¿Cuándo se debe valorar una empresa?

¿Cuándo se debe valorar una empresa?

El crear una empresa desde cero, el que sea exitosa es todo un logro y el que otra empresa o grupo se interese en comprarla puede pasar, por lo que conviene saber cuándo se debe valorar una empresa, pero también necesitamos saber cómo valorizarla.

 

¿Cuándo se debe valorar una empresa?

 

 

¿Cuándo se debe valorar una empresa?

Si existen interesados en la compra de la compañía, es bueno saber exáctamente el valor de la empresa para saber qué tanto vale y por si toca venderla. Por lo que hay que realizar la valoración de la empresa.

La valoración en un proceso de compraventa, permite cuantificar los activos actuales que conforman el patrimonio de la empresa, el nivel de competitividad en el sector además de otros factores. A partir de dicho análisis permiten determinar los aspectos creadores de valor y definir un rango de valor, que servirá a la hora de establecer lo que vale la empresa puede tomarse elvalor de las acciones.

La valoración de una empresa es una tarea técnica y exige conocimientos financieros, para valorar la empresa deben tener conocimiento profundo del modelo de negocio de la empresa, estrategia, el mercado y sector en los que se mueve y sus factores en creación de valor.

 

Consideraciones al valorar la empresa

Hay diversas consideraciones a tener en cuenta cuando valoramos una empresa:

  • Análisis, No Auditoría: Algo a tomar en cuenta es que la valoración de la empresa no es una auditoría. El profesional analista que realiza la valorización no establece una comprobación de los estados financieros, se basa en una serie de datos considerados válidos.
  • Valorización, No Diagnóstico: No es un diagnóstico sobre las diferentes áreas de la empresa, el profesional analista valora la empresa iniciando en sus principales áreas fundamentales que llevan a conocer el valor de la empresa. Si bien puede darse que el o los fundadores de la empresa a vender crean que el valor de su empresa sea mayor que el que arroja el análisis.
  • Análisis Imparcial, No Personal: Establecer la valoración de la empresa debe ser lo más exacta y profesional posible y sólo en base a un análisis imparcial sin el sentimentalismo del o fundadores a la hora de vender la empresa, el precio-valor debe ser el que realmente se ajusta a su valor de mercado, y no el que el dueño desearía o considera que vale.

 

Tipo de método de valorización

Otro aspecto a considerar es que la finalidad para la que se aplica dicha valorización va a depender el tipo de método o métodos a utilizar para el proceso de valorización. En caso que, un inversor financiero pretenda una rentabilidad dentro e un período de tiempo determinado, mientras que un inversor estratégico puede tener otro objetivo por la que adquirirla, como captar una mayor cuota de mercado, el eliminar a cierta competencia o diversificar a la empresa.

 

Algo a considerar es que puede haber un tira y afloje desde ambas partes, ya que la parte compradora se valdrá del método que aporte el valor de la empresa más cercano a lo que busca pagar y la parte vendedora utilizará un método que refleje un valor más alto. Al negociar una compraventa de una empresa, no existe métodos inválido siempre que sean racionales y ayuden a que la negociación se concrete.

 

¡Sé el primero en comentar!