¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
En empieza el próximo webinar Errores en el Trading.
Tecnología Blockchain y criptomonedas: Bitcoin, Ethereum...

Criptomonedas basadas en tecnología Blockchain: Todo lo que debes saber

¿Qué es la tecnología Blockchain y por qué crece entre las empresas?

Para iniciar esta secuecia de artículos formativos, tenemos el placer de contar con la colaboración de David Lanau, Consultor Blockchain, analista de datos y fundador de Nodalblock, que nos responde a algunas de las preguntas que debemos hacernos antes de adentrarnos en conocer a fondo todo esta nueva tecnología que poco a poco va creciendo. 

David Lanau
 

David Lanau es Diplomado en Estadística  y Graduado en Ciencias Estadísticas y Matemáticas por la UCM. Tras muchos años como consultor y analista de datos, actualmente es consultor Blockchain en Nodalblock, participando en la creación d euna herramienta pionera en la validación de datos en la red Ethereum. 

 

 

Estamos viviendo un importante crecimiento de las aplicaciones basadas en tecnología Blockchain, ¿cómo definirías esta tecnología?

En el año 1968, los jóvenes norteamericanos morían lejos de su casa en una guerra que no comprendían, los estudiantes franceses salían a la calle contrarios a la sociedad de consumo… la gente empezaba a reclamar mecanismos liberales de autogestión, lejos de las regulaciones impuestas por dirigentes, de los que nadie conocía sus verdaderas intenciones… en ese ecosistema, se empezaron a fraguar atractivas ideas, que lejos de la violencia de antiguas revoluciones, defendían la propiedad y el capitalismo puro, un capitalismo que se gestionaba desde la propia voluntad de los individuos y que buscaba la justicia social desde el reparto consciente de los recursos.

En los años siguientes se escribieron las teorías que fundamentaron estas ideas, las ideas que establecieron las bases de la economía colaborativa como hoy la entendemos. 

 

Actualmente, Blockchain es la tecnología que permite hacer realidad dichas ideas. 

 

Blockchain es una tecnología que permite que los individuos interactúen entre sí, sin necesidad de un regulador externo impuesto por el sistema. Esto es, Blockchain no necesita de gobiernos, ni de ministerios, ni de grandes corporaciones para regular las relaciones entre los individuos. Blockchain en un sistema de arbitraje inteligente que a través de un sistema de consenso justo, proporciona validez y confianza a todas las transacciones entre individuos.

Así que la pregunta ya no es ¿qué es Blockchain?, la pregunta es, si al igual que el movimiento juvenil de Mayo del 68 fue canibalizado por el mercado de consumo al que se atacaba, ¿podrá el mercado actual absorber el movimiento Blockchain?

 

Hemos visto que tiene multitud de aplicaciones ¿Nos puedes dar algunos ejemplos del uso que se le está dando actualmente a esta tecnología y cuál se le puede dar en el futuro? 

Se están escribiendo ríos de tinta sobre las cosas que se pueden hacer con Blockchain, pero la realidad es que salir de la definición conceptual no es tan fácil. Las aplicaciones reales para el mercado van apareciendo ahora, y las posibilidades más inmediatas las encontramos en transaccionalidad financiera, certificación de documentos, identidad digital y ciberseguridad… los casos de uso están aterrizando en estos momentos: trazabilidad de objetos… y personas, propiedad intelectual o bancos virtuales son ya una realidad.

¿Y que vendrá? Blockchain puede reducir los costes en procesos de gestión en cualquier empresa, incluida la administración pública. Blockchain reduce el tiempo y el precio, de forma segura, de transacciones financieras y de información. Blockchain propone sistemas de reparto transparentes que parametrizan los contratos firmados obligando a su cumplimiento, sistemas que ejecutan órdenes pactadas de forma automática… El futuro es magnífico.

Nosotros, con Nodalblock, estamos poniendo nuestro granito de arena en la construcción de ese futuro con aplicaciones y casos de uso reales.

 

¿Por qué este auge de Blockchain?

Venimos de una crisis económica a nivel mundial, una crisis en las que banqueros, empresarios  y dirigentes no han salido muy bien parados, unos moralmente, y otros, también, judicialmente. 

Una crisis en la que todos hemos sufrido, si no en nuestra propia experiencia, si en la de algún amigo o familiar, además ha sido una crisis pública, televisada: televisados los deshaucios, televisados los niños refugiados muriendo en la playa, televisados los juicios en los que todo el mundo pierde la memoria, televisados los políticos, elegidos por los ciudadanos y garantes de la democracia y los valores de la sociedad, tapándose la cara para entrar en los furgones de la policía… siendo todos conscientes de lo que ocurre, y viéndolo todos los días en los medios de comunicación… ¿No es tentador agarrarse al misticismo de una tecnología que permite crear a cualquiera un banco, que permite democratizar los beneficios, que permite creer que puedes salirte de un sistema que ya no proporciona referentes morales?.

A las redes públicas de Blockchain, no se las puede engañar, no se las puede hackear, no se las puede sobornar… ¿Cómo no voy a permitirme soñar en un mundo que funcione mejor?

Soñar es legítimo y humano, al igual que la esperanza… por eso es tan grande la brecha a la que me refería antes, entre el Blockchain conceptual y real, porque para mucha gente, Blockchain no deja de ser el Grial, o incluso, para algunos, un ejercicio de alquimia.

Debemos equilibrar la expectativa y la realidad.

 

Blockchain¿Qué son las criptomonedas y cuáles son sus utilidades actuales? 

Las criptomonedas son el dinero del futuro, un dinero digital donde en lugar de depender de un sistema centralizado se utiliza un sistema “peer-to-peer” con miles de nodos anónimos que verifican la transacción, evitando así el 90% del coste y aumentado la velocidad de las operaciones, con capacidad de realizar transacciones en segundos, sea cual sea el destinatario y sin importar su ubicación:  hace unos días, con Nodalblock, hicimos una transferencia a Hong Kong en 6 minutos y totalmente segura.   

 

 

 

Actualmente el mercado de criptomonedas tiene un capital total de más de 93 mil millones de dólares con una media de transacciones diarias de 1.800 millones, marcado por un crecimiento exponencial en los últimos años.

 

Su uso puede ser meramente económico, como si fuesen euros o cualquier otra moneda fiduciaria,  por ejemplo así el Bitcoin ó  Ether, pueden tener una aplicación como inversión en una empresa o proyecto, donde la moneda se aprecia o devalúa en función del capital total que apoya al proyecto, su oferta inicial de lanzamiento de la moneda se denomina ICO y actualmente existen en torno a 800 criptomonedas diferentes donde la predominancia del bitcoin sobre el resto ronda el 40%.  Y en otros casos las criptomonedas pueden ser utilizadas para un mero intercambio de bienes y servicios, como un “trueque” digital.


¿Por qué este auge de las criptomonedas y qué se espera en el futuro de ellas? 

El auge es debido a que la gente no quiere tiempos de espera dilatados, ni tampoco pagar comisiones altas, estamos en una sociedad donde todo lo queremos ya y lo más barato posible. Y con la tecnología Blockchain esto es posible.

Además, la otra gran ventaja es que permiten hacer distribución de “dividendos” de una empresa de una forma muy simple y equitativa en función del número de token (criptomonedas) que se tengan de un proyecto.

 

Además también la gente las está provechando como una inversión a futuro ya que el crecimiento del mercado, la tendencia,  es sostenida y alcista.

 

¿Nos puedes hablar brevemente sobre las principales criptomonedas y qué las diferencia?

Las principales monedas para mí son dos, por un lado Bitcoin y en segundo lugar Ether, aunque hay muchísimas más que irán saliendo y creciendo en volumen y cotización.

Bitcoin fue la primera criptomoneda considerada como tal, después de varios intentos fallidos en los 90, Satoshi Nakamoto, en enero de 2009, anunció la creación de Bitcoin y desde entonces ha pasado de valer céntimos de dólar hasta los 2.500 dólares aproximadamente que vale hoy, su fin es totalmente económico y transaccional y se espera un crecimiento importante en los próximos años, con una estimación de 10.000 dólares para finales del año próximo.

Por otro lado Ether que funciona en la plataforma Ethereum, surgió como una mejora sobre la red de Bitcoin, donde las transacciones se realizan más rápidas y está mejor adaptada para ejecutar Smart Contracts, que son contratos inteligentes que permiten que la propia red pueda realizar operaciones si se cumplen ciertas premisas de forma automática.

Cada vez irán apareciendo más monedas con nuevos proyectos, puedo recomendar ReddCoin RDD, proyecto que integra una plataforma de moneda digital de forma transparente en las principales redes sociales para que el proceso de envío y recepción de dinero sea sencillo y gratificante para todos. Otra moneda de reciente aparición es LBRY que ha creado un mercado digital en Blockchain, libre, abierto y administrado por la comunidad. Pero, reitero, hay 800 monedas digitales y cada una tiene su particularidad.

 

Volviendo a la tecnología Blockchain, ¿En qué se basa y cómo está construida? 

Aunque es una tecnología compleja, voy a intentar explicarlo de la forma más sencilla posible:

Imaginemos mil ordenadores, repartidos por el mundo, cada uno en casa de una persona normal, una familia, un estudiante... individuos que no se conocen y toman decisiones independientes. Pues bien, imaginemos, que esos ordenadores forman parte de una red Blockchain. 

Y seguro que se preguntan: ¿por qué forman parte de la red?, pues muy sencillo, aparte de creer en ello, también lo hacen por dinero. Cada uno de esos ordenadores cada vez que se hace una transferencia de información o dinero digital, se lleva una pequeña comisión. 

Una vez respondido a por qué se pone un ordenador al servicio de una red pública Blockchain, ahora sigamos imaginando, que alguien decide enviar una transferencia en una criptomoneda para pagar unas entradas de una función de teatro. Pues bien, todos esos ordenadores, se reparten el dinero de la comisión que me cuesta esa transferencia, pero a su vez también validan la transacción.

Pongamos un ejemplo de cómo se valida una acción en blockchain y cuáles son las ventajas de distribuir la información: si yo envío a los mil ordenadores la información 1, los mil ordenadores guardan la información 1. Si alguien intentara hacer cambiar la información de un ordenador y que dijera que la información es 0 y no 1, un complejo sistema de arbitraje basado en la teoría de juegos, haría que los 999 ordenadores restantes le dijeran al ordenador cambiado “te has equivocado, la información es 1” y el ordenador cambiado volvería a dar la información correcta, 1…

Al volver a nuestro ejemplo de compras de entradas, los mil ordenadores validan que desde mi cuenta se ha hecho a la cuenta del teatro una transferencia de un valor X, si alguien quisiera cambiar o hackear esa información, tendría que “hacer cambiar de opinión” a los mil ordenadores.

En Nodalblock hay transacciones validadas por más de 40.000 nodos… no hay potencia computacional que pueda con eso. Esa es la poderosa base en la que se asienta Blockchain.

 

¿Por qué cada vez más entidades bancarias (y no bancarias) están utilizando esta tecnología?

En mi opinión, Blockchain es una tecnología maravillosa, el mejor certificador y validador de datos construido. Además, como hemos apuntado antes, la implantación de las cadenas de datos distribuidas reducen costes de gestión y pueden optimizar tiempos de procesos.

Con este argumentario… ¿Cómo no van a querer las empresas y organizaciones disponer de esta tecnología?

Hay un caso especial, que son las entidades financieras. Su situación ante Blockchain es muy especial.

Por un lado se ven obligados a comprender y jugar en el tablero Blockchain, porque la realidad es que cualquiera puede crear un banco virtual, las startups financieras, las denominadas fintech, están creando ecosistemas financieros independientemente de los grandes bancos, y encima se les vienen encima normativas como la directiva PSD2 que aun posibilita más el crecimiento de esta nueva competencia… Todo esto les anima a avanzar.

Pero por otro, tienen una regulación muy fuerte que deben de cumplir, se han gastado mucho dinero en generar sistemas operativos que, efectivamente, funcionan, la media de edad de clientes a los que les ganan dinero es lo suficientemente elevada y suficientemente lejos de una revolución industrial on line como para preocuparse ahora, y su naturaleza conservadora, les hace temerosos de una tecnología que no logran comprender del todo… Así que por este lado frenan.

