¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Asesor fiscal
Asesoramiento fiscal sobre impuestos: Declaración de la renta, Sociedades y Autónomos

¿Cuándo es obligatorio hacerse autónomo?

Cuando tenemos una idea de negocio y queremos crear el nuestro propio, surgen muchas dudas sobre cualquier tema. Una de las más frecuentes es si nos conviene hacernos autónomos o es preferible buscarnos otra forma jurídica para llevar a cabo nuestras actividades.

Para tomar esta decisión tenemos que tener en cuenta, entre otras cosas, cuál va a ser nuestro nivel de ingresos, ya que cuando nos hacemos autónomos, hay que pagar una cuota a la que no podremos hacer frente si no llegamos a un salario mínimo. Esto genera mucha incertidumbre entre aquellas personas que ejercen una actividad por cuenta propia y perciben un escaso nivel de ingresos, pues muchas veces deciden no declarar su actividad y les preocupa que su situación sea o no legal.

cuando es obligatorio hacerse autónomo

Esto se da en prácticamente todos los sectores y en varias situaciones: autónomos que trabajan a tiempo parcial o en actividades estacionales, emprendedores, con negocios que atraviesan una mala racha, forzados por sus clientes a cobrar mal,...

Obligaciones para ser autónomos

Hay que saber que trabajar en la economía sumergida no es legal, pese a que sea algo que se de con mucha frecuencia. Los requisitos legales que debemos cumplir para emitir sin problemas una factura son: estar dados de alta en la seguridad social como autónomos (cuyo coste mensual es de un mínimo de 264€ a excepción de bonificaciones y la nueva tarifa plana de 50€), y en Hacienda presentando el modelo 036 o 037 (que no tienen coste, pero que nos obligan a las declaraciones de IRPF e IVA correspondientes).

La obligación de alta en la Seguridad Social como autónomo surge al realizar habitual, personal y directamente una actividad económica de forma lucrativa, sin que haya sujeción a un contrato de trabajo y aunque se utilice el servicio de otras personas.

Como vemos, el problema es que hay que darse de alta como autónomo igualmente, independientemente de que los ingresos obtenidos sean suficientes para cubrir los costes de la actividad económica.

Requisitos para no tener que ser autónomos

Esta situación suponía un parón para los emprendedores y con ello la economía, de manera que en 2007 dictó una jurisprudencia el Tribunal Supremo, dejando la nueva posibilidad de no darse de alta como autónomo si los ingresos no llegaban al Salario Mínimo Profesional de 9.080'40 (para el 2015).

Es importante tener en cuenta que jurisprudencia no es igual a ley, por lo que no hay un criterio claro, y eso conlleva que aparte del tiempo que pierdes en recurrir, demostrar tu situación, y unos costes asociados al proceso, cabe la posibilidad de que no te den la razón.

¿Mejorarán las condiciones fiscales de los autónomos?

Está claro que la situación que tenemos referente a esta normativa requiere de un trato más profundo y preciso, que no de lugar a tanta incertidumbre. Actualmente se debate la posibilidad de implantar normativa que permita no cotizar a aquellos autónomos cuyos ingresos no llegan al salario mínimo, y que los que si que llegan paguen impuestos proporcionales a sus ingresos. Pero esto aún está por ver.

Otros datos a conocer de nuestra actividad económica

Al declararnos autónomos, Haienda conoce nuestros ingresos, pues nuestros clientes declaran a nuestro nombre el IRPF que nos retienen. Pero también debemos tener en cuenta, estemos o no dados de alta como autónomo: de declarar las operaciones con terceras personas por más de 3.000€/año; incluir en las facturas el tipo de IVA y la cantidad que cobres menos el IVA deducible; los certificados de contratistas y subcontratistas.

Otras opciones que podemos mirar para desarrollar nuestra actividad económica pueden ser: negociar un contrato laboral, darse de alta con una cuota bonificada, concentrar las facturas y darse de alta unos meses y de baja otros (en caso de trabar cara al público en la calle hay que estar dado de alta), facturar a través de otras empresas o de una cooperativa, darse sólo de alta en Hacienda (aunque lleva más papeleo constante, o mantenerse en la economía sumergida (sólo si ganas muy poquito y eres disimulado).

 

Si tú también estás interesado en hacerte autónomo o llevar a cabo una actividad económica utilizando otra forma jurídica, deja tus comentarios en el foro de empresas y autónomos de Rankia.

Autor del blog

  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta