Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Cómo invertir en acciones con CFDs?

El CFD (Contrato por Diferencias) es un instrumento derivado que permite operar en cualquier mercado (Acciones, Índices, Divisas, Materias Primas) y en ambas direcciones del mercado (tanto al alza como a la baja).

 

Desde la década de 1950, cuando se crearon los primeros CFDs, su popularidad no ha hecho más que aumentar, hasta convertirse en el instrumento por excelencia para el operador minorista de corto plazo, el trader particular.

 

Técnicamente el CFD es acuerdo sobre el precio de un activo, que se liquida por la diferencia entre el valor del activo al momento de apertura y al momento del cierre.

 

Veamos las principales características que hacen del CFD el producto estrella entre los traders, para invertir en acciones:

 

APALANCAMIENTO

 

Uno de los principales atractivos que plantea la operativa en CFDs frente a la operativa tradicional en acciones es el apalancamiento, que permite al inversor multiplicar su capacidad de inversión en el mercado. Al ser el CFD un contrato liquidado por la diferencia entre el valor de apertura y cierre, no precisa del desembolso íntegro del capital, permitiendo al inversor tomar posiciones mayores a su capital disponible. De esta forma, el trader solo tendrá que depositar una garantía del total de la inversión. Por este motivo los CFDs son tan populares para la inversión de corto plazo o trading, y no tanto para la inversión de largo plazo.

 

Veamos un ejemplo: Un inversor desea comprar un paquete de 100 CFDs de Facebook a un precio 150 USD, cuya garantía es del 10%, asi:

 

 

El inversor decide cerrar su posición a un precio de 160 USD, así su beneficio será:

 

 

El valor de la compra fue de 15.000 USD, y el valor de la venta será: 100 Acciones * 160 USD/acción = 16.000 USD.

 

 

Así, con un movimiento del 6.6 % del activo, habríamos generado un beneficio del 66 % del capital desembolsado.

 

Tenga en cuenta que el apalancamiento no solo le potencia su capacidad de ganancia, sino que actúa de igual modo en el lado de las perdidas. Los niveles de apalancamiento permitidos para cada activo dependerán de la liquidez y la volatilidad de estos, así a mayor volatilidad o menor liquidez, menor será el apalancamiento permitido

 

 

 

La mejor manera de comprender el efecto del apalancamiento, sin asumir riesgos en nuestro capital, es ensayar con una cuenda demo de trading.

 

INVERTIR AL ALZA Y A LA BAJA

 

Los mercados financieros se mueven por tendencias (alcista, bajista o lateral) y las acciones no son una excepción. Así, el operador tradicional de acciones ve limitada su capacidad de operativa a los mercados alcistas, ya que cuando el precio de las acciones baja, no tiene la capacidad de beneficiarse de estos movimientos.

 

AAPL.US

Con los CFDs sobre acciones el trader puede posicionarse en corto de una acción (posicionarse en corto se trata de vender un activo que no poseemos con la intención de recomprarlo a un precio más barato y beneficiarnos de la diferencia del precio), y beneficiarse de los movimientos a la baja del precio. Veamos un ejemplo:

 

Un inversor piensa que las acciones de Apple van a caer el día de hoy, así puede tomar la decisión de posicionarse corto de 100 CFDs (cada CFD equivale a una acción) de Apple al precio de 140 USD por acción, con una garantía del 10%, así:

 

Valor de la inversión: 14.000 USD

 

Capital requerido para la inversión: 1.400 USD

El inversor decide cerrar su posición a un precio de 135 USD por acción, así generaría un beneficio de 500 USD.

 

Valor de la venta (14.000) – Valor de la compra (13.500) = Resultado del a operación (500)

 

Al operar a la baja (o en corto) un activo, no hacemos otra cosa que tomar prestadas unas acciones, venderlas a un precio que consideramos caro y recomprarlas más baratas para devolvérselas a quien nos las prestó, quedándonos con la diferencia entre el precio de venta y el de compra. Este proceso es automático al operar CFDs.

Apalancamiento AAPL.US

 

 

Para todos los lectores de Rankia, interesados en el trading en acciones, les invitamos al seminario que realizará nuestro jefe de Análisis Pablo Gil el miércoles, 29 de marzo 18:00 (GMT-03:00) Buenos Aires Análisis y perspectivas: renta variable y acciones argentinas

 

La operativa en corto es muy utilizada por los operadores del corto plazo que buscan aprovechar los movimientos a la baja de los mercados o bien operadores que buscar cubrir su cartera ante posibles caídas de los mercados, tomando una posición en corto de las acciones que componen su cartera y eliminando los efectos de una caída de los precios en el mercado.

 

 

AMPLIA GAMA DE MERCADOS Y BAJO COSTE

 

Normalmente, las plataformas que ofrecen acceso CFDs sobre acciones ofrecen una amplia gama de mercados, ampliando la capacidad de operativa del trader. 

 

Así, por ejemplo, desde la plataforma de XTB, un inversor puede operar no solo las principales acciones de América Latina, sino también mercados como Estados Unidos, España, Alemania, Francia y muchos más.

Está no es una ventaja menor, ya que el inversor no sólo no se limita a operar en acciones locales, sino que puede aprovechar los movimientos al alza o a la baja en títulos de casi cualquier bolsa a nivel mundial.

 

Por el lado de los costes, al ser el CFD un contrato entre dos partes no exige de los altos costes de acceso de los mercados de acciones internacionales. Así el coste de operativa es significativamente más bajo que operar en mercados de acciones tradicionales.

 

En XTB el coste de la operativa en CFDs sobre acciones es del 0.08% del nominal de la operación por transacción (es decir, 0,08% a la compra y 0,08% a la venta). 

 

Veámoslo en un ejemplo:

 

 Un trader decide comprar 200 CFDs de Microsoft a un precio de 60 USD por acción, con una garantía del 10%, así:

Valor de la inversión en la apertura: 12.000 USD

Capital requerido para la inversión: 1.200 USD

Comisión por la compra: (12.000 * 0.08%) = 9.6 USD

A medida que avanza la jornada bursátil, el cliente decide cerrar su posición al precio de 61 USD por acción (recuerde que cada CFD equivale a una acción), así:

Valor de la inversión en el cierre: 12.200 USD

Comisión por la venta: (12.200 * 0.08%) = 9.76 USD

Beneficio neto = Beneficio de la operación- Comisiones = 180.64 USD

 

El desarrollo de los productos de trading e inversión está facilitando al inversor particular el uso de herramientas y productos que, hasta hace un tiempo, estaban solo al alcance de inversores institucionales.

 

 

No deje de probar la operativa en CFDs sobre acciones descargando un simulador de inversiones o cuenta Demo  

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar