Rankia Chile
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Análisis del IPSA
Seguimiento de la bolsa de valores de Santiago de Chile y sus empresas
Mejora tu formación y conoce a los expertos de la industria

¿Qué es y cómo hacer Value Investing?

Alguien dejó un legado único que hizo millonarios a leyendas de la inversión como Buffett, Munger, Schloss, Ruane y otros pocos que siguieron la senda de la inversión en valor.

En este post comentaré las principales ideas que fundamentan la metodología y visión del value investing.

Qué-es-y-cómo-hacer-value-investing

 

¿Qué es y cómo hacer Value Investing? La Filosofía

Value Investing es invertir con sensatez. Apela al sentido común, al trabajo paciente y enfocado en aplicar una estrategia duradera.

Es una tarea que raya entre la pereza y la genialidad unidas por una determinación única. Más que una técnica cuantitativa, es un estilo marcado por la austeridad y visión de largo plazo.

La inversión en valor exige que se establezcan objetivos claros. Implica paciencia y tenacidad para alejarse de la imprudencia, de la búsqueda de ganancias rápidas y de excesivos operaciones de mercado, motivadas por el sesgo humano que tiende a la hiperactividad. 

 

¿Qué es y cómo hacer Value Investing? El Legado de Graham

La clave para seguir el camino de los superinversionistas de la talla de Buffett es entender su carácter. 

Es común escuchar en las conferencias de Warren y de su socio Charlie Munger que su principal fortaleza a la hora de invertir es no correr riesgos innecesarios. Alejándose de la moda y el uso de instrumentos apalancados y altamente volátiles. Según Charlie Munger, lo fundamental en el value investing es tener visión para reconocer buenos negocios, el coraje para comprar acciones y paciencia para esperar el momento adecuado para vender

Warren Buffet (1984) en su famoso discurso “The superinvestors of Graham and Doddsville” declara que no es una mera coincidencia que el persistente empleo de la filosofía de inversión del value investing consiga resultados extraordinarios en personas ordinarias, en detrimento de las técnicas cuantitativas de inversión, en donde prima el elemento intelectual y los resultados a corto plazo. De acuerdo a Benjamin Graham: 

Una operación de inversión es aquella que, después de un análisis cuidadoso, promete la seguridad del capital principal y un rendimiento satisfactorio. Las operaciones que no cumplen estos requisitos son especulativas” (Graham y Dodd, Security Analysis, 1934, p. 49).

 

¿Qué es y cómo hacer Value Investing? Una Receta Efectiva

De esta manera, la inversión para Graham se transforma en una ciencia. Ninguna decisión de inversión es tomada de acuerdo al sentimiento del mercado o sin un análisis previo. Muchos inversores en valor toman la siguiente pauta, derivada de la lectura de los libros Security Analysis y The Intelligent Investor (1949, Benjamin Graham), como guía para tomar la decisión de comprar una acción:

  1. La rentabilidad por ganancias de la acción (calculada como las ganancias por acción dividida por el precio de cotización) debe doblar la rentabilidad de un bono de una empresa AAA.
  2. El ratio precio a ganancias de la acción  debe ser un 40% inferior al mismo ratio representativo de todo el mercado (durante un período de cinco años como mínimo).
  3. La rentabilidad por dividendos debe ser superior a dos tercios de la rentabilidad de los bonos corporativos AAA.
  4. El precio de las acciones debe ser inferior a dos tercios del valor libro de los activos tangibles de la empresa (el activo tangible debe ser dividido por el total de acciones en circulación).
  5. El precio de las acciones debe ser inferior a dos tercios del valor del activo corriente neto (activos corrientes menos pasivos corrientes, luego se divide la diferencia por el número de acciones en circulación).
  6. El ratio deuda a patrimonio (contable) debe ser inferior a 1.
  7. Los activos corrientes deben ser superior a los pasivos corrientes.
  8. Los activos corrientes netos son, al menos, el doble de las deudas de la empresa.
  9. Un crecimiento histórico de las ganancias por acción del 7% durante los últimos diez años.
  10. No más de dos años de decrecimiento en las ganancias durante los últimos diez años.

