Los banqueros Lester y Petra

Este contenido tiene más de 8 años

Lester y Petra Huffmire son adictos a los videojuegos, y en su enfermedad, terminaron tratando a sus niños de la misma forma en que los banqueros adictos al videojuego del dinero han tratado a los ciudadanos de EUA, España, Grecia y otros.  Veamos la similitud entre las conductas de Lester y Petra Huffmire, y las de los banqueros, para comprender la enfermedad mental de los financieros.

En posts anteriores ya había indicado que el dinero es sólo un concepto (como lo es el dinero dentro de los videojuegos) y que la economía mundial es sólo un videojuego.  Es absurdo dañar a otros en nombre de un videojuego, pero parece que hay quienes no comprenden esto.  Prefieren ganar dinero, en lugar de buscar el bienestar humano.

La adicción

Anteriormente la adicción se definía en términos del uso y abuso en el consumo de sustancias psicotrópicas o que creaban dependencia.  Todo el mundo conoce esas historias de familias donde el adicto le roba a su propia familia con tal de satisfacer su deseo de consumir la sustancia a la que es adicto.

Esa definición no incluía otras formas de adicción donde la dependencia no es causada directamente por el consumo de una sustancia.  El objeto de la adicción no es siempre una sustancia, pues existe adicción al sexo, a los teléfonos, al internet, a los videojuegos, etc.  Una nueva definición del American Society for Addiction Medicine viene a mejorar la anterior.

La adicción es primariamente una enfermedad de recompensa cerebral, motivación, memoria y circuitería relacionada.  La adicción afecta la neurotransmisión e interacciones con estructuras de recompensa del cerebro, incluyendo el nucleus accumbens, corteza cingulada anterior, cerebro anterior basal y la amígdala, de modo que las jerarquías motivacionales se alteran y las conductas adictivas, que pueden o no incluir uso de drogas, reemplazan las conductas saludables y de cuidado propio.  La adicción afecta la neurotransmisión y las interacciones entre los circuitos corticales y del hipocampo y las estructuras de recompensa cerebrales, de modo que la memoria de previa exposición a recompensas (tales como comida, sexo, alcohol y otras drogas) llevan a una respuesta a señales externas, que desencadena ansiedad y/o la participación en las conductas adictivas.

La adicción se caracteriza por:

* La incapacidad sistemática de abstenerse;
* Deterioro en el control del comportamiento;
* Deseo, o aumento del "hambre" de drogas o de experiencias gratificantes;
* Disminución en el reconocimiento de problemas significativos causados por comportamientos propios y las relaciones interpersonales, y
* Una respuesta emocional disfuncional.
Fuente: Definition of Addiction

Podemos ver claramente que los banqueros son incapaces de abstenerse de ganar dinero, aunque vean que causan miseria y pobreza a los pueblos.  Consideran la experiencia de "ganar dinero" como gratificante y no reconocen los problemas que sus conductas le causan a los demás, y su respuesta emocional frente al sufrimiento y la miseria ajena es completamente disfuncional.

¿Cómo saber la diferencia entre un sano entusiasmo y una adicción?  La adicción crea problemas, ya sea al adicto o a los demás, pero el adicto no se da cuenta, y si se da cuenta lo niega.  Desafortunadamente un adicto que no quiere ayuda no puede curarse.

En tiempos de Mao Zedong, los drogadictos eran confinados de modo mandatorio en clínicas para su tratamiento, y los narcotraficantes eran ejecutados.  Y así durante su reinado, no hubo problemas de narcotráfico en China.  ¿Habrá que encerrar a los banqueros que causen crisis, adictos al dinero, y confinarles de forma mandatoria para tratamiento?

Los banqueros adictos

Para entender mejor cómo es que los banqueros se portan como adictos, lo mejor es ver el caso de Lester y Petra Huffmire.  Veamos las similitudes entre los mentalmente enfermos banqueros y la pareja.

