Rankia Chile
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Análisis del IPSA
Seguimiento de la bolsa de valores de Santiago de Chile y sus empresas
¿Buscas mejorar tu formación? Descarga este manual para aprender a hacer movimientos en el mercado.

El inusual checklist de Peter Lynch

El impopular listado de negocios preferidos por el aclamado inversionista estadounidense comparte un factor en común: son extraordinariamente rentables. Ya sea escarbar escombros, enterrar a muertos, limpiar y quitar manchas de aceite, y el desagradable negocio de limpiar cloacas forma parte de portfolio soñado de Lynch.

Y a pesar de no gozar de fama, los negocios predilectos de Lynch son muy conocidos por cada uno de nosotros y siempre necesarios en nuestra vida cotidiana.

Revisemos un poco la biografía de este personaje y qué consejos tiene para nosotros:

El inusual checklist de Peter Lynch

 

Peter Lynch: Datos Biográficos

Peter Lynch nació el 19 de enero de 1944 y es un inversionista estadounidense de renombre.

Siendo Portfolio Manager del Fondo Magellan en Fidelity Investments consiguió una rentabilidad anual media del 30,0% entre el 1977 y 1990,​ duplicando al S&P 500. Durante este tiempo sus activos pasaron de 18 millones a 14.000 millones de dólares.​

También fue coautor de varios libros y trabajos sobre finanzas e inversión y ha popularizado términos como “invierte en lo que sabes” o “ten bagger”. 

“Ten bagger” mezcla la idea del béisbol de sumar puntos (en un saco o bolsa), con el concepto financiero de múltiplo. La idea es encontrar acciones que te permitan multiplicar por 10 o más la inversión inicial.

Peter Lynch es una leyenda del value investing” y sus resultados lo llevaron a ser nombrado en la reedición del El Inversor Inteligente de Ben Graham, trabajo que llevó a cabo Jason Zweig en 2003.

 

Peter Lynch: Su Listado 

Es hora de revisar el listado de Lynch. Lo extraje del libro “One Up on Wall Street” o un “Paso por delante de Wall Street”:

La acción perfecta de Lynch:

  1. Suena aburrido, o mejor aún, ridículo: la acción perfecta pertenecería a la compañía perfecta,  y la compañía perfecta estaría dedicada a un negocio de lo más simple. Y este negocio tan simple tendría un nombre perfectamente aburrido.
  2. Hace algo aburrido: una compañía que hace cosas aburridas es  casi tan buena como una con nombre aburrido, y si reúne las dos cosas es maravilloso. Eso mantendrá alejados a los profesionales de la bolsa hasta que las buenas noticias les obliguen a comprar, elevando aún más el precio. Una compañía que con grandes beneficios y un buen estado de cuentas hace cosas aburridas le está dando a usted la oportunidad de comprar con descuento.
  3. Hace algo desagradable: mejor que sólo aburrida, es que además sea desagradable. Algo que haga que la gente se encoja de hombros, ponga mala cara y vuelva la cabeza en señala de asco es ideal. Citó en aquel entonces: “Safety-Kleen se recorre todas las estaciones de servicios, para proveer de una máquina que friega las partes grasientas de los coches. La máquina les ahorra a los mecánicos el tener que restregar las piezas en un cubo de gasolina, razón por la cual están encantados de pagar por el servicio. Periódicamente los empleados de Safety-Kleen se dan una vuelta por el taller, retiran el aceite de la máquina y se llevan los  residuos de vuelta la refinería para ser reciclados. Es una historia que se repite y se repite y usted nunca verá que hagan una miniserie sobre ella para la televisión”.
  4. La compañía es un vástago: las partes de compañías que se separan y convierten en entidades independientes, tal como Safety-Kleen de Chicago Rawhide, o Toys “R” Us de Interstate Department Stores, con frecuencia resultan inversiones altamente lucrativas.
  5. Las instituciones no la compran y a los analistas no les interesa: si usted encuentra una acción sin ningún propietario institucional, ha encontrado usted una posible ganadora. Encuentre una compañía que ningún analista haya visitado nunca o que ningún analista admita conocer y tiene una ganadora por partida doble.
  6. Los rumores abundan: la empresa está relacionada con vertidos tóxicos y/o la mafia: quizás los rumores sobre la mafia en el negocio de los desperdicios mantuvo apartados a los mismos inversores que se preocupaban por la implicación de la mafia en el negocio de los hoteles y casinos. No obstante, cuando se desbordan los ingresos se desbordan las ganancias y la mafia se desvanece. Cuando Holiday Inn y Hilton se metieron en el negocio convirtieron en respetable la posesión de acciones de casinos.
  7. Hay algo deprimente acerca de la compañía: si hay algo que a la bolsa le gustaría ignorar, a parte de los desperdicios tóxicos, es la mortalidad. Aquí Lynch destacó una empresa llamada SCI dedicada a comprar las casas de pompas fúnebres locales,  generando un negocio tipo McDonald pero en la industria fúnebre, seleccionando aquéllas con más actividad y apartando aquéllas con poca clientela. También SCI fue una empresa pionera, ya que creo la póliza pre-necesidad, algo así como una venta en vida de tu propio entierro, al precio vigente actual y no a futuros precios, tal vez mucho más caros.
  8. Es una industria de  crecimiento cero: Lynch prefiere invertir en industria de bajo crecimiento como el de las empresas que fabrican los cubiertos de plástico o como el sector funerario.
  9. La compañía tiene su hueco: aquí me tomé la libertad de asimilar el término “hueco” al de “moat” de Warren Buffett, es decir, la compañía goza de cierto poder, ya sea por una franquicia, por los costos hundidos, o por su mismo prestigio o “mindshare” sobre el público.
  10. La gente tiene que seguir comprándolo: lo principal es invertir en negocios con una demanda constante.
  11. Es un consumidor de tecnología: En lugar de invertir en compañías de computadoras que luchan por sobrevivir en una interminable guerra de precios, ¿por qué no invertir en una compañía que se beneficia de la guerra de precios? En lugar de invertir en una empresa que fabrica scanners automáticos, ¿por qué no invertir en los supermercados que instalan esos scanners?
  12. Los empleados son compradores: no hay mejor indicio del posible éxito de una acción que el hecho de que la gente que trabaja en la compañía esté invirtiendo en ella su dinero. Sólo hay una razón para que sus propios trabajadores compren, pensar que la acción está infravalorada y que va a subir.
  13. La compañía está recomprando acciones: Si una compañía tiene fe en su futuro, ¿Por qué no va a invertir en sí misma, igual que hacen los accionistas? Las alternativas para no recomprar acciones son aumentar los dividendos, sacar productos nuevos, empezar nuevas operaciones y efectuar adquisiciones. Las tres últimas alternativas no siempre terminan bien.

Si pudiera resumir el mensaje de Peter Lynch, sería “invierte en acciones con negocios estables, rentables y desconocidos para la mayoría”.

Espero les haya servido estos consejos para iniciarse en el mundo de las inversiones.

Buena semana de inversiones.

Sergio.

 

Curso en Santiago: ¡Trading para principiantes!

¿Quieres aprender a operar? Aprenderemos a realizar análisis técnico y a establecer si debemos comprar o vender en el mercado.

  • Sesiones a cargo de profesionales de mercados financieros
  • Formación gratuita por reservar plaza en Rankia