Este checklist no representa una garantía de éxito, sin embargo, la enumero porque sintetiza el pensamiento y estudio de Graham durante el turbulento período posterior al gran crash bursátil de 1929. La columna vertebral de este decálogo es la minimización del riesgo. Graham busca disminuir al máximo la posibilidad de pagar un precio muy alto por una acción. Por tanto, Graham cuida la rentabilidad de su inversión mediante el control del precio pagado.

Otro concepto muy utilizado en el estilo value investing es el margen de seguridad, el cual permite a los inversionistas tener confianza en su decisión. Como explica Warren Buffet lo más probable es que suceden cosas buenas cuando compras un dólar por cuarenta centavos. El margen de seguridad actúa como un seguro contra los errores en la estimación del valor intrínseco del activo, y frente a una mala racha imprevista. El concepto de margen de seguridad se define como la diferencia entre el precio de mercado del activo y su valor intrínseco. Siempre que el valor de la empresa esté por sobre el precio de su acción, existen altas probabilidades de realizar una inversión que pueda garantizar un rendimiento satisfactorio. 

No existe un porcentaje definido para el margen de seguridad. Los inversionistas acérrimos del value investing usan un amplio margen, compran cuando el precio cotiza con un 40% a un 60% de descuento respecto al valor de la acción. Otros más arriesgados, manejan márgenes más pequeños, compran cuando el activo cotiza con un descuento entre un 5% y un 20% del valor de la acción.

 

¿Qué es y cómo hacer Value Investing? 

En síntesis el value investing involucra las siguientes etapas: en primer lugar, es necesario realizar un minucioso análisis de todos los variables relevantes en una inversión: comprender el negocio, analizar la situación financiera histórica y actual, aplicar una metodología de valoración, entre otras actividades. Este punto inicial separa la inversión de una especulación.

En segundo lugar, es importante observar el mercado para adquirir o vender una acción, sin embargo, el análisis del precio del activo no es el factor más importante para tomar en cuenta. La metáfora del Señor Mercado del Profesor Graham es muy ilustrativa, se debe comprar cuando el mercado está asustado y vender cuando está eufórico.

En tercer lugar, se debe analizar las restricciones presupuestarias del inversionista, considerando que la inversión se mantendrá en el largo plazo, es decir, la suposición de que lo que se ha adquirido es un negocio que se debe mantener en el tiempo, por tanto, el dinero estará inmovilizado mientras no se venda la acción.

Finalmente, la última etapa consiste en aplicar el concepto del margen de seguridad como diferencia entre el valor intrínseco de la empresa y su precio de mercado. 

Las cuatro etapas se interrelacionan y es común aplicar los pasos en forma simultánea, lo importante es que aprendas a utilizar esta metodología para tu ventaja como inversionista.

Esta sabiduría es legado de una escuela de inversionistas y tuvo éxito en Estados Unidos. Esperar a que esta realidad se reproduzca fielmente en cada uno de nuestros países es iluso, pero extraer el quid de su enseñanza nos ayudará a todos en nuestra formación como tal.

 

“Alguien está sentado en la sombra, el día de hoy, porque otro plantó un árbol hace mucho tiempo”

Lks1234: Lo dijo el gran Warren.

 

 

[CURSO - SANTIAGO DE CHILE] ¡Trading para principiantes!

¿Quieres aprender a operar? En el curso presencial aprenderemos a realizar análisis técnico y a establecer si debemos comprar o vender en el mercado. Disfruta de las ventajas de nuestros eventos: sesiones a cargo de profesionales de mercados financieros, formación gratuita y podrás ampliar tu red de contactos con personas de tu mismo interés.

Reservar plaza