Rankia Chile
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Análisis cogninvestivo
Aplicación del conocimiento que proporciona el análisis fundamental con vistas a la inversión inteligente

El banco malo y la ingeniería financiera

Estamos asistiendo al enésimo intento del gobierno por reflotar nuestro sistema financiero. Esta vez, por partida doble: primero, con un informe de Oliver Wyman que pretende convencer a la comunidad inversora de que 60.000 millones de euros serán suficientes para tapar todos los agujeros, y segundo, con la próxima creación de un banco malo.

Desde esta humilde página somos escépticos ante estas maniobras, y sospechamos que el contribuyente medio también. A continuación reproducimos una conversación ficticia entre un ciudadano de a pie y un banquero anónimo que trata de dar respuesta a sus dudas.

Dichas respuestas son pura ficción, pero pueden servir como ejercicio intelectual para pensar de manera crítica sobre este complicado asunto y despertar la curiosidad del lector.


DIÁLOGO ENTRE UN CIUDADANO Y UN BANQUERO

1. ¿Cuál es el problema de los bancos?

Que necesitan capital.

2. ¿Qué quiere decir eso?

Que deben demasiado dinero en relación a los activos con los que cuentan para hacer frente a esas deudas.

3. ¿Qué activos tienen?

Los propios de un banco: créditos a particulares, a empresas, a administraciones públicas... Y otros menos propios (por ejemplo, pisos embargados).  Y mucha deuda soberana, especialmente española, que en el fondo no es más que otra manera de dar crédito al estado.

4. ¿Deuda soberana?

Sí. Y es curioso. Hoy en día ningún inversor extranjero parece querer deuda soberana española. Pero los bancos españoles se están poniendo hasta arriba.

5. Si los extranjeros no se fían, ¿por qué los bancos españoles sí? ¿Son más listos que los demás?

Posiblemente.

6. ¿Y qué hay sobre los pisos?

Pues son pisos embargados que los bancos han adquirido por el 50% del valor de tasación.

7. ¿50% del valor de tasación? Un chollo ¿no?

Bueno, en realidad, antes de adjudicárselos, deben salir a subasta, pero nadie los ha querido a ese precio...

8. En definitiva, ¿esos activos son buenos?

Todo depende del precio al que estén reconocidos y de cómo se desarrollen las cosas.

9. ¿Qué es eso del precio al que estén reconocidos?

Cada crédito está reconocido en el balance de los bancos por un importe que tiene en cuenta la probabilidad de impago.
- Si paga más gente de la esperada, el crédito habría estado infravalorado y los bancos podrán reconocerse en el futuro un beneficio extra.  El activo sería fabuloso.
- Y si pagan menos que los que ahora estiman, tendrán que reconocer una pérdida adicional. El activo sería ruinoso.

Lo mismo con los pisos, la pérdida o beneficio futuro dependerá del importe de venta en relación al que esté recogido en el balance.

10. ¿Esas estimaciones pueden cambiar?

Sí, y de hecho, cambian continuamente.. En 2007 éramos muy optimistas. Ahora lo somos algo menos

11. ¿Y qué pasa cuando empeoran las perspectivas?

Pues que reconocemos una pérdida inmediatamente: disminuimos nuestro patrimonio neto y aumentamos una provisión. La normas contables obligan a ello. Y claro, eso muchas veces pone nuestra solvencia contra las cuerdas...

12. ¿Pero es una pérdida ficticia?

La contabilidad es una opinión. Rato dijo el otro día en su comparecencia que las pérdidas repentinas de Bankia eran sólo por ajustes contables. Según él, nos estábamos pasando de pesimistas y si no fuera por esos “ajustes contables” Bankia estaría más sana que una manzana.

13. ¿Nos pasamos de pesimistas?

El futuro es incierto. Pero salga usted a la calle y fórmese su propia opinión.  De todos modos, le daré una pista. Si los bancos se hubieran pasado de pesimistas provisionando, y los activos estuviesen ahora bien valorados (o incluso infravalorados), podrían venderlos sin demasiados problemas.

14. ¿Necesitan los bancos vender activos?

