Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
7 recomendaciones

El 17 de octubre de 2013 el gobierno de EUA alcanzarìa de nuevo el techo de deuda, que es como alcanzar el lìmite de su tarjeta de crèdito... otra vez.  Esto empuja a los extremistas del alarmismo y los de la negaciòn a entrar en contienda retórica, pero la realidad está en medio de ambos. Los alarmistas apuntan al derrumbe de los EE.UU., la catástrofe, y otros simplemente dicen que nada va a pasar, porque EUA controla a la FED y además a las calificadoras crediticias, de modo que lo que suceda no va a ser tan grave. ¿Cuál es la realidad?

¿Debe Obama intervenir para normalizar las cosas y manejar el tema de la deuda?  El artículo 14 de la sección 5 de la ley que trata el tema de la deuda, empodera al CONGRESO de EUA a vigilar las provisiones del artículo.  Esto hace innecesaria la acción inconstitucional de una intervención presidencial, pues el congreso tiene el deber de dirigir al Departamento del Tesoro para que priorice el pago de deudas, y tiene la facultad de modificar cualquier obligación (se le conoce como "mandatos") para hacer que el dinero esté disponible si la administración falla en hacerlo.

Hay quienes piensan que el problema de la deuda empujaría a una degradación de los bonos del tesoro (posiblemente Fitch) que podría empujarle una calificación de AA en lugar de AAA, lo cual haría más difícil la labor de jerarquizar la importancia de los pagos, y tendría efectos muy adversos de largo plazo.  Esto es lo que algunos entienden al interpretar la posición oficial apunta a que una reasignación de las prioridades de gasto es difícil (Treasury: Proposals to “Prioritize” Payments on U.S. Debt Not Workable; Would Not Prevent Default).  Pero, ¿acaso EUA permitiría que sus propias agencias calificadoras vayan en contra de la geopolítica del país?  Es dudoso que lo hagan, porque habría grandes presiones de mucha gente muy poderosa.

La interpretación indica que adoptar una política de pagos es un default con otro nombre, y por lo tanto es catástrofe.  ¿Acaso reducir gastos es default?  ¿Cancelar órdenes que se pueden cancelar de acuerdo con los términos contractuales es default? ¿Acaso derogar un programa es un default?  El congreso tiene la facultad de recortar, asì como derogar.  Ni la izquierda ni la derecha, ni demócratas ni republicasnos, han mostrado interés en limpiar las finanzas, pues sólo han peleado todos estos años por sus maneras propias de generar déficit, gastar sin medida para sus propios intereses.  Por eso realmente inquieta que esta clase de discurso venga de larte del Departamento del Tesoro.  Se habría esperado un poco de objetividad técnica de su parte.

Tal vez el secretario gerenal pueda explicar por qué los mercados responden positivamente cuando una empresa enfrenta sus pronósticos de pérdidas con una reestructuración de obligaciones y costos operativos, pero se asustan al ver que el gobierno pudiera mostrar la misma disposición.  Claro, la explicación del secretario general sería simple, vigorosa, explicando que el gasto público es la válvula de liquidez del gobierno, y en tiempos en que la empresa privada no puede funcionar como esa válvula, lo lógico es que no ocurra.  El problema de hacer esto es que tendría que explicar que los recortes en empresas también son malas para la economía y las empresas, que con menos gente no puede hacer frente a más trabajo (excepto que las personas en la organización fueran intencionalmente vagas, en cuyo caso los recortes pondrían a las personas a hacer el trabajo como Dios manda).

La credibilidad de los EUA y del dólar, viene precisamente de su capacidad para recolectar el dinero para honrar la deuda, y no en la capacidad de endeudarse eternamente o la habilidad de devaluar los dólares existentes o en la capacidad de exportar problemas (por medio de la geopolítica de la hegemonía del dólar).

EUA tiene otras obligaciones más allá de la deuda.  Hay obligaciones contractuales, y otros compromisos como el gasto militar, gastos que ya fueron autorizados por el congreso.  Pero el problema de fondo es que el congreso tiene sus vacas sagradas y una crisis de creencias, que tendrán que ser derogadas una a una para que empiece a haber una salida, y tendrán que sacrificar a sus vacas sagradas.

Hay quienes piensan que es tiempo de un recorte de impuestos para "estimular la economía", pero eso sólo significa que el gobierno en lugar de cobrar, pedirá dinero prestado, y así hacer más grande la necesidad de deuda.  Algunos recortes de impuestos podrían estar bien, pero tendrían que ser compensados con aumento en otros impuestos, pero eso causaría una cadena de eventos que puede empujar problemas en uno u otro lado.  Parece que hay un pulso en el que una facción de un partido logra imponerse a la mayoría para extorsionar.  Al final el problema de promover estas actitudes sólo puede empujar la democracia americana hacia el agujero.  La extorsión nunca ha sido y nunca será un buen síntoma de democracia.  La violencia es la herramienta de los ricos, esto parece una disputa entre ricos que controlan a sus títeres.  Mahatma Gandhi decía "primero te ignorarán, luego te humillarán, luego pelearán contigo, y entonces tú ganas".

¿Es realmente un tiempo de catástrofe o no?  Realmente es como ver una telenovela con protagonistas adoradores de la secta pagana de los fundamentalistas de mercado que tienen sus vacas sagradas y sus creencias y ritos, y que bailan la danza de la lluvia estando drogados, para tratar de hacer que las cosas impensables se vuelvan realidad (ni siquiera es entretenido como para traerse las palomitas de maíz).  Son cosas como hacer que lluevan gatos y perros, o que el infierno se congele.  ¿Le creemos a los que niegan los problemas, o le creemos a los alarmistas, o será que la realidad no es como la pintan los idólatras de las vacas sagradas y los fundamentalistas de mercado de ambos bandos?

  1. #1
    Gurúmarabú

    No vas muy descaminado,las dós facciones principales,cada una por su lado,
    tienen serios problemas se trata de lacerar y hurgar en las heridas de la
    parte contraria,para desgastarla y aumentar la desafección en sus filas.
    De paso ver la forma mas inócua y eficaz de librarse de la minoritaria
    tercera facción,verdadera mosca ''caballera'',que come,pero no deja comer,
    y todo lo controla,fiscaliza,incluso los acuerdos tácitos entre partes.
    Es cosa de aguardar ún tiempo,para ver el derrotero que toma el ''pleito''.
    Saludos.

7 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...