La transformación y diversificación estratégica en su actividad principal que emprendió a finales de los años 90 la eléctrica NEXTERA ENERGY, gracias a  su acertada apuesta por las energías renovables como principal fuente de negocio, ha tenido como resultado con el paso del tiempo, que una compañía con una presencia local reducida a operar en el negocio minorista en el Estado norteamericano de Florida, se convierta en la empresa del sector al que pertenece con mayor capitalización bursátil (en el entorno de los 152 mil millones de dólares), pudiendo lograr con ello superar en valoración a petroleras emblemáticas, tales como CHEVRON o EXXON, cuyo modelo de negocio ha caído en desgracia entre los inversores, y consecuencia de ello, han visto  inexorablemente como el precio de sus acciones en los últimos años sufría enormes bajadas en su valor (solo en el caso de la texana EXXON más de 300 mil millones de dólares en disminución desde 2014). Todo ello a pesar de que las ventas de la petrolera en el año 2019 fueron 13,79 veces superiores a las de NEXTERA ENERGY, que facturó en total 19.200 millones de dólares frente a los 264 mil millones que obtuvo EXXON.

En la actualidad NEXTERA ENERGY es la compañía eléctrica más grande de Estados Unidos y el mayor operador mundial de energía renovable, todo ello gracias a sus dos principales participadas: FPL (FLORIDA POWER & LIGHT COMPANY) y NEER (NEXTERA ENERGY RESOURCES), a las que recientemente se ha incorporado la sociedad GULF POWER, tras la adquisición de la misma a su anterior propietario, THE SOUTHERN COMPANY, en una operación valorada en más de 4.400 millones de dólares que llevaba implícita en el precio la subrogación de un endeudamiento cifrado en otros 1.100 millones de dólares adicionales.

A continuación trataremos de analizar el negocio y las principales características de las tres compañías subsidiarias que conforman el grupo NEXTERA ENERGY.

NextEra Energy Resources, Salt River Project Unveil Integrated Solar and Battery Plant

FLORIDA POWER & LIGHT COMPANY (FPL)

Constituida en 1925, FPL es el origen del grupo actual. La compañía, que en un principio llegó a tener múltiples actividades independientes del suministro energético a hogares al sureste de Florida, tales como negocios de lavandería y fabricación de helados, actualmente se dedica a la generación, transmisión, distribución y venta de energía principalmente, si bien recientemente ha entrado en el negocio minorista de suministro de gas.

Esta división, con sus más de 27.554 MW de capacidad de generación energética, sus 75.400 millas de circuito de transmisión y distribución y sus 661 subestaciones, presta servicios a más de 5 millones de clientes minoristas. Para ello posee contratos de franquicia y aseguramiento de suministros firmados en exclusiva con 184 municipios y condados de Florida que, a cambio del cobro de tarifas reguladas para sus ciudadanos, le garantizan una rentabilidad media del 10,55% sobre sus inversiones, obteniendo de esta manera el 88% de sus ingresos. Estos alcanzaron al cierre del año 2019 la cantidad de 12.192 millones de dólares en ventas, con un margen bruto de 2.334 millones, logrados a través de la gestión de unos activos que suman en su conjunto la cifra de 58.188 millones de dólares. El periodo medio de vencimiento de estos acuerdos es de 30 años.

Más del 80% de la capacidad energética de suministro obtenida por FPL procede de combustibles fósiles, principalmente gas natural, siendo el  12,5% procedente de la explotación de cuatro plantas nucleares propiedad de la compañía, y solamente el restante 7,5% es generado en 17 instalaciones eléctricas gestionadas y explotadas de energía solar.

La reciente adquisición de GULF POWER permitirá ampliar la red de clientes de NEXTERA ENERGY en Florida a más de 400 mil clientes, principalmente al norte y este del Estado, aumentando con ello su capacidad de generación en 2.300 MW, principalmente a través de combustibles fósiles. Esta división proporcionó al grupo una facturación agregada en el año 2019 de 1.487 millones de dólares contribuyendo a sus cuentas con un EBITDA positivo de 180 millones de dólares. Los activos gestionados por esta unidad adicional de negocio ascienden a 5.855 millones de dólares.

