¿Cómo combinar análisis técnico y fundamental?

¿Cómo combinar análisis técnico y fundamental?

El análisis técnico y el fundamental son dos formas distintas de estudiar los movimientos en los mercados financieros. Cada tipo de análisis observa las cotizaciones desde puntos de vista diferentes y esto determina cómo se anticipan los traders al mercado. Sin embargo, es posible utilizar elementos de cada uno de estos estudios para complementar una estrategia de trading efectiva, por lo que en el siguiente artículo veremos cómo combinar análisis técnico y fundamental.

¿Cómo combinar análisis técnico y fundamental?

 

 

Análisis técnico vs análisis fundamental

Antes de saber cómo podemos combinar análisis técnico y fundamental, es importante que conozcamos algunos de los principios básicos de cada uno de estos análisis bursátiles para saber en qué se diferencian:

Análisis técnico

Este estudio se basa en la observación y lectura de los gráficos para anticipar los movimientos del mercado mediante el análisis de patrones de velas, indicadores técnicos de tendencia, volatilidad, soportes y resistencias,  osciladores y objetos analíticos.

El análisis técnico tiene tres principios básicos:

  • El precio lo descuenta todo: Establece que el precio de un activo es tal cual el que debería ser y que todos los factores que podían influirlo ya están incluidos en dicho precio, ya sean económicos, políticos, sociales o de cualquier otra índole. Es decir, lo que importa son las consecuencias de un cambio de precio, no sus causas.
  • El precio se mueve en tendencias: Ya sean tendencias largas o cortas, la idea básica del análisis técnico es identificar las tendencias en el mercado y aprovecharlas. La tendencia puede ser primaria en el caso de las posiciones de largo plazo, secundaria para las posiciones de mediano plazo, y terciaria que incluyen los precios diarios.
  • La historia se repite: El mercado tiene memoria, es decir, el análisis técnico se basa en comportamientos y datos históricos y establece patrones de movimientos de precio en base a dichos datos. Se basa en que los compradores y vendedores actúan de manera similar ante estímulos similares.

Análisis fundamental

Por su parte, el análisis fundamental considera que se debe analizar el entorno económico, político y social que rodea una cotización para determinar si el precio que tiene en ese momento está equilibrado con su valor, o si por el contrario se encuentra infravalorado o sobrevalorado.

Esta idea contradice completamente el primer principio del análisis técnico, ya que toma en cuenta las causas de una cotización más que sus consecuencias. En este análisis la piedra angular es el Principio de Paridad, es decir, el poder adquisitivo de cada divisa en un par debe ser equilibrado, y la diferencia de precios entre ellas se debe a factores como la inflación, los tratados comerciales, los eventos políticos, las noticias de las empresas, etc. De manera que cuando existe un evento que altere el equilibrio, el mercado buscará la forma de restablecerse a través de una contraofensiva, la cual es aprovechada por el inversionista.

 

¿Cómo combinar análisis técnico y fundamental?

Como pudimos ver, el análisis técnico y el análisis fundamental son expresamente distintos entre sí, y amos tienen ventajas y desventajas. Por eso, muchos traders han optado por combinar elementos del análisis técnico y el fundamental en una misma estrategia de trading, a fin de obtener dos tipos de visión del mercado y tomar en cuenta tanto las causas como las consecuencias de un precio.

Una de las formas de combinar estos dos análisis en el caso de los traders intradía y swing traders, por ejemplo, es utilizar el análisis técnico (lectura de los gráficos) para determinar la tendencia y el estado de un mercado en un período determinado, y luego utilizar los eventos de alto impacto en el calendario económico como premisa para un posible cambio de tendencia, o bien para una reafirmación de la misma.

Por otra parte, un trader de posición pudiera hacer lo contrario: analizar el estado del mercado a través de los eventos políticos, económicos, sociales y empresariales que tendrán lugar en un período determinado, y luego usar el análisis técnico para determinar la entrada ideal al mercado.

Por ejemplo, un trader puede estar ante una tendencia alcista que tiene un determinado plazo cumpliéndose, pero repentinamente una noticia sobre pérdidas de producción podría cambiar la tendencia, por lo que es una buena señal para vender.

Otro ejemplo lo tenemos en las acciones de una determinada empresa: Imaginemos que la empresa Sony ha mantenido con una tendencia bajista, pero anuncia el lanzamiento de una nueva consola de videojuegos. Esta noticia sin duda causará un impacto notable en el mercado, en especial si la noticia es emitida en fechas cercanas a las fiestas decembrinas. De esta manera, utilizaremos el análisis técnico para establecer la entrada y la salida del mercado, pero basándonos en un evento fundamental.

Existen noticias que hacen que los precios se muevan fuera de las zonas de soporte y resistencia ya sea por reacciones exageradas de miedo o de proyección positiva. En este punto, el analista espera que la noticia saque el precio de rango, estableciendo nuevos niveles de soporte y resistencia, por lo menos mientras pasa el impacto de la noticia.

 

Conclusión

No existe una fórmula estándar para saber cómo combinar análisis técnico y fundamental, pero ciertamente encontrar el equilibrio entre estas dos maneras de ver los mercados te dará un interesante punto de ventaja al abrir operaciones y saber en qué momento cerrarlas.

Las noticias adversas pueden generar miedo en los traders minoristas los cuales se vean precipitados a vender sus posiciones, lo cual es ideal para los compradores. Un pronóstico político, por su parte, puede hacer que los compradores dominen el mercado, por lo que vender en esta etapa será muy acertado. Todo dependerá del activo con el que estés operando y el escenario mundial que se está desarrollando.

Es importante determinar cuánta importancia tienen los eventos fundamentales para establecer su impacto sobre el gráfico, el cual a su vez arrojará información a través de indicadores sobre señales de compra o venta potenciales. Aprovechar las herramientas tanto del análisis técnico como del fundamental te permitirá crear una mejor estrategia, la cual debes haber practicado con antelación en alguna cuenta demo de un broker regulado.  

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!