Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Qué son los costos de acarreo?

El costo de acarreo donde el activo es una mercancía incluye el costo de oportunidad del dinero más el costo de almacenamiento, en los cuales se incurren para mantener dicho activo durante algún tiempo, para después ser vendido en una fecha futura. En el caso de activos financieros el costo de acarreo es igual al costo de oportunidad del dinero, pues no hay costos de almacenamiento, salvo en contadas excepciones.

 

Para los activos que se negocian en el mercado de derivados, la paridad que existe entre el precio spot y el forward provee el enlace entre el mercado al contado y el mercado de Forwards. Esencialmente describe la relación entre el precio spot y el Forward de un activo subyacente usado en un contrato de Forwards. Mientras que el efecto general puede describirse como el costo de acarreo (también conocido como cost of carry)

 

Este costo se puede definir como el costo de adquirir un activo, almacenarlo y venderlo en el futuro, en otras palabras, los costos necesarios para trasladar un activo en el tiempo, este efecto puede ser dividido en componentes distintos, especialmente si el activo subyacente: Paga beneficios, y en caso de que sea así, si lo hace de forma continua o discreta, incurre en costos de almacenamiento.

 

 

costo de acarreo

 

 

 

Es clasificado como un activo de inversión, es decir un activo que se adquiere principalmente para propósitos de inversión (como por ejemplo el oro o las acciones) o un activo de consumo, es decir un activo que se adquiere principalmente para su consumo (hierro y el petróleo).

En el caso que nos ocupa, que es un activo de inversión, para un activo subyacente que no produce beneficios, la relación entre el precio actual del Forward F0 y el precio spot S0 es la siguiente:

 

Fo = SoerT

 

Donde:

r: Tasa de retorno libre de riesgo continuamente compuesta.

T: Periodo de expiración.

Para un activo que produce un beneficio conocido, la relación es la siguiente:

 

  • Discreta:  Fo = (So – I)erT

 

  • Continua:  Fo = Soe(r – q)T

 

Donde:

 

I: el valor presente del ingreso discreto en un tiempo t0<T, y q es el rendimiento del dividendo continuamente compuesto durante el periodo de duración del contrato. El razonamiento en este caso es que cuando un activo genera una ganancia, existe un beneficio en tener posesión de ese activo en lugar del Forward debido precisamente a que el inversor recibe este ingreso. Por lo tanto estos ingresos (I o q) deben ser sustraídos para reflejar este beneficio. Un ejemplo de un tipo de activo que paga ingresos discretos son las acciones, mientras que un ejemplo de un tipo de activo que paga un rendimiento continuo podrían ser las divisas o los índices bursátiles.

 

Para activos de inversión que en materias primas como el oro y la plata, los costos de almacenamiento también deben ser considerados. Los costos de almacenamiento pueden tratarse como "ingreso negativo", y al igual que el ingreso real puede ser discreto y continúo. Por lo tanto, con los costos de almacenamiento, la relación se convierte en:

 

  • Discreta: Fo = (So + U)erT
  • Continua: Fo = So (r+u)T

 

Donde:

U es igual al valor actual del costo de almacenamiento discreto en el tiempo t0<T y u es el costo de almacenamiento continuamente compuesto el cual es proporcional al precio del commodity, y por lo tanto es un rendimiento o rentabilidad negativa. El razonamiento en este caso es que debido a que los costos de almacenamiento hace que el precio final sea más elevado, entonces hay que añadirlos al precio spot.

 

Activos de consumo

 

Por lo general, los activos de consumo son commodities de materias primas que se utilizan como una fuente de energía o en un proceso de producción, como por ejemplo el mineral de hierro o el petróleo crudo. Los usuarios de estas materias primas de consumo pueden considerar que existen mayores beneficios para ellos en tener en su posesión estos activos en sus inventarios en lugar de tenerlos en forma de contratos de Forwards sobre los activos. Estos beneficios incluyen la posibilidad de obtener ganancias gracias a la escasez temporal de una materia prima y la posibilidad de mantener un proceso de producción activo. Estos beneficios se conocen como el rendimiento de conveniencia. Por lo tanto, para los activos de consumo, la relación spot-forward es la siguiente:

 

  • Costos de almacenamiento discreto: Fo = (So+U)e(r-y)T
  • Costos de almacenamiento continuo: Fo = Soe(r+u-y)T

 

Donde y es el rendimiento de conveniencia durante la duración del contrato. Dado que el rendimiento de conveniencia provee un beneficio para el que tiene el activo en su posesión pero no para el poseedor del contrato Forward, puede ser modelado como un tipo de rentabilidad por rendimiento. Sin embargo, es importante notar que el rendimiento de conveniencia no es un elemento en efectivo, sino que más bien refleja las expectativas del mercado relacionadas con la futura disponibilidad del activo. Si los usuarios tienen bajos inventarios del commodity, esto implica una mayor probabilidad de que sufran carencia de este activo, lo que significa un rendimiento de conveniencia más elevado. Lo opuesto es válido cuando existen inventarios elevados.

 

Costo de acarreo o coste de retención

 

La relación entre el precio spot y el precio Forward de un activo refleja el costo neto de mantener (o trasladar) ese activo en relación con el mantenimiento de la posición del Forward. Por lo tanto, todos los costes y beneficios anteriores se pueden resumir como el costo de acarreo o c. De esta manera, tenemos que:

 

  • Discreto: : Fo= (So+U-I)e(r-y)T
  • Continuo: :  Fo = SoecT

 

Donde:

c = r – q + u - y

 

Twitter: @garoarenas

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar