Rankia Chile Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia España Rankia España Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Si buscar invertir tu dinero existe un abanico gigante de opciones para escoger, y entre ellas se encuentran los ETFs, los cuales son fondos de inversión que operan en bolsa, es decir, son fondos que se pueden operar igual que una acción, se pueden comprar y vender al igual que las acciones. En el siguiente artículo conoceremos los tipos de ETFs.

Tipos de ETFs

 

 

¿Qué son los ETFs?

Un ETF (Exchange Traded Funds por sus siglas en inglés o fondo cotizado en bolsa) es un  fondo de inversión que cotiza en bolsa de valores al igual que una acción, se pueden comprar o vender en cualquier momento mientras la bolsa donde se opere esté abierta. En otras palabras, un ETF es un vehículo que ayuda a invertir de manera diversificada y con bajo costo.

Los ETFs ofrecen muchos beneficios a los inversores, como el acceso a mercados en todo el mundo, ofrece diversidad en las operaciones, ya que reúne en un mismo lote diferentes activos como acciones, bonos y materias primas. Y reduce los costos de administración los cuales suelen ser más bajos que en los fondos de inversión, lo que permite que se genere la posibilidad de tener un mejor rendimiento. A continuación veremos cuáles son los tipos de ETFs:

 

Tipos de ETFs

Entre los tipos de ETFs se encuentran los siguientes:

  • ETF Evolución del Mercado: son los más comunes y sencillos en su funcionamiento, ya que replican un índice de referencia, es decir, cuando sube el índice sube el ETF y viceversa.
  •  ETF Inversos: estos fondos replican el comportamiento de un índice pero de forma inversa o contraria. En otras palabras, si un índice pierde valor el fondo o ETF tendrá rentabilidad positiva.
  • ETF Apalancado: es un fondo que utiliza activos que va a replicar en el comportamiento  (amplificar los rendimientos) de un índice. Este fondo tiene el objetivo de magnificar la réplica de un índice, como una proporción de 2:1 o 3:1. Es decir, si hoy un índice pierde un 10%  entonces con el ETF apalancado se pierde tres veces el monto señalado para un total de 30%, si por el contrarió  la operación ocurre de forma inversa entonces se estará ganando tres veces el monto. Este tipo de ETF lleva un mayor riesgo, ya que cuanto mayor es el grado de apalancamiento mayor es la pérdida o la  ganancia.

Ahora bien, también existen otros tipos de ETFs de acuerdo a la naturaleza del índice que replica, ellos son:

  • ETF Renta Fija: son aquellos que replican activos financieros de deuda que representan cestas de bonos u obligaciones públicas o privadas. Es decir, están compuestos solo de deudas
  • ETF Renta Variable: replican índices de cestas de acciones de  las principales bolsas mundiales. Como pueden ser el Ibex 50 y  el DAX.
  • ETF Monetarios: son índices que representan activos de deuda estatal a corto plazo con máxima calificación de crédito, así como activos monetarios negociados en el mercado intercambiario.
  • ETF sobre índices nacionales: son índices que reflejan las bolsas nacionales.
  • ETF sobre índices regionales: se trata de índices de renta fija o variable que representan a empresas dentro de determinadas regiones de un país o incluso continental.
  • ETF sobre índices globales: hace referencia a índices mundiales de renta fija o variable que conforman valores de los diferentes países del mundo con mercados organizados.
  • ETF sobre sectoriales: son fondos que replican índices de sectores empresariales.

Conocer cuáles son los tipos de ETFs permite a los inversores manejar información sobre la amplia gama de ETFs de los cuales dispone y así elegir el adecuado.  

 

¡Sé el primero en comentar!
Comentar