Veremos en el futuro, si el freno fue más fuerte que el avance o… viceversa.

 

¿Cómo podría revolucionar las relaciones personales e institucionales esta tecnología? 

En las relaciones personales e institucionales tengo claro cuál es el próximo paso con Blockchain, y afecta a dos características básicas de las relaciones tanto personales como mercantiles: la reputación y la veracidad.

A medida que avancen los sistemas de identidad digital y los sistemas de validación de datos, va a ser muy difícil engañar o mentir en la red.

Me consta la intención de la Unión Europea en avanzar en el tema de los registros únicos de identidad digital para que nuestra identidad como ciudadanos transcienda al mundo virtual.

  • 0
  • 0
  • Guardado por 1 usuario

    6 comentarios

    Añadir comentario
    1. Buenallave
      #1

      Buenallave

      La tecnología BlockChain no tiene inspiración en el Mayo del 68.

      BitCoin nació en 2007 inspirada en BitTorrent (2001). Y BitTorrent apareció para burlar el proteccionismo de las discográficas y de Hollywood. BitTorrent fue uno de varios intentos de compartir cosas caras, de acceder a productos de entretenimiento "by the face". Yo sí me acuerdo del famoso cierre de Napster y sucedáneos, del edonkey y sus variantes, y finalmente de bittorrent. Napster se ofreció primero a las discográficas, pero estas quisieron unos precios inasumibles. Y repito, ni rastro de los ideales del 68: avaricia pura y dura, por ambos bandos.

      Para ser de mi misma secta, David Lanau tiene poco memoria, por decirlos suavemente.

    2. Eguzkialde
      #2

      Eguzkialde

      Y que hay de lo mío?
      ¿Dónde?
      ¿cuándo?
      ¿cuánto?
      Es lo que me pregunta insistentemente mi cartera...

    3. Anonimo83
      #3

      Anonimo83

      en respuesta a Buenallave
      Ver mensaje de Buenallave

      ¿BitTorrent cerrado? Entonces será que por algún mágico misterio a mí me sigue funcionando.

    4. Buenallave
      #4

      Buenallave

      en respuesta a Anonimo83
      Ver mensaje de Anonimo83

      Cierto. Error de redacción mío. Napster sí cerró. BitTorrent es un protocolo abierto y sigue funcionando. Gracias.

    5. elalcalde68
      #5

      elalcalde68

      Buenas Ismael.

      Interesante sin duda conocer la tecnología blockchain, que aunque aún está en sus inicios, se desarrolla a gran velocidad; aún no es posible conocer el alcance real del futuro de esta tecnología, si se desarrollará por si misma o como apoyo a nuevas innovaciones.

      Lo que está claro es que en este momento el blockchain comienza a descollar por distintos ámbitos de aplicación, aparte del más conocido de las criptomonedas.
      Blockchain e IoT (Internet of Things) están liderando la transformación digital.

