Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Consecuencias de la victoria de Trump sobre el comercio en México

(México) Nos está matando en comercio. Y está haciendo con eso miles de millones de dólares.

 

Esta frase fue pronunciada por el presidente electo de los Estados Unidos durante su campaña. Su discurso incendiario sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, tiene a México comiéndose las uñas y no es para menos. Este acuerdo firmado a mediados de los noventas por Carlos Salinas de Gortari, permitió a México perder su dependencia económica del petróleo que a lo largo de la historia reciente había tenido. México se redefinió económicamente a raíz de este tratado comercial.

 

La moneda está en el aire y nadie sabe a ciencia cierta qué es exactamente lo que Trump, desea renegociar. Partamos del actual contexto económico entre ambos países, de acuerdo al Censo de Estados Unidos, en el primer trimestre de este año la balanza comercial con México es negativa para Estados Unidos por $14.705 millones de dólares, en otras palabras, nuestro vecino del norte, ha realizado exportaciones por un valor de $55.630 millones de USD y ha importado de México productos por de $70.336 millones de USD, mientras que en 2015, el déficit de la balanza comercial de EEUU con México fue de $58.363 millones de dólares.

 

 

Comercio mexico

 

 

Pero existe una realidad atrás de las frases del nuevo presidente norteamericano. México y Estados Unidos realizan algo denominado “producción compartida” que significa que casi el 40% del valor de lo que EEUU importa de México está realmente producido en los Estados Unidos, en otras palabras, de cada dólar que EEUU desembolsa en importaciones, 40 centavos regresan a los Estados Unidos y el resultado es una balanza positiva para los norteamericanos.

 

La posibilidad real de que EEUU decida salir de un tratado comercial que en 2014 generó un comercio bilateral por 534 billones de dólares es un riesgo enorme para ambas economías, imaginar aranceles elevados a nuestras exportaciones forzaría a México a actuar en la misma forma, es decir una “guerra comercial”. Aunque México es el campeón mundial en tratados comerciales, en primera instancia, el hecho de que nuestro principal socio comercial nos cierre la llave significaría una caída fuerte en la economía mexicana. De acuerdo a varios estudios el PIB mexicano podría caer hasta un 4.9%, como resultado del cierre de las exportaciones hacia Estados Unidos, este dato es inquietante si se tiene como referencia que México ha crecido por debajo de 2.5% anual durante tres años.

 

Alguna vez el recientemente fallecido líder israelí Shimon Peres, comentó que envidiaba la frontera que México y Estados Unidos compartían, la eficiencia de este cruce fronterizo permite que diariamente transiten 300.000 vehículos y un millón de personas que estudian, trabajan, visitan o comercian ambos lados de la frontera, además 15,000 camiones de carga transitan diariamente, todo esto, por 40 cruces a lo largo de la frontera. Esta relación fronteriza genera un comercio diario de $1.000 millones de dólares. El detener este flujo de personas y comercio tendría repercusiones enormes para México.

 

Hasta este momento casi todas las conjeturas sobre lo que puede pasar a la economía mexicana se construyen sobre incertidumbre y muchas dudas. Lo que es cierto, es que es indispensable prepararse para lo peor en la espera de que todo vaya bien.

 

Twitter: @garoarenas

 

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar