a muchos CEOs reinventando la teoría de la relatividad, ni enviando sucursales a Marte, ni tampoco encontrando nuevos usos comerciales para el trángulo de Pascal.  Veo fundadores de empresas exitosas, y luego de la partida de los fundadores, una decadencia donde la ideología mainstream empuja ineficiencias horribles en las empresas.

Incluso miras que hay empresarios que pueden estar en varios puestos directivos de empresas a la vez.  No es como aquel programador que se mata horas extra los fines de semana, para sacar el videojuego que debe salir ayer.  Debe ser que el trabajo de CEO no ocupa tantas horas y se puede llevar a medio tiempo.

Hay una ventaja en automatizar el puesto de CEO: Las decisiones clave la pueden tomar los accionistas en una reunión online, ya no hay que ir y reunirse fisicamente.  La dificultad de antes era asistir para enterarse.  Si ya la información que recibe el CEO está estructurada, seguro el inversor podría verlo también y tomar una decisión rápida.  ¿Será muy dificil?

Antes no podías automatizar a una secretaria porque desconocías:

  • La estructura de la labor (proceso)
  • Los criterios de decisión
  • La fuente de datos

Te decían que automatizar la secretaria o al contador era imposible, simplemente porque no conocías esas cosas.  pero ya no es así.  Igual podría hacerse con el CEO, para traer orden al caos.  Y las decisiones que deban ser tomadas por humanos, una App para ordenador o móvil, podría preguntarla a los accionistas.

En realidad lo que se necesita es automatizar lo siguiente:

  • Entender la situación:  La inteligencia artificial ya va logrando eso en varios campos, como el diagnóstico médico (medicina), comprensión de aspectos clave en un texto legal (automatización de abogados), juegos no estructurados (Deepmind que le gana al humano jugando Go), los departamentos de RRHH se convertirán en una App de teléfono celular, y así por el estilo.  Cabe notar que no es necesario que los sistemas informáticos tengan capacidad predictiva, sino únicamente capacidad de síntesis para que el inversor pueda analizar y decidir.
  • Sugerir acciones: Próximos pasos, medidas correctivas, medidas preventivas.  Y a como el inversor le imprima un estilo de decisión el sistema podría sugerir una alternativa de acuerdo con ese estilo o preguntar al inversor si desea algo distinto.  Oprimes el botón con la decisión y listo.  Fue como comprar en Amazon.

¿Y que pasa con los empleados?  En realidad las empresas tendrán proyectos, y tendrán gerentes de proyectos, y tendrán empleados, en lugar de tener una reunón con el CEO tendrás jefes de proyectos reportando avances que se irán incorporando en los reportes de los inversores.  Los jefes de proyecto y sus empleados actúan sobre personas y cosas reales.  Es que una empresa lo único que necesita es mano de obra directa y materiales, el resto es overhead.  Y si el overhead se automatiza, se prescinde del CEO y se ahorra tanto su oneroso salario, sino también de algunas chapuzas, modas ideológicas gerenciales, inútiles charlas de gurús empresariales, etc.  El nuevo organigrava quedaría así:

Si lo miras bien, en realidad todo lo que hace una empresa es un proyecto.  Cada proyecto tiene una estructura, y los seres humanos estarán modificando realidades, y no haciendo procesamiento administrativo.  Y te deshaces de todas la oportunidades para los que cometen fraudes en niveles administrativos, incluyendo al CEO. El inversor se da cuenta de primera mano, en tiempo real, de lo que ocurre en su empresa.

Transmito esta inquietud a los inversores, porque en estos tiempos tener un CEO puede ser una salvación, pero en la mayoría de las ocasiones, principalmente cuando los miembros fundadores de empresas geniales ya no están a la cabeza, es cuando se descomponen las empresas con CEOs que no dan la talla.  Busca historias de escándalos corporativos y verás por qué parece buena la idea de automatizar CEOs.

Sólo es cosa de empezar a quitarle tareas a los CEOs poco a poco, encontrarle la estructura, y automatizar las tareas que se le quitaron.  ¿Qué habría pasado si los inversores hubiesen automatizado al CEO de Volskwagen?  ¿O tal vez a los ejecutivos de Enron?  Es que la mayor ventaja de automatizar CEOs no es sólo el ahorro en overhead, sino una ganancia por automatrizar la honestidad.  Un ordenador con conocimiento de una estructura puede tomar decisiones honestas, mientras que un CEO se puede ver tentado por la confusión entre custodia de bienes ajenos y su derecho a usarlos como propios.