Desde luego. Vender activos al precio al que están reconocidos (y por tanto sin pérdidas adicionales) aliviaría sus problemas de solvencia, pues solo hay dos alternativas para estos problemas: inyectar capital, o reducir el tamaño del balance vendiendo activos.

15. ¿Y por qué no los venden?

Pues porque a esos precios nadie los quiere. Posiblemente no estén infravalorados, ni siquiera correctamente valorados.

16. ¿Me está diciendo que después de todas las provisiones que han hecho, obligados por todos los Decretos Ley de la era Guindos, siguen sin estar bien valorados?

Sí, eso mismo

17. Entonces Rato se equivocaba, ¿no?

Depende.

18. ¿Es usted gallego?

El futuro es incierto.

19. O sea, que sólo los venderán si les aplican más descuentos.

Sí. Parte del problema es que nadie se cree que las valoraciones sean todavía correctas (ni de pisos, ni de créditos). Y quieren más descuento para ganar en seguridad, porque nadie se fía de las perspectivas de la economía.

20. ¿Por qué no se fían?

Llevamos 5 años de crisis y esto parece ir de mal en peor. La austeridad no parece estar dando el resultado esperado... aunque siempre que hablemos de austeridad le pongamos la coletilla de “para crecer y crear empleo”.

21. ¿Y por qué no aplican ese descuento adicional y punto?

Porque entonces tendrán que reconocerse pérdidas adicionales, habría más necesidades de capital y no está el horno para bollos.

22. ¿Los accionistas no quieren poner capital?

Ya han perdido mucho dinero y muchos no quieren poner dinero bueno sobre dinero malo. Incluso aplicando muchísimo descuento (diluyendo extremadamente a los accionistas actuales) posiblemente no se cubriesen las ampliaciones de capital solicitadas.

Esto es así porque hay quien piensa que realmente no sólo hay un problema de que el ratio de capital sea menor que el exigido por la regulación. Hay quien piensa que las acciones de los bancos valen cero (que los bancos en realidad están quebrados y que el verdadero ratio de capital es negativo) . En ese caso, acudir a cualquier ampliación de capital, a cualquier precio, significaría perder dinero.

23. ¿No hay solución para ello?

Obligar a otros acreedores a reconocer pérdidas, antes de inyectar capital adicional.

24. ¿Quiénes son “otros acreedores”?

Los que vengan antes en el orden de prelación. Fundamentalmente los tenedores de deuda subordinada.

25. ¿Quién tiene esa deuda?

Los que financiaron nuestros años de bonanza. Otros bancos, sobre todo, bancos alemanes.

26. ¿Y no pueden reconocer sus pérdidas?

¡Por Dios! ¡Sólo sus beneficios!

27. ¿Liquidar los bancos quebrados no es una opción?

¡Por Dios! ¡No podemos dejar caer a los bancos!

28. En fin. ¿Qué soluciones nos quedan? ¿El estado puede inyectar capital?

Sí, aunque si reconocemos agresivamente las pérdidas, a lo mejor nos pasamos de los 60.000 millones que le dijim... que nos dijo Oliver Wyman que habría que poner.

29. ¿Y eso qué implicaría?

No está claro que el estado pudiese conseguir ese dinero.

30. Soluciones, por favor...

Bueno, hay una cosa que se llama Banco malo. Funcionó bien en Irlanda. Allí, de golpe y porrazo, reconocieron pérdidas aplicando descuentos del 40%-60% a los activos, inyectaron capital en los bancos, y transfirieron los activos con esos descuentos a un banco malo, el NAMA. El estado parece estar ganando dinero con ello.

31. ¿Y con el dinero inyectado a los bancos, también ganaron?

No tanto. Los bancos irlandeses no levantan cabeza.

32. En España puede pasar esto?

Bueno, aplicando un descuento del 35-40% a lo mejor se empieza a cruzar oferta con demanda. Lo decía hoy mismo un directivo de Banesto. También leí un artículo en el blog “Análisis Cogninvestivo” que argumentaba este descuento para los pisos.

33. ¿Y si nos pasamos de 60.000 millones?