      Cecabank y Grant Thornton crean el primer Consorcio Bancario de Blockchain en España
      El nuevo ecosistema será pionero en el uso real de blockchain en el sector financiero.
      El Consorcio creará con esta tecnología las primeras aplicaciones con impacto real en el negocio bancario.
      El banco mayorista Cecabank y la firma de servicios profesionales Grant Thornton han creado conjuntamente el primer Consorcio Bancario de blockchain en España. El proyecto está destinado a desarrollar de manera vanguardista el potencial de la tecnología blockchain en el sector financiero. Este consorcio, que a día de hoy agrupa al 33% del sector bancario español, se sitúa en un posición pionera, ya que sus integrantes serán las primeras entidades financieras en crear de modo compartido aplicaciones basadas en tecnología blockchain con impacto real en el negocio bancario.
      Una las primeras herramientas que nacerá de este Consorcio está destinada a aumentar la eficiencia en los procesos de prevención de blanqueo de capitales de las entidades adheridas. La solución permite además identificar digitalmente a los clientes de manera segura, gracias a un sistema de reconocimiento KYC (Know Your Customer) basado en tecnología blockchain. Asimismo, el consorcio pondrá en funcionamiento otras pruebas de concepto que permitirán agilizar procesos bancarios usuales, o incluso generar nuevos modelos de negocio.
      Junto a estas aplicaciones, que se desarrollarán utilizando tecnologías blockchain como Ethereum o Hyperledger, el consorcio tiene además como objetivo aprovechar el conocimiento existente sobre la tecnología blockchain en el sector bancario. Para ello, Cecabank y Grant Thornton han creado un entorno colaborativo de desarrollo de blockchain, dedicado a la investigación continúa de los avances más importantes sobre esta tecnología. En este núcleo de trabajo cooperativo, las entidades adheridas al consorcio podrán poner a prueba los últimos descubrimientos, incluso aquellos todavía en fase de prueba de concepto, y evaluar junto a los profesionales de Grant Thornton su viabilidad futura en cada uno de sus negocios.
      Según Jaime Manzano, Jefe de los Servicios de Reporting, Gestión Operativa y Formación Bancaria de Cecabank, “el nuevo consorcio nos permite tener una posición privilegiada en el mercado, ya que vamos a ser las primeras en trabajar de forma real con esta tecnología, en un entorno transversal y multidisciplinar. Los empleados de todas nuestras áreas funcionales no sólo van a conocer a fondo la tecnología, sino todas las novedades que surgen alrededor de la misma, algo imprescindible teniendo en cuenta el momento de evolución constante en el que se encuentra blockchain”. Asimismo, desde Cecabank se incide en que se trata de “una iniciativa que se enmarca en nuestro plan estratégico, en el que la apuesta por nuevas tecnologías que supongan una optimización de los costes, una reducción de los riesgos y una mejora de experiencia cliente son pilar clave de nuestra hoja de ruta”.
      Un Consorcio impulsado por profesionales de distintas áreas
      La apuesta de Cecabank por Grant Thornton para la puesta en marcha del Consorcio se debe a su modelo colaborativo, que combina la presencia de desarrolladores y abogados con experiencia pionera en esta tecnología, junto a expertos en finanzas, ciberseguridad, innovación y consultoría, que proporcionan un enfoque transversal. Según los impulsores, este enfoque facilita tanto la creación del Consorcio como la coordinación entre todas las entidades interesadas, de manera que se consiga hacer realidad en el menor tiempo posible todo el potencial de una tecnología tan disruptiva como blockchain.
      Según Luis Pastor, Socio de Tecnología e Innovación de Grant Thornton, “vamos a trabajar para que este Consorcio ‘fabrique’ las primeras aplicaciones bancarias útiles de blockchain, pero también para que se convierta en un núcleo de referencia en España en el desarrollo de la tecnología, un epicentro al que terceras entidades de distintos sectores puedan unirse de cara a maximizar su utilidad. Nuestra intención es ayudar a Cecabank a implantar los cambios necesarios para que sus entidades sean las primeras en aprovechar los beneficios que se esperan de blockchain”.

      https://www.cecabank.es/notas-de-prensa/cecabank-grant-thornton-crean-primer-consorcio-bancario-blockchain-espana/#

      Saludos hipertecnológicos.

    6. elalcalde68
      #6

      elalcalde68

      Buenas a todos.

      Como contrapunto,,un artículo que duda del blockchain:

      Tres motivos para dudar de las bondades del ‘blockchain’

      El 'blockchain' está en todas las conversaciones (y en muchos artículos de EL PAÍS RETINA). Pero… ¿y si se tratase de una burbuja?
      Madrid 15 JUL 2017 - 09:59 CEST
      El blockchain está en todas las conversaciones (y en muchos artículos de EL PAÍS RETINA). Los expertos dicen que propiciará una revolución, y los periodistas nos hemos volcado a escribir sobre el tema, en ocasiones sin terminar de entenderlo del todo. Pero… ¿y si esto fuese otra burbuja que pasará con el tiempo?