  • Lester y Petra Huffmire, marido y mujer, encerraron a dos niñas en una inmunda casa rodante por tres años.  Los banqueros han encerrado por varios años a los ciudadanos de los países con bancocracia en una inmundicia económica.
  • La pareja dedicaban la mayoría del tiempo a jugar el videojuego World of Warcraft, mientras las niñas dejaron de ir a la escuela.  Los banqueros, grandes especuladores, también le están quitando la educación a los ciudadanos, para poder los banqueros jugar su videojuego de dinero y así anotarse más dinero para su avatar.
  • Las niñas de 5 y 10 años fueron encontradas en la casa llena de basura, los muebles de la cocina aparecían llenos de moho y telarañas, y la basura, moho y heces estaban por toda la casa.  La pareja le había quitado la sanidad a sus niñas también, justo como los banqueros hacen con los ciudadanos.
  • La policía encontró a las niñas con el cabello despeinado, los dientes podridos y costras de suciedad en los pies, justo como los que lo han perdido todo a causa de los bancos.  Un parado no puede pagar medicina privada para arreglarse los dientes, y vivirá con el piso de tierra a la intemperie.  Las niñas vivían prisioneras, sin libertad, justo como los parados sin casa, que no tienen la libertad económica mínima para vivir normalmente, porque el banco les ha dejado una deuda, aunque ya les haya quitado la casa.  Mira que ni el comunismo más feroz ha hecho lo que estos bancos con estas gentes.  Ni siquiera Lester y Petra le han cobrado a sus hijas por vivir en tan inmundas condiciones.
  • Lester y Petra, como padres de familia son los que probablemente controlan el dinero en esa familia, pues evidentemente las niñas no mandan, ni en el uso de dinero, ni tampoco en materia de libertades civiles o derechos básicos en esa casa.  Es lo que pasa cuando el monopolio del dinero y de los derechos está en manos de un adicto o de un grupo de adictos.  ¿Nos recuerda a los banqueros?
  • La pareja consumía largas horas en su obsesión, dejando que la casa se deteriorara hasta llegar a la inmundicia, algo similar a lo que están haciendo banqueros y políticos en España, EEUU y Grecia.  Claro está, España, EEUU y Grecia son considerados "países ricos" o "países desarrollados".  vamos a tener que llamar al inmundo hogar de Lester y Petra como "hogar rico" y "hogar desarrollado" también.
  • La pareja tiene cargos encima por abuso infantil, tener prisioneros y daño físico, y si son condenados podrían pasar 7 años en prisión.  Los banqueros por su parte ni tienen cargos, ni irán a prisión, gracias a los políticos.

¿Algo debería ser diferente?  ¿Qué se hace cuando los padres maltratan a sus hijos?  ¿Por qué no se hace lo mismo cuando un banquero maltrata a los ciudadanos?  Imagino que esto de la adicción a los videojuegos es muy nuevo, y al igual que Lester y Petra son tratados por el gobierno como criminales, y no como adictos, así el gobierno trata a los banqueros como reyes que gobiernan con su dinero, y no como adictos.

Los grandes banqueros y adinerados adictos entonces se autodenominan "filántropos" al crear fundaciones que les sirven para pagar menos impuestos.  Curiosamente esas fundaciones en lugar de dar dinero, piden donaciones.  ¿No se trataba de que la filantropía era acerca de dar y no de recibir?

Entendemos claramente que la crisis es el resultado de una enfermedad, una adicción, donde unos cuantos adictos en posición socialmente ventajosa, llevan a la humanidad arrastrada, como Lester y Petra arrastraron a su familia.  Todos sabemos que una historia como la de Lester y Petra no habría terminado bien si no eran arrestados.  Y de igual manera, queda claro que los adictos al videojuego del dinero también arrastran a los demás a una historia que tampoco puede terminar bien.

¿Corrupción? ¿Crimen?  No, adicción.  En el caso de la adicción al dinero, es como si alguien consumiera droga y eso le da más poder para conseguir más droga.  A diferencia del adicto que ocupa liquidez, el adicto al dinero es adicto a la rentabilidad, pero sobre todo a la acumulación (igual que los adictos acumuladores de animales), y eso complica mucho las cosas.  El dinero es el tiquete para participar del capitalismo, y al acaparar el dinero, el problema termina siendo que deja de haber tiquetes para que la gente pueda participar del capitalismo, lo cual empuja irremediablemente a la gente a apoyar el socialismo.  Casos claros los hay, como el caso de Hugo Chávez, cuyo ascenso al poder no se explica sin la participación de los adictos del FMI.  Otros casos son la revolución comunista en China, el peronismo, el kirchnerismo, la revolución francesa.  La historia está llena de ejemplos.

La adicción compulsiva al dinero es una enfermedad que tiene que empezar a tratarse.  Da lástima pensar que el adicto no es feliz, porque no disfruta realmente, sino que apenas calma su ansiedad con el objeto de su adicción.  Y en su enajenación, el adicto causa sufrimiento a los que le rodean.

Hay personas que no deberían jamás tocar una botella de licor, así como también hay quienes no deberían tener acceso al dinero, y no me refiero a los pobres, sino precisamente a los banqueros adictos al dinero que ganan dinero con la miseria de los pobres.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!