China, las tasas de la FED y otros demonios

Este contenido tiene casi 6 años

Muchos se preguntan qué pasa con la economía y eso genera incertidumbre entre aquellos que no tienen un sistema para lidiar con las circunstancias económicas del mundo.  Por supuesto, los grandes inversores saben exactamente lo que está pasando.  Y también cualquier persona que se aventure a usar el pensamiento crítico, a entender mecanismos de la realidad, y averiguar lo que ocurre en el mundo real.

Las tasas de la FED

Los grandes inversores saben que la decisión de la Reserva Federal de EEUU de postergar nuevamente la subida de tasas no es otra cosa que una economía que no despega.  Y no despega por una razón muy simple.  El capitalismo distribuye la riqueza por medio del salario y el empleo.  Subir las tasas sería un intento por frenar un consumo excesivo, algo que no está ocurriendo. Hablar de subida de tasas que no ocurren no es otra cosa que hacer creer que la economía crece, pero al final no hacen nada porque no crece.  Cuando dicen que la economía "no está preparada" es porque en realidad no lo está.  No está preparada para contener con mayores tasas, un exceso de demanda en el mercado de bienes, porque simplemente ese exceso no existe.

¿Por qué no existe?  En los EUA la distribución de la riqueza es un tabú.  Los ricos no quieren nada que suene a eso.  Y cualquier cosa que suene a ello lo tratan de deformar como "lucha de clases" y por ende "socialismo".  En los EUA la palabra socialismo es algo peor que una blasfemia.

China

¿Por qué la desaceleración económica de China?  China no suele ser demasiado vocal respecto de su situación, pero hay pistas.

Cuando China se abrió al empleo del extranjero en 1979 era muy fácil ver que algo que es pequeño puede crecer con facilidad.  Pero una vez que muchos empleos se fueron para allá, más gente tendría mayor capacidad de consumir, y los precios subirían, y las baratijas chinas dejaron de ser tan baratas.  De hecho hay sitios en China donde los costos de operación ya son más caros que en países de Latinoamérica.  Y los vendedores chinos ya no ven ventaja en importar cosas de China, porque ya no son baratijas a precio de ganga.

La reciente devaluación del yuan como acontecimiento aislado probablemente no sólo trataría de contener las importaciones sino retornar a un estado de competitividad.  Pero China posiblemente no puede permitirse un bandazo en un ajuste, porque eso lleva a incertidumbre y a dispararse en el zapato.  De esta manera el gobierno chino podría estar atrapado entre el deseo y el deber, que irían en direcciones opuestas.  Atrapados entre devaluar el yuan y ser la fábrica del mundo otra vez, o competir por obtener la divisa de reserva del mundo en la guerra de divisas.

Es que tener un yuan caro/fuerte es una gran tentación, porque los ricos en China ven la ventaja de ello, y eso podría ir en contra del interés de mantener competitivo al nuevo imperio chino, y en contra del pacto tácito y no escrito entre el gobierno y el ciudadano que que decía "no te quejes del gobierno y tendrás empleo".

Más que preocuparme la desaceleración china (que desaceleración no quiere decir decrecimiento), me preocupa lo que vaya a hacer con su divisa, porque a futuro podría pasarse de una economía que absorbía inflación a una que empuja desempleo.  Y ya está más cerca de la segunda que de la primera.  Esa es la línea que China aún no está lista para cruzar.  Eso significaría que la FED ya no podría enterrar el exceso de liquidez en China, y eso le puede explotar a la FED en la cara algún día.  Y significaría que China ya no tendría cómo hacer efectivo su pacto tácito con la población. 

Crecimiento eterno

En todo caso ningún crecimiento puede ser eterno, y eso es cierto tanto para China que se acerca peligrosamente a la superficie del mar económico, luego de que se viniera hacia arriba con rapidez desde el fondo.  Pero como sabes, la flotabilidad del flotador funciona mejor en el fondo que en la superficie.

Y eso es cierto para los bancos que esperan flotar cada vez más, aunque la flotabilidad mundial sea cada vez menor al subir hacia la superficie.  Parece que los bancos tendrán que hacer su reforma algún día, porque la matemática de crecimiento exponencial se contrapone con el mundo real.  Es una crisis en un cuaderno de notas.

Y sin una China para enterra inflación, y con una matemática que infla el globo, el resultado esperable es una supernova futura dentro de una burbuja... algún día.


 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!