Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Cómo podríamos definir una estrategia de inversión? Existen una gran cantidad especialistas que respecto al tema han escrito mucho, pero tratando de simplificar podemos exponer que una estrategia de inversión es un conjunto de reglas, metodologías y procedimientos diseñados para que un inversionista seleccione y gestione una cartera de instrumentos de inversión.

 

Algo que regularmente escucho decir a mis clientes es: Quiero el mejor rendimiento con el menor riesgo y a bajos costos, es decir, el inversionista construye su estrategia en torno al principio: riesgo-rendimiento-costo. Sobre estos mismos principios se construyen dos tipos de estrategias de inversión: Activas y pasivas.

 

Estrategia de inversión

 

 

Una estrategia activa...

 

Los gestores de Fondos de Inversión o los asesores que estructuran mandatos para invertir a sus clientes generalmente estructuran estrategias activas con el objetivo de vencer sus benchmarks u objetivos trazados en mandato, en México es común que las estrategias activas de Deuda busquen vencer a los CETES o a los Bonos M y las de Renta Variable a diferentes índices bursátiles. Estas estrategias se caracterizan por realizar un manejo muy dinámico en las compras y las ventas de los títulos, incluso algunas instituciones que manejan estrategias activas han incorporado algoritmos matemáticas (conocidos en el mercado como “robots”) para mejorar aumentar el dinamismo y mejorar la calidad de la gestión.


Las instituciones o asesores gestores que ocupan las estrategias activas top-down analizan el escenario macro-económico de los sectores en las que invierten. Utilizan al análisis del contexto actual de los mercados y de las posibles tendencias que esos mismos mercados pueden tener. En base a lo anterior, deciden la distribución de activos para balancear la estrategia.


Por otro lado, los gestores bottom-up a los cuales también se les denomina “stockpickers”,  gestionan la estrategia eligiendo directamente los títulos que les parecen más atractivos. Le dan menos importancia a los factores macro-económicos, estas estrategias activas no buscan un equilibrio entre los diferentes sectores de inversión. Esta estrategia utiliza metodologías para elegir los valores preferidos. Existen gestores que se basan en “análisis fundamental” de las empresas, poniendo énfasis en sus estados financieros. Y existe otra corriente que utiliza el análisis técnico, que enfatiza el estudio de los movimientos de los precios y gráficos. 

Es raro quien sólo se enfoca en una única metodología, la mayoría de los gestores combinan las técnicas top-down y bottom-up. Pero lo que sí es una realidad es que estas estrategias suelen tener mayores niveles de volatilidad.

 

 

Una estrategia pasiva...

 

La forma en la que se estructura una estrategia pasiva de un portafolio de inversión se basa en la elaboración de una cartera de valores que pretende emular el comportamiento específico de índice o benchmark. Parece fácil pero no lo es. El desarrollar una cartera con exactamente los mismos títulos y las mismas proporciones que las que componen el benchmark es complejo. 

Generalmente los fondos de inversión utilizan varias metodologías para replicar a un determinado índice buscando ser eficientes en su gestión y en mantener costos competitivos. Una de estas técnicas es invertir en un determinado número de valores representativos de este índice en vez de hacerlo en todos y cada uno de los valores que lo componen. Así un fondo de inversión que quiere replicar al Indice de la Bolsa Mexicana de Valores podría hacerlo invirtiendo en los mayores valores de este índice, como son FEMSA (FEMSA) y América Móvil (AMX).

Una de las grandes ventajas de los fondos índizados o con estrategias pasivas es que le ofrecen a los inversionistas una diversificación a costos bajos.

Sería muy complicado obtener ese nivel alto de diversificación comprando directamente en los títulos individuales. Por eso, los fondos indizados se vuelven el vehículo ideal para los inversionistas que desean tener una exposición a un índice, sector o región sin pagar altas comisiones. 

La logística para las estrategias pasivas vuelve a estos portafolios más económicos porque no requieren robustos departamentos de análisis o gran equipo de administradores de la inversión. Por el contrario, los portafolios con estrategias activas suelen requerir equipos bastante amplios para desarrollar las estrategias. 

Los inversionistas deben de comparar cuál es la estrategia de inversión que más le acomode por rendimientos, volatilidades y costos. Es muy sano que antes de decidir qué estrategia incorporar a su inversión, tomen el tiempo necesario para informarse y comparar las diferentes opciones que el mercado ofrece.

 

Twitter: @garoarenas

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar