Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
6 recomendaciones

¿Tienes problemas con tus finanzas personales?  Esos problemas vienen en buena medida de malos hábitos, de la influencia de las emociones en las decisiones económicas y también de la ausencia de control de tu presupuesto.  En posts anteriores he hablado de los malos hábitos y emociones, y hoy hablaré de como ordenar tu presupuesto.

No hay manera de poner tus finanzas en orden si no controlas tu presupuesto, porque una vez superada la influencia de los malos hábitos y emociones en la decisión de gastar, el presupuesto es la manera en que llevas orden al caos. Si tienes problemas con tus finanzas, es porque las finanzas te parecen un tema muy aburrido, y en efecto lo es si te interesan otras cosas, pero a menos que planees vivir con estrés y sin futuro por problemas de dinero, realmente no te queda otra opción más que ordenarte por medio del control de tu presupuesto personal.

Las decisiones emocionales en los gastos

Antes de pensar en usar un presupuesto, debes conocerte muy bien y entender tus emociones, y encontrar maneras de neutralizar el efecto emocional en las decisiones económicas, tema que he cubierto en posts anteriores.

En las empresas los gastos sobre decisiones emocionales no tienen justificación alguna.  Eso no signifca que no existan esos gastos, pues muchas veces ese tipo de gastos suelen tener lugar en los puestos de alta gerencia, bajo la excusa de hacer negocios.  Gastos caprichosos sobre una base emocional pueden verse en la forma de uso de hoteles caros en los viajes, viajes innecesarios, contratación de vehículo para trasportar a la familia de los ejecutivos, comidas protocolarias y todo tipo de despilfarros.  Así es, no sólo en el gobierno suceden estas cosas, sino también en las grandes empresas, principalmente cuando los altos directivos no son los dueños fundadores de la empresa, sino que los directivos son gente contratada por los dueños o por los accionistas y hacen uso de los recursos de la empresa como si ellos fueran los niños mimados de papá y mamá accionistas.

Las empresas que sufren de despilfarro tendrán muchos problemas, igual que las personas que tengan este problema.  La razón es simple.  Imaginemos que el margen de utilidad de una empresa es 10%.  Eso significa que se ocupa vender 100 para obtener 10.  Si el alto directivo despilfarra 5, eso significa que en lugar de vender 100 tendrán que vender 150 solamente para obtener el resultado original.  Es decir, un pequeño despilfarro destruye grandes esfuerzos de la empresa de generar ingresos.  Igual sucede con las personas y su capacidad de ahorro.

Los recortes emocionales

Tras el despilfarro emocional, vienen los recortes emocionales, donde ambas decisiones (despilfarrar y recortar) se hacen sin el más mínimo sentido de la lógica.

Las decisiones emocionales y no técnicas, también alcanzan extremos ridículos cuando se trata de hacer que el dinero alcance.  Una vez despilfarrado el dinero, la solución emocional es hacer recortes.  Como el despilfarro del hotel de lujo o la cena protocolaria no se recorta, entonces habrá que recortar otra cosa, encontrar insumos más baratos o no comprar los repuestos para las máquinas en producción, lo cual es como pedirle a la vaca que de más leche, dándole menos pasto.  Por supuesto, los financieros de las empresas sólo ven números y no ven la realidad cualitativa de la vaca que pronto tendrá que ir al veterinario o la necesidad de enterrar a la vaca muerta.

En los gobiernos algo similar ocurre.  Grecia se endeudó porque los políticos (que son como altos directivos) compraron armas innecesarias a Alemania y Francia.  España se endeudó porque pidió prestado dinero al FMI para regalar ese dinero a bancos quebrados (Bruselas da por perdidos 26.000 millones del rescate a la banca española). ¿A quién se le ocurre regalar dinero de la familia española a un negocio quebrado?  ¿Acaso Zapatero lo hizo por la necesidad emocional de quedar bien parado ante algún banquero o gremio?  Es que no hay razón lógica para invertir en negocios quebrados que van en picada, ni siquiera desde la perspectiva de inversionista contrarian.

De esta manera podemos decir que hay enfermos mentales en la política y entre los altos ejecutivos de las empresas.  Por supuesto el ego de llevar puesta la camiseta del puesto en cuestión hará que se autojustifiquen (racionalización) y culpen a otros (proyección), actitudes muy conocidas en el mundo de la psicología, y que aplican a personas que no están mentalmente sanas.  Tu reconoces a una persona mentalmente sana cuando esa persona se alegra de que le vaya bien a todos los demás, y trata activamente de que a otros les vaya bien, y encuentra maneras de hacerlo sin perjudicar a nadie.

A las decisiones emocionales de endeudamiento sin razón (como endeudarse para pagar una borrachera) le sigue la resaca del pago de deuda, y entonces, igual que los ejecutivos que despilfarran, vienen los recortes para la vaca productiva.  Se culpa al "estado de bienestar", a las pensiones, sanidad, educación de las familias española y griega, por el despilfarro en armas innecesarias o el regalo otorgado a banqueros fracasados.  Eso es un recorte emocional para complacer a algún gremio, matando a la vaca de hambre, pues realmente no hay explicación lógica ni técnica para este acto de recorte.

Esta misma dinámica la tiene la persona que sufre problemas en el manejo de presupuesto.  Por eso es que antes de manejar presupuesto es necesario neutralizar el efecto de las emociones en las decisiones económicas.  Si empiezas a usar un presupuesto sin controlar tus decisiones emocionales, sólo empezarás a cometer fraude con los números, y terminarás engañándote a tí mismo.  Es que el presupuesto bien hecho busca satisfacer primero las necesidades básicas, para tratar luego de satisfacer otras necesidades, producir abundancia y no escasez, como la escasez producida por las decisiones emocionales.

Empezando a hacer el presupuesto

El presupuesto està compuesto por partidas. Cada partida es un conjunto de cuentas contables que se agrupan debido a que poseen algún rasgo afín.  Por ejemplo, consultoría, capacitación, son algunos nombres de partidas.  En el caso de las finanzas de una persona, las partidas podrían llamarse transporte, alimentación, entretenimiento, etc.

A cada partida se le asigna un monto en función de las actividades por ejecutar, es el monto máximo que se puede gastar, sin incurrir en un faltante de dinero, un exceso de gasto (déficit). El monto será la cantidad de recursos asignados.  Si estimas mal este monto, tienes problemas garantizados durante todo el periodo.  Puedes llegar a quedarte sin dinero en la billetera o banco en algún momento, y tendrías lo que se llama un problema de flujo de fondos.  El arte del buen manejo de flujo de fondos consiste en lograr sobrevivir a pagos y obligaciones sin quedarte nunca sin dinero para pagar.  Cuando hay problemas para pagar, se dice que tienes un problema de liquidez (un nombre pomposo para una situación muy desagradable).

Para efectos de flujo de fondos, cabe considerar lo siguiente:

+ Recursos Asignados
- Monto pagado
------------------------------
= Monto no desembolsado

La anterior es la ecuación típica que se usa en las empresas.  Es útil para monitorear desembolsos (pagos efectuados), pero no garantiza que al final del periodo no haya déficit en una partida.  En muchos hogares con manejo básico de presupuesto esto es lo que se maneja.

Compromisos

Los saldos de los contratos firmados (compromisos, obligaciones de pago como cuando contratas a alguien o contraes deudas) deben ser considerados, porque los pagos de compromisos efectuados representarán una obligación en un momento dado, pues deberá ser cubierta con los fondos (dinero) de la partida.  El monto restante es lo que queda disponible para efectuar actividades en el futuro.

+ Recursos Asignados
- Monto pagado
- Compromisos
------------------------------
= Saldo real disponible

Con esta ecuación se sabe cuanto está disponible, bajo el supuesto de que no hay contratos sin formalizar.  En algunos hogares, los compromisos tienen una partida propia, principalmente cuando se trata de gastos fijos como pago de recibos de servicios o pago de deudas. 

Como sabrás, lo mejor es tener la menor cantidad de compromisos posibles, porque los compromisos reducen tu margen de maniobra.  Esta es una buena razón para deshacerse de deudas, y para reducir las preocupaciones. 

Cabe hacer la distinción entre la definición financiera de compromiso y la definición popular.  Una persona poco comprometida es (desde una perspectiva popular) aquella que es despreocupada e indiferente ante la desgracia ajena o la que huye de los deberes adquiridos (es cónyuge pero no quiere cumplir sus deberes, o es padre o madre y no quiere asumir su rol y deber).  En finanzas el compromiso no es más que adquirir una obligación sobre una base contractual, una fuente de gastos que podrían no ser necesarios para el proyecto de vida de las personas o empresas.

Normalmente las empresas sólo se endeudan si la rentabilidad supera la tasa neta que tendrán que pagar por concepto de intereses.  Es decir, apesar de que los intereses se comen parte de la rentabilidad, aún así el negocio es rentable.  Por ejemplo, endeudarse para comprar una máquina muy cara que permite agregar negocios nuevos y rentables a la empresa.  Cuando eres consumidor, la rentabilidad de ser consumidor es cero, porque consumir no te genera utilidades, y por eso no es aconsejable consumir por medio de la deuda.

Actividades pendientes de formalizar

Los contratos o actividades que se encuentran en proceso de formalización deben ser considerados.  Esas actividades reducen la cantidad de recursos que pueden ser usados a futuro.

+ Recursos Asignados
- Monto pagado
- Compromisos
- Actividades pendientes de formalizar
------------------------------
= Saldo disponible a utilizar a la hora de efectuar proyecciones

Por ejemplo, si planeas hacerte de un automóvil, pero aún no has firmado nada, pero ya vas en camino de adquirirlo, deberías considerar esto como una actividad pendiente de formalizar.  En el post Vendo mi coche y me cambio al Taxi, ¿Estoy loco?: Análisis del Coste real de un Coche se analiza lo absurdo que es comprarse un vehículo con el cual no piensas efectuar negocios, y también se contempla el peso de las decisiones emocionales del que escribe el post.

Las actividades pendientes de formalizar son compromisos en vías de ser adquiridos.

Actividades futuras

Una vez que se ha planeado las actividades futuras, se elabora la proyección de gasto de esas actividades para el periodo.  El saldo resultante será el saldo final al concluir todas las actividades, incluyendo las que están hoy en ejecución, las que están en proceso de formalización y las programadas para ejecutar en el futuro.

+ Recursos Asignados
- Monto pagado
- Compromisos
- Actividades pendientes de formalizar
------------------------------
= Saldo proyectado al concluir todas las actividades

Al concluir un periodo, los compromisos al final de dicho periodo deben ser contemplados en la confección del presupuesto del siguiente periodo.

Nota: Si sabes de alguien que ocupe de mis posts de finanzas personales, te concedo la libertad de remitirle a mis posts, o imprimir los textos de esos posts para hacer llegar esta información a todo el que ocupe esta información, para hacerle su vida mejor.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
6 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...