      Clave 1. La gente, en realidad, no quiere blockchain

      Aengus Collins, responsable de Riesgos Globales en el Foro Económico Mundial, se muestra categórico en este sentido. “Son nuevas tecnologías que poca gente comprende del todo. No hay duda de que con el tiempo surgirán aplicaciones importantes, o incluso transformadoras”, asegura en un artículo escrito para el blog de la institución, “pero hay indicios de comportamientos propios de una burbuja cuando se glosa el amplio catálogo de transformaciones radicales que va a atraer las DLT”.

      DLT son siglas que corresponden a distributed ledger technology, es decir, tecnología de libro descentralizado, que es la base de blockchain y que consiste en una base de datos que en vez de estar gestionada por un ordenador central se comparte entre muchos nodos.

      Por eso, autores como Jon Evans aseguran que las redes blockchain no son el nuevo internet, sino el nuevo Linux, es decir, tecnologías complejas que el usuario final no quiere usar. “Ocho años después del lanzamiento de Bitcoin, Satoshi Nakamoto sigue siendo el único creador que ha creado una cadena de bloques que un número apreciable de personas quiere usar”.

      Clave 2. Nos estamos montando una película sin tener el guion
      Deberíamos “estar atentos al creciente abismo entre las afirmaciones que se lanzan sobre las potenciales aplicaciones de la DLT y la realidad actual de esas aplicaciones”, asegura Aengus Collins. Para ello, conviene mirar hacia atrás sobre todo lo que se ha dicho sobre las revoluciones tecnológicas y comprobar que “no hay todavía mucho cambio concreto sobre lo que basarnos”. Es más, en su opinión, muchas organizaciones están poniendo el ojo en el enfoque erróneo: "en vez de poner sus problemas sobre la mesa y reflexionar sobre si la tecnología DLT puede ayudar, están poniendo la tecnología DLT sobre la mesa y buscando problemas a los que podrían aplicar esta tecnología".

      En este mismo sentido apunta Jason Bloomberg, columnista de Forbes. Otros, como Axel Pierron, asegura que ni siquiera su implementación en los mercados de capitales va a conducir a una caída de los costes. Más bien al contrario.

      No solo eso: tampoco está claro que vaya a funcionar, realmente. Debido a su naturaleza descentralizada, basada en el P2P, las transacciones solo se completan cuando todos los nodos actualizan sus libros, lo que puede tardar horas, y restar así atractivo a estas operaciones. “Blockchain tiene mucho que demostrar”, asegura Peter Hiom, de ASX.

      Clave 3. ¿Estamos seguros de que necesitamos una solución tecnológica para los problemas de confianza?
      Volvemos a Collins, quien admite que cada vez más se desconfía de las instituciones, pero que “deberíamos tener cuidado en dramatizar excesivamente esta situación”. A diario se llevan a cabo innumerables transacciones e interacciones que se basan en sofisticadas redes de confianza, lo que, en opinión de Collins, puede entenderse como que “se están buscando soluciones a problemas que nadie tiene”. En su opinión, “incluso si es cierto que estamos en medio de un declive estructural de la confianza interpersonal, eso no significa automáticamente que las DLT sean la respuesta: quizás deberíamos priorizar la reconstrucción de la confianza antes de aceptar su desaparición y dejarlo todo en manos del despliegue de una tecnología optimizada para un mundo sin confianza”.

      Por último, ¿resulta conveniente reemplazar los métodos sociales para generar confianza por métodos basados en la descentralización y la tecnología? Collins propone recurrir a la experiencia reciente, con la descentralización radical de internet en lo que respecta a las noticias y a los flujos de información. “Esto ha tenido unos efectos democratizadores innegables”, explica, pero relata también el lado oscuro. “Nos estamos dando cada vez más cuenta de consecuencias problemáticas”, como las cajas de resonancia de ciertas informaciones “que han contribuido a que hayamos alcanzado niveles de fragmentación y polarización tales que nos haga preocuparnos por la salud de la democracia”.

      https://retina.elpais.com/retina/2017/07/14/tendencias/1500022312_761618.html

      Saludos desencadenados.

    Autor del blog

    • Rankia

      Rankia

      Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

    Envía tu consulta

    Conoce la otra comunidad del grupo Emergia.

    Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos