Conceptos básicos de gestión de riesgo y cartera

Conceptos básicos de gestión de riesgo y cartera

Al momento de realizar cualquier inversión financiera es importante conocer conceptos básicos que nos permitirán tomar las precauciones y medidas necesarias para realizar una operación ventajosa.

De ello no se excluyen las inversiones en la bolsa de valores, siendo necesario tomar en cuenta los riesgos de cada operación y las opciones de cartera disponibles para alcanzar los objetivos propuestos. En este artículo te mostraremos algunos conceptos básicos de gestión de riesgo y cartera en la bolsa de valores.

 

 

Conceptos básicos: gestión de riesgo

La gestión de riesgo es un concepto importante que considerar al momento de generar una estrategia de trading, ya que que utilizar un correcto manejo monetario y de riesgos es un punto clave para tener éxito en la bolsa de valores.

Entonces, se refiere al manejo que se le da a los elementos monetarios de una operación de trading, es decir, el apalancamiento a utilizar, los niveles de stop loss, take profit, la estimación anticipada de pérdidas y ganancias, entre otros que le permitirán al trader estimar los riesgos que va a tomar en cada estrategia utilizada de manera cuantificada y anticipada.

En este sentido, el objetivo principal de gestión de riesgo es complementar una estrategia y evitar que el riesgo en la operación sea menor a la capacidad de pérdida del inversor. Lo que afecta principalmente a traders sin experiencia, pues se pasan por alto elementos que pueden marcar la diferencia entre una inversión exitosa y una pérdida importante.

 

Elementos a considerar en la gestión de riesgo

Realizar una adecuada gestión de riesgo requiere de analizar la situación del mercado y de sí mismo como trader, utilizando las herramientas del bróker que permitan tener un control de los movimientos del dinero a invertir, algunas de estas son:

  • Stop Loss: Es una orden que le indica a la operación que se detenga después de alcanzar un número especificado previamente de pérdida, de gran utilidad si el trader no se ha dado cuenta que es recomendable cancelar la operación y evitar pérdidas que no pueda soportar.
  • Apalancamiento: Es una herramienta que  permite al inversor realizar operaciones grandes sin tener un capital elevado a su disposición. Aunque tiene la ventaja de maximizar el capital de inversión y las ganancias que se puedan obtener de una operación, no está exento a pérdidas por lo que es conveniente mantenerse en un rango acorde a la capacidad de riesgo.
  • Porcentaje de riesgo: Este será el porcentaje de riesgo que va a asumir cada operación, lo recomendable sería definirlo entre el 1% y el 3% dependiendo de las características de la inversión. Esto también permitirá al inversor establecer un stop mental, y ser más flexible durante la operación. Creando una relación beneficio-riesgo.
  • Volatilidad del mercado: debes prestar atención a este punto para poder utilizarla a tu favor.
  • Bróker: un punto importante es el bróker que se elegirá para hacer trading, que ofrezca beneficios y opciones acordes a los objetivos del trader, además de estar regulados por entidades fiables.

 

Conceptos básicos: Cartera de inversión

Otro punto importante para conformar una estrategia de trading es la cartera de inversión en donde se aplicará ¿Qué quiere decir esto? La cartera se conforma por el conjunto de activos financieros (acciones, bonos, CFDs, fondos, materias primas, dividendos, divisas) que adquiere un inversor o un grupo inversor. En los cuales aplicará estrategias individuales que, generarán una rentabilidad por sí mismos, permitiendo al trader tener más oportunidades y opciones para alcanzar sus objetivos de inversión.

Considerando que, hay muchos tipos de activos diferentes, por lo que crear una cartera de inversión requiere un análisis sobre los activos que son más acordes para el perfil del inversor y el nivel de riesgo que está dispuesto a tomar.

Siendo así, las carteras suelen estar conformadas por activos con movimientos diversificados en el mercado, siendo distintos pero al juntarlos pueden enfocarse a un mismo objetivo que alcanzar, ya sea para metas de corto o largo plazo lo que representa una ventaja, ya que la pérdida de una operación puede ser compensada por los beneficios de otras, evitando que el inversor caiga en quiebra. De ahí la importancia de operar con activos concordantes entre sí y previamente estudiados que permitan mantener un buen equilibrio entre rentabilidad y diversificación de riesgo.

 

Tipos de cartera de inversión

Según los activos que conformen la cartera de inversión, y sus objetivos, se dividen en:

  • Cartera conservadora: como su nombre lo indica son ideales para inversores de perfil conservador. Conformadas mayormente por acciones empresariales con largo recorrido en el mercado. También se agregan deudas y bonos de renta fija con baja volatilidad. Esto se traduce en bajo riesgo y bajas ganancias.
  • Cartera agresiva: compuesta, en su mayoría, por fondos  y acciones de empresas pequeñas o nuevas pero con alto potencial de rendimiento. Ideal para inversores con perfil de alto riesgo, dispuestos a asumir posibles grandes pérdidas, pero mayores ganancias.
  • Cartera de ingresos: se enfoca en activos que permitan al inversor recibir ingresos constantes por medio de pagos de dinero, generando un flujo de caja positivo. Por ejemplo, acciones de empresas que paguen dividendos y alquileres de inmuebles.
  • Cartera especulativa: este tipo de cartera se basan en activos cuyo potencial es rumorado o especulado según posibles sucesos que aumente su deseo de adquisición y futuras cotizaciones. Debido a ello, es la cartera que presenta mayor nivel de riesgo.
  • Cartera híbrida: como su nombre lo indica, es una mezcla de activos con perfil conservador y activos agresivos, llegando al máximo de su diversificación. Es ideal para inversores con objetivos a largo plazo.

 

Conclusión

Hacer trading de manera efectiva requiere de cierta cantidad de conocimiento, estudio y análisis, por lo que comprender los conceptos básicos de cada herramienta y etapa del trading es un factor importante y necesario, además de ayudar al trader a evitar equivocaciones que lo alejen de sus objetivos.

Cabe destacar que los riesgos y opciones de cartera dependen de las características de cada inversor, ya que las condiciones de un trader que opera varias veces en la semana, a uno que opera de manera ocasional son muy distintas, sin mencionar el nivel de experiencia, conocimiento en análisis técnico e identificación de riesgos de inversión.

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!