Tranquilo, no nos pasaremos. Nada nos impide cerrar el grifo ahí. De todos modos, Guindos ha dicho bien claro hoy que el banco malo tendrá 20 años para vender esos activos, y que seguramente “lo que ahora mismo no tiene valor, dentro de unos años lo tenga”.

34. ¿Qué quiere decir que ahora mismo no tiene valor?

Que nadie estará dispuesto a pagar por ello ese precio. Ni el más primo entre los primos.

35. El precio, incluso después de aplicar 60.000 millones de euros en descuentos?

Claro. Si no no haría falta esperar 20 años para poder vender. Tiene usted cada cosa...

36. O sea, que seguirá sobrevalorado

Si no queremos pasarnos de 60.000 millones en pérdidas, pues... qué quiere que le diga.

37. Pero, ¿no dice Guindos que el banco malo será una buena inversión para el estado?

Yo solo le digo una cosa, el “value investing” dice que no es buena idea invertir en cosas pagando más de lo que valen.

38. Bueno, pero al menos los bancos levantarán cabeza y “fluirá el crédito” ¿no?

Bueno, incluso aunque los bancos quedasen totalmente saneados, también dependerá de cómo evolucione nuestra economía. No olvide que el negocio de los bancos es prestar. Para prestar alguien tiene que invertir y endeudarse...

39. ¿Y nadie quiere invertir y endeudarse?

Como bien sabrá, estamos en una crisis de balance. Familias, empresas, gobiernos... todo el mundo tiene problemas de solvencia (tienen en su activo cosas que valen menos de lo que pensaban) y están centrados en devolver su deuda, no en endeudarse más. ¿No lee usted a Richard Koo?

40. A ver si lo entiendo bien. Los bancos tienen un problema, y alguien tiene que perder mucho dinero. Este es un problema que el gobierno se ha echado a sus espaldas, luego ya está claro quien va a perder el dinero. Inyecciones por aquí, bancos malos por allá, y desaparece el problema?

Me tengo que ir, que hoy cobro el bonus. Ha sido un placer.

---

Mi twitter: @javidieguez

  1. #1

    Random9

    Como siempre,al final, acabamos pagando todos la mala gestión de algunos.
    Después de los excesos cometidos por determinados bancos en tiempo de bonanza,cuando llegan las vacas flacas y hay que rendir cuentas,el estado acude a su rescate haciendo suyos sus problemas, y de todos los españoles, quienes además de soportar el recrudecimiento de nuestras condiciones de vida, nos toca asumir las malas inversiones de otros...
    ¿Qué mensaje estamos enviando a las generaciones futuras?¿Dónde está la ética?
    Pues yo pienso que si algún banco tiene que quebrar que quiebre,y ya vendrá otro a ocupar su lugar y se preocupará de hacerlo mejor,y desde luego que los que nos han llevado a esto no salgan impunes.

  2. #2

    72734

    personalmente, no creo el mayor problema de los bancos sean los pisos.

    Más bien, apostaría por los créditos concedidos a promotores. En este caso el embargo no son pisos construidos, que con un descuento del 30%-40% te los quitas de encima.

    El problema son los solares embargados, comprados a precio de promoción inmobiliaria, y donde ahora no se va a construir nada. De ahí las eternas refinanciaciones de inmobiliarias técnicamente quebradas para no reconocer las pérdidas al provisionar sus activos.

    Sería interesante que alguien publicase el porcentaje de créditos promotores y suelo en el activo de los bancos.

  3. #3

    Comstar

    El dinero bueno es dinero que existe, el dinero malo es dinero que no existe. Si alegas tener mil millones de euros en casa, eso es dinero malo, dinero que dices que existe pero no existe. El truco de recapitalizar un banco es conseguir que alguien te de los mil millones que no tenías para alegar que nunca fue dinero inexistente. A ese dinero inexistente se le llama "activos problemáticos", "activos toxicos", entre otros nombres bonitos.

  4. #4

    bane1

    El problema es que determinar el valor de los activos cuando no existe un mercado con suficiente liquidez, es muy difícil, aunque el 35-40% sería un buen punto de partida para inmuebles construidos, la cuestión es, que si las rentas de las familias siguen deteriorándose, el ajuste debería ser mayor.

Autor del blog