Esta operación tiene su importancia principalmente por la excesiva regulación que padece el sector y las múltiples autorizaciones que se necesitan para conseguir finalizar con éxito una compraventa de estas características, lo que dificultad su materialización con éxito. Atrás quedan otros intentos pasados y finalmente fallidos por ganar cuota de mercado en otros Estados. Entre ellos destacan las ofertas realizadas en su día para la adquisición de HAWAIIAN ELECTRIC INDUSTRIES (Hawái), ONCOR ELECTRIC DELIVERY (Texas) ó SCANA (Carolina del Sur), que por diversas circunstancias no pudieron consumarse.

NEXTERA ENERGY RESOURCES (NEER)

Constituida en el año 1998 por la compañía matriz del grupo, bajo su paraguas se aglutinan todo el negocio e inversiones realizadas en energías limpias, principalmente eólicas y fotovoltaicas, en los últimos años, lo que le han permitido convertirse con el tiempo en el mayor generador mundial de energías renovables.

Este negocio, que goza del favor de los inversores, crece a un ritmo estimado del 20% anual y en la actualidad representa el 13% de toda la generación eléctrica en el mercado norteamericano. Los previsibles cambios en la Administración de este país, consecuencia del resultado de las elecciones en Estados Unidos, hacen presuponer un estímulo adicional para este tipo de  actividad y se rumorea  que la intención de las autoridades gubernamentales pasan por crear un escenario donde para el año 2030 un 50% del uso energético del país proceda de energías renovables.

La capacidad global de generación de esta división alcanza los 21.900 MW, y sus instalaciones se encuentran situadas a lo largo de treinta y siete estados de USA y cuatro provincias de Canadá. El negocio está enfocado principalmente a la venta en el mercado de su capacidad productiva mediante contratos a largo plazo, con vencimiento medio de su cartera de 16 años, con empresas mayoristas.  Estas circunstancias facilitan a la compañía un retorno a su inversión segura así como la capacidad de obtención de caja para poder hacer frente al pago de intereses por su endeudamiento y remunerar adecuadamente a sus accionistas.

La fuente principal de obtención de energía es la eólica, donde posee instalaciones en Canadá y 19 Estados de USA, y donde obtiene 15.955 MW anuales. Los parques solares, que se encuentran instalados en 26 Estados, generan 2.684 MW y el resto, 2.110 MW, se obtienen a través de instalaciones fósiles.

Para la materialización de estas inversiones NEER se han acogido a numerosos incentivos fiscales, tanto locales, como estatales y federales existentes para este tipo de proyectos y han gozado de una menor carga impositiva así como de la posibilidad de poder amortizar el inmovilizado de sus instalaciones en un plazo de 5 años, independientemente de que la vida útil de los mismos sean muy superior.

Esta división, que emplea a 5.000 personas, aportó al grupo unas ventas consolidadas de 5.638 millones de dólares, pero fue capaz de generar un EBITDA muy superior al negocio minorista, ya que contribuyó a las cuentas finales con un margen de 1.807 millones de dólares.

Pero no todas las inversiones realizadas por NEER han sido rentables. El recorte por sorpresa de las primas contempladas inicialmente para su inversión en España, donde tenía intención de invertir más de 600 millones de dólares en dos plantas termosolares en la región de Extremadura con una capacidad de 49,9 MW cada una,  supuso en su momento tener que provisionar en el balance consolidado del grupo la cantidad de 342 millones de dólares por la disminución prevista en la facturación futura. Estas circunstancias le llevaron a tener que  interponer un laudo arbitral que, pendiente de sentencia definitiva , obligó a nuestro país a reconocer a NEER un pago por importe de 296 millones de dólares como indemnización por perjuicios, cifra cuyo importe es el mayor de todas las sentencias en contra de la medida adoptada en su momento por el gobierno español.

En conclusión con lo expuesto anteriormente  y siendo conscientes del panorama actual de la compañía, ratificados por los datos publicados por NEXTERA ENERGY en relación a los resultados obtenidos en el tercer trimestre del año 2020 donde se muestra la evolución positiva de todas sus magnitudes,  podemos concluir que puede tratarse de una inversión interesante dado su carácter defensivo como utilities, que presenta un sesgo defensivo, predecible y con capacidad para obtener resultados garantizados, máxime en un panorama con tipos de interés bajos.

A continuación mostramos una serie de cuadros donde se pueden observar las principales cifras del grupo.

DATOS RELACIONADOS

¡Sé el primero en comentar!