¿Cómo afectan las revueltas a las acciones de la Bolsa de Santiago?

¿Cómo afectan las revueltas a las acciones de la Bolsa de Santiago?

Chile está pasando por momentos muy difíciles. Más allá del pensamiento político de cada uno o de lo que piense acerca de las revueltas, tema que no tocaremos aquí, la verdad es que todo esto está afectando a la economía del pais. Pero ¿Cómo afecta este problema a la economía? ¿Cómo afectan las revueltas a las acciones de la Bolsa de Santiago?

 

Como afectan las revueltas a las acciones de la Bolsa de Santiago

 

¿Cómo afectan las revueltas a las acciones de la Bolsa de Santiago?

Más allá de lo que dicen unos y otros, acerca del origen de las revueltas, lo cierto es que la economía chilena se está viendo muy afectada por todo lo que sufre el país hoy. Y sufrirá cada vez más en tanto y en cuanto las revueltas se extiendan en el tiempo y no se encuentre una solución válida y duradera que deje contento a todos.

Esta semana, luego de los desmanes cometidos en los últimos días, están siendo particularmente difíciles en términos económicos. No solo para las personas, a las cuales se les complica trasladarse a sus trabajos, y algunos comerciantes ni siquiera pueden abrir sus negocios.También afectan a otros sectores económicos muy grandes, como los bancos, el retail y servicios básicos y de salud. De hecho, hasta la actividad en las minas de cobre se paralizó por huelgas.

En este contexto de total incertidumbre política, sin saber a ciencia cierta hacia donde van los acontecimientos y, sobre todo, como terminará todo esto, es inevitable que la economía se resienta. Uno de los sectores de la economía que más ha sentido el impacto es el mercado de cambios y la Bolsa de Comercio

 

¿Por que bajan las acciones en la Bolsa de Santiago?

En primer lugar, debemos saber que la Bolsa de Comercio de Santiago es la entidad que refleja el valor de las empresas que cotizan en ella. En esta valoración que hace el mercado de las empresas (a través de las acciones, que no son otra cosa que partes muy pequeñas de la propiedad de una empresa), se tienen en cuenta no solo la cantidad de activos y pasivos que tiene la sociedad. El análisis va mucho más allá, midiendo perspectivas futuras de ventas, ganancias y desarrollo de la empresa. Esta es la parte que está haciendo bajar las acciones de algunas empresas, las más grandes del mercado, y que arrastran el valor de otras más pequeñas y del índice IPSA hacia abajo.

En los días de esta semana, y por lo motivos que mencionamos antes (muchos locales cerrados, paralización del transporte público, grandes movilizaciones), las acciones de las empresas dedicadas al retail son las más afectadas. De acuerdo a las cotizaciones en línea de la Bolsa de Santiago, las acciones de Falabella, Ripley, Cencosud, Parque Arauco, Mall Plaza y el resto del retail se desploman en valores que en algunos casos superan el 10% del valor de mercado de la empresa.

En las peores jornadas bursátiles desde 2017, el mercado bursátil se desplomó en una agresiva baja, no solo por la caída de las acciones del retail, sino que esta bajada arrastró otros sectores económicos muy afectados, como los bancos y, también, las empresas de servicios básicos. La razón de la bajada de los bancos es muy similar al retail, pero la baja de las acciones de las empresas de servicios básicos obedece, sobre todo, a posibles nuevas regulaciones y congelamiento de tarifas como medio de aplacar las protestas generalizadas en el país.

El sector minero también se encuentra en riesgo. La paralización de la producción en las minas de cobre hacen que este problema pueda afectar el suministro de divisas por la exportación del metal, principal fuente de ingresos del país, y que esto a su vez pueda afectar la matriz macroeconómica del país.

Todo este combo explosivo hace que las perspectivas económicas en el corto y mediano plazo se deterioren. De hecho, los grandes bancos internacionales ya están pronosticando un contexto de mayor inflación, menor actividad económica y menores tasas de interés, con un dolar en un precio de equilibrio más alto y un mayor déficit fiscal debido a las concesiones que seguramente tendrá que hacer el Gobierno para calmar las protestas.

Es importante saber que violencia y bienestar económico van por lados opuestos. Mientras haya violencia, la economía crujirá. Y mientras los políticos no den soluciones a la gente que reclama, la economía crujirá más y más. Es momento de frenar el carro y ponerse a dialogar. Asi es como se solucionan los problemas.

 

¡Sé el primero en comentar!