Finanzas personales: Libertad económica y la esclavitud de la deuda

1
Este contenido tiene más de 8 años

Cuando tienes deudas, tienes la amenaza de que te quiten algo, de que manchen tu expediente con un cobro judicial, tienes la intranquilidad de que lo que ganes con tu trabajo no es tuyo.  La publicidad nunca te dijo que las deudas eran así.  La publicidad te mostraba las deudas como una oportunidad para tener lo que siempre quisiste.  Es más o menos como el diablo se anunciaría antes de que firmes un pacto con el diablo.  Vendes tu alma a cambio de una baratija.  La deuda es exactamente eso, pues aunque no vendas tu alma, realmente quedas como esclavo del acreedor, sujeto a sus designios.  por eso es que los abuelos decían "uno es amo de lo que posee y esclavo de lo que debe."

Libertad económica

Aunque el concepto de libertad económica suele anunciarse en el mundo empresarial como la facilidad para hacer negocios, a nivel individual, tu libertad individual se mide como el tiempo en que podrías vivir sin trabajar con lo que tengas ahorrado.  Si tienes ahorrado el dinero para sobrevivir un año, entonces tienes una libertad económica de un año.  Pero si tienes una deuda, tu libertad es negativa, porque no sólo no tienes ahorrado, sino que te has gastado lo que aún no ganabas.  Una libertad negativa no es otra cosa que esclavitud, porque te ganas tu dinero con tu trabajo, y trabajas usando tu tiempo y energía, y entonces si debes dinero en realidad debes trabajo y tiempo, es decir tu vida, careces de libertad para hacer con tu energía y tu tiempo lo que te plazca, eres esclavo.

Lo mejor entonces es deshacerse de las deudas.  Para eso es preciso ordenar tu vida, ordenar tus emociones, buscar cosas que te hagan sentir bien que no ocupen nada de dinero.  Si eres gastón compulsivo hay grupos como deudores anónimos o debtors anonymous que pueden ayudarte.  Estar sin deudas no te hace pobre, te hace austero, responsable, buen administrador.  Ya lo dice el texto lleno de sabiduría "el que es fiel en lo poco, es fiel en lo mucho", y si eres capaz de vivir con poco, al salir de tus deudas podrás vivir mucho mejor.  El secreto no es tener más, sino necesitar menos.

En términos generales no deberías endeudarte jamás por un monto que comprometa más del 35% de tus ingresos.  Lo mejor es mantener las deudas por debajo del 10% de tu ingreso.  Y lo mejor sería que lograras ahorrar y que compraras siempre al contado, nunca a crédito.  A crédito todo sale más caro.  Y también las deudas generan ansiedad.  ¿Disfrutas de la ansiedad?

El lado macroeconómico

Sin embargo, las deudas tienen un lado macroeconómico también.  Cuando una persona se endeuda, es sólo un problema para la persona, pero cuando muchos se endeudan, el país puede sufrir muchos problemas, y eso significa que aquellos que no se endeudaron, o los jóvenes y niños de hoy y de mañana, pagarán el precio.  España ya pagó ese precio.

La economía española disfrutó de una considerable prosperidad durante el período 1997– 2007, fundamentada en una demanda creciente de inversión residencial y consumo por parte de las familias, financiada con deuda bancaria. Pero dicho patrón de crecimiento era insostenible: la elevación de los precios de las viviendas requería un endeudamiento creciente, dando lugar posteriormente a un mayor peso del servicio de la deuda, que restaba demanda en otros mercados. Cuando el endeudamiento familiar deja de crecer al haber alcanzado ya un nivel muy elevado, junto a la subida de los tipos de interés, los altísimos niveles del precio de la vivienda, la saturación de este mercado, y el endurecimiento de las condiciones crediticias, el crecimiento del PIB y el empleo comienzan a disminuir por un problema de falta de demanda efectiva: el ahorro forzoso para hacer frente a los servicios de la deuda no es compensado con nuevo endeudamiento familiar. - Endeudamiento familiar y crecimiento económico: un patrón de crecimiento insostenible (PDF)

La deuda lleva a la recesión, desempleo (lo opuesto a un programa social) y gente perdiendo sus casas (lo opuesto a un programa de vivienda).  Hoy en España los españoles lamentan que sus hijos tengan que vivir peor que ellos.

España pidió prestado dinero al FMI, y ese dinero se usó para rescatar bancos quebrados, banqueros fracasados, en lugar de rescatar al ciudadano, a las familias.  Y así es como hoy hay dos problemas, el problema inicial de desempleo y gente perdiendo casas, y encima un problema de deuda para el país.  El economista jefe del FMI reconoció que las medidas recomendadas estaban equivocadas.

El Washington Post tituló su nota (Howard Schneider, 3/1/13) “Un asombroso mea culpa del economista jefe del Fondo Monetario Internacional sobre austeridad”. Los principales periódicos del mundo usaron términos parecidos. No era para menos. Los malos pronósticos económicos, que fundaron políticas de ajuste agudísimo de corto plazo, tuvieron consecuencias humanas. Entre otros, dos recientes estudios dan cuenta de eso. Una investigación publicada en los Archivos de Medicina interna de USA (19/11/12)  hallo que el desempleo mayor a un ano aumenta la chance de ataques cardiacos en un 35%.  Otro estudio en la reputada revista de salud publica británica, The Lancet (5/11/12) encontró que en el periodo de suba aguda del desempleo en USA, del  2008 al 2010, la tasa de suicidios se incremento cuatro veces mas rápido que en los ocho anos anteriores. - Errores fatales

Quizás pienses que tu deuda es un problema de una persona, pero mientras más personas haya con deuda, más peligro corre la economía.  Ya los estudios de la realidad demuestran lo reales que son las consecuencias de la esclavitud de la deuda.  Si eres de los que se endeuda, deberías pensar en tu país y si tienes hijos, debes pensar en su futuro y lo que aprenderán de tí.  Si no tienes deudas, deberías dar a conocer este post a tantas personas como puedas, para que tu país no se llene de deudores, para que no sufras en tu país lo mismo que en España.

¿Y por qué el gobierno o la prensa no lo advierten a la gente sobre este mal?  Los gobiernos no quieren molestar a grupos poderosos.  La prensa se arriesga a no tener "patrocinio" de los bancos.  Es decir, políticos y medios están comprados.  Por eso el único que puede transmitir este mensaje, eres tú. 

Dicen que puedes venderle el alma al diablo, pero la firma, ni a palos.  Tu libertad viene cuando no tengas deudas, cuando tengas suficiente ahorrado para medir en años tu libertad económica.

 

  1. #1
    25/01/13 15:32

    Muy bueno Comstar. Corrían otros tiempos cuando la gente se endeudaba a mansalva, ahora con los actuales tiempos toca desapalancarse con lo que finalmente llegaremos al equilibrio.Como dice el dicho: No hay mal que 100 años dure...

    Saludos