Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Altos riesgos y bajos riesgos: Imaginando el mundo del mañana

1 recomendaciones
El futuro parece pintar muy extraño, con una mexcla de contradicciones insólitas en relación con el riesgo, que hace 20 jamás hubiésemos sospechado que existirían.
 
Tenemos un mundo en deflación, que idealmente parece el panorama perfecto para ser bonista, porque si la inflación se come la rentabilidad, la deflación la aumenta.  Y digo idealmente porque es un estereotipo solamente, porque la deflación probablemente empujará menor recaudación fiscal y más deuda futura para el país, algo así como la próxima Grecia.  No me voy a preocupar tanto por los fenómenos de bolsa como por los efectos sociales, y lo que siento que pasará con la percepción del riesgo, para empezar un debate acerca del tema.  Tenemos un mundo que produce exceso de petróleo barato que podría empujar la economía real hacia arriba, mientras que según algunos alcanza el peak oil que traerá la situación contraria a largo plazo.  ¿Cuál será el riesgo o la percepción del riesgo del ciudadano de a pie a largo plazo con la crisis mundial?
 
El caso de Japón es el de un país donde muchos jóvenes no conocen otra cosa que la deflación.  Cuando hay deflación, los precios bajan, y ganas más si compras tarde, y de esta manera se promueve el ahorro que saca dinero de circulación para enterrarlo bajo el colchón o en una cuenta de ahorros o en algún lugar del cofre de tesoro del sistema financiero.  De esta manera el dinero que fluye hacia la economía real es cada vez menos, lo cual daña el empleo.
 
Una consecuencia del extremismo financiero japonés es que la gente se vuelve adversa al riesgo, y el gasto se mira como un acto para situaciones de emergencia.  Tener dinero resulta más ventajoso que tener commodities, y comprar bonos trae la rentabilidad del bono, más la rentabilidad extra de la deflación.  No es de extrañar que los japoneses compren bonos para financiar a su gobierno con la idea de ganar con la tasa del bono, la deflación y la revaluación del yen, aunque su economía ya tenga índices que apuntan a hiperinflación.  ¿Por qué no la tienen?  Es que con la cantidad de dinero que existe, si ese dinero se fuera en consumo, habría hiperinflación, pero el japonés ha enterrado ese dinero, y en lugarde gastarlo en la calle, en la economía real, lo enterró en el sistema financiero.  El gobierno japonés hoy tiene un lío de deuda del cual le será dificil salir a futuro.
 
El japonés ahorra hoy más que nunca, y compra lo más barato.  Si tienes una cultura adversa al riesgo, que no gasta, ¿cómo vas a ser emprendedor si lo que éste necesita es de clientes que gasten mucho para levantar su negocio?
 
Miramos a los banqueros de occidente que entraron en transacciones de altísimo riesgo, pero los bancos centrales y los gobiernos les rescataron, con TARP, shadow banking, QE (imprimir dinero) para compras de activos tóxicos (comprar pérdidas), lo que a la larga no es más que un subsidio, una manera en que el banquero en lugar de sentir un alto riesgo, recibe un riesgo bajo, porque el banquero apuesta en el juego de casino que sea, y el gobierno paga la cuenta.  Entonces vemos que ya sea alto o bajo riesgo, en realidad se ha creado una cultura de bajo riesgo, subsidiada, contraria al capitalismo, donde si los rompes, no lo compras.  Los banqueros se acostumbraron a vivir un riesgo bajo con apuestas de alto riesgo.  El ciudadano de a pie paga el riesgo del banquero con deflación, una deflación que si se mantiene creará un Japón en todo el mundo.
 
Como el empleo es inestable en Japón, el futuro es incierto, y eso impulsa aún más a ahorrar, a no gastar, a no formar una familia, a tener menos hijos o no tenerlos.  Esto empeora las perspectivas de envejecimiento de la población japonesa.  Es todo un programa implícito de control poblacional.  
 
¿Qué ocurre cuando el control poblacional es excesivamente exitoso?  Ocurre lo que pasó en Corea del Sur en los 1960 donde el control poblacional fue demasiado exitoso, más de la cuenta, y por eso las teleseries son mayoritariamente románticas para promover la reproducción y la formación de familias entre los jóvenes para repoblar el país.
 
La crisis en Japón es tal que los primeros sospechosos de robar (¿por hambre?) son los ancianos.
 
El miedo se vuelve la norma.  La gente no busca escalar posiciones, porque al escasear el empleo, moverte significa el riesgo de no tener éxito y perder tu empleo, así que prefieren quedarse donde están.  Graduarse y conseguir un empleo es más dificil, y así como los precios bajan, así los salarios no van al alza, y por eso el pasado consumista se va borrando.  
 
Japón es un país de gente cansada, explotada al punto de que la palabra Karoshi se refiere a los que se desploman muertos por exceso de trabajo.  Los trenes están llenos de gente agotada por el largo día.  Prácticamente no tienen días feriados.  Si no trabajas mucho por convicción, lo haces por necesidad.  Es muy dificil llegar con energías para recibir a tu familia, o siquiera cumplirle a tu cónyuge.
 
El Abenomics se mira con esperanza en el corto plazo, y puede empujar un auge temporal de emprendimientos simplemente basados en pura ilusión de que el Abenomics pueda funcionar, pero el ciudadano de a pie nunca se benefició, porque el dinero no se puso en manos del consumidor.  Y así nunca va reactivarse la economía japonesa.  
 
De esta manera aunque haya riesgos altos, si estos son absorbidos por la población, se crea una cultura adversa al riesgo en el largo plazo.  El futuro de las apuestas de bolsa podría estar contrainidicado en esa cultura.  Asimismo, todo aquello de lo cual se beneficia el banquero, se vería cortado, porque el alto riesgo sería mal visto, y quizás se volvería incluso punible.  Con menos emprendimientos, el crecimiento prometería se raquítico.  Y así los apostadores de bolsa podrían tener un futuro oscuro.
 
Evidentemente el futuro puede no ser así, pero estoy imaginando a partir de experiencias de países que ya van más avanzados en varios aspectos de la crisis.  ¿Y tu que piensas?  ¿Estás de acuerdo o en desacuerdo?  ¿Cómo ves el futuro?
  1. #1
    8........s

    A veces la teoría del fallo del por desgracia menos conocido de los von misses me ronda y me ronda, tiendo a pensar que las tensiones inflacionistas...productivas y poblacionales entre otras, no consideran factores como sus límites elásticos, un abrazo

1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...