La labor del CEO lentamente se convierte en labor de chimpancé, hasta que se llega al punto en que un inversor pueda manejar la empresa desde una App.  ¿te gustaría?  Las cosas no se mueven solas.  Si deseas ese futuro, tienes que empujarlo con tu activismo.  Así si los inversores desean dividendos en lugar de crecer, el riesgo lo corren los accionistas.  Comerse hoy el dinero en lugar de cultivar el dinero y generar ganancias para el futuro.

En empresas pequeñas podemos dejar a los CEOs, o empresas donde los fundadores son los dueños, pero a como se vayan los dueños fundadores, sería muy bueno automatizar la labor del CEO.  Revisa la historia de las empresas, donde tras la partida de los fundadores que convirtieron una empresa pequeña en una grande, se viene a menos con sus sucesores.

No más fundamentales.  Ahora controlas la empresa.  Sabes lo que pasa en ella.  Si un empleado llena la encuesta donde le preguntas cómo mejorar el servicio o los productos, recibes la respuesta y si te gusta, podrías premiarlo.  Ya el empleado no temerá pasar por encima de la línea de mando.  El sistema permite al inversor enterarse de lo que ocurre en la calle.

Una App, empresas con jefes proyectos que van haciendo lo que les toca.  La eficiencia al máximo.  Si el proyecto es ampliar la fábrica, eso es.  Si el proyecto es conseguir proveedores, vale.  Los buenos gerentes de proyectos moveran cosas reales.  Los malos, no.  Y no tendrás que esperar 6 meses para una reunión de accionistas para darte cuenta.  Entenderás de primera mano lo que se mueve, en lugar de que expliquen lo que es un GAAP y un CAPEX.

Volskwagen mintió sobre las emisiones, y ahora miente sobre la autonomía de sus eléctricos (VW can’t stop/won’t stop cheating: fudges electric range numbers to make itself look better against Tesla Model 3).  Con el escándalo "dieselgate" y ahora con esto, el inversor lo que ve es una empresa que en lugar de pagar dividendos, pagará castigos (EUA y Europa) y pérdidas de ventas (prohibición de vender en Surcorea y la investigación estatal en proceso).  

Imaginemos un Volskwagen con un CEO automatizado.  ¿Cuál jefe de proyecto se atreverá a mentir?  Si el jefe técnico miente, perderá su trabajo y se hará famoso.  Es que todavía el CEO que pones a cargo puede alegar no haber sabido.  Pero un inversor tratando directamente con un jefe de proyecto no va querer arriesgarse a pagar multas y prohibiciones de ventas.  Y si el jefe técnico miente, probablemente vaya a tener que buscarse empleo de chofer, porque le habría mentido a los accionistas.  No tiene cómo esquivar la culpa, como un CEO.  Y si el inversor no se dio cuenta de la mentira, el inversor apostó en un juego de poker donde no conocía las reglas.  ¿De que sirve un CEO si no puedes hacerlo responsable?

De hecho si el inversor lidera jefes de proyectos, sabrá que su dinero se gasta eficientemente.  Nada de gerentes administrativos que usan los gastos administrativos para pagarse un coche rentado para irse de vacaciones.  Nada de gastar en remodelaciones de oficinas de gerentes para poner alfombras persas.  Mada de gastar en consultorías cuando los gerentes no saben sobre el tema.  Con los gerentes de proyecto tienes metas y plazos, como en la industria del I+D.  El proyecto de ampliar la fábrica de X capacidad a Y capacidad en 2 años.  El proyecto de producir cierto volumen en este año.  Se extiende la contratación si logra la meta.  pones a la gente capaz en los proyectos donde es capaz.  Si falla un proyecto te das cuenta al dar seguimiento al proyecto en lugar de esperar a que falle toda la empresa.

Seguro querrás leer mi post anterior La falta de valores morales perjudica a los inversionistas. Lanzo la inquietud, porque estoy seguro de que en una sociedad donde la deshonestidad ha infectado muchos estratos de la sociedad, es preciso proteger a los inversores contra los designios y caprichos de terceros con intenciones dudosas, y dejar en manos de máquinas tontas y honestas la labor de la estupidez artificial humana de los que heredan las empresas, una vez que sus fundadores han partido.

 

 

  1. #1
    21/09/16 06:31

    Ojala fuera asi